×
hace 4 años
[Especial]

Recorrido guiado por los emblemas de la corrupción

No pasa por el museo Marco, ni por el Obispado, mucho menos por el Paseo Santa Lucía ni muestra la mejor cara de la Macroplaza

Imprimir
Monterrey, NL.- No pasa por el museo Marco, ni por el Obispado, mucho menos por el Paseo Santa Lucía ni muestra la mejor cara de la Macroplaza. Si Everardo Salazar fuera el conductor de un autobús turístico, seguramente ya lo hubieran despedido, pero no es así.

Su tarea es llevar a un puñado de pasajeros silenciosos, de risas nerviosas por ir en un camión que recorre las calles sumando millas y que no ha parado de rodar desde 1998.

VER VIDEO: Recorrido guiado por los emblemas de la corrupción

Salazar, antiguo chofer de camiones de pasajeros, cambió de rubro. Sigue sobre ruedas, pero ahora a cargo del tour anticorrupción, un ejercicio ciudadano patrocinado por tres asociaciones en donde los apellidos Canavati, Treviño, Clouthier y otros se suman, en una apuesta por conseguir el apoyo hacia las candidaturas independientes.

Pero en tanto eso ocurre, el Corruptour, un colorido camión sin techo que combina rostros de cerdos y ratas con políticos y el queso Oaxaca, lleva a quien quiera tomarlo a un inusual paseo por las calles y avenidas de Monterrey.

Todos a bordo

Es sábado, a las 15:00 horas parte una de las “salidas” menos exitosas porque el tráfico impide que los “turistas” lleguen a tiempo y luego alarga a más de una hora, un recorrido que tradicionalmente se hace en 45 minutos.

Los primeros en llegar, una pareja de mediana edad que abordan con sus boletos impresos en mano; según la página de internet, las reservaciones para este tour eran de la mitad de su capacidad, pero según explica Everardo, la verdad es que tienen que lidiar con hackers y troles que les llenan virtualmente el camión o impiden que se impriman los boletos, por si acaso, el hace bocina a dos manos e invita a los transeúntes a abordar.

Un audio a dos voces, contará cómo una ciudad con más de un millón de habitantes, sin contar con su área metropolitana, ha sido víctima de gobiernos y políticos corruptos cuya huella, no son sólo papeles y cuentas bancarias, sino edificios completos, emblemas de la mezcla de la vileza con el poder.

Arranca

A bordo del Corruptour, cada viernes, sábado y domingo, la organización Vía Ciudadana patrocina un recorrido gratuito por 11 lugares símbolo de la corrupción.

El recorrido comienza puntual, en el Palacio de Gobierno del Estado, a un lado de un local que asegura vender nieves argentinas, con una bocina a todo volumen apuntando al camión del Corruptour. Everardo, el conductor, se ve obligado a mover la unidad unos metros hacia adelante y parar, para lograr hacerse escuchar por los pasajeros.

El tour parte del cruce que hacen las calles 5 de Mayo y Doctor Coss, para rozar sus primeros destinos: el Congreso del Estado, el Palacio Municipal de Monterrey, Barrio Antiguo y el edificio de Infonavit, con todo y su versión regia como lo es Fomerrey, del que la mayoría sabe se asocia al nombre de diversas colonias, pero no lo relaciona a un esquema de vivienda estatal que dejó muchos sinsabores a sus usuarios a quienes les vendió casas muy caras, mini viviendas sin futuro alguno.

Luego el tour se traslada hasta la Torre Administrativa, el Parque Fundidora, el Par Vial; previo a llegar al Casino Royale, el recorrido por la avenida Constitución se torna hasta festivo con la música de fondo y el pasaje, un poco mareado por las vueltas y el tráfico de sábado en la tarde, se adormece con la vista del Río Santa Catarina.

Después, el tono se torna lúgubre; el Corruptour saca del marasmo al turista y le recuerda cómo esas aguas apacibles, cristalinas y hasta cantarinas de ahora, cobraron en una sola ola descomunal 5 mil vidas en el 88, producto precisamente de la negligencia del Gobierno al permitir asentamientos humanos en su cauce.

Luego narra cómo lo que se convirtió en un espacio público destinado a partidos de futbol llanero, terminó concesionado y robado a sus primeros pobladores, las tribus futboleras.

‘Monumento’

El remate de este tour, es la vista aún ahumada y abandonada del Casino Royale, un lugar en el que en agosto de 2011 murieron 52 personas, a consecuencia no sólo de un ataque de la delincuencia, sino de la indolencia de las autoridades al permitir, de nueva cuenta, la operación de lugares sin salidas de emergencia.

