×
hace 1 mes
[Basquetbol]

Se cumplen tres años sin Gero Reyes

Hoy es el tercer aniversario luctuoso del basquetbolista nigropetense más laureado...

Imprimir
Se cumplen tres años sin Gero Reyes
Escuchar Nota


Piedras Negras, Coah.- Hoy se cumplen tres años del incidente donde perdiera la vida Jesús Gerardo Reyes Morales, uno de los más grandes deportistas que ha tenido Piedras Negras, un ejemplo para muchas generaciones, y quien con su desempeño en el basquetbol abrió muchos caminos y puertas para nuevas camadas de atletas de nuestra ciudad.

“Gero” Reyes nació el 1 de noviembre de 1961 en Piedras Negras, hijo de Aureliano Reyes de La Riva y de Carmen Morales Gómez, y es el menor de los seis hermanos varones Reyes Morales, los cuales conformaron una dinastía dentro del baloncesto, siendo su familia una cuna de grandes deportistas, como lo fueron también Héctor Manuel (QEPD), Arturo, Roberto, José Fernando y Aureliano.

Jesús Gerardo Reyes se casó con la licenciada Cassandra Lorena Schuldes de Reyes, con quien procreó cuatro hijos, cuyos nombres son Cassandra, Jesús Gerardo, Luis Antonio y Franz Alberto Reyes Schuldes, a los cuales les inculcó desde muy pequeños el amor por el basquetbol, ya que es un deporte que corría por la sangre de “Gero”.

“Gero” fue siguiendo los pasos de sus hermanos y empezó a hacer su carrera deportiva en las canchas de la inolvidable escuela primaria Francisco P. Estrada, hasta que a los 12 años de edad representó a Coahuila, y bajo el mando del profesor Antonio Martínez Escobedo obtuvo el primer lugar de baloncesto en los Juegos Nacionales Mini olímpicos efectuados en 1973 en la Ciudad de México.

A sus 16 años de edad fue titular del equipo mayor Eagles de la High School de Eagle Pass, Texas, y en las temporadas de 1978, 1979 y 1980 fue declarado el “Jugador Más Valioso”, hasta que le ofrecieron una beca para continuar sus estudios en el colegio de la ciudad de Ranger, en Texas, donde fue seleccionado al primer equipo de la institución en la posición de “point guard” o movedor.


SU PASO POR MONTERREY

En 1981 el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Campus Monterrey le ofreció una beca académica, inscribiéndose en la Licenciatura en Administración, y ese mismo año, ya portando el uniforme de los Borregos, impulsa al ITESM a conquistar el primer lugar del Campeonato Nacional Estudiantil de Basquetbol.

De 1982 a 1986 fue jugador titular de la selección de Nuevo León, con la que participó en cinco torneos nacionales de Primera Fuerza ininterrumpidos, y fue nombrado “Novato del Año” en Ensenada, Baja California, en el evento nacional de 1982; y en 1983 integró la selección mexicana que brilló en la Universiada Mundial que se celebró en Edmonton, Canadá.

En 1984 fue condecorado por el Gobierno del Estado de Nuevo Leon para portar la antorcha olímpica en la ceremonia inaugural de la Universiada Nacional, llevada a cabo en ese año en la ciudad de Monterrey, y en 1985 fue consagrado el “Jugador Más Valioso” del Campeonato Nacional de Primera Fuerza, lo que le valió ser declarado el “Deportista del Año” en la vecina entidad neoleonesa.


CARRERA PROFESIONAL

En 1986 “Gero” Reyes fue contratado por el equipo profesional Frailes de Guasave, Sinaloa, para debutar en el Circuito Costa del Pacífico, cuyos directivos lo designaron “Novato del Año”, y ese mismo año fue reclutado por el Club Limoneros de Colima, para así continuar su carrera en el basquetbol de paga en el Circuito Mexicano de Baloncesto hasta 1988.

En 1987 fue llamado por Jorge Toussaint a la selección nacional mayor que representó a México en los Juegos Centroamericanos y del Caribe efectuados en República Dominicana, en donde sus habilidades y la experiencia acumulada le permitieron a Gerardo llevar al escuadrón mexicano a obtener el tercer sitio en dicha competencia, en donde reafirmó su enorme calidad sobre la duela.

“Gero” Reyes recordaba con especial aprecio su participación en tres torneos nacionales del Grupo SIDERMEX realizados en La Perla, Chihuahua; en Lázaro Cárdenas, Michoacán, y en Piedras Negras, Coahuila, en los que afirmaba con orgullo y satisfacción que tuvo la suerte de ser dirigido por su hermano mayor, Arturo Reyes.


SALÓN DE LA FAMA

En el 2004 el Tec de Monterrey lo ingresó al “Salón de la Fama del Deporte” para ser parte del “Grupo de los Inmortales” de dicha institución educativa, por su trayectoria deportiva y campeonatos logrados en los cuatro años que jugó con los Borregos, por lo que se instaló un cuadro con su foto y sus logros deportivos personales, convirtiéndose en el primer coahuilense en obtener tal distinción.

En el 2006 la Escuela Instruccional de Basquetbol “Rodrigo Andalón del Castillo” bautizó a su campamento de verano “Jesus Gerardo Reyes Morales”, al cual asistieron a entrenar y a jugar más de 300 niños y jóvenes, donde el entonces alcalde Jesús Mario Flores Garza destacó la trayectoria deportiva de Gerardo Reyes, nombrándolo un ejemplo a seguir para la infancia nigropetense.

Gerardo Reyes falleció el 9 de agosto de 2017 en Ciudad Juárez, Chihuahua, a un día de participar en el Torneo Nacional de Basquetbol de Veteranos en San Juan del Río, Querétaro, con la selección de Coahuila, y ese mismo año, en el mes de septiembre, el Tecnológico de Monterrey realizó una ceremonia en la cancha de basquetbol donde “Gero” participó en infinidad de partidos.

En dicho evento los directivos del ITESM recordaron que Gerardo Reyes “pintó con letras de oro” su nombre en esa cancha, y destacaron que el nigropetense siempre dio lo mejor de sí para lograr los campeonatos, por lo que afirmaron que el Tec de Monterrey está en deuda con su miembro del “Salón de la Fama del Deporte”, y ahí mismo le entregaron placa de reconocimiento a su esposa e hijos.

En 2018 la entonces alcaldesa de Piedras Negras, Sonia Villarreal, le otorgó un reconocimiento especial a su familia por haber llevado el nombre de esta frontera muy en alto en el deporte del baloncesto en muchas canchas de México, Estados Unidos, Canadá, Panamá, Puerto Rico y República Dominicana, y hoy 9 de Agosto de 2020 se cumplen dolorosamente tres años de su ausencia.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}