×
hace 3 semanas
[Seguridad]

Torturaron a saltillense en Concha del Oro hasta matarla

Exigen que se juzgue en Coahuila al feminicida

Imprimir
Torturaron a saltillense en Concha del Oro hasta matarla
Foto: Zócalo | Staff / Archivo
Saltillo, Coah.- A Claudia Iveth Lomas Ramírez la torturaron antes de matarla. El acta de defunción señala como causa de su deceso la asfixia por estrangulación, pero los familiares aseguran que el cuerpo estaba tan golpeado, que en la funeraria les recomendaron no abrir el ataúd.

La jovencita, de apenas 14 años, fue estrangulada luego de ser salvajemente golpeada en Concepción del Oro, Zacatecas, a manos de Jhonny, su pareja sentimental, de 17 años, y quien de acuerdo con los testimonios se dedicaba a vagar por ese poblado cargando una mochila, presumiblemente entregado a la venta de drogas.

De acuerdo con uno de los tíos y la madre de la menor, el cuerpo de Claudia presentaba moretones en todo el cuerpo, el cráneo hundido e incluso rastros de quemaduras, por lo que suponen que fue golpeada y torturada hasta morir.

“Mi sobrina no estaba golpeada, mi sobrina estaba torturada, fue torturada y fue por varias gentes; el muchachito es drogadicto, pero no puede ser todo lo que mi sobrina trae, no es de una sola persona”, afirma César Manzo Jiménez, tío de la víctima.

Asegura que la Fiscalía de Zacatecas les entregó un sobre amarillo con las “pertenencias” de Claudia Iveth, que era solamente una llave atada a un listón rojo, que la adolescente escondía en sus calcetas, lo que les hace suponer que pensaba fugarse de la casa de la familia de su novio.

La familia señala que Johnatan, o Johnny como le decían, no pudo haber cometido el homicidio solo, pues primero quisieron hacerles creer que Claudia se había caído mientras se estaba bañando y que se había golpeado la cabeza, pero los múltiples golpes y la saña con la que fue hallada, les hace pensar que hubo complicidad de una de las hermanas de Johnatan y de la madre de este.

Además, señalan que las autoridades podrían tener un video donde el o los asesinos grabaron las torturas a las que fue sometida la joven, que al momento de morir tenía un embarazo de siete meses.

Claudia tenía cinco meses de vivir en casa de Johnny, en Concepción del Oro, donde supuestamente la trataban bien. Hace dos meses, la familia de Johnatan consiguió una orden de restricción en contra de Érika, supuestamente influenciada por la familia del joven, que la hizo declarar que no quería ver a su madre, por lo que Érika dejó de tener contacto con su hija.

El padre de Claudia Iveth vive en Monterrey y está divorciado de Érika, pero no acudió a atender el asunto. Érika vive en Monterrey y se tuvo que trasladar hasta Saltillo.

Aunque la familia de la víctima manifestó su deseo de que el o los responsables del asesinato de la jovencita sean juzgados en Coahuila, la Fiscalía General del Estado manifestó que al haberse cometido el crimen en territorio de Zacatecas, no se puede atraer el caso, aunque harán el acompañamiento jurídico con la familia.

El gobernador Miguel Riquelme dijo que hasta la mañana de ayer la familia no se había acercado a él para solicitarle ayuda, sin embargo, ofreció todo el apoyo para acompañar con lo necesario a los familiares de Claudia Iveth.




Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png