×
hace 2 meses
[Estados]

Viven Bomberos y Cruz Roja de Nuevo León estado crítico ante pandemia; piden ayuda

Las restricciones sanitarias no permitieron realizar algunas de sus actividades para recaudación de fondos

Imprimir
Viven Bomberos y Cruz Roja de Nuevo León estado crítico ante pandemia; piden ayuda
Foto: Zócalo | Agencia Reforma
Escuchar Nota


Ciudad de México.- En medio de la pandemia por el Covid-19, dos instituciones de asistencia humanitaria, dedicadas a atender emergencias en el Estado, atraviesan una situación crítica que sólo puede revertirse con el apoyo en conjunto de toda la sociedad.

Cruz Roja y Bomberos de Nuevo León enfrentan el gran reto de continuar brindando sus servicios gratuitos a la población con un presupuesto apretado.

'Sin recursos, ¿cómo operamos?'

En un año regular, Cruz Roja de Nuevo León obtiene gran parte de sus recursos para operar por medio de colectas, eventos, aportaciones de los gobiernos y campañas con empresas.

Pero en este 2020, las restricciones sanitarias no permitieron realizar algunas de sus actividades para recaudación de fondos y los donativos voluntarios disminuyeron.

La institución requiere 110 millones de pesos anuales para operar y este año el presupuesto tuvo que recortarse a 76 millones, de los cuales, han captado 60.

"Hay un panorama muy incierto porque la Cruz Roja opera y proporciona sus servicios con los donativos que aporta la comunidad", expresa Rogelio Ayala, director general de Cruz Roja Delegación Monterrey.


"Al no tener recursos, al no tener donativos, Cruz Roja no puede operar. Cruz Roja es tan grande como la generosidad de su gente".


El 80 por ciento de sus recursos, detalla, viene de los donativos voluntarios.

A pesar del recorte de presupuesto, la crisis sanitaria ha provocado un aumento en el número y los costos de los servicios que ofrece la Cruz Roja.

Desde que inició la contingencia, en marzo, han realizado más de 2 mil 500 traslados de ambulancia para pacientes con Covid-19.

Los servicios son gratuitos para la población, pero para la organización el costo supera los 4 mil 500 pesos, debido a los insumos y equipos de protección que requieren los paramédicos y los pacientes.

Para seguir operando, han tenido que desaparecer sus brigadas asistenciales y campañas de prevención, hacer recortes de personal, sacar ambulancias de circulación, cerrar algunas bases de socorros y disminuir horarios de atención.

"Tuvimos que ir reduciendo toda la parte de gastos", señala Ayala. "Hicimos un análisis de dónde podríamos generar menos impacto, menos problema para la sociedad, cómo abandonarla menos".


Hace un mes, anunciaron el cierre de cinco de las nueve bases que tenían en la zona metropolitana. El ajuste afectó las estaciones de Santa Catarina, García, Guadalupe y las dos de Apodaca.

Y las bases de Monterrey y Escobedo redujeron sus horarios de 24 a ocho horas. Sólo la de San Pedro seguirá operando todo el día.

Las estaciones de Linares, General Terán, Montemorelos, Allende y Sabinas Hidalgo seguirán abiertas.

"Mucha gente valora el servicio de la Cruz Roja hasta que vive la experiencia y es totalmente todo lo contrario", apunta Ayala. "Su experiencia va a depender de los recursos que tenga la institución".


También por falta de recursos, el 30 por ciento del personal ha tenido que salir y 28 de sus 53 ambulancias están detenidas

El costo de operación anual de una base de socorro es de poco más de 3 millones de pesos y para una ambulancia se necesitan 1.5 millones.

Aunque han solicitado apoyo a los gobiernos municipales, sólo San Pedro y Monterrey aportaron con 6 y 2 millones de pesos, respectivamente.

Si la situación continúa así, advierte el director, Cruz Roja tendría que reducir aún más sus servicios.

"Vamos a dar todo lo mejor, humanamente posible, hasta donde nos sea posible porque sin recursos, ¿cómo operamos?", apunta.


"Estamos alarmados por cómo cerrar el año, pero nos preocupa más cómo arrancar el 2021".


Quien desee apoyar puede hacerlo con recursos económicos o en especie.

Más información en cruzrojamonterrey.org

Por crisis cierran estaciones

La labor de Bomberos de Nuevo León no se detiene durante la pandemia del Covid-19. El equipo continúa prestando sus servicios en caso de incendios, fugas de gas, accidentes automovilísticos, derrames de materiales peligrosos y desastres naturales.

Pero la crisis económica causada por la contingencia sanitaria ha reducido los recursos económicos de la institución y ésta se ha visto obligada a cerrar algunas de sus estaciones para seguir brindando sus servicios a la población.

El presupuesto para este 2020 es de 60 millones de pesos, mientras que el del año pasado fue de 80 millones.

"Bomberos atraviesa por una situación difícil que esperamos se pueda revertir", expone Jorge Espinosa, director general de Bomberos de Nuevo León.

"La actividad que realiza Bomberos es una actividad esencial, Bomberos existe en todas partes del mundo porque es parte del sistema de seguridad de la ciudadanía".


En este año, la donaciones voluntarias de la ciudadanía, los gobiernos y las empresas disminuyeron y además, las restricciones sanitarias no les permitieron realizar algunas de las actividades con las que suelen obtener gran parte de sus recursos.

Uno de los mayores golpes fue la suspensión de su 39 Sorteo, que se realizaría el pasado 16 de junio. Debido a la contingencia, las fechas han tenido que ser pospuestas y hasta hoy el evento sigue pendiente de llevarse a cabo.

Si las condiciones sanitarias lo permiten y reciben la autorización federal, posiblemente pueda realizarse al final de año.

Además, la corporación abrió cinco nuevas estaciones en 2019, para tener 17 bases en su sistema, lo que representó un incremento en los costos. Pero los gastos aún no terminaban de ser compensados, cuando la pandemia del Covid-19 llegó.

"Cada estación nos demanda 4 millones de pesos al año de gastos", indica Espinosa.


"Eso nos pone en una situación de limitar los gastos y la manera de limitar los gastos es suspender operaciones en algunas estaciones".

Para poder continuar con su labor humanitaria, han tenido que cerrar las bases de Montemorelos, Salinas Victoria y García. A partir del 31 de diciembre, también dejarán de funcionar las estaciones de Santa Catarina y Linares.

Estiman que los cierres implicarán una reducción del 30 por ciento en los servicios que brindan.

"La situación es crítica, el riesgo es que se siga achicando Bomberos", advierte el director general.

"Con las 12 estaciones que se queda Bomberos, va a seguir trabajando", añade. "Podemos acudir, como lo hacemos ahorita, a municipios en donde no tenemos estaciones. Claro que el tiempo de llegada es mayor".


La corporación prepara una campaña con el Instituto de Control Vehicular para invitar a los ciudadanos a donar 30 pesos al pagar su refrendo. La contribución se reparte entre Bomberos y Cruz Roja.

Además, hay un anteproyecto con Agua y Drenaje para que los usuarios puedan realizar sus aportaciones a través del recibo.

Quien desee donar, puede hacer una transferencia o acudir a la Estación Central para entregar un donativo en especie. Más información en la página bomberosdenuevoleon.org

"Los ingresos no son para Bomberos", subraya Espinosa, "son para regresárselos a la sociedad en un servicio que necesita".

Dona
CRUZ ROJA
BANAMEX

Número de cuenta: 8014750
Clabe: 002580701480147504

BOMBEROS
AFIRME

Número de cuenta: 000101152596
Clabe: 062580001011525963



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}