×
hace 1 mes
[Saltillo]

‘Rescátame o me mato’, batalla de 8 años por sus hijos

‘Todos los días nos pegan’, dice Bernardo, de 12 años

Imprimir
‘Rescátame o me mato’, batalla de 8 años por sus hijos
Foto: Zócalo | Staff
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Desde 2012, las autoridades de asistencia familiares le quitaron a Claret Guadalupe Gaona la guardia y custodia de sus cuatro hijos: Osvaldo, César, Bernardo y Teresa, porque no tenía la capacidad económica para mantenerlos.

Desde entonces, la joven madre narra que el padre y la familia de este no le permiten convivir con sus hijos, a pesar de que las autoridades definieron una incidencia de convivencias.

“Tengo 8 años sin convivir con ellos, ni siquiera los puedo sacar a ningún lado, los tienen ahí encarcelados porque han hecho las leyes a su antojo y nadie les dice nada”, asegura Claret, quien en varias ocasiones se quedó esperando en las oficinas públicas la asistencia de sus hijos para reunirse con ellos.

Lo que más le preocupa son las irregularidades emocionales y físicas que los niños y ahora adolescentes han presentado durante los últimos tiempos, debido a los golpes y maltratos que Claret señala que sufren en la casa paterna.



“Teresa –que actualmente tiene 12 años– traía el brazo quebrado y ella manifestó que su tía la había aventado contra el sillón y le rompió el codo”, comentó la madre, después de que un día la visitó en el portón de su casa.

“Me dice mi hija que su papá les tapa la cara con una cobija y ellos sienten que se asfixian. El papá les tapaba la cara y les decía que era el juego de la cobija y la niña me lo decía llorando”, señala Claret.



Pide madre le devuelvan la custodia de sus hijos

El pasado 25 de enero, la madre visitó la casa donde viven sus hijos para intentar verlos, y uno de ellos, Bernardo, le pidió que lo sacara porque sino él mismo se escaparía o se quitaría la vida.

“Sale Bernardo de 12 años y me dice ‘por favor mamá, ayúdame y sácame de aquí, todos los días me pegan y a mis hermanos también, si tú no me ayudas y no haces algo me voy a matar o me voy a ir de la casa’”, narró Claret.

“Fui a la Pronnif y nada más me dijeron que fuera a Alerta Amber, y solo me trajeron de un edificio a otro, entonces decidí ir al Centro de Empoderamiento para las Mujeres, donde ya había una denuncia desde hace mucho.



“A mí me han agredido también, esta vez que grabé, me dieron un golpe y por fortuna me guardé el celular y no me lo quitaron, siento impotencia porque mi hijo se quiere quitar la vida y nadie hace nada, no ha pasado nada”, dijo la madre de cuatro hijos a quien le quitaron su custodia por carencias económicas.

“La UNIF les preguntaba por el carnet y la dirección del sicólogo donde lo están atendiendo, porque el niño desde el sábado 25 de enero se quiere suicidar, y la tía no supo decir nada y el papá menos”.

Dentro de una semana el expediente por violencia intrafamiliar que existe en el Centro de Empoderamiento será reabierto por las autoridades, con la nueva exigencia de Claret, para que le devuelvan la guardia de sus hijos.



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}