×
hace cerca de 2 meses
[Internacional]

Renovarán centros donde niños migrantes fueron encerrados en ‘jaulas’

El almacén reabriría en 2022 con mejores condiciones

Imprimir
Renovarán centros donde niños migrantes fueron encerrados en ‘jaulas’
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


Estados Unidos.- Cuando las familias migrantes y los niños no acompañados cruzaban la frontera desde México por cientos de miles en 2018 y 2019, a menudo estaban atrapados en corrales de eslabones de cadena en una instalación masiva de Aduanas y Protección Fronteriza en el sur de Texas. Las condiciones fétidas y de hacinamiento llegaron a simbolizar el enfoque de línea dura de la administración Trump hacia el control fronterizo.

“Los niños estaban congelados, en jaulas empaquetadas y durmiendo sobre concreto”, dijo Hope Frye, una abogada que supervisó un equipo de inspectores visitantes en el Centro de Procesamiento Central en McAllen, Texas, más comúnmente conocido como el almacén de “Ursula”. Los rostros de los niños sucios, enfermos y a menudo llorosos que conoció allí, encerrados detrás de vallas, están grabados en su memoria.

“Fue escalofriante. Los niños pequeños estaban gravemente enfermos, separados de sus familias”, recordó Frye, quien tuvo que ser hospitalizada por un caso grave de gripe que contrajo durante la visita.

El miércoles, funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos dijeron que habían cerrado las instalaciones que contenían los tan debatidos recintos para su renovación. La agencia dijo que el almacén reabriría en 2022 con mejores condiciones.

Thomas Gresback, portavoz del sector del Valle del Río Bravo de la agencia en el sur de Texas, dijo en un comunicado que la instalación tendría "instalaciones actualizadas que mejorarán en gran medida la eficiencia operativa del centro, así como el bienestar de las personas procesadas".

El plan de renovación incluye particiones en las habitaciones que “permitirán viviendas modestas” y “áreas de procesamiento modernas”, dijo, junto con un área recreativa para niños.



En su apogeo, se cree que la instalación alojó a unos 2 mil migrantes, muchos de ellos madres jóvenes con niños y jóvenes que cruzaron la frontera sin sus padres. El centro renovado está siendo diseñado para albergar a unas mil 100 personas.

La renovación, que fue informada anteriormente por The Washington Post, se está pagando con fondos asignados por el Congreso.

El almacén de Ursula se convirtió en 2014, durante el gobierno de Obama, en un centro de detención para migrantes en respuesta a un aumento de migrantes centroamericanos
que llegaron a la frontera para buscar asilo en Estados Unidos.

Debido a que los inmigrantes recién llegados fueron liberados con relativa rapidez, las instalaciones nunca se llenaron tanto durante la presidencia de Obama como en los años siguientes, dijeron los defensores de los inmigrantes.

Después de que el presidente Trump asumió el cargo, otro aumento en las detenciones llamó la atención sobre las pésimas condiciones que estaban experimentando muchos migrantes y las jaulas llegaron a representar los aspectos más duros de la represión de su administración en la frontera. Los migrantes llamaron a los recintos de eslabones de cadena "perreras" o casetas para perros.


Con información de El Diario MX



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}