×
Querida Ángela
Querida Ángela
ver +
La vida cotidiana nos presenta día a día infinidad de situaciones y en algunos casos necesitamos del consejo experto. Querida Angela es una columna que busca responder a todas sus preguntas. Escribe a: [email protected]

" Comentar Imprimir
08 Agosto 2009 03:00:01
Siente que ya no le importa a su esposo
QUERIDA ÁNGELA: Hola, soy casada. El amor me cegó tanto que no vi cada uno de los errores que tenía esta persona. Ahora sufro porque no sé qué hacer con él, ya me cansé, estoy harta de su forma de ser, me humilla a cada rato. Cree que por su carrera de contador ya es la quinta maravilla del mundo.

Tiene 47 años, hace siete años enviudó y tiene dos hijos, uno de 19 y otro de 16. Hace cinco años me casé con él, yo tenía en ese entonces 21 años, ahora tengo 26, ¿ves por qué digo que el amor me cegó? Yo no había tenido pareja, él fue mi primer novio y mi esposo.

Los problemas empezaron desde el principio, no teníamos ni el mes y la verdad hasta su familia y la familia de la difunta se metieron mucho en esta relación, pero ellos ya no cuentan.

Nuestra relación se enfrió al grado de que ya no quiero vivir con él, pero tengo dos hijos, uno de 4 y el otro acaba de nacer.

Quizás dirás que por qué me embaracé si me iba mal, porque por ese tiempo él como que se compuso, pero al nacer mi bebé volvió a ser igual, o peor. Ahora vivo con mis padres en lo que me recupero de la operación, él no vive conmigo, vive en nuestra casa, pero ya no quiero vivir con él.

Mi desesperación se debe a que para él ya no importo, soy una carga para él. Él es feliz si le sirvo, no valgo nada, y en el aspecto económico, sólo me da lo de la comida, la ropa y lo demás hay que rogarle.

Yo quisiera saber quién me puede ayudar con este problema, a dónde acudir para salir sin problemas de esto y que lo obliguen a cumplir con su responsabilidad. Gracias por leer mis problemas.

BABYELIAS

QUERIDA BABYELIAS:
Lo ideal sería que platicaras con tu esposo y le dijeras cómo te sientes respecto a su situación. Sin embargo, si sientes que ya su relación no tiene remedio, es mejor que intentes resolver las cosas de una manera tranquila, por tu bien y el de tus hijos.

Te casaste demasiado joven y tienes todo el derecho de rehacer tu vida, no pienses que has perdido la oportunidad de ser feliz, debes hacer todo lo que sea necesario para que puedas vivir bien.

A veces pensamos que por un error que cometimos estamos condenados a pagarlo el resto de nuestras vidas, pero con eso sólo nos hacemos infelices a nosotros mismos y, tal vez sin querer, hacemos infelices a las personas que nos rodean.

Desgraciadamente en tu caso al parecer la diferencia de edades sí terminó siendo un lastre demasiado pesado, algunas parejas logran sortearlo, pero otras no, no te sientas culpable por eso.

Sobre la resolución de tu matrimonio, en caso de que no tengas dinero para pagarle a un abogado, puedes buscar ayuda en la Procuraduría de la Familia de Coahuila, cuyos datos te dejo a continuación:

PROCURADORA:

Lic. María Teresa Araiza Llaguno
e-mail .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Subprocuradora: Lic. Margarita Farías Cabello
e-mail .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Teléfono: 434-10-00

Si no resides en Coahuila, estoy segura de que en tu estado existe alguna instancia con las mismas características donde te pueden orientar.





01 Agosto 2009 03:00:09
Preocupada por el bienestar de su hijo
QUERIDA ÁNGELA: Tengo un bebé de dos años y estoy separada de mi esposo. Mi bebé está en guardería desde que nació, pero es algo agresivo, de la nada pelea y en la guardería ya me advirtieron que es normal que reaccione de esa manera, incluso él ya no se quería quedar ahí.

Tengo algunos meses que procuro recogerlo a las dos y llevarlo a casa de una tía, pero no puedo hacerlo todos los días. Mi esposo y yo llevamos siete meses separados, yo sé que de alguna manera eso también le afectó al niño, ya que era su adoración. Ahora mi bebé ya es más expresivo, me abraza, me da besos y la relación con su papá es más fría, aunque no deja de emocionarse cuando lo ve. El problema es que si su papá y yo estamos enojados, él se desquita de alguna forma con el niño y deja de visitarlo.

Él tiene un horario más flexible, ya que trabaja un día y descansa dos. Siempre tengo que estar diciéndole que vaya por el niño, que lo cuide, a veces lo hace, pero lo recoge hasta las 5 de la tarde aunque tenga el día libre. Dice que yo no le tengo qué decir, que él sabrá si lo quiere ver o no, pero siento feo por mi bebé, porque hoy, por ejemplo, despertó y lo primero que dijo fue “papá”.

Hace rato le marqué y me di cuenta de que estaba haciendo la tarea con sus sobrinos, la verdad me dio mucho coraje porque teniendo tiempo para dedicarle al niño siempre lo hace de menos.

Estoy muy mal, ¿qué debo hacer? A veces digo que voy a hacer lo posible porque no vea al niño para que ahora sí lo extrañe, pero pienso que mi bebé no tiene la culpa.

ARIADNA

QUERIDA ARIADNA:
Lo que dices es muy cierto, tu hijo no tiene la culpa. Tu aún esposo ha tomado una actitud tan infantil como cruel, y debes proteger a tu bebé de eso. Intenta hablar con él sobre lo que está sucediendo, dejándole siempre en claro que todo lo haces por el bienestar de su hijo.

No sé cuáles hayan sido las circunstancias de su separación ni si tú aún quieres volver con él, pero cualquiera que sea el caso, es obligación de los dos garantizarle a tu hijo que crezca rodeado del cariño de sus padres. Esa debe ser para ambos su principal preocupación.

La crianza de los hijos de padres separados es causa de constantes fricciones, son conflictos que pueden llegar a ser muy desgastantes, ya que no es una situación fácil para ninguno de los involucrados, así que tendrás que hacer gala de paciencia y mucha, pero mucha voluntad de tu parte para evitar que el pequeño resulte muy afectado.

En tu caso, el primer paso que te aconsejo dar es sentarte a hablar seriamente con el papá del niño y arreglar la situación en los mejores términos, no digo que será fácil, pero el bienestar de tu niño vale el esfuerzo.

ENAMORADA DE UN HOMBRE CASADO

QUERIDA ÁNGELA:
Hace dos meses estoy con un hombre casado. Lo conocí en el trabajo. Él tiene 30 y yo 19, desde que me conoció le gusté, ahora tenemos una relación y creo que me estoy enamorando.

Todos en la empresa comentan que se casó porque la esposa quedó embarazada y ella es mucho mayor que él y que tiene mucho dinero.

Él era alguien humilde del campo y ahora se está superando gracias a ella. No sé qué hacer; siento que cada día nos involucramos más.

MARISOL

QUERIDA MARISOL:
Eres muy joven para involucrarte en una relación tan complicada, que seguramente no tendrá un final feliz para ti. Ese hombre, además de estar casado, que es ya un compromiso enorme, tiene otros compromisos con su esposa. Tienen hijos, le debe la carrera y, por lo que cuentas, sigue dependiendo de ella económicamente. Entonces, qué te puede ofrecer. Solamente problemas y nada más que problemas. Corta esa relación ahora, antes de que seas tú la que salga comprometida con eso. No vale la pena que desperdicies tu juventud con una persona así.
17 Julio 2009 03:00:42
Una relación contra corriente
Querida Ángela: Tengo 20 años, trabajo y estudio. En mi actual trabajo conocí a un hombre muy lindo que es casado, tiene 40 años. Empezamos una relación en la cual ya llevamos un año y medio.

Hace seis meses le contó a la esposa y a sus hijos lo que estaba pasando y dejó su hogar por estar a mi lado, pero eso fue como una frustración para mi vida porque de una manera indirecta siento que destruí un matrimonio.

Siempre le dije que siguiera con su vida y su hogar, que yo lo entendía, pero él me quiere tanto que tomó esa decisión.

Claro que él sigue al pendiente de sus hijos, no les ha dejado de dar dinero.
Muy pocas personas saben de la relación, pues he tenido cuidado porque tal vez peligre mi trabajo. Él es un hombre maravilloso, lo tiene todo, se fue a vivir solo y dijo que me esperaría el tiempo que necesitara para irme con él.

Yo vivo con mis padres y mi mamá sabía lo que me estaba pasando, siempre me dijo que no era para mí, pero el corazón manda en todo. Hace dos días empaqué todo y me fui con él.

Poco a poco fuimos comprando las cosas y nos ha ido bien, pero ayer decidí ir a hablar con mi familia y contarles todo. Fue muy duro porque mis padres lloraron, mi papá tomó una reacción muy dura, me dijo que cómo me iba a ir con un viejo que podría ser mi abuelo, que mi vida se iba a perder por completo, te puedes imaginar todo lo demás.

Yo sé que él tiene la razón, pues es mi papá y ellos no se equivocan, el hecho es que me dijo que no lo hiciera, que volviera a la casa y siguiera como siempre. Yo le dije que no, entonces me dijo que de ahora en adelante me olvidara de que tenía padres y hermano.

Yo salí y es el momento en el cual me siento la peor persona del mundo, pero yo lo quiero y él dejó a su familia, su casa, sus cosas, para luchar por este amor tan grande y ahora lo hice yo, pero estoy confundida.

Sé que en pocos años él se verá más viejo que yo y estaré atada a él, pero estoy consciente, él me brindó su apoyo y sólo me pidió que si volvía a mi casa no me olvidara de él, pero yo no lo quiero dejar solo. Pienso que es un sacrificio de los dos, sólo que no quiero sacrificar a mi familia, que es lo que más quiero.

Han sido tal vez los peores días de mi vida y no sé qué hacer, te pido que por favor me ayudes, me aconsejes sobre lo que puedo hacer, que de verdad lo necesito.

Miyali


Querida Miyali:
Creo que estás demasiado confundida como para embarcarte en una relación tan seria.

Sorprendentemente, ese hombre te ha dado la oportunidad de recapacitar respecto a irte a vivir con él y debes analizar la situación con calma.

Me da gusto ver que pese a lo intenso de tus sentimientos, no has dejado de pensar en la situación con tu familia y que te preocupes por ellos.

Mi recomendación es que por ahora no te mudes con ese hombre. Toma las cosas con calma.

Tienes apenas 20 años y una vida llena de oportunidades que te esperan, no abras una brecha entre tú y tu familia por algo de lo que ni tú misma estás segura de hacer. Estás consciente de la gran diferencia de edades y eso es importante, analiza todos los pros y los contras de seguir con esa relación, disfrútala de acuerdo con lo que tú quieres, a lo que te haga sentir bien. En este momento no hay por qué causar ningún disgusto a tus padres.

Espera a que ese hombre arregle su propia situación personal y después ya podrás decidir si puede existir algo más estable entre ustedes. Sé paciente, que con el tiempo todo se colocará en el sitio que le corresponde.
28 Junio 2009 03:00:43
Dilema emocional
QUERIDA ÁNGELA: Disculpa que no me identifique totalmente, me llamo Rodolfo, tengo 34 años, soy casado, tengo tres hijos, los niños de 11 y 7 años y la niña de 2 años, respectivamente.

Cumplí 12 años de casado, sin embargo desde que tenía medio año de casado conocí a una persona que llegó tarde a mi vida y me enamoré de ella.

Sostuve una relación con ella y procreamos un hijo que tiene 9 años. Por mi situación la descuidé y la perdí, ahora he intentado recuperar su confianza y no me ha sido posible.

Con mi esposa la situación es cada vez más tensa, ya que siempre ha tenido la sospecha y no han sido años de felicidad a su lado. 

Mi fuerza laboral la desempeño en un negocio con mis parientes, de donde yo he podido edificar el hogar que toda familia necesita y si abandono a mi esposa temo me quiera chantajear con los bienes del negocio.

La relación con mi esposa ya está muy dañada y no me decido a hacer algo por mis hijos. Una conocida de mi segunda relación me hizo el comentario de que llegará el día en que los hijos deban tomar su camino.

En síntesis, mi vida no la he disfrutado al lado de mi esposa, por haber tenido una relación extramatrimonial, la misma que perdí por no poder llevar una doble vida, ¿qué me aconsejas al respecto?

Yo quisiera ser feliz con la segunda persona, aunque es posible que me quede como el perro de las dos tortas.

Muchas gracias por tu comprensión y ayuda con esta situación, de necesitar más información para dar algún consejo, por favor házmelo saber.

RODOLFO

QUERIDO RODOLFO:
Aquí lo que hay definir es qué es lo realmente importante para ti. Te casaste muy joven, es cierto, pero eso no es excusa para evadir las responsabilidades que ahora tienes.

Dices que empezaste esa relación extramatrimonial apenas con medio año de casado, y aún así tuviste tres hijos con tu esposa. ¿Qué fue lo que pasó?

¿Ahora sí te consideras preparado para ofrecerle a la segunda mujer una relación estable? Tal vez solamente buscas quién te consuele por el fracaso de tu matrimonio.

No sería justo que trates de recuperarla sólo por miedo a estar solo ahora que sientes que tu matrimonio está destinado a terminar. No es bueno ni para ti, ni para ella ni para el hijo de ambos.

Si sientes que la relación con tu esposa ya no tiene salvación, pues entonces “agarra el toro por los cuernos” y arreglen su situación, pues me imagino que en esas condiciones la convivencia puede ser muy difícil, y lo peor es que en la mayoría de los casos hacen infelices a quienes les rodean, en este caso sus hijos.

Para que puedas arreglar tu vida, debes confesarle la verdad a tu esposa, no es bueno que mantengas a un hijo en secreto. Va a ser un paso muy duro, pero necesario para seguir adelante, y sobre todo si es que planeas reconquistar a esta persona.

Mientras más pronto lo hagas, mejor, será la mejor manera de demostrarle, si es que la amas, que ni ella ni tu hijo son “clandestinos” para ti, aunque hasta ahora lo hayan sido.

Sé que esto no va a ser nada sencillo, pero has construido tu vida en una red de apariencias y mentiras en la que tú mismo caíste atrapado y ahora es el momento para que aclares todo y puedas tener una existencia plena, que también se merecen todos tus seres queridos, así como tu esposa.
27 Junio 2009 03:00:25
Cansada del machismo de su padre
QUERIDA ÁNGELA: Odio a los hombres machistas, supongo que todas las mujeres los odian. Mi padre es un ejemplo de este caso. Yo me ocupo de la casa y me paso todo el día limpiando, intentando que todo esté en orden, pero sólo llega él y, como un huracán, a los dos minutos está todo sucio y revuelto otra vez.

Ensucia todo y yo tengo que limpiar, porque dice que para eso estoy y es lo único para lo que sirvo.

Por mucho que intente mantener la casa ordenada y limpia es inútil. Tengo en mente tantas cosas, encontrar un trabajo, ahorita tengo uno apalabrado, sólo me falta firmar el contrato. Es para ser agente de ventas, tendré un sueldo fijo más comisiones, pero el jefe en cuestión quiere ponerme a prueba por 15 días, para no tener que pagarme hasta ver cómo me desempeño.

Yo sé que valgo y mucho, algo me queda de autoestima, pero mi padre no quiere que me ponga a trabajar porque como mi mamá está enferma, no lo va a poder atender y luego él qué va a hacer.

Para mí que sólo necesita alguien en quien desquitarse, alguien que esté en casa para escuchar sus insultos y descargar toda esa furia que acumula. Su vida nunca fue como quería, por eso es infeliz.

