×
hace 2 semanas
[Nacional]

Segunda etapa de recuperación en México será más retadora: Banxico

Acciones para impulsar economía dependen de condiciones de cada país

Imprimir
Segunda etapa de recuperación en México será más retadora: Banxico
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Después de una primera etapa de recuperación que tuvo la economía mexicana, caracterizada por el efecto rebote en junio y julio, tras la profunda contracción de abril y mayo por el impacto que tuvieron las medidas de contingencia sanitaria para combatir la pandemia del covid-19, la segunda etapa de recuperación será más retadora, aseguró el Banco de México (Banxico).

En entrevista para Norte Económico, espacio de análisis de Grupo Financiero Banorte, el gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, explicó que en la primera etapa de recuperación, el sólo hecho de que las actividades financieras pasen de una situación de suspensión de actividades a una de reinicio de actividades, automáticamente tiene un efecto directo y súbito sobre los niveles de producción, pero eso es lo que domina en los meses inmediatos posteriores a la afectación.

“La segunda etapa de la recuperación es la que yo creo que puede ser más retadora. Tiene que identificar cuál es el balance entre las afectaciones un poco más permanentes asociadas a la pandemia, y podemos identificar con algunos sectores como el turismo y algunos servicios en particular, las afectaciones pueden ser un reto mucho mayor y de mayor persistencia, y cómo éstas también van a interactuar con los diferentes elementos de soporte por el lado del gasto, ya sea hacia consumo y las empresas”, consideró.


Dicho esto, abundó el gobernador del Banxico, la primera etapa ha sido de rebote y de inflexión, asociada al regreso a la actividad productiva, pero la gran pregunta hacia adelante, la gran incertidumbre, es cuál será el vigor y el dinamismo que tenga la demanda agregada.

Detalló que han identificado, con los datos más recientes, que la demanda externa, principalmente la que proviene de Estados Unidos, ha contribuido a la recuperación, en particular por el lado de la producción manufacturera a través de las exportaciones, pero al ver los datos de consumo disponibles, éstos vienen recuperándose a un ritmo menor del que lo viene haciendo la producción, “esa es la que tendremos que ver cuál es ese ritmo de recuperación hacia adelante”.

Acciones para estimular economía ante el covid-19 dependen de capacidades de cada país

Alejandro Díaz de León recordó que en marzo, cuando se dio la afectación tan súbita en los mercados financieros internacionales y nacionales por las acciones para contener la pandemia del covid-19, y ante el efecto que podría tener como disrupción del canal de crédito en la economía nacional, las acciones que el instituto central que dirige estuvieron encaminadas a proveer liquidez, a lo largo de toda la cadena crediticia, a fin de que pueda funcionar mejor el sistema financiero.

No obstante, aclaró que las facilidades del banco central, a diferencia de las que pueden adoptar los Tesoros o los Ministerios de Hacienda, son liquidez contra garantías, contra colateral, y no necesariamente son este tipo de facilidades que pueden ser ya sea de garantías crediticias o de que puedan absorber de alguna otra manera pérdidas, pues ese tipo de medidas, como lo demuestra la experiencia de la Reserva Federal de Estados Unidos y muchos otros países, recae más bien en las facultades de los Tesoros.

En este sentido, el titular del Banxico señaló que en un choque como el que estamos enfrentando, de la magnitud que es y con la contracción económica que hemos visto, siempre las necesidades de programas de apoyo pueden exceder a las capacidades.

“Destacaría que en las economías emergentes, a diferencia de economías avanzadas y que son abundantes en recursos financieros (algunas de ellas inclusive [son] monedas de reserva para el resto del mundo), las capacidades para la expansión de algunos de estos apoyos encuentran algunos límites”, dijo.

Por tanto, Díaz de León reiteró la importancia de la sostenibilidad de las finanzas públicas y aunque siempre puede haber diferencias entre el gasto y el ingreso, se debe buscar el equilibrio, “el banco central no se pronuncia acerca de qué es mejor, pero sí acerca de que debe haber una correspondencia entre los ingresos y los gastos”, apuntó.

Con información de Milenio.




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}