×
hace 3 semanas
[Saltillo]

San Juan Nepomuceno, un templo inconcluso

En el majestuoso templo enclavado en la Zona Centro se ha cuidado la construcción original

Imprimir
San Juan Nepomuceno, un templo inconcluso
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Aún con su majestuosidad, belleza artística externa e interna y la calidad de obras de arte que resguarda, el templo de San Juan Nepomuceno nunca fue concluido totalmente, debido a la Revolución y luego la Guerra Cristera.

De acuerdo con el sacerdote Enrique Ureña, para 1777 ya existía en ese lugar que hoy son las calles Hidalgo y Escobedo, una capilla de adobe. Pero en 1878, al fundarse el colegio de San Juan, un año después, se puso la primera piedra de un nuevo templo, que suspendieron en 1890.

La arquitectura del templo de San Juan Nepomuceno es estilo neoclásico, al cual se le iba a añadir un atrio y también campanario, pero jamás se concretaron esos agregados, por las dos épocas convulsas que pasó.



Durante 1912 el padre Gonzalo Carrazco pintó los muros con reproducciones del Viacrucis, pinturas que son una de las principales joyas del templo, junto con obras de sus ayudantes, Manuel Tapia y Antonio Frías. Además de la belleza de sus vitrales, del altar, el coro y la cúpula.

Primero, los sacerdotes jesuitas que lo atendían fueron expulsados de México durante la Revolución, el 24 de mayo de 1914 y el colegio clausurado. Pero la construcción del templo continuó en 1915 y el 30 de abril de ese año se abrieron las puertas al culto. Pero en 1923 se volvió a cerrar, debido a la Guerra Cristera.

Fue hasta más de medio siglo después sque u párroco Miguel Garza hizo posible adecuarle un atrio lateral y un pequeño campanario, que nada tienen que ver con el edificio original.





Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}