Saltillo|Monclova|Piedras Negras|Acuña|Carbonífera|Monterrey|Ciudad De MéxicoEdición Impresa
OMS investigará posibles mutaciones de viruela del mono Triste realidad: Estudiar una carrera universitaria cada vez más caro ‘Dejen el orgullo’: Santa Fe Klan rompe en llanto en pleno concierto por sus padres que se están separando Ejecutan a Javier Mendoza, hijo del alcalde de Celaya, Guanajuato Narco e inseguridad ahuyentan inversiones extranjeras; empeora con infalción

Zócalo

|

Carbonífera

|

Información

| Los familiares de las víctimas reclamaron el silencio oficial y que los trabajos fueran obstruidos con plástico negro y delimitados con cercas.

Nacional

‘No avanzan’; Crece desesperación en familias de mineros

Por Rosalío González

Hace 1 semana


Reclaman familiares de mineros el silencio oficial y lentitud de las acciones

Sabinas, Coah.- Cuando están por cumplir 72 horas los mineros atrapados, las familias comienzan a salirse de control por la falta de avances, exigen colaborar en el rescate y ser atendidos por su experiencia en este tipo de “pocitos”, mientras que las autoridades continúan con las labores planeadas.

La esperanza de acelerar el bombeo de agua en la mina El Pinabete para reducir el nivel de la inundación y arrancar ayer mismo con el rescate de los 10 trabajadores atrapados desde el miércoles, se topó con la demora de los trabajos.

Además de la lentitud de las labores, la desesperación creció entre los familiares por la falta de información por parte de las autoridades de todos los niveles y el temor por la vida de sus seres queridos a casi 72 horas del accidente.

Luego de que la noche del jueves cundió el optimismo entre rescatistas ante la llegada de maquinaria especial, cientos de voluntarios, brigadistas y militares dedicaron la jornada a apenas instalar los equipos.

“Les dije a las autoridades que me voy a meter al pozo, yo lo conozco, y tengo que entrar a medir lo que hay porque no avanzan en nada”, comentó Santiago Moreno, representante de las familias de los mineros atrapados, aunque es claro que las autoridades no le permitirán arriesgar su vida de esa manera.

Desde la mañana, cuando la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velásquez, informó que las 19 bombas sumergibles están extrayendo 60 litros por segundo del pozo, no volvió a brindar información de los avances, a pesar de que durante varias ocasiones la solicitaron las familias.

Nadie nos dice nada allá dentro, solo los vemos trabajar, pero sin avances, estamos desesperados, nos urge una solución”, comentó Blanca Rivera, prima de uno de los mineros atrapados, quien hasta el viernes, tres días después de que comenzó la tragedia, no ha podido hablar directamente con la funcionaria federal.

En el comunicado conjunto, por ejemplo, se reportó que en el sitio ya se contaba con 19 bombas de alta capacidad, pero durante el día no lograron poner en funcionamiento alguna de ellas.

Hasta las 19:00 horas comenzaron a introducir una bomba al pozo de la mina y aún faltaba conectar su manguera y bajar su equipo unos 60 metros para que empezara a extraer el agua.

Los familiares de las víctimas reclamaron el silencio oficial y que los trabajos fueran obstruidos con plástico negro y delimitados con cercas.

 

Recaban señas 

Personal de la Fiscalía de Coahuila recabó señas particulares de los mineros atrapados, elevando el pesimismo sobre sacarlos con vida.

En la diligencia, María Elena Chávez, esposa del minero Jaime Pérez Montelongo, informó que su esposo no tiene tatuajes, pero sus dientes son de platino.

Ahorita ya la Fiscalía nos pidió las señas particulares de ellos para el momento en que los saquen”, dijo entre llanto.

Que ya no tardan mucho, que ya están poniendo las bombas grandes”, dijo.

La promesa oficial de informar a los familiares se disolvió, ya que ayer ni funcionarios locales o federales se pusieron en contacto con ellos.