Está amargado y no quiere que los demás seamos felices, necesita sentirse acompañado con sus ideas pesimistas sobre la vida, se la pasa diciendo que el mundo es una porquería, que el ser humano sólo existe para fregarles la vida a los otros, etcétera.

El colmo es que dice que los hombres no pueden conseguir buenos trabajos ¡porque las mujeres se los quitamos! Que deberíamos estar sólo en la cocina para atenderlos a ellos, ya sea al padre, hermano o marido, y estar sometidas a su poder.

Por eso me quiere obligar a quedarme en la casa haciendo los quehaceres. Dice que si me pongo a trabajar nos va a correr a las dos, a mi mamá y a mí, que nos pondrá de patitas en la calle, que la casa es suya y que nos va a dejar sin dinero ni nada.

Por fortuna yo sé que no quedaríamos desamparadas, porque la familia de mi mamá nos puede ayudar, además de que yo puedo trabajar, pero lo que en realidad quisiera es que él se largara y nos dejara vivir en paz.

Soy hija única y sé que la casa está a nombre de mi mamá, por lo que en caso de que se divorciaran podríamos echarlo fácilmente.

El problema es que mi mamá no quiere hacerlo, parece que en el fondo aún lo quiere, a pesar de como es, pero yo quisiera llevármela a ella también para que no tenga que soportarlo, ¿qué le digo para convencerla de que lo deje?

ESMERALDA

QUERIDA ESMERALDA:
Lo que cada quien hace con su vida es decisión y responsabilidad propia. Quizá tu madre se resiste a dejarlo por compasión, por miedo a las represalias, por costumbre, incluso por amor, como tú dices.

Aquí lo importante es la decisión que vas a tomar tú. Dices que te sientes capaz de valerte por ti misma, así que es mejor que ya no dejes pasar más tiempo para hacerlo. Habla con tu madre sobre cómo te sientes y ofrécele la oportunidad de que las dos empiecen una nueva vida alejadas de tu padre, pero ya será ella quien elija si quiere seguirte o no.

En caso de que se siga negando, debes empezar tú a ver por tu propio bienestar, pero no te desconectes totalmente de ellos, visítala seguido o al menos llámala por teléfono diario, sólo para verificar que tu padre no se esté desquitando con ella.

Sobre el comportamiento de tu padre, qué te puedo decir, ese tipo de hombres difícilmente cambia, pero confiemos en que no empiece a descargar contra tu madre toda esa furia que ha guardado durante años. Haz lo que tengas que hacer, pero mantente alerta sólo para asegurarte de que tu madre se encuentre bien. Buena suerte.
13 Junio 2009 03:00:52
Celosa de su ex novia
QUERIDA ÁNGELA: Hace como año y medio que empecé a andar con mi novio, lo amo, lo adoro, es todo para mí, sería incapaz de hacerle daño.

El gran “pero” es que siempre tenemos problemas por su relación con su ex novia.

Fue una relación que duró varios años. Casi nunca peleamos, pero siempre que su ex lo busca volvemos al mismo círculo vicioso. Yo me molesto, él me dice que no pasa nada, que deje de ser tan insegura y celosa.

Yo sí me considero celosa, pero cuando él sale con cualquiera de sus amigas por mí no hay problema, únicamente por esta chava en especial.

Yo confío ciegamente en él, pero existen algunos antecedentes que me hacen sentir muy incómoda con esta situación.

El primero es que él me fue infiel con esta chava a los tres días de que empezamos a andar. Él me lo contó, pero lo hizo casi 10 meses después.

La segunda cosa es que una vez que estábamos juntos leyendo sus correos apareció uno que le escribió esta chava, donde hablaba de una vez que salieron varios amigos a un antro y al otro día ella le mandó las fotos que se habían tomado, y lo peor, un mensaje donde le decía “Gracias por una padrísima noche a tu lado”.

Obviamente me cayó como balde de agua fría, pero él me dijo que simplemente se habían divertido “en bola” y que ni siquiera había bailado solo con ella.

En otros mails ella le decía lo mucho que lo quiere, que lo extraña, que tiene muchas ganas de verlo, que cuándo pueden quedar para verse, a lo que él me aseguró que nunca le ha contestado.

La verdad fue muy duro para mí leer eso, hemos hablado miles de veces sobre el tema, pero siempre volvemos a lo mismo.

Además, ella a cada rato le está mandando mensajes al celular, algunos me los muestra, otros no, pero cuando le dice que se van a salir con los amigos, ahí va siempre él detrás.

Por otro lado está la familia de él que hasta donde yo sé adoran a esta chava, como duraron varios años, tuvo la oportunidad de llevarla a algunas fiestas importantes, como Navidad, Día de la Madre, etcétera, y uno de sus hermanos me platicó que ellos la extrañan mucho, y que incluso pensaban que mi novio iba a terminar casándose con ella.

Yo sí he ido algunas veces a su casa y me ha presentado como su novia, pero aun así siento que ellos siguen prefiriendo a la ex, algo que creo que a mi novio le pesa, aunque él diga que me quiere a mí.

Estoy muy triste, no sé cómo hacerle para combatir a este “fantasma del pasado”, no quiero ponerle ultimátums a él porque creo que sería una decisión desesperada e inmadura, pero me duele mucho cuando sale corriendo cada que ella le habla, y sobre todo que le permita que le siga hablando en ese tono, como si todavía anduvieran. ¿Qué me recomiendas?

KIKINA

QUERIDA KIKINA:
Esa chava no es ningún “fantasma del pasado”, sino una pesadilla del presente y no debes tolerar que esta situación se prolongue por más tiempo.

Es evidente que, al menos por parte de ella, aún tiene la esperanza de recuperar lo que perdió. Fue un noviazgo que podría llamarse serio, dado el tiempo que duraron y la buena relación que tenía con su familia, y tal vez para los dos sea difícil acostumbrarse a la idea de que tienen caminos distintos, si es que de verdad los tienen.

No creo que sea algo inmaduro que le pongas un ultimátum sobre este tema, porque se trata de defender tu relación, así que es mejor que le digas que debe modificar seriamente su trato con esta chica si es que quiere que tú sigas a su lado.

Tú novio debe empezar a darte tu lugar, dile lo que piensas y lo mal que te hace sentir la relación que mantiene con esa chica; si él de verdad te quiere, se dará cuenta y recapacitará.
05 Junio 2009 03:00:18
Resentida por un padre controlador
Querida Ángela: Me da coraje porque mi padre es un cínico que ha ejercido violencia intrafamiliar con nosotros, su familia, y todos los días anda como si nada.

Mi mamá lo dejó por ser un hombre posesivo que siempre quería que se hiciera su voluntad a como fuera lugar. Se portó muy mal, recuerdo que una vez mató un gato a golpes, obligaba a mamá a ver pornografía en la sala y no le importaba que sus hijos estuviéramos ahí, aunque éramos muy chiquitos.

Cada quincena le daba a mi mamá una limosna de su salario y le pedía cuentas por cada centavo. Siempre nos tenía rogándole para que nos diera dinero, que daba de mala gana.

Cuando mis hermanos y yo crecimos y pasamos a la adolescencia, empezó a usar la violencia verbal contra nosotros. Por cualquier cosa se molestaba y nos atacaba. Nos decía que éramos idiotas, que mi mamá estaba loca, nos rebajaba. Nos dejó mal psicológicamente a todos y quedamos muy desunidos como familia.

Hizo que nos peleáramos entre nosotros y hoy en día tenemos que ir al psicólogo, incluso al psiquiatra por todo el daño que nos hizo.

Cada vez que lo veo siento un odio inmenso y sólo puedo pensar en la forma en que va a pagar lo que nos hizo pasar.

Encima de todo, él dice que tiene la conciencia tranquila... vaya cinismo.

Recientemente me enteré de que se metió con la sirvienta de su madre, o sea de mi abuela, y la dejó embarazada. El niño tiene ahora unos 10 años, pero él siempre lo ocultó.

Yo no sé qué tiene en la cabeza, de hecho él salió el más torcido de sus hermanos porque los demás se llevan muy bien, son unidos, él es el que se mantiene siempre alejado, porque según él dice que es el mejor de todos.

Él sabe que necesitamos su dinero, por eso nos tiene amarrados aquí, pero nos tiene sometidos a su voluntad. Nos ha hecho sufrir mucho, pero afuera nadie lo nota porque delante de la gente es todo amabilidad, sin saber que aquí en la casa es todo un monstruo.

Cuando yo era niña me puso un apodo muy denigrante que me bajó la moral, y ya de grande le prohibí que me volviera a llamar así; yo tengo 23 años.

Y siento todavía peor cuando lo veo andar por ahí tan tranquilo, como si nada pasara. No sé qué hice para tener un padre así, me siento muy mal.

Yelena

Querida Yelena: Imagino el infierno que ha sido para ti y tu familia vivir junto al lado de un abusador como tu padre, pero ahora es el momento para que le pongas fin a esa situación.

A tu edad ya no debería preocuparte tener que depender de él en lo que respecta a la cuestión económica. No sé cuáles sean las circunstancias exactas por las que atraviesa tu familia ni la edad de tus otros hermanos, pero por lo que concierne a ti, creo que tienes la capacidad para valerte por ti misma y ser independiente, salvo que tengas algún impedimento físico para hacerlo.

Veo que lo que pasó en tu casa dañó la unidad familiar, pero nunca es tarde para tratar de recuperar el cariño entre ustedes, finalmente todos fueron víctimas de ese hombre. La clave está en decidir cuándo dejarán de ser víctimas para empezar su proceso de recuperación, y esa decisión sí está en tus manos.

Superar una situación así no es nada fácil, requiere mucho tiempo y capacidad de perdón, ya que el guardar resentimientos sólo te hará quedarte anclada en ese sentimiento de frustración y rencor, que no te ayuda en nada. Haz un ejercicio desde lo más profundo de tu corazón para perdonar el daño que les hizo tu padre y empezar una nueva vida, alejada de él; no dejes que las experiencias pasadas te impidan superarte como persona.
24 Mayo 2009 03:00:22
Obsesionado con el amor
QUERIDA ÁNGELA: Hace más de un año rompí con mi novia, por dos razones, una, porque era bastante mayor y se la pasaba hablando de su reloj biológico, y la segunda, que ha sido mi mayor quebradero de cabeza hasta hoy.

Efectivamente, me enamoré de una chica de mi trabajo que no conocía, y una vez que empecé a conocerla, me gustó muchísimo más. Me di un tiempo tras la ruptura para ordenar mis ideas y después de hacerlo, decidí que era el momento de pedirle que saliera conmigo, llevábamos un mes en que íbamos a comer juntos y cosas así. Justo ese día me comenta que tiene novio y que vive fuera.

Desde entonces la veo todos los días y nos llevamos muy bien, pero yo estoy muy enamorado.

Antes del verano del año pasado, empecé a comer muy poco, a trabajar todos los días jornadas de 14 y 15 horas, y después, a eso de las 10 de la noche irme al gimnasio, los fines de semana me mataba haciendo ejercicio en bici, a correr, sólo para que ella me viera perfecto.

En ese momento comencé a preocupar a gente muy cercana, sobre todo a una amiga, quien habló con la chica de la que me enamoré. Ella le dijo que me quería mucho y no quería que me pasara nada malo, pero que tenía a su novio.

Yo seguía hundido en mi miseria y mientras tanto ella seguía con el tipo. Una vez se fue de viaje con él y se pasaron una larga temporada, pero cuando volvió me dijo que me había extrañado mucho y que sentía algo muy fuerte por mí.

Nos besamos y después de eso tuvimos relaciones, pero después todo se volvió horrible. Ella se sintió culpable y me dejó de hablar y yo me sentía morir.

Luego de un tiempo volvimos poco a poco a ser amigos, pero mi vida se había convertido en un infierno. Me la pasaba triste todos los días y seguía con mi ritmo agotador, desgastándome hasta de más, todo para tratar de no pensar en ella.

En las vacaciones de Semana Santa yo tuve que quedarme trabajando mientras ella andaba con el novio en otra ciudad. Cuando volvió no la quise ni ver, pero ella me siguió buscando y me decía que me quería, que siente algo por mí, que piensa en nosotros todo el tiempo.

Hemos tenido relaciones otras veces y ella dice que me ama, pero no puede dejar al novio porque dice que también lo quiere a él y que no sabe qué decisión tomar.

Lo peor es que yo siempre le digo que sí, siempre estoy disponible para cuando ella quiere que nos veamos.

Con ella y el novio tengo varios amigos en común, pero hasta ahora he hecho todo lo posible para evitar encontrarnos, siempre le invento excusas. Yo no sé qué hacer, siento que esta relación está acabando conmigo, y los que me rodean también están preocupados. Ayúdame a salir de esto.

HERIBERTO

QUERIDO HERIBERTO:
Esta muchacha está jugando contigo y hace lo mismo con su novio. Al no ser capaz de tomar una decisión entre tú y él hace que cargues con toda la responsabilidad del peligroso juego en el que se han enfrascado.

Parece que a ella no le ocasiona ningún conflicto estar con los dos al mismo tiempo y aparentemente no hay consecuencias de lo que están haciendo, pero en realidad eres tú quien lo está resintiendo.

Es momento de que le pongas fin a esto. Pero un final definitivo, ya que aun en caso de que ella decidiera terminar con su novio para andar contigo, no creo que sea algo conveniente, por la poca seriedad con que ella te ha tomado a lo largo de todo este tiempo. Busca a alguien que te valore de verdad.

23 Mayo 2009 03:00:48
Enamorado de alumna
QUERIDA ÁNGELA: Tengo 32 años y hace ya cuatro años me enamoré de una alumna que actualmente tiene 18 años. La conocí cuando ella estaba por cumplir 15.

Por aquel entonces yo estaba de novio con D, pero con ella no lograba comunicarme de la forma en que lo hacía con mi alumna. A ambos siempre nos pasaron cosas, pero en aquel entonces no hice nada porque no me animé a separarme de mi novia y por el tema de la edad. Poco tiempo después C (mi alumna) se puso de novia con un chavo también mayor.

Hace ya dos años yo me separé de D y en esa separación se encontraba encubierta la esperanza de estar algún día con C. Luego de cuatro años de intensas charlas nocturnas por medio del msn, a mediados del año pasado le expresé mis sentimientos y en noviembre algo comenzó a suceder, pero ella continuaba de novia, aunque estaba mal con su pareja, con la cual ya llevaba tres años.

O sea engañó a su pareja conmigo y yo lo permití. Al final en enero lo dejó y comenzamos a salir, pero ella de alguna manera estaba haciendo su duelo. Me dijo que me quería mucho y proyectaba muchas cosas conmigo; yo también. Pero comencé a exigir demasiado, creo que necesité garantías y la celé y un poco la ahogué con demandas. No supe esperar más.

En cuestión de días arruiné todo, lo que esperé durante cuatro años lo arruiné en días, no pude contener la ansiedad acumulada durante tanto tiempo y quise todo inmediatamente.

También en cuestión de días ella volvió con su ex, después de haber dicho un montón de cosas negativas acerca de él, esta era la tercera vez que se separaban.

Ahora estoy destruido, cargo con una culpa terrible, por no haberme comportado en forma adulta, por no haber conservado la paciencia que tuve durante tanto tiempo.

Ella me daba fuerzas, perdí el horizonte y ya no puedo seguir adelante con mis proyectos personales. Durante tantos largos años nosotros chateábamos por msn, eso era muy importante para mí, ya que no he conocido otra persona con la cual poder hablar como lo hacía con ella.

No sé cómo seguir, y no sé para qué seguir. Además, ella representa todas mis fantasías, creo que eso también pesa, ella es muy liberal y creo que no voy a encontrar eso en otra mujer.

