×
hace 1 mes
[Tecnología]

Victa, la lancha rápida que se convierte en submarino en solo dos minutos

Todo lo que debes saber de Victa, la nueva embarcación híbrida que parece de ficción

Imprimir
Victa, la lancha rápida que se convierte en submarino en solo dos minutos
Escuchar Nota


Estados Unidos.- Fue hace ya cinco años cuando surgieron los primeros bocetos de Victa, un proyecto marítimo fruto de la mente de militares veteranos y pilotos de submarinos que buscaban un vehículo revolucionario capaz de navegar a gran velocidad y sumergirse en un tiempo récord.

Pues bien, la empresa británica Subsea Craft escuchó dichas ideas y se encargó de dar vida a esta embarcación que, por su elegante aspecto y sus tintes casi ficticios, bien podría haber sido sacada de la mítica saga de James Bond a modo de submarino espía, y es que sus características técnicas son impresionantes.

El motor de este barco es un Seatek diésel de 725 CV conectado a chorros de agua Kamewa. En la superficie puede alcanzar, perfectamente, una velocidad máxima de 40 nudos, una velocidad de crucero de 30 nudos y una autonomía de combustible de 250 millas náuticas. En modo submarino cambia su propulsión a seis propulsores eléctricos alimentados por un paquete de baterías de iones de litio, esto le permite ir a una velocidad máxima de 8 nudos y viajar hasta un rango de 25 millas.

La tecnología de dirección Fly-by-wire permite utilizar los mismos controles tanto en la superficie, como bajo el agua. Su sistema de comando, desarrollado por SCISYS, monitorea todos los sistemas a bordo y la consola del timón muestra el rendimiento, el diagnóstico y el estado de la tripulación. Pero lo que más llama la atención es, sin duda, el poco tiempo que necesita para pasar de lancha rápida a submarino: solo dos minutos.

En su interior pueden viajar seis pasajeros y dos tripulantes, eso sí, deben ir vestidos con un equipo de buceo, ya que una vez que se sumerge –puede llegar a los 30 metros por debajo de la superficie– y se transforma, la embarcación se llena de agua. Su sistema de soporte vital ofrece cuatro horas de aire a los ocho tripulantes, lo que significa que los pasajeros respiran desde un sistema de aire de circuito abierto a bordo, así no se agotan los suministros de aire de los tanques individuales. Los asientos moldeados patentados de Ullman Dynamics y los sistemas avanzados de amortiguación brindan una conducción cómoda. Además, están montados en un sistema de fijación de riel, lo que permite una reconfiguración rápida.

Su diseño permite que se entregue desde varias plataformas, como contenedores de envío estándar, remolques de carretera, helicópteros, embarcaciones de superficie y transporte aéreo. El casco de Victa está fabricado en fibra de carbono y núcleo Diab, lo que ofrece un diseño eficiente de relación fuerza-peso.

La embarcación se encuentra en las fases finales de prueba y se espera que en enero de 2021 se realicen las primeras inmersiones. Se trata de una innovadora opción que podrían aprovechar al máximo sectores de defensa marítima e investigación, pero también podría adquirirse para ofrecer exclusivos viajes de lujo al fondo del mar. Aunque todavía no se ha dado una cifra exacta de lo que costará Victa, lo que sí se ha confirmado es que rondará los 9 millones dólares.

Por: Rocío Jiménez de ABC.ES


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}