 

Bajarían sobrevivientes

Fernando Pompa, quien logró salir por su propio pie de la mina El Pinabete tras la inundación de los tres pozos del complejo carbonero, sería uno de los cinco mineros que lograron salir al momento del siniestro y quien podría guiar al equipo de buzos para bajar y ubicar a sus compañeros que permanecen atrapados, pues conoce a detalle su estructura y operación.

El minero, que cuenta con cerca de 20 años de experiencia en los pozos de carbón, se sumó la mañana del viernes a los trabajos de rescate que coordina la Secretaría de la Defensa Nacional y Protección Civil.

 

 

Identifican a minera

Ante la Secretaría de Economía, la concesión de la mina de carbón en Agujita, donde el miércoles quedaron atrapados 10 trabajadores, se expidió a Minera Río Sabinas, aunque actualmente aparece bajo otro nombre.

La dependencia federal informó que es común que las concesiones cambien de dueño, como habría ocurrido en este caso, el título 221087, que ahora pertenece a Compañía Minera El Pinabete.

En los registros oficiales, esta empresa fue constituida en 2012 en Sabinas por Héctor Omar Villarreal González y Héctor Omar Villarreal Beltrán, padre e hijo, quienes tienen domicilio en este municipio coahuilense.

Ayer, el fiscal de Coahuila, Gerardo Márquez, informó que tomaron ya la declaración del dueño del predio, de nombre Cristian; según medios locales, se trata de Cristian Solís Arriaga.

Fuentes ligadas a la minería de la región dijeron desconocer a los Villarreal y Solís.

Los informantes señalaron que la mina siniestrada opera en una zona donde abundan los pozos sin ningún tipo de medidas de seguridad y los reales beneficiarios de su explotación no aparecen en las concesiones.

Diversos medios de la región han señalado al dueño de la mina como Régulo Zapata, que, además de empresario minero, se dedicó a la política como Alcalde de Sabinas.

Pero Zapata salió a deslindarse de su presunta relación con la mina y aseguró que solo asesora a un desarrollo que está a unos 20 kilómetros.

Es la única vez que voy a hablar de este tema”, dijo el exalcalde en un video. “Se los digo y se los repito, no tengo ninguna concesión, no tengo ninguna mina a mi nombre, solamente soy un trabajador más en un desarrollo minero”.

 

Sigue llegando equipo

El trabajo coordinado de los gobiernos federal, estatal y municipal, ha logrado en las últimas horas avances en la extracción de agua de la mina siniestrada.

La prioridad para el Gobierno de Coahuila es poder rescatar a los mineros, puntualizó el gobernador Miguel Ángel Riquelme, por lo que se aumentó la capacidad para tener una mayor extracción de agua, y se mantiene la esperanza de encontrar a los mineros atrapados con vida.

Nuestra solidaridad con las familias, y sobre todo el compromiso de que estaremos actuando en conjunto con el Gobierno federal para lo más rápido posible tratar de llevar las acciones necesarias a cabo, que nos permitan mantener la esperanza y sacar vivos a los mineros”, declaró.

En el lugar, se encuentran 19 bombas de agua de amplia capacidad, el reporte de las autoridades indica que se logran extraer en promedio 60 litros por segundo, además de que se realizan trabajos de barreno, que facilitará la instalación de más equipos y agilizar la extracción de agua.

Se calcula que al momento se logran bombear más de 5 mil metros cúbicos por día, sin embargo se trabaja para aumentar este volumen aún más.

Actualmente el agua tiene una altura promedio de 36 metros de la plancha de la mina al espejo de agua, y se espera que en el transcurso del día se reduzca este nivel.

Durante la noche se logró instalar red eléctrica, con transformadores de 500 y 750 kilovoltiamperios, (kVA) por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para facilitar el suministro de energía a los equipos de rescate.

 


 

Con información de Agencia Reforma y El Universal

Notas Relacionadas

Más sobre esta sección Más en Región Carbonífera