Su inteligencia es deslumbrante, eso me seduce muchísimo. Esperé cuatro años y cuando lo tuve lo perdí, ahora ella no me habla, le he enviado correos y mensajes de texto y nada.

Es el amor de mi vida y estoy desesperado, ya no encuentro recursos para soportar la soledad y el vacío. Gracias por leer.

J. EDUARDO F.

QUERIDO J. EDUARDO:
Nunca es fácil mantener una relación cuando hay una diferencia de edades grande, que en este caso, por lo que me dices es de más de 10 años.

Mucha gente dice que las mujeres maduran más rápido que los hombres, pero aun así sus inquietudes deben de ser muy diferentes.

Ella volvió con su novio, con el que ha tenido ya varias rupturas, pero es probable que sea él la persona que realmente ama.

Quizá lo que sucedió es que, al menos de su parte, confundió la amistad que habían mantenido todos estos años. A través de las conversaciones puede que haya llegado a pensar que sentía algo diferente por ti, y cuando se sintió vulnerable decidió darle una oportunidad a ese sentimiento que tenía contigo, pero aparentemente no hay algo firme en esa relación.

Lo único que puedes hacer ahora es esperar a que el tiempo ponga las cosas en su lugar.

Veo que al menos tú te diste cuenta de los errores que cometiste en la relación, lo que es muy importante para que no vuelva a suceder con tus próximas parejas. Simplemente, creo que ella no estaba lista para tener una relación estable contigo.

Así que a mirar hacia adelante, si corriges tus errores, podrás encontrar a una mujer que sí esté dispuesta a hacerlo.

17 Mayo 2009 03:00:53
Enamorada y no correspondida
QUERIDA ÁNGELA: Me llamo Rosa, tengo 28 años, y soy graduada de la universidad.

Hace algunos años conocí a un chico por internet, fuimos amigos durante un año y luego de un año fui a visitarlo, nos hicimos novios y tuve relaciones con él.

Luego de ese viaje hice otros viajes más, él nunca me visitó, eso yo siempre lo resentí porque se me hizo falta de amor. En mayo del año pasado tuve la oportunidad de ganarme una beca por un año en su ciudad, la tomé como oportunidad para conocerlo más, no para estudiar, pero desde que llegué tuvimos problemas.

Él estaba coqueteando con una amiga de su trabajo por medio de mensajes al celular. Hablé con la chica y me dijo que no tenían nada porque él no había querido, que además ella también tenía novio.

Luego me dijo que esas llamadas y mensajitos de texto demasiado dulces terminaron, pero yo ya quedé con mucha desconfianza. Además, mi ex me dijo que ella tenía una enfermedad renal y eso me hizo sentir muy mal.

A mi novio me lo estaba quitando una chica enferma y yo sana y con mil detalles por él no podía tener su amor.

Cuando se acabó la beca regresé a mi ciudad para no presionarlo, pero él casi nunca llegaba a verme.

Yo esperaba que alguna vez llegaríamos a afianzar la relación, a hablar de matrimonio, a vernos y planear estar juntos al menos los fines de semana, pero él estaba ocupado.

Me hablaba sólo una vez al día por las noches y los planes de vernos, si no los hacía yo, no venían de él.

Muchos y miles de problemas que tuvimos con mi ex novio fue por mis celos, él era demasiado tranquilo y yo no me sentía amada. En las peleas yo no podía guardar la calma, era más bien un demonio y exigía amor, y no entendía que él no me amaba o me amaba a su modo muy especial.

Yo quería más alegría o más muestras de amor por haber hecho el esfuerzo de irme a su ciudad, pero en vez de eso, él se alejó.

Ahora lo extraño mucho, me duele que él no me quiera, me siento una basura por pelear, me siento sola y lo peor es que yo me quiero casar.

Dentro de mí sé que él no es la persona para mí, pero lo amo (además, aunque yo me quiera casar, él no).

Tenemos días de no hablar porque él no me ha buscado ni se ha conectado a msn ni nada. Yo, la verdad, prefiero no buscarlo. Ya en el pasado lo busqué demasiado al punto que tengo deudas (por llamadas a distancia, viajes y regalitos).

Sólo quiero que se me quite esta tristeza, que pueda aceptar la voluntad de Dios para mi vida, por un esposo, por no sentirme tan sola.

A veces pienso si él ya estará saliendo con otra chica y me olvidó así tan rápido ¿Por qué no me quiso, si hice todo? ¿Seré tan mala que no merecía una relación linda?

ROSA

QUERIDA ROSA:
En la vida nos cruzamos con todo tipo de personas. Algunas nos dejan cosas buenas, otras no tanto, lo importante es que tenemos la oportunidad de aprender de cada experiencia.

Cuando una relación no funciona como esperábamos, solemos buscar culpables, pero un error muy grande es castigarnos a nosotros mismos con el tipo de sentimientos que tienes ahora precisamente.

Tú diste lo mejor de ti en esa relación, te cambiaste de ciudad, lo buscabas, te esforzaste, incluso gastaste dinero. ¿Acaso crees que es algo malo haber querido tanto a una persona?

Si ese chico no supo valorar todo lo que hiciste, es problema de él, no por eso pienses que tú eres la “mala” de la historia. Tú lo quisiste pura y limpiamente, yo creo que en eso no hay nada de malo.

Es difícil superar las rupturas y sentir que todo lo que hemos dado no valió de nada, por eso trata de buscar actividades que te distraigan, algo que te ayude a reemplazar el sentimiento de tristeza que tienes ahora por algo positivo. Hay mucha gente afuera que sabrá apreciar todo lo bueno que tienes para entregar.

Recupera a tus amigos, a tu familia, el amor tiene tantas expresiones y es tan hermoso cuando lo entregamos, haz la prueba.
16 Mayo 2009 03:00:00
Desesperada por esposo golpeador
QUERIDA ÁNGELA: Me casé hace dos años con un chico del cual estaba enamorada. Él siempre mostró un carácter fuerte y varias veces se volvía agresivo en el noviazgo.

Hemos tenido muchos problemas y me imagino que unos han sido normales de recién casados, pero no el maltrato físico y emocional.

Siempre que me golpea (que no es en exceso) dice que se va ir de la casa y hasta ha hecho las maletas, pero al fin no se va.

El mayor problema que tiene conmigo es que no soy una mujer fogosa que quiere estar encima del hombre teniendo relaciones. Además, tengo una enfermedad y esto hace la relación dolorosa, pero después de varios meses yo siento que he mejorado en esa área, pero para él no es suficiente.

Nunca he comentado nada porque no tengo a nadie de confianza y sobre todo porque los demás tienen una imagen de nosotros como de matrimonio perfecto.

Si le cuento a mis padres, estoy segura de que me van a decir que lo deje. Ellos saben que hemos tenido problemas, pero no saben que me ha golpeado.

La otra noche él quería tener relaciones, pero yo no me sentía bien (por mi enfermedad), total que se enojó y me dijo que no era una mujer para él, que porque él ya había tenido una mujer de verdad antes.

Yo le reclamé que me echara en cara eso y le dije que si estaba obsesionado con el sexo que no puede entender cuando no estoy bien y me dijo “Cállate, o no respondo”, entonces yo le pregunté qué iba a hacer y en una de esas me tiró y me golpeó.

Esta vez fue más fuerte y casi me rompe el brazo, me quería quitar el anillo de matrimonio, pero se detuvo y dijo que se iba a ir de la casa, aunque al final no se fue. Me duele más que se quiera ir, porque me da a entender que no me ama y que le es fácil dejar todo tirado.

A lo mejor parecerá ilógico que yo lo haya perdonado varias veces, pero aún tengo la esperanza de que todo se solucione, aunque creo que es una pelea contra alguien que no me ama.

Después de todo esto le escribí una carta y le decía todo lo que sentía y el poco valor que me daba y que si realmente quería irse, yo no lo iba a detener.

Él me pidió perdón y dijo que pensaba que ya había superado su agresividad y que se sentía infeliz de ver cómo me destruía, por eso se quería ir, para no lastimarme más, no porque ya no me amara.

Dice que quiere que todo vuelva a la normalidad y que yo me sienta bien de la noche a la mañana, pero no es así, no me siento bien.

Para muchas personas sería fácil decir que lo deje y me separe porque no están en mi situación, pero a la misma vez no quiero que eso vuelva a suceder, porque voy a perder el poco valor que me queda.

ANABEL

QUERIDA ANABEL:
Muchas mujeres que se casan con esposos abusadores se dicen a sí mismas: “¿Cómo es que no lo vi antes? ¿Por qué no me di cuenta?”.

Tú desde que eran novios advertiste las conductas agresivas de tu esposo y aún así te casaste, quizá con la esperanza de que con el tiempo se ablandara, ahora viste que no fue así, y lamento decirte que es casi imposible que eso pueda suceder.

La recomendación que siempre hago en este tipo de casos es: huye, busca ayuda. Bien dices que tus padres van a recomendarte que te separes de él, y ¿sabes por qué? Porque eso es lo más sensato.

Si continúan en las condiciones en que están ahorita, va a llegar un momento en que los golpes te manden incluso al hospital. La agresividad no es algo que se “cure” de la noche a la mañana. En el mejor de los casos, se consigue controlar con diferentes tratamientos, pero tu estado emocional no es el adecuado para seguir soportando esta situación.

Busca refugio con amigos o parientes, debes vivir en un lugar donde te sientas segura y tranquila, pues los problemas en tu matrimonio no se van a solucionar hasta que él muestre un verdadero cambio y, como te digo, no siempre es fácil.

Todo lo que puedes ofrecerle a él es tu apoyo, pero ya no como su esposa, es decir, no es recomendable que sigan viviendo juntos, a menos que quieras salir más lastimada.
09 Mayo 2009 03:00:03
Con mamá problemática
QUERIDA ÁNGELA: Nunca pensé que hablaría de este tema, pero necesito desahogarme. Mi vida y mi infancia han sido bastante felices en términos generales, exceptuando algunas veces que mi madre me la ha hecho insoportable.

Cuando era pequeña muchas veces me pegaba simplemente por el hecho de que según ella no podía desahogarse contra la pared, y también recuerdo una vez en que le rompió una escoba a mi hermano en la espalda porque estaba jugando a las canicas en su habitación, en fin, un ejemplo de madre.

Ahora tengo 20 años y las cosas no cambian, bueno, no me levanta la mano porque ya no soy tan niña, pero me sigue quitando las ilusiones e intenta poner a mi padre en contra mía.

Desconfía de mí constantemente y es la única persona que me “saca de quicio”. No me dejaba y no me deja ir a ver casi a mi familia paterna porque dice que sólo molesto.

Hoy ya reventé, parece una tontería, pero ya me tiene harta. Estamos vendiendo pasteles en la escuela para pagar los gastos de graduación. Ganamos poquito, pero algo es algo.

Mi padre quiere que vayamos a visitar a su familia dentro de poco y me encargó algunos para llevar a vender allá y le comenté a mi mamá, ella dice que sólo vamos a hacer el ridículo.

Yo me enojé y le dije que no quería que me hicieran favores de ese tipo y acabamos discutiendo muy fuerte.

No sé si me habré explicado bien, ahora lo pienso y es una tontería, pero es que de verdad me hizo enojar. Hace un mes acompañé a mi novio para una consulta con un médico en otra ciudad, no tuve tiempo de avisarle a mi papá y le pedí que le dijera. Cuando llegué en la noche él estaba furioso porque no sabía nada, me gritó, yo le conté que tal vez a mi novio le tenían que hacer un trasplante y ni así entendió.

Otro día me fui de viaje con el grupo de la iglesia y mi mamá está a todas horas llamándome para ver dónde ando, porque piensa que estoy sola con mi novio por ahí.

Ni siquiera me deja invitarlo a comer algún día a la casa, aunque ya llevo más de tres años con él. Hace unos seis años, que estaba harta como ahora, le reclamé sus malos tratos, le dije que era una mala madre y eso me costó un pleito con la familia.

Ella tiene un hermano con problemas de esquizofrenia, y no sé si sea algo hereditario, que ella también lo tenga. Creo que necesita ir a un siquiatra, pero no sé cómo decírselo. Yo sólo quiero una vida normal.

NAYELI

QUERIDA NAYELI:
Solamente un profesional en psiquiatría puede diagnosticar el estado de salud de tu madre.

Las relaciones con los padres no son siempre fáciles. En tu caso, me parece que lo que debes de reforzar con ellos es la comunicación y la confianza.

Quiero decir, en vez de ponerte “al tú por tú” con tu madre, trata de buscar la mejor forma de comunicarte con ella.

En una situación como esta, en una de las partes debe haber calma, y ahora te toca a ti ser la parte tranquila. Quizá son los problemas que tiene el matrimonio de tus padres lo que hace que tu madre se altere tanto y busque de alguna forma descargar sus frustraciones. Lo sé, es injusto que lo haga contigo, por eso debes buscar la forma de ayudarla, porque si no, su relación va a deteriorarse cada día más hasta el grado de que ya no tenga remedio y sólo vivas con rencores. Creo que estás a tiempo de hacer algo por el bien de todos, así que habla con tu padre para que traten de convencer a tu madre de ver a un doctor que le ayude a saber si es realmente un problema de salud lo que está ocasionando todo. Aunque te parezca difícil, debes ser fuerte y luchar por el bienestar de tu familia, que es el tesoro más preciado que cualquiera pueda tener.


27 Abril 2009 03:00:38
Mujeres descuidadas
Querida Ángela: Me gustaría compartir este relato contigo para todas tus lectoras, sobre todo si son casadas y con hijo(s). Soy una mujer soltera, tengo 32 años, con novio que es bien lindo, por cierto.

Soy muy amigable y tengo suerte que mucha gente llega y me platica sus problemas, en lo personal me llama mucho la atención cuando hombres casados me invitan a salir, obviamente no salgo, tengo principios, mucho menos cuando tengo mi pareja, sin embargo yo les he cuestionado a mis amigos (casados) por qué se empeñan en querer salir con otra mujer que no es su esposa. Uno de ellos me dijo, que él moría de ganas por ir a un antro, su esposa es más joven que él, y me dice que a ella no le gusta salir a esos lugares y le dice que se vaya él solo cuando quiera.

Luego me dice que tiene ganas de viajar, porque vive bien, y dice es que a mi esposa no le gusta viajar; tiene ganas de ir al restaurante de moda y dice es que mi esposa nomás quiere ir a comer hamburguesas.

Tengo el gusto de conocer a su esposa, pero la esposa de mi amigo es descuidada en su persona, pasada de peso y demás.

Yo quiero mucho a mi amigo, y honestamente me da coraje que así como esa esposa, conozco a otras, incluso recién casados y la esposa no quiere salir porque le da flojera.

Manda al marido el domingo desde que amanece a la casa de la mamá, con la finalidad de estar acostada viendo tele.

Amigas, échenle los kilos a su vida matrimonial, no soy casada, aun así sé que no es nada fácil, pero eso lo sabemos. Como decían las abuelitas: “El diablo no duerme”. Ángela, no estoy de parte de nadie, pero en ocasiones nosotros como mujeres orillamos a nuestras parejas a que se vayan a otro lado. Mis amigos son chicos buenos y sé que así como ellos hay muchos. Mira, yo soy secretaria, trato de cuidarme, de estar bien, y si algo me ha hecho efecto como ninguna otra medicina es el buen humor. He tenido momentos dolorosos en mi vida, sin embargo siempre trato de tener aunque sea una sonrisa, y para mi pareja más.

En lo personal, yo soy consciente, pero hay muchas que no lo son y lo único que hacen es perder el tiempo ellas y a ustedes echarles a perder lo más preciado, la familia, el amor, a su esposo.

