×
hace 1 mes
[Tecnología]

Reino Unido crea agencia para vigilar a los gigantes de la tecnología

Los legisladores quieren ampliar la competencia en el sector para que los ciudadanos tengan más opciones

Imprimir
Reino Unido crea agencia para vigilar a los gigantes de la tecnología
Foto: Zócalo | Pixabay
Escuchar Nota


México.- Tanto en Estados Unidos como en Europa las grandes empresas de tecnología han estado en la mira de los reguladores acusadas de aprovechar su posición dominante para evitar la competencia. En diversas ocasiones los representantes de las compañías han tenido que comparecer ante las autoridades pero, no han logrado convencerlas. Tan es así que el Reino Unido está avanzando en un plan para regular a las firmas tecnológicas.

De acuerdo con medios europeos, el Departamento de Digital, Cultura, Medios y Deporte (DCMS), establecerá una nueva Unidad de Mercado Digital (DMU) a través de la cual supervisará un régimen "a favor de la competencia" para las plataformas de internet, incluidas las financiadas por publicidad en línea, como Facebook y Google.

Se tiene planeado que la nueva unidad comience a trabajar en abril. Sin embargo, será necesario generar leyes para empoderar al nuevo regulador entre ellos un Código de Conducta destinado a brindar a los usuarios de la plataforma más opciones, y a las pequeñas empresas más poder sobre los intermediarios que los alojan y monetizan.

El alcance de esta nueva dinámica para las empresas de tecnología podría incluso obligarlas a permitir a los usuarios optar por no recibir publicidad basada en su comportamiento. Asimismo buscarán respaldar la sostenibilidad de la industria de las noticias a través de nuevas reglas que impulsen al periodismo de interés público y de calidad y den menos reflectores al contenido generado por usuarios financiados y a la desinformación en línea.

“El nuevo código establecerá expectativas claras para las plataformas que tienen un poder de mercado considerable, conocido como estado de mercado estratégico, sobre lo que representa un comportamiento aceptable al interactuar con competidores y usuarios”, escribió el DCMS en un comunicado de prensa.

A su vez, según TechCrunch, el secretario digital Oliver Dowden señaló: “Estoy descaradamente a favor de la tecnología y los servicios de las plataformas digitales que están transformando positivamente la economía, aportando enormes beneficios a las empresas, los consumidores y la sociedad. Pero existe un creciente consenso en el Reino Unido y en el extranjero de que la concentración de poder entre un pequeño número de empresas de tecnología está frenando el crecimiento del sector, reduciendo la innovación y teniendo impactos negativos en las personas y empresas que dependen de ellas. Es hora de abordar eso y desatar una nueva era de crecimiento tecnológico”.

¿Hasta dónde llegará la DMU?

La intención del gobierno del Reino Unido es que la DMU tenga el poder para "suspender, bloquear y revertir las decisiones de los gigantes tecnológicos, ordenarles que tomen ciertas acciones para lograr el cumplimiento del código e imponer sanciones financieras por incumplimiento".

Un Grupo de Trabajo de Mercados Digitales, que el gobierno estableció a principios de este año para asesorar sobre el diseño de las medidas de competencia, será el encargado de elaborar la metodología que se utilizará para determinar qué empresas deben ser designadas con estatus de mercado estratégico y tendrán que ceñirse a las nuevas reglas.

Ahora se especula que Facebook y Google serán de las primeras en estar sujetas a la Unidad de Mercado Digital pues, un estudio del sector de la publicidad digital, realizado por la Autoridad de Mercados y Competencia del Reino Unido (CMA) alertó sobre preocupaciones sustanciales sobre el poder de ese duopolio.

Pero no serán las únicas en la mira considerando que la intención de la regulación es favorecer una mayor competencia que permite al consumidor elegir basado en términos como la calidad, la innovación y el precio.

Será hasta el próximo año cuando podremos saber exactamente qué empresas estarán bajo vigilancia y cuáles serán las reglas a seguir. No obstante, la creación de la DMU es un indicador de que hay un amplio consenso entre los legisladores europeos de que el poder de la plataforma debe reducirse, y que las reglas de competencia necesitan de recursos adecuados.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}