×
hace cerca de 3 meses
[Ciencia]

Viaje a la Luna, ¿proeza o ‘puesta en escena‘?

Los ‘conspiracionistas‘ apuntan a que Estados Unidos estaba muy presionado por tener un gran éxito en esa época

Imprimir
Viaje a la Luna, ¿proeza o ‘puesta en escena‘?
Ciudad de México.- La aparición hace 43 años del libro “Nunca fuimos a la luna. El engaño de 30 mil millones de dólares” de Bill Kaysing y Randy Reid marcó el inicio de una serie interminable de ‘dudas‘ sobre la llegada del hombre a la luna. Kaysing, como muchos otros que vinieron después, cuestionaron el hecho, teniendo como origen aquello que precisamente hace de este hecho una proeza: “¿en serio ir hasta a la luna, por el espacio y regresar? ¿y con la tecnología que había a finales de los 60’s? sin GPS, celulares o cosas que hoy definen nuestra época.

Los ‘conspiracionistas‘ apuntan también a que Estados Unidos estaba muy presionado por tener un gran éxito en esa época y no hubiera dudado en implementar una ‘gran puesta en escena’ tipo Hollywood, para lograrlo.

Y es que hay que entender un contexto temporal muy importante, en la década de los 60‘s, Estados Unidos y la entonces Unión Soviética estaban, como parte de la ‘ guerra Fría’, en el apogeo de la famosa ‘Carrera Espacial‘, que no era otra cosa que superar a su contrincante en proezas relacionadas a la exploración del espacio.

Para 1969 los norteamericanos estaban perdiendo la ‘Carrera’ pues en esos momentos los soviéticos ya habían puesto en órbita el primer satélite artificial (Sputnik), así como el primer ser vivo: la perrita Laika e incluso al primer hombre en el espacio, el cosmonauta Yuri Gagarin. Por ello Estados Unidos fijó su meta en algo que no dejara dudas sobre su audacia y, por más descabellado que sonara, su apuesta fue poner a un hombre en la luna y, traerlo de regreso.

¿Pero cuáles son esos cuestionamientos?

Diario El Mundo ofreció algunos de los principales y las respuestas que se les ha dado.

¿Cómo se pudo ir a la Luna entonces, es decir, con la tecnología de finales de los 60‘s?

Sin minimizar, se trata de propulsión, y muchos cálculos matemáticos y físicos, entendimiento y aplicación de las leyes de Newton, porque finalmente el tema era el uso de las mismas fuerzas físicas y de gravedad para lograr los objetivos. Aunque las computadoras de la época eran menos rápidas que las de ahora, es bien sabido que la Nasa tenía salas completas de matemáticos haciendo los cálculos requeridos. Además, el proyecto fue monumental y carísimo.

¿Una bandera que ondea en un lugar sin atmósfera y, por ende, sin viento?

La Nasa conocía perfectamente el tema de la falta de atmósfera y la variación de gravedad, de manera que todo lo que involucraba al proyecto fue pensado desde estos parámetros y la bandera no fue la excepción: se trató de una bandera montada en una especie de bastidor y con una fibra más rígida, esto para que la bandera parezca ondear y no se quedara abajo.

Las fotos de los astronautas ¿sin estrellas en el fondo? ¿cómo es posible, si están en un lugar donde debieran ser más visibles que en la Tierra?

Esto tiene que ver con principios de fotografía, que implica que en cuestión de luz, si quieres que tu objetivo sea visible, enfocado y bien iluminado, implica que el fondo no lo estará. En ese sentido, lo principal, eran los astronautas y la superficie lunar, por lo que al fondo las estrellas no se aprecian.

En estas mismas fotos, se aprecian sombras desde diferentes ángulos en los objetos, cuando se supone que el sol viene de una sola dirección.

Especialistas han argumentado que se trata de un efecto de profundidad de campo, además de la orografía lunar, uno de los factores esenciales para que las sombras varíen su ángulo. Curiosamente esto fue probado en un popular programa de Discovery Channel, Cazadores de Mitos, donde demostraron que las fotos de la Nasa son perfectamente congruentes en cuanto a sus sombras.

-Astronautas que son visibles con claridad aún en la zona de sombra (más propias de un estudio cinematográfico que de la superficie lunar).

Es la misma respuesta que con las estrellas, las cámaras estaban dispuestas para una apertura mayor de luz en la zona de los astronautas que en el fondo.

¿Por qué no se pueden ver fotos de las huellas desde telescopios en la tierra?

Simplemente porque no sólo se trata de ver objetos lejanos, sino en detalle. Es decir, ni los telescopios más potentes como el Hubble podrían captar un detalle tan minúsculo como una huella; o en 1969, el día de la misión, los aficionados que buscaban ver a los astronautas con sus telescopios pero no pudieron porque los equipos no son los adecuados.

Hay extraños objetos en el ‘cielo’ de las fotografías…¿podrían sugerir lámparas de un set?

Esos objetos son producto de lo que en fotografía se conoce como efecto ‘flare‘ y son esos reflejos que hacen los rayos o emisiones de luz en los lentes de una cámara, cuando se les dirige directamente.

Y lo más extraño ¿por qué no hemos vuelto a ir? ¿por qué los rusos ya no lo intentaron?

Como en parte ya lo mencionamos, se trata de un proyecto monumental, increíblemente riesgoso que se hizo en gran medida para culminar una contienda básicamente política. Hoy en día semejante esfuerzo y riesgo fue desplazado por el desarrollo de otras tecnologías, como los satélites de largas trayectorias (los proyectos Voyager a Marte y Cassini a Saturno) o la misma robótica, de manera que es innecesario gastar tanto o tomar tantos riesgos para los humanos, si lo puede hacer un robot.

Los Soviéticos, amén de que dejaron de ser la URSS, ya no vieron el sentido a ‘repetir’ lo que ya habían hecho los norteamericanos.

Una razón más para creer en este evento: la profunda y feroz disputa entre Estados Unidos y la Unión Soviética, los dos países más poderosos de entonces. Al ‘ganar‘ los norteamericanos ‘Guerra Espacial’, de haber sido con un engaño ¿creen que los rusos se iban a quedar cruzados de brazos?

Hoy en día los proyectos espaciales son variados, muchos de ellos se centran en esfuerzos multinacionales como la Estación Espacial (descartando vetustas ‘Carreras Espaciales‘) y exploración de otros planetas de nuestro sistema solar, con miras, incluso, para la colonización.

Así que, en conclusión, todo apunta a que esta proeza hecha por el hombre y que quedó inscrita en los años sesenta, es completamente verídica.

Entonces podemos festejar, con confianza, estos 50 años de la llegada del hombre a la luna.



Imprimir
te puede interesar
similares
https://www.zocalo.com.mx/images/site/edit_icon.png