No se vale, así que antes de enviarlos solos, prendan las antenas. Si les da flojera peinarse, aguas, ya habrá una que se peine por ustedes. Los trastes sucios con un día que se queden no pasa nada, sin embargo con un día que descuides tu persona sí pueden pasar muchas cosas, porque eso de que se descuidan un día, luego pasan semanas meses y así transcurre la vida.
(Editada por razones de espacio)

Luciérnaga

Querida Luciérnaga: Es verdad, muchas mujeres empiezan a descuidar a sus parejas y a sí mismas una vez que están casadas, pero tampoco por eso se puede justificar la infidelidad de los hombres. Habría que preguntarles a esas mujeres por qué lo hacen. Algunas llegan tan cansadas del trabajo que solamente buscan descansar, pero se encuentran con que todavía tienen que hacerse cargo de la casa y los niños, Y no sólo son los trastes sucios, llevar el orden de una casa no es nada sencillo, es un trabajo que pocas veces se reconoce, aunque a veces sea incluso más pesado que el de una oficina, por ejemplo.

Sin embargo, comparto tu opinión sobre el cuidado que se debe dar a la familia, tanto hombres como mujeres deben buscar la forma de salir de la rutina y fortalecer los lazos con actividades fuera del hogar. El éxito del matrimonio es asunto de dos, donde ambas partes deben esforzarse para lograrlo. Estoy segura que tú serás una excelente esposa y deseo que nunca pierdas esa chispa.
26 Abril 2009 03:00:27
Con novio comprometido
QUERIDA ÁNGELA: Buenas tardes, ¿podría usted orientarme? Llevo dos años con mi novio. Yo soy divorciada, pero él no, aunque lleva tres años separado.

El problema es que su aún esposa lo anda buscando. Él aún no decide divorciarse.

No entiendo por qué: ella lo engañó y él la encontró en su propia casa con su amante. Yo también me divorcié porque mi ex me fue infiel, pero no dejé las cosas a medias. Le pedí que se fuera de la casa y a los seis meses nos divorciamos.
Mi novio siempre me platica cuando su ex le habla y eso a mí me duele mucho. Además, yo no busco casarme de nuevo y él tampoco.

Le he ofrecido ayuda económica para pagar un abogado, pero no se decide. Tenía más de cuatro meses que no lo buscaba y ahora lo hace su ex argumentando que está enferma por los problemas económicos que tiene.

Le pido mucho que me oriente y me indique qué día publicará una respuesta para esta consulta. Reciba un cordial saludo.

MARGARITA M.

QUERIDA MARGARITA M.:
Muchos hombres le dan larga a un proceso como el divorcio, a veces es sólo por desidia, por falta de recursos para pagar a un abogado, por temor a enfrentarse al conflicto, o simplemente porque tienen la esperanza de que de algún modo las cosas se solucionen y volver con su pareja.

Debes averiguar cuál es la verdadera razón que tiene tu novio para no solucionar de una vez por todas esta situación y, después, darle un ultimátum para que lo haga.

De lo contrario, es algo que se podría prolongar indefinidamente, y aunque lleve mucho tiempo separado, el hecho de que continúe casado es algo que no les permitirá a ustedes tener una relación normal.

Lamentablemente, fuera de eso es poco lo que puedes hacer, pues él es quien debe tomar la decisión para poner su vida en orden.

La cuestión aquí es saber cuánto tiempo estás dispuesta a seguir con él bajo estas circunstancias, y platicar con él sobre lo mal que te hace sentir su indecisión respecto a su divorcio.

Aunque ninguno de los dos quiera volver a casarse, no es bueno que él permanezca con ese compromiso legal, pues también implica una carga emocional que, como ya está sucediendo, también te afecta. La decisión del divorcio está en manos de él, pero tú eres quien decide hasta cuándo vas a esperarlo.

GRUPO DE AUTOAYUDA

QUERIDA ÁNGELA:
Pertenezco a un grupo de autoayuda aquí en Saltillo y asistimos todas aquellas personas discapacitadas, pero del alma, que creo que es un poco de lo que está experimentando Guillermo.

Te pido de la manera más atenta, si está dentro de tu criterio, que le compartas mi email y con gusto pudiésemos compartirle algunas de nuestras experiencias, sugerirle algunas lecturas, ejercicios, etcétera, que estoy seguro le van a ayudar a levantar su autoestima. Saludos y que Dios te Bendiga.

ATRY_2062

QUERIDO ATRY:
Muchas gracias por tu mensaje, espero que Guillermo lea esta columna para ponerte en contacto con él. Me llena de gusto ver que este espacio sirva de contacto para personas que quieran ayudar a los demás.

Les recuerdo a los lectores el caso de Guillermo, se trata de un hombre con un problema auditivo que siente que debido a éste no ha podido encontrar una relación estable y se encuentra deprimido.

Agradezco infinitamente el interés por este caso y me pongo a sus órdenes para lo que pueda servir.
24 Abril 2009 03:00:01
Decepcionada del amor
QUERIDA ÁNGELA: ¿Qué puedo hacer? Tenía un noviazgo que me funcionaba y lo cambié por otro que no es lo mismo.

Yo pienso que si él se buscó otra será porque en la casa hay muchos problemas o porque es una persona a la que le gusta andar de mujer en mujer.

Este es mi pensar, pero siempre hay soluciones a los problemas. Yo estoy pasando por algo parecido a eso, no soy casada, pero lastimé el corazón de mi pareja.

Le dolió mucho a él, pero ya se está recuperado de eso. Me busca, pero ya no puede haber nada porque creo que voy a tener un hijo de otra persona, y ahora quien está lastimada soy yo.

Me duele no tenerlo a mi lado, cada vez que lo veo sufro por lo que le hice, pero espero salir adelante con esto y les deseo mucha suerte a todas aquellas personas enamoradas. Ya aprendí algo de la vida.

Me gustaría que me escribieras dándome un consejo, porque por esto mismo estoy pasando. Yo lo busco, lo beso, me voy, vuelvo a los tres días y hago lo mismo. ¿Qué será lo que me está pasando?, es mi pregunta.

JAQUELINE

QUERIDA JAQUELINE:
Lo que pasa es que a veces buscamos desesperadamente llenar los vacíos que tenemos en nuestra vida con otras personas, sin darnos cuenta, actuamos motivados por ese egoísmo y “exprimimos” la esencia de los demás en busca de consuelo.

Según lo que me describes, no estás realmente interesada en esa persona (tu ex pareja) sino que tal vez lo que quieres es compensarlo por haber fallado en su relación, quizá te sientas culpable por haberlo echado a perder.

Al darle esos pedazos de tu tiempo buscas también sentirte bien contigo misma, pero es una relación a medias que no los llevará a ningún lado y en la que ninguno de los dos estará contento a largo plazo.

Si definitivamente crees que ya no puede haber algo más entre ustedes, mejor dile adiós de una vez, porque vas a caer en un círculo vicioso en el que los dos pueden resultar seriamente lastimados.

ELLA CREE QUE ES GRACIOSO DARLE CELOS

QUERIDA ÁNGELA:
La cosa está así, estoy de novio desde hace dos semanas, es mi primer noviazgo en serio. Aparentemente ella me ama y yo la amo, pero el problema es el siguiente: a veces siento que trata de ponerme celoso.

Hablamos por el Messenger y me pasa conversaciones que tiene con otros chavos que le tiran el “perro”, como se dice, que le piden salir, etcétera.

Ella lo comenta como si fuera algo gracioso, según sólo para platicar.

También frecuentemente me habla de otro chavo del que estaba enamorada, pero con el que terminó en malos términos días antes de que empezáramos a salir.

Yo creo que todo esto lo hace con algún propósito, o sea, creo que está esperando que yo reaccione de alguna manera frente a esto. Yo me hago el tonto, me río, lo tomo como broma, en realidad eso no me pone celoso ni me enojo, pero sí me fastidia que se ponga a hablar tanto del otro.

¿Por qué hace esto? ¿Cómo debo reaccionar?

ANÍBAL

QUERIDO ANÍBAL:
La verdad es que es muy poco el tiempo que tienes de novio con esta chica como para afirmar que te ama y que tú sientes lo mismo por ella. Su actitud me parece muy infantil y muestra muy poco respeto para su relación. Es natural que una mujer se sienta halagada con los coqueteos de los chicos, pero no es como para andarlo pregonando y menos para que te lo cuente a ti.

Por otro lado, creo que tú tampoco estás muy serio con ese noviazgo, de otro modo no te sentirías tan indiferente ante esta situación.

Si quieres que esa relación prospere dile que no te interesa que te cuente esas cosas y mucho menos sobre su ex novio.

Por el bien de su noviazgo, es mejor que aclaren ese asunto y pídele a ella que deje de hacer esos comentarios, es mejor que se enfoquen en los momentos agradables que pasan juntos y conocerse mejor.

23 Abril 2009 03:00:54
Miedo a salir del clóset
QUERIDA ÁNGELA: Te escribo no porque necesite ayuda, sino porque necesito alguien a quien contarle mi historia. Alguien que aunque no me conozca sepa de mi verdadera existencia en este mundo. ¿Y cómo sabrás tú que lo que escribo ahora no es ficción? Confío en ti, sobre todo porque soy yo quien ya te puso en la duda.

Tengo 19 años, hace aproximadamente, bueno, después de los 10 años ya me sabía homosexual. Tal vez se pueden preguntar, cómo es que a tan temprana edad te puedes dar cuenta de esto. La respuesta es simple: se sabe, lo sientes. Siempre he sido de la idea que en el primer instante que lo dudas es porque simplemente no te aceptas, pero sí lo consideras como algo malo. ¿Por qué digo esto? Porque durante la mayor parte de mi vida dudé, y ahora me siento mal. No sabía si decirlo o no, y ahora que he empezado a salir del clóset me doy cuenta que nunca debí haber tenido miedo. Me repudio por esto.

Al último amigo que le conté esto me dijo, con la mente más abierta del mundo, que lástima que él es heterosexual, yo me quedé sorprendido por su apertura, debo de comentar que este joven no es ni mexicano ni católico. Él simplemente me aceptó y tiene la idea de que cualquier cosa puede pasar en el futuro que lo haga cambiar de opinión, aunque bueno, tengo que decir que también soy de la creencia de que todos necesitan un pequeño empuje para cualquier cosa. Hasta el hombre más sano puede volverse loco en un día duro de trabajo, una de mis frases favoritas.

Bueno, siguiendo con la historia mi familia, es una típica familia católica mexicana. Con decirte que un día le pregunté a mi papá cuáles eran las tres peores enfermedades en el mundo y una de ellas fue la homosexualidad. Me decepcionó mucho saber esto. Modestia aparte, pero soy una de las personas que él más quiere, pero estoy seguro que si le confieso truene la relación entre nosotros. Tal vez ésta sea la pregunta que me puedas responder, si sabes cómo formulártela.

Tal vez dirás que estoy exagerando, pero no. Te contaré que mi aspiración es llegar a ser un influyente político mexicano. Yo soy uno quizás de los pocos que sigue creyendo en el sistema político mexicano. ¿Por qué te cuento esto? Porque es otra de las cosas que no sabe mi padre y que talvez si le digo no se sorprenda tanto como con la noticia de mi homosexualidad. No te diré que soy un extremista, pero busco crear un balance entre todas las ideologías, y esto sería el golpe fatal para él.

Bueno, creo que eso sería una historia muy resumida de mi vida, la cual quiero compartir, que si bien puede que no sea verdad dado mi anonimato, espero que incite a más gente a unirse a mi causa, a seguir los mismos ideales que yo tengo.

MEXICANO AGNÓSTICO

QUERIDO MEXICANO AGNÓSTICO:
Para decirle a tu padre que eres homosexual no hay “trucos” ni claves. Lo único que te puedo recomendar es que lo hagas en una situación tranquila, en la que los dos puedan platicar sin interrupciones. La reacción que él tenga es algo sobre lo que no tienes control, será él quien decida qué hacer después de eso. Por lo que me dices, es muy probable que se enoje contigo, así que sólo puedes esperar a que “digiera el trago”. Muchas veces estas situaciones provocan ruptura en las familias, lamentablemente nuestra sociedad aún no es muy abierta con los homosexuales, así que no hay más que esperar a que se derriben todos los tabúes y prejuicios. Demuéstrale que sigues siendo un ciudadano honorable y que haces lo que está a tu alcance por una sociedad mejor.

Sobre tus planes, me da gusto saber que hay jóvenes comprometidos como tú, y deseo que logres realizar tus proyectos, sin embargo, no incluí los links que mandaste porque esta columna no se creó para promocionar partidos ni ideologías políticas, aunque te agradezco tu confianza para escribir. Mucha suerte.

22 Abril 2009 03:38:41
Hermano con problemas de conducta
Querida Ángela: Te escribo solicitándote un consejo sobre qué hacer con respecto a la situación que actualmente está pasando mi familia.

Resulta que uno de mis hermanos lleva casado 11 años, su matrimonio no ha sido nada fácil. Él ahorita se encuentra separado de su esposa y lo peor es que está enfermo, pues desde muy joven fue diagnosticado de hipertensión y en dos ocasiones ha sufrido crisis muy graves por su enfermedad, de las que pudo salir gracias a Dios.

Se ha recuperado bien e incluso tiene un trabajo en el que gana más o menos para vivir a gusto, pero nada de esto ha sido suficiente para que recapacite sobre su vida.

Desde que se separó de su esposa ha estado viviendo en la casa de mis padres, donde yo vivo también, con una chica que es su novia.

Dice que el no va a cambiar ni por sus hijas y que su matrimonio ya no funciona, quiere que mis padres acepten su relación con su novia a tal grado de irse a vivir en unión libre con ella, sin pedirle el divorcio a su esposa.

Yo no creo que sea correcto lo que él quiere hacer. Mi madre ya le dijo que lo primero que debe hacer es salvar su matrimonio.

Obviamente, a nosotros lo que más nos preocupan son las niñas, que son las que ahorita deben vivir alejadas de su padre.

Hace poco mi mamá cumplió años y le organizamos una cena, a la que llegó mi hermano con su novia, ambos le compraron un regalo, pero mi mamá no mostró mucho su agrado. Lo que mi hermano consideró un “desaire”.

Al otro día regresó con las niñas y aproveché para hablar con él, traté de decirle que nosotros lo queremos mucho, pero no lo entendió.

Me preocupa mi madre, ya que ella aún sufre mucho por esta situación, yo amo a mi hermano, pero siento que ya no sé cómo acercarme a él para que entienda el dolor que nos está causando con su actitud, ¿qué hago?

Claudette

Querida Claudette: Quizá no hayas considerado una posibilidad muy importante en la situación que pasa con tu hermano. Me dices que ha estado dos veces en un estado de salud muy crítico, de las que por fortuna pudo recuperarse, pero es probable que sea precisamente esa la causa de su comportamiento.

Cuando una persona vive experiencias de ese tipo, lo único que quieren es aprovechar la vida al máximo. Ojo, no con esto quiero decir que apruebe lo que hace con su novia (considero que es algo inapropiado), pero es muy probable que él vea la vida y sus valores de manera muy diferente después de estar su vida en peligro.

Lamento que este conflicto le cause sufrimiento a tu familia, sobre todo a tu madre, pero es tu hermano quien decide qué hacer con su vida personal. Yo creo que no es prudente que lo sigan presionando con resolver su situación, pues si él se encuentra enamorado de esta nueva muchacha, sólo va a sentir que lo rechazan y que no tiene apoyo en ustedes, al grado de alejarse cada día más.

