×
hace 2 semanas
[Arte]

Zorh: el Aullido de la Tormenta; narrar un mundo imaginado

Zorh: el Aullido de la Tormenta, es el segundo tomo de la saga del coahuilense Juan Carlos Domínguez

Imprimir
Zorh: el Aullido de la Tormenta; narrar un mundo imaginado
Saltillo, Coah.- Hace un año Azlat comenzó su odisea acompañado de un grupo de personajes variopintos: una mujer inmortal, un ser mitad hombre mitad demonio y una niña eterna, todos ellos acompañaron al personaje principal de Zorh: La Casa de las Bestias en su travesía para salvar a su raza en un mágico mundo. Eso es lo que cuenta la primera parte de la saga de épica fantástica que el coahuilense Juan Carlos Domínguez continúa en Zorh: El Aullido de la Tormenta.

La segunda parte de esta historia se presentó la noche del jueves en la Alianza Francesa, donde los saltillenses pudieron conocer qué le deparaba el futuro a Azlat y sus compañeros, quienes, sin saberlo, se encuentran en una ecrucijada, entre la espada y la pared, en el centro de una guerra que amenaza al reino.

Domínguez, quien bajo el seudónimo de J.C. Dom ha escrito esta historia que nació “de un arrebato”, conversó con Zócalo sobre las líneas de trabajo que necesita un autor de un género literario tan poco concurrido en la lengua hispana como lo es la épica fantástica, cuyo mayor exponente es J.R.R. Tolkien.

Para él, “hay muchas historias que están rondando en la cabeza de uno cuando va a escribir, pareciera también que hay escenarios ya construidos para ciertos tipos de historias, como lo mencionaba Tolkien, para quien la fantasía, más que un género, es un lugar en donde ocurren todas estas historias en las que la magia existe solo porque sí y hay reglas muy específicas por las que se rige este mundo. 

“Por eso creo que escribir Zorh fue basarme en ese mundo de fantasía que ya existe y que tiene una tradición muy larga. Para mí, más que ser el creador de la historia, soy un fan que la escribe porque le gusta. Para mí es independiente de si la publico o no, a mí me interesa conocer más a esos personajes, saber qué les sucede por eso las escribo”, apuntó.

libro


Avance
Sobre la saga, cuyo libro cuatro ya está comenzado, Domínguez señala que es algo arriesgado el escribirla, puesto que este género se produce mucho más en países de lengua anglosajona que en español. Para mayores ejemplos están Canción de Hielo y Fuego, de George R.R. Martin, de Estados Unidos; La Última Ley, de Joe Abercrombie, en Inglaterra, o Malazan: El Libro de los Caídos, del canadiense Steven Erikson, todas ellas sagas centrales en la fantasía contemporánea.

Por otra parte, en Latinoamérica hay ejemplos escasos de estos libros, algunos de ellos podrían ser Kalpa Imperial, de la argentina Angélica Gorodischer, u Olvidado Rey Gudu, de la española Ana María Matute, entre otras.

Según explicó el autor, la posibilidad de escribir esta historia proviene de “la libertad de no pensar en si es algo que debería escribir alguien del noreste de México, sino que es algo que escribe alguien a quien le gustan las historias. Zorh es el trabajo de alguien que quiere conocer esos personajes, sus motivos, su dolor y cómo crece, pero también ver su infancia, su pasado. Lo que yo hago es escribir para conocer todo eso que se desconoce”.

Domínguez también agregó que la épica fantástica es muy leída por los hablantes de español, aun así señala que los escritores no la trabajan mucho porque “el género se remite al mito y nosotros, los mexicanos y la cultura del país, es una tradición interrumpida por la Conquista, en cambio países como Inglaterra o Japón no se han visto interrumpidos en su larga tradición.

“Es importante saber que el mito fundacional del lugar en el que creciste es de donde saldrá la historia que contarás en este género, es una especie de remasterización del mito que te educó. Creo que si la historia no se hubiera interrumpido por la Conquista, estaríamos escribiendo estas otras cosas”, detalló.

Filtros
Tanto la épica fantástica, como la fantasía y sus subgéneros han tenido un boom en los nuevos autores mexicanos que se liberan de las cadenas del realismo literario para abordar sus obsesiones de otras maneras. Ejemplos también existen, como la ficción extraña de Gerardo Lima, ganador del Premio Julio Torri 2018, Andrea Chapela, quien con su saga Vaudiz ha sido también otra voz narrativa que explora las sagas, o Lola Ancira, con sus cuentos de terror.

“La literatura siempre tiene que ser crítica, sino no es literatura. Pero siento que la crítica que yo hago en Zorh es que es un tratado sobre la tolerancia y sobre el racismo. En mis libros viven muchas razas y ves cómo los humanos son quienes más denigran al otro por su raza, para mí eso es lo importante de la fantasía: demostrar la realidad por medio de estas otras realidades.

“Creo que la importancia también está en que son libros que pueden estar mucho más cerca de jóvenes para quienes leer Pedro Páramo o Cien Años de Soledad sería algo difícil. Yo quiero ser el primer libro que ellos lean”, finalizó J.C. Dom, cuyo libro puede leerse de manera gratutita en Wattpad.com.


Imprimir
te puede interesar
similares