×
hace 1 mes
[Internacional]

Caminamos hasta que no pudimos cargarlos más: niño Lebaron rompe el silencio

Después de presenciar cómo mataron a tiros a su madre y sus hermanos, el hijo de Dawna, Devin, escondió a sus otros 6 hermanos

Imprimir
Caminamos hasta que no pudimos cargarlos más: niño Lebaron rompe el silencio
Phoenix.- Devin Langford, de 13 años, aclamado como un héroe tras la emboscada que sufrió su familia en Bavispe, Sonora, revela que lo último que le dijo su madre antes de morir fue “agáchense ya”.

"Estaba tratando de rezarle al señor, y estaba tratando de encender el auto para salir de allí", dijo Devin en una entrevista el lunes en "Good Morning America".


Su madre, Dawna Langford, y sus hermanos menores, Trevor, de 11 años, y Rogan, de 2, estaban entre las nueve mujeres y niños que murieron en el horrible ataque del 4 de noviembre.

"Comenzaron a disparar al auto primero. Simplemente comienzan a dispararnos rápidamente", dijo. "El auto no funcionó. Así que estaba intentando arrancarlo, pero estoy bastante seguro de que le dispararon a algo para que el auto no arrancara".

"Después, nos sacaron del auto, y simplemente nos tiraron al piso y luego se marcharon", agregó.

dfdfdf

Después de presenciar cómo mataron a tiros a su madre y sus hermanos, el hijo de Dawna, Devin, escondió a sus otros 6 hermanos en los arbustos y los cubrió con ramas para mantenerlos a salvo mientras buscaba ayuda.

Devin caminó y llegó a La Mora a las 5:30 de la tarde, 6 horas después de la emboscada.

Los tíos de Devin, al escuchar lo que dijo el joven, se armaron y regresaron para tratar de encontrar a los niños escondidos, sabiendo que muchos de ellos estaban heridos.

El grupo de hombres esperó un momento por refuerzos, y alrededor de las 7:30 de la tarde, encontraron a los niños escondidos.

Dijo que los otros niños también trataron de huir, pero la mayoría de ellos, incluida su hermana, Kylie, quien recibió un disparo en el pie y su hermano pequeño, Brixon, quien recibió uno en el pecho, estaban demasiado heridos para caminar.



"Caminamos un poco hasta que no pudimos cargarlos más. Y los pusimos en los arbustos para que no fueran baleados. Así que comencé a caminar", dijo Devin. "Cada uno de ellos estaba sangrando mucho. Así que estaba tratando de apurarme para llegar".


Devin declaró que no se siente como un héroe, pero su padre dijo que no hay duda en su mente de que su hijo salvó vidas.

"Cada uno de mis hijos que sobrevivieron son milagros vivientes", dijo David Langford. "Cuántos balazos dispararon a ese vehículo... en esa horrible escena y cuántos niños estuvieron involucrados. Es increíble. Es increíble. Es increíble que hayan sobrevivido".






Imprimir
te puede interesar
similares