Sin embargo, si para tus padres es muy difícil verlo viviendo en unión libre, entonces mejor deberían pedirle que busque otro lugar, pero dejen en claro que las puertas de su casa siempre estarán abiertas para cuando necesite ayuda. Es muy extraña su situación actual y entiendo que incomode a todos, pero sin, insistirle en el asunto de arreglar su matrimonio, simplemente díganle que lo mejor es que se vaya a vivir a otra casa, por el bien de todos y para evitar conflictos, pues las niñas tampoco deben estar listas para entender las circunstancias. Recuérdale que es por el bien de ellas que haga su vida en pareja aparte. Lo que decida hacer sobre su matrimonio, sólo le concierne a él y a su esposa.
21 Abril 2009 03:00:11
Amistad perdida por chismes
QUERIDA ÁNGELA: Hace unos dos años conocí a un muchacho, nada especial, inclusive no me caía, pero una amiga me pidió que lo conociera, y al final terminó que era a todo dar.

Nos hicimos inseparables, hasta para los trabajos de la escuela, le enseñaba mis dibujos y compartíamos muchas cosas.

Tiempo después él conoció a una chica, de la que terminó siendo novio. En ese tiempo yo andaba con alguien y mi amigo me pedía consejos para tener un noviazgo exitoso y yo era feliz de verlo a él feliz.

Pero entonces mi hermana empezó a contarme cosas horribles de la novia, decían que tenía a alguien más y que sólo estaba utilizando a mi amigo. Supuestamente mucha gente lo sabía, así que decidí que él debía saber y platiqué con él.

Finalmente decidió terminar con ella, y él se deprimió muchísimo. Claro que ahí estaba yo para darle ánimos y apapacharlo.

Llegó el día del Amor y la Amistad y yo le hice un regalo.

Sin embargo, después de eso él empezó a alejarse de mí. Yo pensé que era por los trabajos de la escuela y los exámenes y no lo quise molestar. Pero en eso me vinieron a contar que él ya no quería juntarse conmigo, que no quería saber nada de mí.

Luego me enteré de que él me culpaba de que hubiera terminado con su novia, porque según él todo lo que le había dicho eran mentiras, que yo estaba celosa porque él era feliz y que yo estaba enamorada de él en secreto.

Me sentí la peor basura, pero no pude hablar con él sobre esto. Pasó el tiempo y hace como dos semanas me armé de valor, lo tomé del brazo y le pregunté: “¿Por qué terminó nuestra amistad?”. No me pude aguantar y me solté a llorar.

Me pareció verlo arrepentido, pero no me decía nada. Yo lloraba y lloraba incontrolablemente, le dije que lo quería mucho y que sólo quería que fuera feliz, pues yo no era del todo feliz en mi noviazgo, así que al menos esperaba que él estuviera bien.

Él me abrazó muy fuerte y me dijo que mi novio no merecía mis lágrimas, que era basura humana por tratarme como me trataba. Cuando me tranquilicé me dijo que hablaríamos otro día, pero hasta ahorita no me ha buscado. Nos topamos en la escuela y nos saludamos, pero nada más.

Él es el más grande amigo que he tenido y lo quiero recuperar, ¿qué debo hacer? Me siento tan triste.

MELANIE

QUERIDA MELANIE:
La verdadera amistad es un tesoro que nos hace más fuertes y felices. Es como una joya que hay que pulirla, lucirla y cuidarla. Sin embargo, no está exenta de los daños que las personas externas pueden causarle.

En este caso, creo que no queda más que insistir. Sigue buscando a tu amigo, insiste con él hasta qué aclaren completamente qué es lo que pasó.

Los malos entendidos son una plaga que pueden destruir las relaciones más fuertes, son como un gusanito que poco a poco corroe los lazos de cariño que existen.

Lamento que hayas sido víctima de chismes y comentarios mal intencionados, pero nadie mejor que tú conoce a tu amigo y debes de saber cuál es la mejor forma de acercarte a él. Recurre a los buenos momentos que pasaron, todas las cosas lindas que compartían. Insiste, insiste e insiste.

Una amistad tan buena como dices que tenías con este muchacho, vale todos los esfuerzos que puedas hacer para salvarla. Restablecer la comunicación es básico para que puedan aclarar todo lo que sucedió.

Espero de corazón que puedas recuperar a tu amigo y arreglar los problemas que tienes en tu relación sentimental.


20 Abril 2009 03:28:28
Mujer con matrimonio en crisis
Querida Ángela: Hace tres semanas mi esposo abandonó nuestro hogar. Justo un día después de regresar de vacaciones con mi hijo de 4 años.

Alegó diferencias de carácter. Nosotros veníamos arrastrando problemas desde hacía mucho tiempo, a nivel de comunicación y eso conllevó a graves problemas a nivel de pareja, es decir, no teníamos contacto sexual.

Para justificar su regreso a casa de su madre le dijo que yo no cumplía con mis deberes del hogar (lavar, planchar, cocinar) y que además le discutía todos los días y que él estaba cansado de todo eso. A su hermana le dijo que yo no le daba cariño. Sus alegatos para con su familia son falsos y eso me ha dolido mucho. Pues me ha decepcionado en gran manera.

Ciertamente no soy la perfecta ama de casa. Él jamás fue a su trabajo con la ropa arrugada, además siempre llevaba consigo su desayuno y almuerzo. Además cuando llegaba a la hora de la cena, ya estaba lista para él.

Estuve mes y medio en casa de mis padres aunque habíamos hablado de que usaríamos ese tiempo para reflexionar acerca de nuestra relación.

Él tomó la iniciativa y me dijo que decidía irse del hogar. Yo no hice nada por retenerlo, pues no puedo obligarlo a estar conmigo.

He sufrido mucho, pues quiero mucho a mi esposo y no me imagino ni haciendo mi vida con otra persona que no sea él.

De lo que sí estoy clarísima es que todo lo que ocurre es por algo. Recientemente descubrí que existe una chica que le envía mensajes a mi esposo diciéndole que lo ama, que él es el amor de su vida, e imaginen todo lo demás.

Eso me hizo dar pasos atrás y toda la fortaleza, fuerza y confianza que en un momento sentí se me desmoronó y me desubiqué.

Me siento muy insegura. Él dice que tiene un par de amigas, pero que no son nada serio.

Por un lado rezo y ruego a Dios que todo se haga conforme su voluntad, pero por otro lado le pido que me devuelva a mi esposo y quite de él cualquier atadura que le impida regresar a su hogar.

Mi esposo vino de visita y me dijo esta mañana que le diera un tiempo, que detuviéramos cualquier trámite relacionado con lo del divorcio y que me quería, pero igual se fue.

Gracias de antemano por tu consejo.

Enriqueta

Querida Enriqueta: Los hombres, a veces, cuando saben que actuaron erróneamente, intentan justificar sus decisiones culpando a otras personas, y eso parece que fue lo que pasó con tu matrimonio. Obviamente él no iba a llegar a casa de sus padres diciendo que quería probar un poco de libertad, por eso te culpó frente a ellos por la crisis matrimonial.

Está mal que lo haya hecho así, pero no creo que de verdad sintiera que tú no lo atendías ni le dabas el suficiente cariño, lo usó sólo como argumento.

Creo que aquí todo es cuestión de tiempo, y es una muy buena señal que él te haya pedido detener los trámites del divorcio, eso quiere decir que está considerando que quizá esa no es la mejor idea.

Sobre la “amiga” que le manda mensajes, mantente alerta y pregúntale si mantiene o mantuvo una relación con ella, es importante que lo aclares antes de decidir volver con él.

Lo mejor que puedes hacer, por lo pronto, es mantener la calma y demostrarle cuánto lo quieres y lo importante que es para ti rescatar a su familia.

Haz que se sienta parte de ella, y no vayas a caer en el error de utilizar a tu hijo para manipularlo.
19 Abril 2009 03:00:28
Esposo con doble vida
QUERIDA ÁNGELA: No puedo creer en los hombres. He estado casada por muchos años. Mi esposo tiene 46 y yo 40.

Mi esposo siempre ha llevado como una doble vida o tal vez deba decir una doble personalidad. La que tiene estando en casa con la familia y la que tiene con los amigos. Me crié en un hogar de alcoholismo y drogas, por lo que los vicios me disgustan bastante. Mi esposo bebe cerveza (fuera de la casa) y llega con ese olor que tanto me disgusta.

Antes llevaba amigas a mi casa y ahora simplemente me cohíbo. Mi esposo se pone gafas aún dentro de la casa para mirarlas. En una ocasión mi amiga se iba cuando él llegó del trabajo y el muy descarado se paró junto al marco de la puerta a verla entrar y salir mientras acomodaba sus bebés dentro del auto.

Por motivos de trabajo pasa mucho tiempo fuera. Me arreglo para él cuando vamos a salir y como si no me notara. Nuestra primera relación cuando llegó de su ultimo viaje fue muy agresiva y la verdad más que disfrutarlo me sentí usada.

En ocasiones he sentido que está haciéndolo conmigo, pero que está pensando en otra.

Cuando estaba en casa se iba a casa de un amigo a ver porno en Internet.

Si trato de conversar con él, sólo me sonríe como un niño pequeño que acaba de hacer una travesura y no le encuentra nada malo. Dice que me ama y que es normal.

La verdad es que ya no puedo disfrutar junto a él y desde hace un tiempo lo siento sólo como una piedra en mi camino y quisiera sacarla para poder seguir caminando.

Duele mucho sentirse como yo me siento. Duele mucho no poder confiar en la pareja.

En la casa es un hombre callado, sólo participa cuando de bobadas y chistes se trata. Si esto fuera de ahora tal vez no me dolería tanto.

Me casé siendo muy jovencita e ignorante y pensaba que su forma de ser era así y yo tenía que aceptarla y sufrir, como todas.

A mi hermana le dijo un día en “broma” que cuando el esposo no quisiera o no pudiera le avisara a él. Yo no quiero seguir con mi matrimonio. Ya mis hijos se casaron. Para mí es muy doloroso todo esto.

Venimos de familias con convicciones firmes y el divorcio nunca ha sido una opción. Así enseñé mis hijos. No amo a mi esposo como hombre. Estoy cansada, dolida, frustrada, desesperanzada.

ADELINA

QUERIDA ADELINA:
Tu esposo es un hombre enfermo y, antes de que te enfermes tú, debes alejarte de él.

Por su forma de actuar demuestra que no siente el mínimo respeto por ti, ni si quiera por su matrimonio.

Tú misma lo aceptas, no es un problema reciente, llevas años arrastrando esa piedra.

No es el caso discutir cuál es tu fe religiosa, pero estoy segura de que cualquiera que sea, ésta defenderá tu derecho de ser feliz y sentirte plena.Busca la manera de que sientas la posibilidad de desarrollarte al máximo como ser humano y no te sientas culpable, tus hijos ya se casaron e hicieron sus vidas, ahora te toca a ti buscar tu propio camino.

No estoy hablando de que tengas que divorciarte, haz un último intento con tu esposo, sugiérele entrar a alguna terapia que le ayude a manejar su obsesión por el sexo, pues según lo que me cuentas, presenta algunas señales preocupantes de que sufre este trastorno.

Si él acepta recibir la ayuda profesional para superar su problema, quizá sea para ti más fácil darle otra oportunidad, pero de otro modo, debes estar preparada para vivir así por siempre, y eso ni lo quieres, ni lo mereces.

18 Abril 2009 03:00:02
Angustiada por hijo drogadicto
QUERIDA ÁNGELA: Mi problema es que tengo un hijo rebelde, quien acaba de cumplir la mayoría de edad, según las leyes de EU (aquí vivimos), que es de 21 años.

Lo que me mortifica es que anda de novio con una muchacha que me parece una persona muy egoísta y manipuladora. Él siempre ha tenido problemas de conducta. Le he buscado ayuda que no ha querido recibir y según la ley no puede recibirla a no ser que así él la quiera.

Ha llegado el punto en que simplemente no puedo permitirle más faltas de respeto.

Le di un tiempo razonable, cuando estaba cerca la fecha de que cumpliera su mayoría de edad le dije que debía conseguirse un trabajo para ayudar con los gastos de la casa, pues no tenemos casa propia y con mi sueldo apenas nos alcanza, ya que tengo otra hija menor.

Llegó el tiempo y no buscó trabajo, ni un cuarto donde vivir, ni se ha preocupado por sus estudios.

La novia es una joven de 19 años que, como dice el dicho, “no dispara ni en defensa propia”.

En un principio mi hijo quería irse a estudiar y ella lo convenció para que no se fuera disque porque “lo quiere tanto”, que no quería que se fuera a una ciudad lejana y verlo solamente los fines de semana.

Según me enteré, la muchacha viene de una relación donde fue abusada, y ahora se envolvió con mi hijo. El mes pasado llegó con la noticia de un supuesto embarazo, pero resultó que era una falsa alarma.

Hace apenas unas dos semanas de eso y ahora aparece con otro posible embarazo, porque supuestamente se les rompió el condón.

No sé qué hacer, pues no le puedo dar la espalda a mi hijo en estos momentos. Me preocupa porque está en vicios, los dos fuman mariguana y crack, de hecho me dijo del supuesto embarazo acabando de fumar.

Primero ella lo acompañaba en todo, hasta la echaron de su casa por andar detrás de él y faltarle el respeto a los padres.

Vino a decirme del supuesto embarazo como diciendo: “Ya no tengo casa y él necesita dónde vivir y buscar trabajo y mantenernos, y no puede seguir como está”.

Yo les dije que para que vivieran aquí tendrían que hacerse responsables. Para mí lo del embarazo es mentira y lo hace para obligarlo a buscar trabajo y llevársela con él mientras ella busca excusas para no hacer nada y seguir de mantenida.

He estado a punto de gritarle en su cara que pienso que es una mentirosa y manipuladora, pero no quiero causar un conflicto mayor con mi hijo. ¿Cómo puedo arreglar este problema?

YOLANDA

QUERIDA YOLANDA
: Creo que ese el verdadero problema de su hijo, del cual se deriva que se haya involucrado con una mujer con la personalidad que usted me describe. Por lo tanto, hay que resolver el conflicto de fondo, y sus ramificaciones caerán por sí mismas.

Cuando el abuso de drogas llega al punto de la adicción, deja de ser un mal hábito con el que se puede terminar. Una dependencia tan fuerte hace que sean necesarios la intervención médica y el tratamiento para poder ser superada. Hable con su hijo, insístale en que consiga un trabajo. Quizá su adicción en estos momentos no está en un nivel tan grave y esté a tiempo de encauzar su vida, pero sin duda es un tema que se debe resolver. Me dice que está en EU, donde debe haber muchos grupos que la pueden orientar, no dude tampoco en buscar la ayuda espiritual

Para la recuperación de una persona con adicciones es vital el apoyo comprensión de sus seres queridos, así que tendrá que ser muy fuerte y no deje que esa mujer opaque ese sentimiento.

12 Abril 2009 03:00:12
Víctima de violencia intrafamiliar
Querida Ángela: Tengo 15 años de casada y ya estoy cansada, no sé cómo hacerle.
Mi marido es una persona que no entiende cuánto lo quiero, que por eso lo he soportado bastante, al grado de que siempre me golpeó cuando se le ponía.

Me fue infiel y me sigue siendo infiel. Yo soy una persona trabajadora que siempre trata de sacar a sus hijos adelante. Tengo dos, siempre mi rutina del trabajo a la casa, yo soy la que compro todo, desde vestir, comer.
Él no paga los servicios, hasta tengo que decir que yo pago para que nos saque a pasear.

Pensé que desde que le compré la casa iba a cambiar, pero ya veo que no, él siempre se ha aprovechado de mí. Me quitó mi carro, me ha quitado dinero y yo, con tal de tenerlo a mi lado lo dejo que haga lo que le da la gana.

Según él se la pasa trabajando, que no sé para qué si no me da nada.

Él es taxista y siempre sale con que no saca nada. A veces no va a dormir a la casa, dizque está trabajando, y nunca tiene tiempo para mí y mis hijos. También me han hecho el comentario de que él se la pasa con una señora.