Cuando uno creería que ese es el fin, el punto más bajo de la caída en la espiral de la corrupción, el chofer hace una forzada vuelta en “u” para dejarnos ver el “memorial” dedicado a las víctimas del Royale.

Mensaje

Al finalizar el tour, Everardo alza la voz y pide el apoyo para que se aprueben las candidaturas comunes.

Al regresar al punto de partida, nada ha cambiado: el de las nieves argentinas sigue con la música a todo lo que da, pero ya no consigue apagar el sonido de la conciencia.

El tour

1. Palacio de Gobierno

El lugar donde “trabaja” Rodrigo Medina, quien triplicó la deuda del estado y gasta un promedio de 2 millones de pesos al día en promover su imagen. Además de utilizar una empresa fantasma a la que pagaban 10 millones mensuales por hacer desde uniformes, hasta reparar puentes y fungir como desarrolladora de talento humano, misma que estaba en manos de dos jóvenes de Guadalajara (prestanombres) que ni siquiera se conocían entre ellos.

2. Congreso del Estado

No requiere mayor explicación que cuando se trata de vacaciones y presupuesto para sus bolsillos, los diputados se ponen de acuerdo, así como para aprobar una reforma política en la que las candidaturas independientes requieren de 100 mil firmas, para poder contender por la gubernatura.

3. Palacio Municipal

Critican a la alcaldesa Margarita Arellanes, quien recién fue multada por promocionarse con recursos públicos y quien regala mochilas y útiles escolares con las iniciales de su nombre. Incrementó a 62.5 millones el presupuesto de comunicación social y publicidad; además posee una residencia con valor de 20 millones de pesos.

4. Barrio Antiguo

La zona tradicional de la ciudad se convirtió en sitio de diversión y esparcimiento que asociada a los restaurantes y bares de la zona, redituaron a políticos como Wilbur Villarreal Barbarín (presidente de la Comisión de Alcoholes del Municipio), ingresos no reportados de 300 mil pesos, sólo por proponer la aprobación de un permiso para la venta de alcohol al Cabildo.

5. Infonavit

Construye viviendas de 45 metros cuadrados en las afueras de la ciudad, sin áreas verdes ni espacios de recreación; lejos de escuelas, clínicas y el transporte público, en terrenos que los mismos políticos compran previamente y venden cuando las autorizaciones de construcción ya están listas haciendo uso de información privilegiada. El día de hoy existen cerca de 20 mil casas abandonadas.

6. Torre VIP

Flamante edificio de 36 pisos construido por los familiares del ex gobernador Natividad González Parás. Su costo fue de mil 300 millones, 30% más de lo presupuestado y la cuenta sigue creciendo. El objetivo era agrupar todas las oficinas de gobierno en un sólo lugar, lo cual no ha ocurrido y se sigue pagando renta de 9 millones de pesos al mes.

8. Par Vial

La oportunidad de dotar a la ciudad con vialidad inteligente se vino abajo con este mal diseñado y vergonzoso par vial. Hace cuatro años se inició la obra, que aún tiene pendientes, y cuyo gasto ya pasa los 2 mil millones. Los señalamientos son fallidos, el delineado de los carriles es confuso y hay arterias mal comunicadas.

9. Casino Royale

Los casinos han generado un grave problema de salud pública, al ser 60 mil casos de ludopatía en Nuevo León y en 2011, 52 personas murieron en el Casino Royale a causa de un incendio provocado. El hermano del entonces alcalde Fernando Larrazábal, Jonás, cobraba derecho de piso a los casineros y se justificó diciendo que les vendía queso oaxaca.

10. Río Santa Catarina

Concesión –gratuita– a 20 años a la empresa Parque Río. El contrato fue realizado por el alcalde del momento, Felipe de Jesús Cantú. Con ello se dejó a jóvenes de las colonias Independencia, Pio X y Caracol sin espacio para jugar por los altos costos (300 pesos por inscripción y 300 por árbitro por partido).

11. ISSSTELEÓN

Los ahorros de los pensionados recibieron un quebranto de 360 millones de pesos, cuando el hermano del entonces gobernador Natividad González Parás, adquirió instrumentos de deuda de empresas como Metrofinanciera. Pagó un sobrecosto de 400 millones en pólizas de seguro, que iban en contra de los estatutos del instituto y gastó 25 millones en un estacionamiento, hoy en desuso, por fallas en el diseño estructural.



ch


Imprimir
te puede interesar
similares