×
hace 1 mes
[Arte]

Regresan al librero clásicos imaginarios

Colección Minotauro Esenciales

Imprimir
Regresan al librero clásicos imaginarios
Foto: Especial
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Hay títulos que no pueden faltar en una biblioteca, obras que por su universalidad deben leerse y releerse, como decía el escritor Italo Calvino, y son aquellas denominadas “clásicos”. Nombres como Cervantes o Shakespeare, Dante y Dostoyevski llegan a la mente cuando se dice esa palabra, pero hay otros más modernos que se convirtieron en libros infaltables para cualquier lector.

Autores que toman ideas universales y las traspasan a los terrenos de la imaginación más delirante y desatada, y que por eso han pasado a ser esenciales. Razón por la que la editorial Minotauro ha reeditdo nuevamente sus obras.


¿Qué es ser humano?



Phillip K. Dick fue un escritor misterioso en el que lo espiritual y lo tecnológico recorrían un mismo sendero: el de la identidad humana. Ejemplos hay muchos, pero el más conocido es ¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?, gracias a su adaptación al cine en Blade Runner.

La novela narra un futuro en el que la vida se ha extinguido casi completamente debido a una guerra mundial y por eso hasta los animales son clonados. En medio de eso está la odisea de Rick Deckard, un cazarrecompensas cuya labor es retirar viejos androides rebeldes, trabajo que conoce bien hasta que llegan los modelos Nexus-6.

Si bien la película como el libro difieren, no puede negarse que ambas son obras que llevan a su espectador a una reflexión profunda sobre lo que significa ser humano, tener emociones y vivir experiencias que de pronto pueden desaparecer. Y más cuando se cae en cuenta que el año en que el libro sucede se encuentra cerca: 2021.


Terror entre paredes



¿Quién no se ha expuesto al terror cuando avanza en la penumbra por una casa vacía en la que, se dice, hay fantasmas? Esa premisa es la que Richard Matheson, explora en La Casa Infernal.

En este libro el personaje principal es La Casa Belasco, residencia en la que cinco personas entraron a una expedición para desentrañar sus misterios y de la que solo regresó uno. Tres décadas después un millonario comienza un experimento para probar que hay vida después de la muerte con diversos personajes... entre ellos el sobreviviente de la primera expedición.

Aunque más conocido por su novela corta Soy Leyenda, Matheson consiguió en La Casa Infernal, uno de los mejores relatos de mansiones malditas de la historia. Tanto que el mismo Stephen King ha dicho que: “entre las historias de casas embrujadas que se dibujan como colinas, La Casa Infernal se eleva entre ellas como una montaña”.


Poeta de ciencia ficción



En enero de 1950 el ser humano lanzó un cohete que llegaría un mes después a los páramos rojizos de Marte. Evento que sería el más importante en la historia de la humanidad, ya que gracias a eso pudo colonizar el planeta vecino. Eso es lo que en 1950 el escritor Ray Bradbury –quien este año cumple su centenario–, relata en Crónicas Marcianas, uno de sus libros más entrañables.

Compuesto por 28 cuentos, el estadunidense, narra la invasión de la humanidad hacia el mundo carmín, así como los problemas del choque de civilizaciones, de dominación y dolor, de hastío y cansancio. En sus más de 300 páginas Bradbury, conocido como “el poeta de la ciencia ficción”, consigue, a través de su melancólica prosa que el humano sienta lástima por los marcianos y por sí mismo.

Esta nueva edición lanzada por Minotauro contiene, además del ya legendario prólogo que Jorge Luis Borges hizo al libro, dos más: el primero es A los 12 Años un Mago Visitó mi Ciudad, de John Scalzi y En Algún Lugar de Marte, en Algún Lugar de Egipto, escrito por Bradbury.


Ardan, libros, ardan



En el mundo de la ciencia ficción distópica hay una trilogía que cimentó y exploró, como ninguna otra, la destrucción entrópica hacia la que se dirige la humanidad debido al poder y el control. Está compuesta por 1984 de George Orwell; Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley y, finalmente, Fahrenheit 451, del mismo Ray Bradbury.

Esta novela cuenta la vida de Guy Montag, un bombero cuyo trabajo no es apagar incendios, sino provocarlos, ya que se dedica a incinerar libros: objetos de descontento y tristeza en una sociedad dominada por los medios de comunicación, en la que las pantallas gigantes dentro de los hogares servirá para atemorizar al lector, por los aciertos proféticos del autor.

Fahrenheit 451 es una crítica sobre cómo ciertas élites, ya sea el gobierno o los medios informativos, pueden censurar el conocimiento. Además es una metáfora sobre cómo la televisión, la radio y, ahora el internet, se han impuesto a la literatura.


Historias en la piel




El último libro que se publicará por los 100 años de Bradbury en esta colección –Minotauro también tiene una colección de autor dedicada él–, es El Hombre Ilustrado, colección de 18 cuentos en los que la naturaleza humana, la sique profunda del hombre y la relación con la tecnología son los aspectos centrales que analiza el escritor.

Este obra –que se planea llegue en marzo a las librerías–, podría considerarse heredera de Los Cuentos de Canterbury, de Chaucer, ya que todos se enmarcan en una historia principal, la de un hombre cuyo cuerpo se encuentra lleno de tatuajes hechos por una mujer del futuro. Los dibujos de tinta son animados y cuentan, cada uno, una historia.

Algunos de esos cuentos son Calidoscopio, el relato en el que dos astronautas que se quedan varados en el espacio hacen un repaso hacia sus recuerdos y fallos vividos. En La Autopista, Bradbury relata un escenario paciíico en el que ha sucedido una catástrofe nuclear ante la que, sin embargo, la ignorancia es un escudo. Por otra parte El Mezclador de Cemento narra un intento de invasión por parte de los marcianos a la Tierra, entre otros.



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}