Cuando yo quiero hablar sobre esto con él me pide pruebas o que si yo lo vi.

La verdad es que no tengo tiempo por mi trabajo para darle a mis hijos, pero es el colmo de que yo descanse nada más los domingos y él anda con esa señora paseando y dándole el dinero que no le da a mis hijos.

Fíjate que yo ya no siento celos de él, pero sí siento coraje por mis hijos.
Quisiera saber que si anda con esa señora que se vaya y que me deje en paz.

Ya no sé qué hacer, cuando le digo que ya no quiero estar con él, me dice que yo tengo otro, que por eso lo quiero dejar, que me mataría primero antes de dejarme.

He intentado suicidarme, pero no lo he hecho porque mis hijos son los que me mantienen viva.

De por sí que no los ve estando yo, pues ya no estando menos.

Creo que soy una mujer con una gran fuerza y no quiero dejarme vencer. Espero tu consejo, gracias. (Editada por razones de espacio).

Leviram

Querida Leviram: La violencia intrafamiliar no siempre se da con golpes o castigos. Lo que tu esposo está haciendo contigo es un tipo de abuso muy cruel y destructivo. Ese hombre no te valora ni te respeta, ni siquiera a tus hijos.

Eres una gran mujer, luchadora y valiente que no merece tener a su lado a una persona que sólo se aprovecha de lo que le das y que está contigo por conveniencia y comodidad. Tú mereces una vida mejor, y está en tus manos conseguirla. Las leyes te apoyan para que de una vez por todas asuma su responsabilidad y se haga cargo de la manutención de sus hijos.

Me da gusto que te hayas dado cuenta a tiempo de lo grave que sería acabar con tu vida, tanto porque tu esposo es una persona que no vale la pena para cometer algo así y sobre todo por tus hijos, es por ellos por quienes tienes que ver.

Pero no te sientas desamparada, existen refugios para mujeres que piensan que podrían correr peligro cuando deciden separarse de sus esposos. Él te ha amenazado y si piensas que podría cumplir sus amenazas, hay organismos que pueden ayudarte.

También existen módulos en las agencias del Ministerio Público donde te pueden ayudar. En éstos se brinda terapia sicológica, así como asesoría y acompañamiento legal, a las mujeres víctimas de violencia, procurando en todo momento la estabilidad personal y familiar.

Si vives en cualquier parte de Coahuila, puedes llamar a la línea de apoyo gratuita 075. En caso de que radiques en otro estado, busca el Instituto de las Mujeres de tu localidad, todos los gobiernos lo tienen, ahí te ayudarán, pues afortunadamente cada día hay más organismos que auxilian a mujeres que atraviesan situaciones como la tuya. Si vives en Saltillo, mándame otro correo para proporcionarte los datos de refugios y teléfonos de lugares donde te pueden orientar. Es hora de que dejes de mantener a ese hombre y luches sólo por ti y tus hijos. Recuérdalo: no estás sola.
05 Abril 2009 04:00:58
Chico con miedo al compromiso
QUERIDA ÁNGELA: Hola, te escribo porque necesito que me des un consejo sobre un problema que tengo con mi pareja.

Yo tengo 32 años y el 33, y los dos trabajamos. La razón principal es que él no quiere hacer planes de futuro, dice que antes tiene que conseguir ciertas cosas. El caso es que yo estoy obsesionada con que lo que ocurre, es que no está seguro de que yo sea la persona con la que quiere estar.

Creo que si me quisiera no le daría tanto miedo hacer planes y comprometerse con algo, que igual nos sale todo bien o no, pero es importante tener un proyecto común, ¿o no?

El presente no me gusta porque no estamos juntos ni para lo bueno ni para lo malo y le hecho de menos. Últimamente todas nuestras conversaciones giran en torno a eso.

El caso es que me he decidido a dejarlo, pero he pasado unos días muy tristes. Ya ni siquiera he hablado con él, porque no me ha llamado. Parece que él es más feliz saliendo con sus amigotes y nunca va a dar un paso para formalizar nuestra relación.

Lo que me duele es que yo sí estaba muy segura y habría dejado todo para irme con él, pero no quiso. Si me quisiera, como dice, entonces que me explique por qué no quiere cambiar o por qué no hace un sacrificio para estar a lado de la persona que ama, que se supone soy yo.

Porque me hace todo sufrir, estar con él sabiendo que me tengo que conformar con estar así, cada quien por su lado y vernos sólo tres o cuatro días a la semana, pero la ruptura también me hace sufrir.

Estoy segura de que él lo va a superar más pronto que yo, y no soporto la idea de que cuando lo haga va a buscarse a otra persona y con ella sí se va a sentir seguro para dar ese gran paso.

¿Por qué no me ha querido como yo lo quiero a él?

Estoy sufriendo tanto con todo esto, por que no lo entiendo. Yo sólo sé que él no me quiere tanto como yo, aunque se empeña en decirme que sí cada vez que nos vemos y se porta maravilloso, pero no quiere ceder en el aspecto de irnos a vivir juntos, y ni qué decir de casarnos.

ALONDRA

QUERIDA ALONDRA:
Hay una frase que dice que el amor no es mirarse los ojos uno a otro, sino mirar los dos en una sola dirección.

Puede ser que sí te quiera mucho este hombre, pero no te ama, y por eso no está dispuesto a hacer esos sacrificios para permanecer a tu lado. Para él sus planes personales son más importantes que estar junto a ti y, lo que es peor, no te incluyen, de otro modo, él buscaría la manera de que las cosas se solucionaran, pero más bien me parece que ha permanecido con una actitud pasiva mientras tú estás sufriendo todo este proceso.

Sé que es difícil darle fin a una relación en la cual invertiste tantos sentimientos y tiempo, pero a veces simplemente hay que aceptar que se acabó y que lo mejor es que cada quien siga su propio camino.

No puedes obligar a nadie a tener los mismos objetivos que tú, eso no lo haría feliz ni a él ni a ti, y por más que quieras que él siga a tu lado, lo mejor es que te des cuenta de que sus intereses no los llevarán al mismo lugar.

Sobre tu temor de que él pueda encontrar a otra persona con la que sí quiera asumir ese compromiso, debes enfrentar esa posibilidad, porque al parecer él no es el hombre que necesitas, no querrás mantener a alguien a tu lado a la fuerza.

Confía en que aparecerá alguien que sí quiera compartir su vida contigo, no dejes de creer en el amor, una actitud positiva resulta irresistible para cualquier persona. No dejes a un lado tus planes e ideales sólo por estar al lado de alguien con quien no puedes compartirlos.

04 Abril 2009 03:00:18
Bella y manipuladora
QUERIDA ÁNGELA: Estoy saliendo con una chica. Llevo poco tiempo, aunque el suficiente para ir conociéndola.

El problema es que es una chava un poco manipuladora, es decir, sabe cómo hacerme creer que no tiene la culpa de nada en cada discusión que hemos tenido y aunque sepa que tengo la razón, le cuesta mucho trabajo aceptarlo.

Siempre termina por darle vuelta a las cosas y yo, para no hacer la bronca más grande, acabo cediendo.

Yo he hablado con ella para que entienda que a veces es necesario dar el brazo a torcer y que no pasa nada, pero ella es así, es cabezona como ella sola y siempre quiere tener la razón, aún sabiendo que no la tiene.

Ella tiene 21 años y este aspecto de su personalidad me parece muy inmaduro, aunque es lo único malo que tiene, pues en todo lo demás está bien.

El tema es que a veces hasta me da “desconfianza”. Ella, por ejemplo, es muy cariñosa conmigo, estamos planeando un viaje juntos, sabe decir las cosas que me tocan el corazón, pero yo soy muy desconfiado, y el hecho de saber que ella es tan “maquinadora” como ella dice, hace que desconfíe en ocasiones aún más.

Y para colmo es un bomboncito. Es la típica chica que miran todos cuando llega a un bar. Así que es el sueño de cualquiera y a la misma vez el peligro en persona: una chava guapa y lista, que te puede hacer pensar lo que ella quiera y según le interese, o sea que si decidiera un día engañarme, sabría muy bien cómo hacerlo.

El problema es ese: no logro confiar en ella plenamente. Y aunque en realidad sé que eso no es malo del todo, sí me produce celos en ocasiones y paranoias mentales.

Luego, el otro día me dijo algo que me encendió la alerta. Nosotros trabajamos en el mismo sitio, pero pronto a ella se le va a acabar el contrato, y me dice “¿No te da tristeza que ya me vaya, que tenga que ir a otro lugar, con otros compañeros?”.

No supe exactamente qué quiso decir con eso porque ella ha tenido tres novios, al primero lo dejó cuando empezó a trabajar en otro lugar con un chavo de ese trabajo, a quien cortó cuando entró aquí, para andar conmigo, o sea, con esa trayectoria no puedo más que desconfiar.

Así que de plano un día salió la conversación y se lo dije: “No puedo confiar en ti”. Ella se puso muy triste y me dijo que no esperaba que yo desconfiara de ella, pero no puedo evitarlo. Es por eso tampoco que hasta ahora no me he permitido “clavarme” tanto con ella, a pesar de que es una chica espectacular y muy buena persona. ¿Cómo le hago para confiar en ella?

ALFRED

QUERIDO ALFRED:
Es imposible mantener una relación sana cuando no se confía en el otro. Confiamos en alguien cuando creemos conocer sus intenciones. Desconfiamos de alguien cuando creemos desconocer sus intenciones; aun más claramente desconfiamos cuando creemos saber que oculta sus intenciones. En el primer caso, haga lo que haga y diga lo que diga, creemos saber que todo se corresponde con sus intenciones. En el segundo caso, nada que haga o diga nos convence de que no oculta algo.

La confianza se basa en dejar que la otra persona sea como tenga que ser, sólo así sabrás cómo es realmente.

Mientras tu relación se mantenga, aunque ella se vaya a trabajar a otro lado, deberás mantener la calma y disfrutar de tu pareja, sin dejar que los miedos estropeen su noviazgo.

03 Abril 2009 03:02:29
Mujer maltratada por su pareja
Querida Ángela: Necesito que me des tu opinión de cómo sobrellevar mi situación.

Soy una chica de 30 años y mantengo una relación con un hombre de 37, llevamos dos años y medio y en el transcurso de ésta me ha sido infiel en varias ocasiones y la última fue en las vacaciones de Navidad, estando yo embarazada.

Lo corrí de mi casa y le llegué a pegar, me denunció y aborté. Ahora me ruega perdón y quiere volver conmigo, diciéndome que se ha dado cuenta de todo lo que me ha hecho y que gracias a un libro que le regalé ha abierto los ojos y sabe lo que realmente quiere, como rehacer los proyectos que teníamos juntos.

Mi corazón aún lo quiere y tengo sentimientos hacia él, pero mi cabeza me dice que no me conviene por como se ha comportado conmigo.

Sé que todos merecemos que nos den una segunda oportunidad, pero yo a él le he dado muchas y ahora estoy rota por dentro.

Le digo que necesito tiempo para no entrar en la dinámica de que cada día el tema de conversación sea siempre el mismo, de todo lo malo que ha hecho, porque sé que si entramos en esa dinámica acabaremos peor.

Reconozco que mi problema es que lo perdono, pero no me olvido de todas las horas que he pasado esperando cuando ha quedado en venir a buscarme, o las largas esperas en casa a esperar que él llegara del trabajo y estaba en el bar, o de sus borracheras de las cuales acababan en peleas, despreciando toda mi persona e insultando todo lo que era referente a mí y a la vida que le estaba ofreciendo.

Incluso llegó a pegarme y me acusó de serle infiel, muchas veces me ha faltado al respeto delante de la gente y he tenido que soportar infinidad de peleas que surgen de la nada, simplemente porque estaba tomado.

La verdad es que he sido la única persona que lo ha apoyado y le he hecho de amiga, psicóloga, cocinera, amante, he sido su todo y me ha respondido mal.

Ahora quiere arreglar todo el daño que ha hecho porque se ha dado cuenta de que puede perderme, pero soy yo la que ahora no tiene fuerzas suficientes para dar esa oportunidad.

Se lo he explicado y él pone siempre como excusa que no quiere que nos dejemos, porque si no se enfriarán los sentimientos, y me pone como su único motivo por el cual continuar luchando.

Cada día que pasa se trae más cosas a mi casa y empieza a estar cada día allí.

Empiezo a no tener control sobre la situación y no me siento con valor suficiente para perder todo contacto con él.

¿Que puedo hacer para que sea él quien tome la decisión de dejarme?

Pecas

Querida Pecas: Por principio, no puedes esperar que él tome la decisión de dejarte y solucionar este problema. La que debe de “agarrar al toro por los cuernos” eres tú.

Todo lo que me has descrito en tu carta me hace pensar que tu ex pareja tiene un grave problema de alcoholismo del que seguramente tú has tratado de justificarlo.

Las reacciones que ha tenido, los insultos, las peleas, todo es derivado de ese problema para el cual debe buscar ayuda de inmediato, y creo que no es conveniente que reinicies nada con él hasta que él decida erradicar ese vicio de su vida, pues créeme, las cosas sólo se irán poniendo cada vez peor.

Tú no eres quien puede “salvarlo”, él debe recurrir a los expertos para superar esa adicción, lo cual no será nada fácil. Lo único que puedes hacer, de momento, es ofrecerle una mano amiga, pero no te vuelvas a involucrar con él sentimentalmente, por lo pronto. Convéncelo de que acuda a Alcohólicos Anónimos, pues su forma de beber les ha traído conflictos a él y a ti, que, insisto, sólo irán empeorando si no toma la decisión de cambiar su vida.

No te sientas culpable por lo que le pasa y tampoco si sientes que no tienes fuerzas para estar a su lado, debes ver por tu propia seguridad y tranquilidad.
02 Abril 2009 03:00:14
Comprometida con hombre machista
QUERIDA ÁNGELA: Me gusta mucho tu columna ya que me parecen muy acertados tus consejos y por eso te pido uno para mí, y esta es mi historia:

Siempre me he considerado una mujer sensata y estable, pero también un poco exigente, me gusta vivir bien y por eso siempre trato de hacer lo mejor que puedo, me he esforzado por salir adelante, estudiar una carrera para así tener la oportunidad de tener un trabajo mejor pagado y darme la vida que me gusta; pero ese no es problema, el problema son los hombres.

Mientras era estudiante tenía un trabajo como vendedora, también tenía un novio, un chico muy alegre y despreocupado de la vida, yo soy muy preocupona, así que su manera de ser compensaba mi constante lucha con todo, hacer bien mi trabajo, sacar buenas calificaciones etcétera. Nos llevábamos muy bien, pero había algo en él que no me gustaba, no tenía ambiciones, no trabajaba, no estudiaba, me molestaba ver cómo su mamá le rogaba para que estudiara, pero él siempre lo postergaba, y yo, con un trabajo superpesado y estudiando, qué hubiera dado por estar en su lugar. Pasaron cuatro años de noviazgo, en donde él llegó incluso a pedirme dinero para comprarse sus cervezas, fue cuando me cayó el veinte de que este chavo me veía como una extensión de su madre, que lo mantenía y no le exigía nada; así que lo dejé.

Antes de terminar con la carrera conocí a un chavo de la escuela que parecía un buen prospecto, un chico, serio, responsable, que también trabajaba igual que yo, para sacar sus estudios y empezamos a salir. En unos meses nos hicimos novios y parecía que todo era perfecto, a los dos nos gusta trabajar, tenemos metas, nos agrada la idea de mejorar nuestro estilo de vida y ya sabes, tirarle a más.

