×
hace 1 mes
[Coahuila]

Subcomité Técnico Sureste del Covid-19 avanza sin bajar la guardia

Se ha logrado un balance entre el cuidado a la salud y la reactivación económica

Imprimir
Subcomité Técnico Sureste del Covid-19 avanza sin bajar la guardia
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Al cumplirse seis meses de trabajo por parte del Subcomité Técnico Regional Covid-19 Sureste, se ha logrado alcanzar un balance entre el cuidado de la salud y la reactivación económica, sin embargo, continúa el llamado a no bajar la guardia y ser corresponsables en esta contingencia.

Hace medio año, por indicaciones del gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, y derivado de los acuerdos del Consejo Estatal de Salud, en cada una de las regiones de Coahuila se integraron subcomités para que tomaran decisiones y acuerdos acordes con su situación particular.

Estas acciones para hacer frente a la contingencia sanitaria por el Covid-19 iniciaron incluso antes de que el Gobierno Federal comenzara a tomar cartas en el asunto.

De esta manera, se integró el Subcomité Técnico Regional Covid-19 Sureste, del cual forman parte Jaime Guerra Pérez, secretario de Economía; los alcaldes de Saltillo, Manolo Jiménez Salinas; de Ramos Arizpe, José María Morales Padilla; de Arteaga, Everardo Durán Flores; de General Cepeda, Juan Salas Aguirre y de Parras De la Fuente, Ramiro Pérez Arciniega.

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 8, Eliud Aguirre Vázquez; funcionarios Estatales, representantes del Ejército Mexicano, la Guardia Nacional, de la Cruz Roja, así como de hospitales públicos y privados de la región.

El primer objetivo de las determinaciones en este subcomité fue el cuidado de la salud de las familias, por lo que se tomaron una serie de decisiones al respecto.

En concordancia con lo señalado por el Gobernador del Estado se ordenó un cierre de las actividades no esenciales con el objetivo de restringir la movilidad de la población, y la par se establecieron campañas con el objetivo de difundir entre la ciudadanía las medidas sanitarias básicas, además de la sintomatología del padecimiento.

El uso del cubrebocas es una de las principales acciones preventivas que se generalizó entre toda la población, incluso, como pocas veces en la historia, los Cabildos de los cinco municipios de la región homologaron sus reglamentos para establecer sanciones a quienes incumplieran esa disposición.

De igual manera se establecieron filtros en principales bulevares de Saltillo, así como en sus accesos carreteros con el fin de detectar posibles síntomas a automovilistas y acompañantes.

Pronto estas revisiones se extendieron a los peatones y, además, comenzó una distribución masiva de cubrebocas con el fin de que toda la población contara con esta protección.

A la par, el Subcomité, a través de la Fundación Apoyaré y de la Iniciativa Privada de manera directa, trabajó para incrementar la capacidad hospitalaria en la región, y para entregar equipo de protección al personal médico.

En cuestión de semanas el número de camas para la atención de Covid-19 se incrementó de 143 a 319, y de ventiladores subió de 45 a 114 en la región sureste de Coahuila.


Al llegar mayo fue necesario establecer un balance entre el cuidado a la salud y la reactivación económica, por lo que se implementó y puso en marcha un plan, en donde se hizo un llamado a la corresponsabilidad, es decir, del trabajo de la sociedad y el gobierno en el cumplimiento de las medidas preventivas, lo cual se vería reflejado en el número de contagios y en la ocupación hospitalaria.

Para tener un parámetro en la toma de decisiones se decidió establecer un semáforo que tendría como base precisamente el porcentaje de ocupación hospitalaria para Covid-19, así como los ventiladores disponibles.

Con la reactivación progresiva de los diferentes giros comerciales no esenciales hubo necesidad de contar con un equipo humano que supervisara que en esos establecimientos se cumplieran las medidas preventivas, así surgieron los Vigilantes de la Salud.

Cabe señalar que las reaperturas y demás determinaciones tomadas por el Subcomité han sido con el aval de personal médico, con base a su opinión y experiencia en su campo profesional.

A la fecha han sido elaborados y aprobados por el Subcomité más de 25 protocolos sanitarios que han servido para una reactivación económica más segura.

Hace aproximadamente un mes y medio, cuando el número de casos en la región comenzó a despuntar y el porcentaje de ocupación superó el 60 por ciento, se establecieron una serie de estrategias adicionales que han resultado claves en el manejo de la contingencia sanitaria.

Una de ellas fue la creación del Centro de Recuperación Covid-19 en el CRIT, el cual está equipado con 55 camas, así como con 55 concentradores de oxígeno.

A este lugar son canalizados aquellos pacientes que ya están en condiciones de concluir su recuperación de manera satisfactoria, dejando espacio en los hospitales para las personas que requieren de una mayor atención médica.

A la fecha, al Centro de Recuperación Covid-19 han ingresado más de 105 pacientes, de los cuales 77 ya fueron dados de alta de manera satisfactoria, y el resto continúan recibiendo esa atención.

Otra medida fue la implementación del Call Center Estamos Contigo, a través del cual se contacta a las personas que arrojaron positivo a la prueba PCR y que continúan en su periodo activo, pero que no requirieron hospitalización.

El propósito de esto es brindarles apoyo y conocer su evolución médica, así como el de su círculo familiar cercano.

De lo anterior también se desprendieron los denominados Rastreadores, que tienen como objetivo contactar a las personas que convivieron con personas positivas, a fin de establecer los cercos sanitarios necesarios.

Todas estas medidas han permitido que la sureste sea la región de Coahuila con menor tasa de incidencia, así como de mortalidad, además de encontrarse entre los primeros lugares en esos rubros a nivel nacional.

No obstante, a pesar de los resultados que se han obtenido hasta el momento, el llamado que hacen las autoridades es no bajar la guardia ya que la contingencia sanitaria no ha terminado.

Se exhorta a la ciudadanía, así como a todos los sectores productivos que ya están operando, para que cumplan los protocolos sanitarios a fin de que la reactivación económica continúe de la mano con el cuidado de la salud.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}