×
hace 3 semanas
[Estados]

Sospechoso en caso del Lamborghini sería un defraudador

Uno de los sospechosos en el caso del Lamborghini encontrado en la colonia Roma es un supuesto defraudador

Imprimir
Sospechoso en caso del Lamborghini sería un defraudador
Ciudad de México.- Uno de los principales sospechosos en el caso del Lamborghini que apareció en calles de la colonia Roma, es el líder de una banda de defraudadores que se dedica a estafar a personas al, supuestamente, comprarles autos de lujo con cheques sin fondos.

De acuerdo con el periodista Carlos Jiménez, el sospechoso más importante se ha hecho llamar Jan Carlo, Jussif Alejandro Marroquín, Abraham Campos Sanabria o Juan Carlos Parra, a sus víctimas les dice que tiene edades de entre 23 y 36 años.

Hace poco más de un año, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México lo capturó acusado de defraudar a varias personas con cheques sin fondos.

La imagen de uno de los miembros de la banda en donde aparece junto al auto implicado fue difundida por ContraRéplica.
.



La fotografía revela que se trata del mismo vehículo que fue abandonado en calles de la colonia Roma el sábado pasado y que permanece en el Ministerio Público.

Las autoridades confirmaron que dicho vehículo cuenta con reporte de robo en Guadalajara, Jalisco, donde habría sido robado en noviembre de 2017.

En ese momento, se denunció que dos hombres robaron el vehículo y que la aseguradora cubrió el costo, mismo que se devolvió al propietario.

La imagen difundida del vehículo muestra también a un hombre identificado como Guillermo Soto Jiménez, y apodado “Soto Memín”.

De acuerdo con los primeros reportes, la banda de defraudadores guarda los vehículos que roba en casas de la colonia 20 de Noviembre de la Ciudad de México, así como en una bodega que invadieron hace más de un año.

Cuentan con diversos vehículos de diversas marcas de lujo como Porsche, Mercedes Benz, BMW y Corvette.

La forma en la que se cree que estos hombres operan es haciéndose pasar por personas acaudaladas, como Jan Carlo, quien asegura ser el hijo de un empresario adinerado.

Este último viaja en un vehículo de lujo en compañía de otras dos personas que se hacen pasar por sus escoltas.

Posteriormente, fijan una cita para hacer la transacción en viernes por la tarde, a punto del cierre de los bancos por lo que las víctimas no pueden hacer nada para darse cuenta de que el cheque no tiene fondos.

Para que las víctimas no sospechen, les dice que se queden con los papeles del vehículo hasta que pase el depósito, logrando así que le den el auto, el cual se lleva el sospechoso, para luego elaborar documentos falsos que le permitan vender el vehículo.


Con información de López Dóriga Digital



Imprimir
te puede interesar
similares