×
hace 1 mes
[Espectáculos]

Se alejan del vicio; estos famosos se despidieron del alcohol

Échale un ojo a estos famosos que se sobrepusieron a la bebida

Imprimir
Se alejan del vicio; estos famosos se despidieron del alcohol
Fotos: Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Al igual que reza el superhit de Sia, Chandelier, comenzaron tomando una copa, después dos, tres... hasta perder el control.

Beber es tan común que hay quienes, como Reyli Barba, empezó desde que era un niño de 11 años.

En apariencia todo es fiesta y diversión, hasta que se convierte en un problema y un día el exceso los hace tocar fondo.


Baja de peso



El alcohol, para Julión Álvarez, significó un daño a su hígado, pues contribuyó a su sobrepeso.

Tras ser diagnosticado con hígado graso, optó por dejar la bebida de tajo que le dio como resultado: bajar más de 10 kilos y mejorar incluso su voz.

“No digo que toda la vida voy a dejar de tomar, pero estoy dejando de tomar, fue por cuestiones de salud. Ya estaba muy amarrado (gordo)”, dijo el cantante de norteño banda.

“En cuestiones de reflujo me he alivianado un poquito y me ha dicho mi equipo de trabajo que se escucha mejor (su voz)”.


Empieza my chico



Dice Reyli Barba que en los pueblos pequeños es común ver a niños beber y él no fue la excepción en su natal Pichucalco, Chiapas. El intérprete, quien dejó de tomar el 5 de julio del 2015, confesó que nadie lo metió en el vicio y que él, en cambio, sí indujo a otros.

“El alcohol es el peor enemigo de la humanidad, es la peor de las drogas y encima es enaltecida y se vende en todos lados. Yo empecé a beber muy chiquito, a los 11 años”, expresó.


Cristianismo lo rehabilita



Luis Antonio López, conocido como “El Mimoso”, tiene presente cuando en uno de sus conciertos bebió ¡dos botellas de tequila! La única rehabilitación que le permitió al exvocalista de la Banda El Recodo dejar de beber hace cuatro años, fue su conversión al cristianismo.

“Acercarme a Dios fue una gran necesidad, conocí al Dios verdadero, no al de la teoría, sino al Dios que vive”, recordó el cantante.


Golpe la asusta



Para Yolanda Andrade fue muy fácil empezar a tomar, pero muy difícil dejar el vicio.

“Para dejar una adicción, en especial la del alcohol, que es fácil adquirirla y tomarlo a cualquier edad, es muy difícil”, señaló Andrade a quien una borrachera la marcó.

“Una caída que me di en el baño y me quedé ahí tirada, me asusté. Luego peor porque cuando me pude levantar, me quise lavar la cara y me pegué con el grifo”.





Imprimir
te puede interesar
similares