×
hace 1 mes
[Saltillo]

Se protegen saltillenses con cloro y naranjas ante virus

Los saltillenses mostraron temor y rechazo a quienes portan cubrebocas.

Imprimir
Se protegen saltillenses con cloro y naranjas ante virus
Foto: Zócalo | Staff
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Aunque las autoridades de Salud recomiendan el uso de cubrebocas para evitar la propagación de enfermedades respiratorias, el uso de este utensilio causa miedo, desconfianza, incertidumbre, desagrado y aversión entre los saltillenses, quienes prefieren protegerse limpiando con cloro y consumiendo naranjas.

En un recorrido por diversos establecimientos y lugares concurridos por personas que usan cubrebocas, las madres optaron por alejar a sus niños; los adultos mayores miraban con miedo y jóvenes desviaron su camino; empleadas de tiendas no se acercaron para mostrar sus ofertas como habitualmente lo hacen y restauranteros ignoraron a quien se acercara a ver sus menús.

Durante un sondeo, los saltillenses reconocieron ignorar las formas de contagio o posibilidades de contraer algún virus y por ende las formas de combatirlos, reduciendo sus prácticas de higiene al lavado de manos, mantener limpia su casa con cloro y comer naranjas, mientras que pocos de ellos recurrieron a las vacunas que indican como medida de protección.



“Con la vacuna que nos dicen cada año; limpiar bien con cloro trastes y el piso; taparse la boca para toser, y comer muchas naranjas para no enfermarse”, comentó Francisca Farías, entre los pocos saltillenses que confirmaron recurrir a su médico para protegerse adicional a las indicaciones sanitarias.


Mientras que la mayoría desconoce la forma en que puede protegerse de cualquier virus y conserva la idea de que solamente con no salir durante los días de bajas temperaturas, comer naranjas o tomar jarabes con los primeros síntomas de resfriado, estarían lejos de contraer enfermedades como influenza.

“La verdad no sé, yo nunca me enfermo, no me pongo esas vacunas porque me da peor la gripa, nada más con que me tome los tés y pues con taparse la boca cuando toses no te enfermas”, aseguró Juan Marcos Ávila, convencido de que comer naranjas durante la infancia lo ha protegido de cualquier virus.


De este modo, algunas de las prácticas como el lavado constante de manos, uso de gel antibacterial, cubrebocas, no asistir a lugares concurridos, vacunarse contra la influenza y estornudar en el antebrazo, entre otras acciones que las autoridades indican como medidas de protección, son olvidadas por los saltilleneses, confiando una vez más en remedios caseros y la idea de “a mí no me va a pasar”.





Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}