×
hace 1 mes
[Arte]

Teatros del IMSS sin proyectos

Los foros escénicos carecen de programas y funciones

Imprimir
Teatros del IMSS sin proyectos
FOTO: ZÓCALO | AGENCIAS REFORMA / ARCHIVO
Ciudad de México.- Sin proyecto, programación artística ni mantenimiento, la red de teatros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la mayor de Latinoamérica con 38 recintos repartidos en el territorio nacional, se degrada.

Esta infraestructura, en el descuido desde administraciones anteriores, y que surgió en los años 50 y 60 del siglo pasado para proveer servicios culturales a la población como parte de una salud integral, se alquila para eventos ajenos a su vocación, como la entrega del galardón de fisicoconstructivismo Míster y Miss Mante 2019, en el Teatro IMSS de Tamaulipas, o certámenes como Nuestra Belleza CTM, en las instalaciones del Seguro Social en Querétaro.

Puestas escénicas que ofrezcan temporada se encuentran apenas en seis de los 38 teatros.

La norma que establece las disposiciones para el otorgamiento de los servicios de Prestaciones Sociales Institucionales del IMSS indica que “se deberá priorizar la utilización de los teatros para el desarrollo de espectáculos de artes escénicas (danza, música y teatro), así como eventos de promoción de la salud, considerando la trascendencia social, cultural y artística de dichos espectáculos”.

“La vocación de estos teatros está dejada de lado, olvidada. No tienen un proyecto artístico; los que están abiertos lo están para ser explotados comercialmente, de la manera más entreguista”, considera el dramaturgo y director escénico Otto Minera.

“Mira el estado mental de los mexicanos”, insta el dramaturgo e investigador Jaime Chabaud. “La juventud no tiene oportunidades de esparcimiento, son pasto perfecto para integrarse a las filas de la delincuencia organizada. La falta de oportunidades de estudio, de opciones para el disfrute del tiempo libre es atroz: lo primero que hacen (los jóvenes) es ocupar su tiempo en reunirse para drogarse, y no lo estoy diciendo en un plan moralista, sino desde un punto de vista de salud pública.

“Los directores del Seguro Social no han tenido tiempo para pensar en eso, incluso a veces quisieran desembarazarse; (en el foxismo) propusieron tirar los teatros y hacerlos estacionamientos”, añade.

Estos teatros, creados durante la gestión de Benito Coquet al frente del Seguro Social (1958-1964), pretendían animar la vida de barrio, junto con gimnasios y albercas, entre otras instalaciones deportivas y culturales, muchas veces anexas a las clínicas, destaca el director escénico Mario Espinosa, quien fue responsable de la programación de los teatros del IMSS en los años 90 y señala la relevancia que tienen para distribuir la oferta cultural, concentrada en espacios del eje Centro-Sur en la Ciudad de México.

“Pero sin proyecto, los teatros del IMSS están vacíos, desperdiciados y probablemente saqueados”, lamenta Minera, quien expuso el tema en el Foro de Política Pública en materia de derechos culturales, el pasado 26 de julio en la casona de Xicoténcatl.

Durante un recorrido el 13 de agosto, en periodo vacacional para alumnos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), el grupo de esta casa editorial encontró los teatros Santa Fe, Félix Azuela y Reforma cerrados. En este último solo abrían la puerta para los asistentes a un curso, mientras en el Félix Azuela, integrado a la Zona Habitacional Tlatelolco, el personal de vigilancia dijo desconocer la oferta cultural del recinto, donde se programan, sobre todo, eventos privados. Tanto este como el Santa Fe, incorporado a la unidad habitacional del mismo nombre, lucían marquesinas con anuncios con letras desprendidas, desprovistos además de calendario público de sus actividades e información.

En cambio el teatro que se encuentra en Saltillo sí ha ofrecido funciones. La más reciente fue el Festival de Monólogos, durante julio.


Imprimir
te puede interesar
similares