×
hace 1 mes
[Nacional]

Rememoran militares trabajo por sismo del 19S

Militares narran el miedo, nerviosismo, cansancio, satisfacción, cantos, desesperación y llanto observados y vividos hace 3 años

Imprimir
Rememoran militares trabajo por sismo del 19S
Foto: Zócalo | Agencia Reforma
Escuchar Nota


Ciudad de México.- El miedo, nerviosismo, cansancio, satisfacción, cantos, desesperación y llanto observados y vividos en los sismos de hace tres años revivieron en las anécdotas de militares que laboraron entre escombros en el Estado de Oaxaca y la Ciudad de México.

Cuando son familias mexicanas

Desde el cielo observó la destrucción en la tierra. Las casas estaban destruidas, los caminos cortados, y en vehículos no podía llegar la ayuda a damnificados de algunas comunidades de Oaxaca en 2017.

Cuando era niño, Luis Antonio Xinastle Galindo dibujaba aviones en su cuaderno, pero nunca imaginó que eso que coloreaba le llevaría más tarde a ayudar y a salvar vidas.

"Desde que era niño me gustó la aviación, lo que fue dibujar helicópteros, dibujar aviones, armar helicopteritos. El tiempo fue pasando y llegué a la universidad, tomé la decisión de que quería pertenecer a la Fuerza Aérea Mexicana", relató el comandante de nave del helicóptero MI-17.


En sus 21 años de servicio ha trabajado en apoyo a naciones como Guatemala, pero el sentimiento fue más intenso hace tres años porque los afectados eran sus compatriotas.

"Yo creo que para eso nadie está preparado, ver a familias que no son de nuestra familia, pero son familias mexicanas, son padres, son madres, son abuelos, son hijos que en su momento perdieron todo y el llegar por parte de fuerza aérea la ayuda, el apoyo, víveres, medicamentos ver a gente que nos recibe con una gran sonrisa", recordó.


"Son experiencias y satisfacciones de ayudar a la gente, el ir y trabajar apoyar a la gente que no conocemos, pero que sabemos que es del pueblo de México nos deja un sabor muy agradable a la boca. Ir a trabajar, apoyarlos a rescatar y a salvar vidas como dice nuestro lema del escuadrón 303 y retornar a casa con nuestros compañeros".

El Himno Nacional

En los recuerdos del soldado policía militar Iván Pichardo Franco todavía figura el olor a polvo y los puños en alto que se levantaron tras su entrada a un edificio colapsado en la Ciudad de México.

No recuerda con exactitud el lugar donde apoyó, sólo que estaba cerca del Colegio Rébsamen. Resaltó que en el Ejército no hay sitios fijos porque deben estar donde los requieran.



En septiembre de 2017 trabajó con su compañero Oreste. Alrededor de las 12:00, un canino hizo un marcaje, tras casi 11 horas se congratuló por su labor, pues sus compañeros pudieron sacar a un señor con vida del concreto.

"Con ese perro tuve la dicha de encontrar a una posible víctima y fue hallada más tarde como alrededor de las 11 de la noche viva", relató.


"El perro hizo un tipo de marcaje que yo alcancé a notar, posteriormente se mandó a un segundo perro, se llamaba Mítico, y volvió a hacer el mismo marcaje en el mismo lugar, entonces era casi seguro que hubiera una persona".

"Me siento orgulloso del día que encontraron esa personas. Se cantó el Himno Nacional y mucha gente lloraba de alegría de encontrar esta persona mayor de edad, que al parecer tenía no sé si 70, 80 años. Fue un gusto de verdad me sentía orgulloso porque es el resultado del adiestramiento que tenemos y día con día", expuso.


'Parecía una eternidad'

El 19 de septiembre el cabo policía militar Óscar Emilio Ávila Gaspar no durmió. Trabajó por 24 horas porque estuvo en uno de los lugares más complicados: el Colegio Rébsamen.

Saber que había niños fue un factor que llevó a que sus sentimientos y anhelo se acentuaran.

El militar que ayudó tras el avionazo del exsecretario de Gobernación Camilo Mouriño, en la explosión de la Torre de Pemex, en un deslave en Guatemala y en un terremoto en Ecuador aseguró que ésta fue una misión compleja.

#Nacional: La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México solicitó 57 años de pena privativa de libertad contra Mónica García

Publicado por Periódico Zócalo en Jueves, 17 de septiembre de 2020


"Ahí estuvimos trabajando mucho tiempo, estuvimos aproximadamente unos 2 días, parecía una eternidad tratando de localizar personas vivas. Era la misión para la cual desafortunadamente el tiempo nos consumió, tuvimos resultados positivos de un pequeñín que se encontraba ahora sí que entre las losas y la trabajadora de limpieza que se encontró hasta el último", dijo.


"Bastantes sentimientos encontrados en el momento, pues ahí pusimos todo nuestro empeño, todo nuestro trabajo, los resultados dieron positivo nuestro adestramiento que es constante ahí lo pusimos", agregó quien trabajó con Kiara una perrita que ayudó en este punto de la capital del país.



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}