×
hace 1 mes
[Coahuila]

Una tradición el mercado de la calle Madero

Desde las 7 de la mañana el olor a las verduras recién cortadas en los campos del ejido 8 de Enero, inunda la transitada arteria

Imprimir
Una tradición el mercado de la calle Madero
La gente ofrece sus productos del campo.
Frontera, Coah.- Desde hace 50 años el mercado de la calle Francisco I. Madero es una tradición para los ciudadanos, el comprar sus verduras recién cortadas de las labores de los ejidos 8 de Enero, Celemania y Lamadrid, sus banquetas se llenan de colores y de olores agradables.

Hace 50 años llegaron los primeros cuatro comerciantes y se instalaron en la banqueta de esta conocida calle y poco a poco se fue agregando más gente que decidió vender sus productos del campo, pero al ver las autoridades que más personas se agregaron a vender, les solicitaron que formaran el sindicato de comerciantes de la calle Francisco I. Madero.

Don Chuy Castro, fue nombrado como el líder de los comerciantes y era quien le asignó los lugares a la gente que se agregó, pues anteriormente sólo se instalaban en cualquier lugar, pero se tomó la decisión de poner un orden.

Posteriormente su hijo Emilio Castro quedó como representante de los comerciantes, después don Domingo, todos ellos ya fallecieron, pero don Pedro Olivo Salazar quien es uno de los fundadores, es el único que sobrevive y es quien conoce la historia de la formación del sindicato.

Don Pedro Olivo enconó que antes pagaban un peso con 20 centavos de permiso semanal y el día de hoy son 50 pesos por semana, cantidad muy accesible para los comerciantes, porque hay días que las ventas están muy tranquilas.

En su puesto de lámina donde coloca sus estantes, se encuentra don Pedro Olivo, líder y fundador, ofrece cintas para los zapatos, revistas antiguas, collares, pulseras, cortauñas, cintos, carteras y bolsas, y siempre se le ha distinguido por el colorido de agujetas de colores para tenis y zapatos que cuelgan de su negocio.

Dijo que hace más de 40 años se instaló en este lugar y desde entonces sigue trabajando con sus permisos en regla, pues desde que el ex alcalde Moisés Asís solicitó que se instalaran todos y formaran su gremio para protegerse y tomar los acuerdos para trabajar en orden.

Desde 1970 aproximadamente, los comerciantes han ofrecido su mercancía a precios accesibles, algunos de los pilares ya fallecieron, pero son sus hijos y nietos que continuaron con el negocio, cuidando el punto donde les fue asignado.
Los comerciantes son oriundos de los ejidos de los diferentes municipios.

La faena empieza a las 6:00 horas, los productores cortan la calabacita, nopalitos, acelga, cilantro, elote, higo y durazno, la colocan en rejas y viajan cerca de 45 minutos para instalar sus mesas y ofrecer sus productos a partir de las 8:00 horas.

Los fronterenses acuden a comprar la verdura fresca y la fruta de temporada que se ofrece a un buen precio y con toda confianza adquieren el producto que no contiene feticidas y está bien conservado.

Don Otoniel Correa es muy conocido por sus clientes, quienes le piden el tamal de elote molido, se levanta desde las 6:00 horas para preparar toda la mercancía que va a cargar en su camioneta para ofrecerla en su área donde tiene una mesa con su mercancía en la calle Juárez con Francisco I. Madero.

Con más de 20 años instalado en este lugar, sus clientes lo frecuentan y ya conocen la calidad de sus productos, pues es productor de calabacita, elote y a la vez ofrece tamales grandes cargados con el elote molido, los trabajadores de las diferentes empresas acuden a comprar, y las amas de casa aprovechan para adquirir varias piezas para hacer el almuerzo.

Oriundo del ejido 8 de Enero, mencionó que ofrece verduras como repollo, calabacita, zanahoria, cilantro, acelga y elote que se da en las labores, fruto de su trabajo.

Relató que sus padres hace 45 años se instalaron en este lugar y ofrecían los productos del campo, posteriormente él se quedó en el lugar ofreciendo las verduras y hasta el momento ha logrado salir adelante.

Otros comerciantes como doña Idalia viajan desde el ejido El Águila del municipio de Nadadores, con sus productos del campo a la mesa de la gente, quien siempre se ha dedicado a las labores con su familia, y hoy en día sólo se encargan de surtir y una persona es la que se encarga de administrarles.

Don Leonardo Mendoza y su esposa viven en el ejido 8 de Enero, y desde el año 1992 instalaron su mesa con productos de sus labores y lograron quedarse y conocer a la gente para ofrecerles verduras y frutas que se cosechan en sus tierras.

A las 5:00 horas se levantan todos los días, y a las 7:00 horas se instalan en la banqueta de la calle Francisco I. Madero para ofrecer las bolsas de verduras para el caldo, los higos y las bolsas de durazno recién cortado.

“En ocasiones tiramos la mercancía, porque no se vende, es como todos los negocios, hay días buenos y días malos, pero siempre vendemos nuestros productos y nos retiramos hasta las 16:00 horas”, mencionó.

Manuel Torres es otro vendedor que se ubica en esta misma calle desde hace más de 24 años, se quedó sin trabajo y al no encontrar una fuente de empleo, decidió instalar su mesa con rastrillos, cotonetes y gis para cucarachas y a partir del primer día se quedó en su área donde actualmente vende alcohol verde y otros productos.

Así como estos vendedores, se encuentran más comerciantes que han sido ícono de esta calle, como don Manuel que vendía cabritos y queso de cabra, pero lamentablemente ya falleció, entre otros que ya se adelantaron en el camino, sin embargo, son sus hijos que se encargan de vender los productos y cuidar su lugar que se les asignó a sus progenitores.

La calle Francisco I. Madero es llamada así porque el monumento de este personaje histórico quien se colocó en medio de la calle a la altura de la Farmacia Benavides, sin embargo, años después fue quitado para que se tuviera mayor acceso a esta arteria.


Imprimir
te puede interesar
[Deportes]
hace cerca de 3 horas
[Seguridad]
hace cerca de 4 horas
[Seguridad]
hace cerca de 4 horas
[Coahuila]
hace cerca de 4 horas
[Piedras Negras]
hace cerca de 4 horas
similares