Pero tiene un defecto, es machista, le gusta la idea de que yo trabaje, pero no le gusta la idea de compartir responsabilidades en el hogar, dice que para eso son las mujeres, él cumple con trabajar mucho, traer el dinero y ya, de lo demás no le gusta hacerse cargo.

Hablé con él y le expliqué que yo también salgo a trabajar y regreso cansada, por lo que me gustaría que cuando estemos juntos me ayudara con la casa, pero a él no le gusta la idea.

El problema, pienso yo, es que en su caso su madre nunca trabajó, se dedicó al hogar, por eso él no está acostumbrado a no mover ni un plato.

Tenemos ya cuatro años de noviazgo y él me pide que ya nos casemos para vivir juntos, yo la pienso porque no me gustaría vivir así, sé que va a llegar un momento en que voy a explotar; por lo demás, no tengo queja, es buen hombre, no toma, no es parrandero y es muy responsable.

También tengo cierto temor de dejarlo, porque precisamente no soy una niña, tengo 30 años y él también y sé que es difícil encontrar a un buen hombre que quiera casarse y formar una familia, ya que la mayoría de los chavos de mi edad ya son casados.

PAULINA

QUERIDA PAULINA:
Uno de los peores errores que puedes cometer es casarte porque piensas que se te va a “pasar el tren”. Las dudas que tienes respecto a tu novio son muy válidas y lo bueno es que tú misma te has dado cuenta y aceptas que tarde o temprano vas a explotar con esa situación.

Está bien que sea un buen hombre con las cualidades que describes, pero así como tú lo reconoces, él también debe valorar el esfuerzo que haces al trabajar para cumplir tus metas.

Los tiempos han cambiado y ahora los hombres deben asumir también las responsabilidades del hogar cuando la mujer tiene un empleo, imagínate qué pasaría cuando lleguen a tener hijos, va a ser el doble o triple de trabajo para ti.

Antes de tomar cualquier decisión al respecto, debes hablar con él y exponerle tus inquietudes, si él no cambia su actitud, mejor reconsidera tu futuro a su lado, porque ya sabes lo que te espera. No te agobies con el punto de la edad y los solteros, cuando sea el momento indicado, no tendrás dudas para dar ese importante paso.
01 Abril 2009 03:00:16
Cansada de ser ‘la otra’
QUERIDA ÁNGELA: Hola, me gustan de manera sin igual los consejos que das y me han servido como no te imaginas, a continuación detallo algo que me pasó:

Soy una mujer de 33 años, hace 15 yo era soltera y me involucré con un hombre casado (al que llamaré Pinocho), me llevaba nueve años.

Yo era muy noviera, aunque andaba con él y siempre me reclamó eso, el hecho es que tardó tanto en eso de que “ya pronto dejo a mi esposa y me divorcio y estaremos juntos por fin”, por lo que con uno de mis novios me casé. De alguna manera seguimos viéndonos ocasionalmente (muy ocasionalmente) y así pasaron nueve años, tuve dos hijas y desgraciadamente por maltrato físico y psicológico me divorcié de mi esposo. (Obvio nunca se enteró de “Pinocho”).

En esos momentos “Pinocho” puso manos a la obra y me quiso conquistar nuevamente diciendo la misma letanía de siempre, cosa que ya no pudo porque yo me empecé a interesar en otro hombre (soltero por cierto), además perdí la confianza en él por muchas cuestiones que sucedieron en el transcurso de los años, además ya no me trago eso de que “no estoy bien con mi esposa”, ya no soy una adolescente que puede engañar, y así pasó nuevamente el tiempo.

Ahora ya tengo dos años con mi actual pareja y resulta que sigue insistiendo, pero lo curioso es que yo ya no lo amo, creo que desde hace muchos años, pero lo quiero tanto como mi amigo, que me duele que se desaparezca, por eso hemos conservado la comunicación por tanto tiempo.

Él me lastimó mucho cuando yo era una chica soltera y joven y creo que por rebeldía yo lo trataba mal en años posteriores, por eso él dice que me las cobré una a una todas las humillaciones que pasé por ser “la otra”.

Ahora él se la pasa diciendo que no lo entiendo, que no me interesa, que dónde quedó todo el sentimiento, y etcétera, etcétera, etcétera.

La verdad, no sé qué hacer porque no me atrae como hombre, sino como un amigo solamente y él no quiere entender eso.

¿Cómo puedo hacer para deshacerme del “hombre enamorado” y conservar al amigo?

Cabe mencionar que nunca dejó a su esposa, por supuesto, eso todavía se lo digo, pero insiste que si no estoy con él, lo demás no le importa.

Pero en fin, lo importante es que yo estoy bien, tranquila, feliz, tengo un buen empleo, y con muchas ganas de vivir.

¿Qué opinas? Ayúdame a definir esta situación.

TRANQUILA

QUERIDA TRANQUILA:
Este hombre te ha utilizado desde hace 15 años. Primero lo hizo para tener una aventura extramarital, luego te agarró como tabla de salvación, pues su vida seguramente es un desastre y necesita seguir aferrado a ti, pues al parecer eres lo único constante que tiene.

Además trata de chantajearte al preguntarte dónde quedó todo ese viejo sentimiento, debe entender que tú ya no eres la misma, que creciste y maduraste y no tienes ninguna obligación de estar disponible para él cada vez que se le antoje.

Él no está enamorado, y casi te puedo asegurar que nunca lo estuvo, así que tampoco creo que haya entre ustedes una verdadera relación de amistad.

Dices que actualmente estás interesada en otro hombre (el soltero), por qué mejor no pones todo tu empeño en tratar de que las cosas resulten bien con él.

No sigas anclada en esa vieja relación que la verdad no los va a llevar a ninguna parte, además es muy probable que a tu prospecto no le agrade la idea de que sigues frecuentándote con ese hombre que fue tu pareja, y mucho menos por las circunstancias en que sucedieron las cosas.

Limpia tu pasado, es hora de enmendar los errores, la vida te dio otra oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva, ¿para qué, entonces, seguir cargando con esos lastres del pasado?

Dile al tal “Pinocho” que ya es hora de que cada quien siga su camino, porque como están las cosas, ahorita tú sigues siendo “la otra”. ¿Piensas continuar así toda tu vida?

31 Marzo 2009 03:00:36
Sobreviviendo a una infidelidad
QUERIDA ÁNGELA: Esto de la infidelidad es un tema muy complejo.

Yo tuve una relación de 9 años y tengo tres pequeñitos, de 3, 6 y 8 añitos. Yo no he sido un santo, pero cuando me enteré de la infidelidad de mi pareja te aseguro que también pensé en la posibilidad de quitarme la vida, ya que nos separamos.

Sufrí mucho un sentimiento de abandono, depresión, de esto ya han pasado casi cinco meses.

Claro que la relación que tenía mi ex pareja con su nuevo amor era un tanto o es un tanto vaga, ya que no conviven, pero, bueno, el caso es que busqué ocupar mis pensamientos en cosas que me hicieran olvidar tal traición.

Igual me ha costado muchísimo, pero pensaba en mis hijos que quedarían desamparados y en el dolor que les causaría a los que me quieren.

Reflexioné mucho y pensé que no era el fin del mundo, a veces hay que ver las cosas desde ese punto de vista, que a pesar del dolor inmenso siempre hay una luz de esperanza para un corazón herido.

Hay que tratar de acercarse a una persona que sea un amigo muy cercano y desahogarnos contando todo lo que a uno le está pasando, es una buena terapia.

No es para nada malo llorar y aliviar el alma, intentar hacer cosas diferentes, no digo que sea fácil, pero es mejor que quitarnos la vida, ya que no hay mal que dure 100 años, ojalá mi consejo les sirva, y suerte.

Nota: Me alejé mucho tiempo de mi ex pareja, pero siempre veo a mis pequeños y creo que aún tengo esperanzas de recuperarla, ya que me ha estado llamando y a veces hemos vuelto a intimar.

Yo me hago el difícil, es una excelente estrategia, después de todo no ha sido tan malo ser libre nuevamente y mis niños están felices, que es lo que más importa en toda esta historia.

ANÍBAL

QUERIDO ANÍBAL:
Gracias por compartir tu historia con los lectores. Aunque no pides un consejo, me voy a tomar la libertad de comentar sobre tu situación, pues creo que debes tener cuidado en la relación que tienes con tu ex pareja, precisamente por la felicidad de tus hijos, que quizá se están ilusionando al pensar que podría haber una reconciliación.

Ustedes necesitan hablar sobre su situación, curar las heridas que hay y aclarar cuáles son sus circunstancias, pues me parece que estás en un juego peligroso donde puedes salir lastimado nuevamente, y lo que es peor, tus hijos también pueden sufrir. No tomes eso a la ligera, tienen problemas serios que resolver.

NO CONSIGUE ORGASMO

QUERIDA ÁNGELA:
Hola, me llamo Keila y tengo un problema, al momento de estar en la cama con mi pareja no me vengo, o sea no me sé desahogar.

No entiendo por qué me pasa esto. Si me puedes dar algún tipo sobre esto estaré muy agradecida.

KEILA

QUERIDA KEILA:
Aunque tu consulta debería ser dirigida más bien a un sexólogo, según lo que investigué, la anorgasmia se debe a varios factores, que pueden ser físicos o psicológicos.

La anorgasmia debe ser tratada por especialistas, para lo cual se requiere la cooperación absoluta de la persona afectada y de su pareja, pues se considera una disfunción sexual de la pareja.

Existen tratamientos efectivos para la anorgasmia, que incluyen terapias individuales, de pareja y el uso de medicamentos.

Lo importante es diagnosticar el origen y tratarlo a través de un especialista calificado.

El tratamiento va encaminado a: eliminar las actitudes negativas y prejuicios en torno a la sexualidad en general; mejorar la relación a través de la comunicación entre la pareja; una serie de ejercicios específicos para esta disfunción; conocer e identificar las sensaciones corporales y de placer.

En este caso, lo más importante es que mantengas una buena comunicación con tu pareja, para que puedas decirle qué es lo que más te gusta en la intimidad, y aprovechar esos puntos.

No dejes de consultar al experto para orientarte.

30 Marzo 2009 03:00:23
Enamorada de chico con novia
Querida Ángela: Yo siempre he sido una chica de ideas claras, siempre he sabido qué hacer, pero lamentablemente he caído donde caemos todas. El chico en cuestión es el hermano del novio (que a su vez es mi compañero de clase, el novio, no el chico) de mi mejor amiga.

Puedes entender que hay un pequeño “vínculo” de confianza, estamos en el mismo grupo social de amigos y casi siempre nos sentamos juntos, e incluso en ocasiones y por mayoría me hace sentar encima suyo, y toda esa parafernalia que tampoco viene al caso.

Bien, pues resulta que estoy perdidamente enamorada de él y, para darle un mayor énfasis, como nunca lo había estado. Él es, y no caeré en falsas metáforas y/o frases prediseñadas que se pueden encontrar en cualquier Power Point en cadena, la razón de que si algo va mal, yo pueda sonreír.

El mayor problema es que tiene novia. Sí, sí, nunca pensé que me pasaría esto, pero a veces tropezamos en las mismas piedras. La cuestión es que es casi una novia fantasma. Se ven una o dos veces por semana (la última con suerte y si no hay exámenes), no la ha presentado a casi ningún amigo (creo recordar que la conoce uno) y sus amigos más íntimos me han dicho que, sin lugar a dudas, no está enamorado de ella.

Desde hace meses que nos hemos empezado a llevar muy bien (y todo eso de qué bonito es el cielo y qué bien huelen las flores, por mi parte), quedábamos, me llevaba a casa, se preocupaba por mí, incluso una noche me dijo que había tenido un concepto equivocado de mí y que ahora le gustaba mucho (en el sentido de personalidad y no en el sentimental de “¡cuánto me gustas, cásate conmigo!”), y se puede afirmar a ciencia cierta que tenemos un vínculo como mínimo estable.

Hace unas semanas tuvimos unos “roces” iniciados por su parte, pero al terminar el último y cuando me llevaba a casa me dijo: “Tendrías que buscarte novio”.

¡Bang! Ya puedes imaginar cómo sienta eso al corazón, al orgullo y a la autoestima. Pensando y pensando (y consultando con amigos) he llegado a dos conclusiones: a) la obvia de que quería “picarme”, b) la temida: lo siente realmente.

Mi mente, aunque se resiste, opta por la opción b. Después de eso, deberíamos añadirle el factor que aunque no lo haya leído en mis palabras, gestos, escritos, expresamente sí lo ha visto implícito en éstos que “muero por él”. Y después de este trágico capítulo hemos continuado con la relación tal cual, con sus más y sus menos como si no hubiera pasado.

No sé cuánto más podré soportar esto, estoy harta de llorar, de sentirme sola e inútil. Me encuentro en la disyuntiva de esperar, olvidar o declararme.

¿Realmente crees que vale la pena esperar? ¿Crees que pueda haber posibilidades?
Yuki-Yuki

Querida Yuki-Yuki: Tú misma lo has dicho: el problema es que este chico tiene novia, y mientras la tenga no debes seguir haciéndote ilusiones con él. Si este chico quisiera tener algo más contigo, te lo habría dicho.

La existencia de esta “novia fantasma” te va a seguir atormentando si continúas pensando en él, así que lo mejor es que lo saques de tu cabeza y de tu corazón.
Quizá en el fondo guardas la esperanza de que si le dices lo que sientes por él va a terminar su relación para estar contigo, pero eso es construir castillos en el aire.

Creo que has confundido ese vínculo especial que dices tener con él, pero debes abrir los ojos y ver que no hay futuro en esa relación. Piensa si estás dispuesta a seguir a su lado sólo como una amiga, porque si crees que no puedes soportarlo, mejor aléjate de él, de lo contrario, seguirás cayendo cada vez más en una relación donde no hay esperanza.
29 Marzo 2009 03:00:30
Desilusionado de la vida
Querida Ángela: Te escribo este mail para contarte que siempre recibí una desilusión en mi vida por parte de las mujeres que conocí. Desde los 6 años soy hipoacúsico y tengo que usar audífonos. Los profesores siempre me discriminaban a causa de este problema, causando desilusión en mi ánimo y en la vida de mi familia. Yo estudiaba mucho y en forma constante y tenaz, pero nunca tuve el apoyo que necesitaba de los maestros.

Incluso las profesoras le hablaban a mi mamá para decirle que iba mal en la escuela y cuando ella les decía que yo requería más atención que los demás alumnos, ellas les decían que no tenían tiempo para dedicarme a mí, por eso siempre me fue mal, a pesar de mi gran esfuerzo y de que me desvelaba estudiando.

Tuve que salir del bachillerato sin haberme recibido, después pasé a la academia de Bellas Artes a aprender dibujo y pintura, creyendo que allí me iba a ir mejor, pero sucedió lo mismo y las compañeras de esa escuela me trataron de la misma manera que en la escuela anterior y ya esto me sumió en el miedo. Tuve que dejar la academia también.

Ya tengo 46 años y tengo miedo de volver a chocar con los mismos inconvenientes que tuve a los 16, estoy con ganas de recuperar esos antiguos títulos, pero ya no me animo. Mis padres ya murieron y me quedé solo, sobrevivo con una pensión y sigo con mi problema de audición.

También engordé, y aunque no lo creas, cada que salgo al encuentro de alguna chica para conquistarla y le digo de mi problema me dicen que no importa, que hay personas así que se casan, pero resulta que estas mujeres terminan casándose con otro.

Por eso nunca pude casarme ni tener novias, ni siquiera relaciones sexuales, sólo en prostíbulos.

Con mis audífonos escucho bien, ¿por qué no se conforman las mujeres con saber eso?

