×
hace 1 mes
[Espectáculos]

Traen de regreso un clásico de Hitchcock; llega la serie Rebecca a Netflix

Por EFE

Estrena la popular plataforma el remake de la cinta ganadora del Oscar en 1940 con las actrices Kristin Scott Thomas y Lily Jame

Imprimir
Traen de regreso un clásico de Hitchcock; llega la serie Rebecca a Netflix
Foto: Zócalo | Agencias
Escuchar Nota


Madrid, España.- Ochenta años después de abrirle las puertas de Hollywood a Hitchcock y brindarle su único Oscar a la Mejor Película, el fantasma de Rebeca revive en Netflix, en una adaptación más ambigua y ligera, con Kristin Scott Thomas como la ahora no tan maléfica señora Danvers, junto a Lily James y Armie Hammer.

Pensada especialmente para el público más joven que no tiene en mente la película original, esta Rebeca dirigida por el también británico Ben Wheatley se estrenará mundialmente en la plataforma, en las primeras de este miércoles.

“El juicio sobre los personajes es más gris en nuestra película, creo que hay más empatía hacia ellos”, defiende Wheatley que dice tomar como referencia la novela original de Daphne du Maurier y rechaza hablar de remake del célebre largometraje protagonizado por Joan Fontaine y Laurence Olivier.

“Bastante difícil es hacer una película, como para tener que pensar en la película de otro”, sostiene. De la novela, fue precisamente esa ambigüedad moral lo que le atrajo y la combinación de géneros.



“Empieza como un viaje agradable, unas vacaciones y se convierte en una historia de fantasmas y de asesinatos”, describe.


La historia arranca en Mónaco con el romance entre una joven humilde (James) y el apuesto viudo Maxim de Winter (Hammer) y cambia de tono cuando, tras el matrimonio, llegan a Manderley, la finca familiar custodiada por una siniestra ama de llaves y el fantasma de la esposa fallecida.

Mujeres de ayer hoy

El personaje más inquietante sigue siendo el de la retorcida señora Danvers, que Scott Thomas trata de humanizar sin hacerle perder su carácter malévolo.

“Cuando haces una adaptación tienes dos opciones, ser muy fiel al material original o permitirte licencias poéticas, como hicimos con El Paciente Inglés en su día y es lo que hace Ben aquí”, explica la actriz británica.

“La señora Danvers lo perdió todo al morir su marido, su estatus se desplomó, pero ella siente que tiene el derecho a ser la dueña de su casa, por eso cuando aparece esta chica siente que le está usurpando su lugar”, sostiene.

Esa obsesión y la rabia por ser desplazada de lo que considera su sitio es lo que más le interesó del personaje, dice la actriz, que tiene en estos momentos en preparación otros cinco largometrajes y prepara su salto a la dirección.

“En una carrera larga como la mía, hay momentos en que te cansas un poco de hacer lo mismo; a veces tienes que esperar para que la gente decida ponerte bajo una luz diferente, y extrañamente a medida que me hago mayor los papeles que me ofrecen son más interesantes”.


Los nuevos Winters

James, protagonista de Cenicienta (2015), de Kenneth Branagh, y la lady Rose en la serie Downton Abbey, cuenta que leyó la novela de Du Marier a los 18 años y le dejó huella. “Era una historia que te enganchaba, porque tenía romance, terror gótico, suspense…”. Aún siendo una novela de los años 30 cree que tiene alcance actual. “Hay temas interesantes para las nuevas generaciones, sobre las relaciones entre hombre y mujer, ser una víctima, y especialmente en la era de las redes sociales, hoy Rebeca es esa mujer de vida perfecta que te hace sentir pequeña y mal pero que no es real sino una imagen falsa”, describe la actriz.

Y aunque la imagen de la mujer moderna hoy pueda tener más que ver con la de Rebeca, “independiente y liberada”, está convencida de que muchas se han sentido alguna vez como la nueva señora De Winters, “inseguras en busca de su propia voz”.

Hammer, lanzado a la fama por Llámame por tu Nombre, también dice manterse deliberadamente apartado de la película de Hitchcock antes y durante el rodaje, aunque sí la vio después para constatar, dice, que la interpretación de Olivier era más fría y distante que la suya.

“Al parecer la realidad es que Laurence Olivier odió hacer esa película, se sentía abatido todo el tiempo y es ese enfado lo que ves en la película, no estaba actuando”, asegura.


Imprimir
te puede interesar
similares
DDoS protection by Cloudflare
Ray ID: 5f986b01db1203c4
-->
{/exp:ce_cache:it}