No te preocupes, algún día seré viejo, tendré arrugas en mi cara, yo me olvidaré de las mujeres y la mujeres se olvidaran de mí y cuando tenga 80 años moriré y me iré para siempre al Cielo, y le preguntaré a Dios por qué me hizo vivir todo esto.

Mis hermanos mayores, que están casados, también me discriminan por el problema auditivo, amigos varones no tengo, ya no los prefiero, no te preocupes, ya moriré. (Editada por razones de espacio)
Guillermo

Querido Guillermo: Lamento muchísimo que las circunstancias de la vida te tengan tan desilusionado, pero opino lo mismo que las mujeres que te dijeron que el problema auditivo no es el mayor problema.

No creas que pretendo subestimar las complicaciones que debió traer para ti la discapacidad, pero creo que más que nada lo que te afectó fue un problema de seguridad en ti mismo y autoestima.

Mucha gente que padece problemas como el tuyo, y aún mayores, como la falta de piernas o brazos, logran hacer una vida normal, se casan y tienen hijos, sabes por qué, porque tienen una buena actitud ante la vida.

Te repito, de ninguna manera pienso que las cosas han sido fáciles para ti, obviamente ni siquiera puedo imaginar qué se siente al carecer de uno de nuestros sentidos, pero aún estás a tiempo de recapacitar y volver a encauzar tu vida.

Cuando uno crece cargado de frustraciones es difícil encontrar ilusiones para seguir adelante, pero debes saber que no estás solo. Te recomiendo que busques apoyo en grupos de personas que han atravesado lo mismo que tú. Existe infinidad de asociaciones de personas con discapacidad que pueden ayudarte para que aprendas a socializar y vencer tus miedos. En el remitente de tu carta se indica que eres de un país extranjero, así que no puedo recomendarte algún organismo en específico, pero los puedes encontrar por Internet.

El hablar con personas que han tenido experiencias similares a la tuya será de gran ayuda para que no te sientas aislado ni discriminado, ellos mejor que nadie te van a orientar para que puedas sacar adelante los proyectos que tienes y para que veas desde otra perspectiva tu situación. Vivir con una discapacidad es un reto, pero no un obstáculo para que puedas disfrutar la vida, rescata tu espíritu y te salvarás a ti mismo.
27 Marzo 2009 03:00:07
Novia sobreprotegida
QUERIDA ÁNGELA: Intentaré explicar mi caso lo más detalladamente posible. Llevo saliendo dos años con una chica de 24 años, cuatro menos que yo. Ella está muy unida a su familia, vive con sus padres ya que aún estudia.

El principal problema es que su padre es extremadamente protector, tratándola más como a una hija adolescente que como a una chica de su edad. Oponiéndose constantemente a que su hija salga con alguien, ya que, según él nadie es lo suficientemente bueno para su hija, y ella ha tenido que terminar con otros novios por ese motivo, porque su padre no quería que tuviera novios hasta que terminara los estudios como mínimo.

He tenido que aguantar algún insulto hacía mí por parte de su padre sin motivo alguno y esto sólo es la punta del iceberg; sin duda alguna, he aguantado mucho estos dos años, sólo porque ella me gusta de verdad, y consideraría injusto dejar a alguien no porque no te guste, sino que por culpa de su entorno no se puede llevar una relación normal-

Esperaba que el tiempo cambiara esa situación, y que con el paso del tiempo sus padres se irían haciendo a la idea, poco a poco, de que su hija no es ninguna niña, pero parece que cuesta más de lo que pensaba.

Hace cuatro semanas le propuse a ella que nos fuéramos a pasar el fin de semana fuera, y que intentara convencer a sus padres para que la dejaran ir. Y que si era necesario iría a hablar yo personalmente con su padre, pero ella me dijo que no porque sería peor, a lo que yo respondí: “Ni que estuviéramos en la Edad Media”.

Entonces ella enfureció y me dijo que yo no era nadie para hablar así de su padre, que yo era nada comparado con él y que nunca le llegaría a la suela de los zapatos. Entonces le dije que no podía aguantar una falta de respeto como ésta y me fui. Al día siguiente ella me llamó arrepentida y me pidió disculpas, yo le dije que ya veríamos, y al día siguiente nos vimos, me volvió a pedir disculpas y después de insistir llorando la perdoné.

Y todo iba bien hasta llegar el viernes pasado, estábamos tomando una copa en un local cuando se produjo otra falta de respeto por parte de ella, entonces me levanté y sin decirle nada me marché. Desde ese día no he vuelto a saber nada de ella.

Yo he desaparecido, ella también hasta hoy, cuando me ha mandado un mensaje al celular en el que ponía lo siguiente: “No aguanto más esta situación, aunque no quieras saber nada de mí, quiero que nos llevemos bien”.

No supe qué contestarle.

Ella me gusta, me gustaría seguir con ella, pero no a este precio, te agradecería que me dieras tu opinión y algún consejo.

Gracias de antemano.

GEORGE

QUERIDO GEORGE:
Tú mismo ya te has dado cuenta de lo que te espera con esa chica si sigues con ella. No sólo su padre te ha faltado al respeto, ella misma no ha sido del todo justa contigo al tratarte así y al decirte esas cosas. Eso deja muy en claro que su padre será siempre una figura dominante para ella.

Sin embargo, no debes juzgarla tan duramente, así es nuestra sociedad, sobre todo en esta ciudad, donde los valores aún son muy arraigados, además de que ella es muy joven, creo que aún le falta madurez para “volar del nido”.

Por eso me parece natural su reacción cuando le propusiste la idea del viaje, seguramente su familia iba a poner el grito en el cielo y ella sólo les quiso ahorrar el disgusto.

Aun así, tampoco te recomendaría que te buscaras a una chica más liberal, pues el respeto y los valores son algo que ya no encuentras tan fácilmente en las personas, tanto hombres como mujeres. Es bueno estar cerca de una persona que tiene virtudes, el punto es saber equilibrar las cosas para que no se vayan al extremo a las que la llevó tu novia, al compararte con su padre. Sigue buscando a una buena chica, eres inteligente y estoy segura de que la encontrarás.



26 Marzo 2009 03:00:15
Mujer con novio machista
QUERIDA ÁNGELA: Quiero compartir esta experiencia que me tocó vivir.

Hace dos años y medio terminé con mi novio (José).

Estuve con él cuatro años, fue difícil aceptarlo tanto para él como para mí, pero tuve que tomar esa decisión, pues nos perdimos el respeto, ya que él tuvo más de una aventura.

Después de un año conocí a César, nos hicimos amigos y finalmente pareja. Creí que había encontrado el amor de mi vida, con quien yo merecía pasar el resto de mi vida, él en todo momento me demostraba madurez y para mí era el hombre perfecto.

Conforme pasaban los días me daba cuenta de que él me mantenía en misterio ante sus amistades. No me daba mi lugar y no recibía de él lo que esperaba. Era un tipo egoísta que sólo pensaba en cuidar sus intereses.

Actualmente tenemos un año y tres meses de estar juntos, habíamos planeado casarnos el año pasado 2008, pero no le mencioné nada al respecto, pues quería ver su interés y todo quedó en nada.

Él trabaja en una ciudad cercana y nos vemos los fines de semana. Me da gusto esperar el fin de semana para verlo, yo supongo que él también me extraña, por eso se viene de tan lejos a verme, pero con su actitud me hace pensar que soy sólo un objeto, porque me exige estar íntimamente con él, así yo no tenga deseos.

Quiere que lo atienda como si yo fuera su empleada, le gusta hacer las cosas a su manera y no me toma en cuenta. Es el tipo de machistas que siempre odié. Yo trato de sobrellevar las cosas y entregar todo de mí, porque ya di un primer paso al tratar de rehacer mi vida con César.

Él es consentido en mi casa, se supo ganar el cariño de mis padres, de mis hermanos, pero yo me siento mal, ya que considero que soy suficiente mujer para soportar tanta humillación.

Ya no sé qué hacer y ahora es cuando más extraño a mi ex (José). Con él pasé cosas buenas y malas, pero siempre andábamos juntos y teníamos un fin en común. Él me daba mi lugar y me demostraba que yo estaba primero ante todo. Hacía las cosas porque le nacían y no por obligación, ahora me doy cuenta que perdí a un gran hombre.

Con todo lo que estoy pasando no sé qué hacer, estoy confundida, quiero terminar con César, pero no sé si haré lo correcto. Si puedes ayudarme te lo agradeceré muchísimo.

TABASQUEÑA

QUERIDA TABASQUEÑA:
Ni José ni César se portaron bien contigo. No debes lamentarte por haber terminado con César, pues aunque digas que con él la pasabas bien, no olvides las veces que te fue infiel, ¿eso es darte tu lugar?

En cierta forma, también lo que hizo tu ex novio fue un comportamiento machista, al tener aventuras con otras mujeres y luego tratarte a ti como la reina de la casa, eso debió lastimarte mucho. Recuerda que tuviste razones de peso para terminar con esa relación, así que ya ponle punto final y no pienses en reiniciar algo con él o buscarlo.

Respecto a lo que sucede con José, también debes analizar lo que está sucediendo. Es una relación que tampoco te hace feliz, por muy bien que le caiga a tus padres y a tus hermanos, es a ti a quien debe tratar bien y agradar, finalmente eres tú quien va a vivir con él, en caso de que llegue a formalizarse esa relación.

Si ya no te sientes a gusto, sería bueno que te tomaras un “tiempo fuera”. Intenta estar un tiempo a solas contigo misma, quizá tienes por ahí un problema de baja autoestima que te hace estar buscar a hombres que no son adecuados para ti.

Una de las cosas más bellas de esta vida es que siempre nos ofrece la oportunidad de empezar de nuevo, no importa en qué punto estemos, existe la posibilidad de intentarlo de nuevo, quizá de una manera totalmente diferente.

Busca un tiempo para ti misma, eso te ayudará a ver las cosas con claridad y podrás decidir si quieres seguir adelante con José o mejor amplías tus horizontes y busques a alguien con quien te sientas realmente plena.

25 Marzo 2009 03:00:45
Novio demandante
QUERIDA ÁNGELA: Llevo saliendo con mi novia seis años, yo tengo 29 y ella 26. Como en todas las parejas ha habido subidas y bajadas, pero siempre se han arreglado o he tenido que ceder.

Los problemas empezaron después, en agosto pasado, ella está haciendo una maestría y al principio todo iba muy bien, estaba muy ilusionada y me contaba de sus clases, sus profesores, compañeros, etcétera.

Pero dio la casualidad que hace un mes que su madre se rompió un brazo y tuvo que estar en reposo mucho tiempo, y ella durante todo este mes no ha venido ni una sola vez a mi casa, cuando antes venía dos o tres veces por semana.

Ella me comenta que no tiene tiempo por su madre, está con lo del brazo y la ayuda, hasta ahí todo correcto y yo lo medio entendí. Pero lo que no veo claro es que en todo este tiempo sólo ha hablado conmigo tres veces por teléfono.

Un día que hablé con ella me comentó que no se sentía bien porque le dolían las anginas y que iba a ver al doctor. Ese mismo día que me habló era un sábado por la tarde y por casualidad de la vida me encontré con una amiga de ella, quien me contó que la había visto el viernes en la noche en una fiesta con sus compañeros de la escuela.

Como comprenderás, me cayó como bomba, porque ¿qué no estaba enferma y que tenía anginas?

El caso es que luego el domingo hablamos por teléfono, y yo debí haber sido más inteligente y sacarle la información de forma disimulada, pero no me aguanté el coraje y le pregunté “¿Qué tal la fiesta del viernes?”.

Ella, como si nada, me contó que se la había pasado súper bien con sus amigos, que estuvo bailando y divirtiéndose.

Le pregunté que si ya no le dolían las anginas y me dijo que sí le dolían. Le conté que tenía ganas de que fuéramos al cine, pero me contestó que tenía mucho trabajo y que ha estado muy estresada los últimos días por la situación de su mamá, que sale muy tarde de la escuela, y todo el rollo, pero eso a mí me suena como que son solamente excusas para no pasar el tiempo conmigo.

Estaba tan dolido por su actitud que en un arrebato le mandé un mensaje al celular y en pocas palabras le dije que mientras no tuviera la ilusión de verme que mejor sería dejarlo por un tiempo.

Ahora veo que tal vez hice una tormenta en un vaso de agua, pero desde que le mandé ese mensaje ya no me ha vuelto a buscar ni siquiera para tratar de arreglar las cosas.

Yo pensé que tal vez con esto ella iba a reaccionar y me buscaría, pero me salieron las cosas mal y ahora no sé qué hacer, ¿la vuelvo a buscar para pedirle perdón, o mejor dejo las cosas como están y me olvido de ella?

G.A. VALADEZ

QUERIDO G.A. VALADEZ:
Quizá sí fue un poco exagerada la decisión que tomaste al mandarle ese mensaje, pues debiste haberte puesto por un momento en los zapatos de tu pareja, pero el hecho de que ella no te haya buscado para aclarar las cosas, indica que no está interesada en mantener una relación por este momento.

Tal vez esté agobiada por las clases y por atender a su madre, pero aún así debió responderte para aclarar la situación. Creo que debes hacer un intento para hablar con ella y dejar las cosas de la mejor manera. Sea lo que tenga que pasar, mejor es que entre los dos lleguen a un acuerdo, que las cosas entre ustedes no se queden así, en el aire.

Deseo que puedan llegar a un entendimiento y mantener su noviazgo, pero si las cosas no resultan, dale su tiempo para que pase esta crisis, quizá ya después puedan retomar su relación, pero lo importante es que hablen y no dejen su relación así.
24 Marzo 2009 03:23:03
Duda por chica indecisa
QUERIDA ANGELA: Te quiero comentar algo que me pasa con una mujer que conozco desde hace cuatro años. Hace algún tiempo nos veíamos seguido, pero nunca pasó nada entre nosotros.

La semana pasada me llamó diciéndome dónde estaba y que si podía ir a tomarme algo con ella, le dije que sí, pero que tampoco podía estar mucho tiempo y me acerqué, la cosa fue normal, hablamos de varias cosas, unas risas y nada más.

Dos días después me volvió a llamar para ver qué tal todo, yo le pregunté dónde estaba, me lo dijo y fui para allá sin decirle nada y parece que no le disgustó, pues estuvimos dando una vuelta, tomando algo y parecía bastante cómoda, pues dejaba que la tomara del brazo y la cintura.

También le pasé el brazo por el hombro, le hablaba bajito al oído y ella a mí también.

Nos acercábamos tanto que tenía que contenerme para no besarla, pero estábamos que casi nos rozábamos, así que al final me fui con la sensación de que perdí la oportunidad de haber intentado tener algo más con ella.

Después estuvimos hablando de quedar el fin de semana, pero luego la cosa quedó en nada, ya que cada uno hizo sus cosas.

Tres días después del fin de semana me llamó y hablamos del siguiente fin para vernos, y como que no quiere la cosa me dice: “Quedé de verme con una amiga, pero si quieres puedes llevarme y luego le digo que ya no puedo ir con ella”.

Al final la llevé y vi que otra vez igual, íbamos súper juntitos, y por fin me decidí a plantarle un beso, al que ella respondió muy efusivamente, pero vi que se quedó visiblemente nerviosa. Empezó a jugar con su cabello mientras yo le seguía hablando como si nada.

Empezó a reírse otra vez y cuando ya nos despedimos le pregunté si no quería quedarse, aunque yo ya sabía que tenía que irse, pero volteó a mirarme, me dio otro beso y se fue rápidamente.

Ahora no sé a qué atenerme por la reacción que tuvo esas dos veces.

He hablado con ella por teléfono, pero no decimos nada en concreto, sólo lo típico, de cómo estás, qué cuentas, pero nada más.

Estoy hecho bolas, porque ella no me da señas claras sobre qué es lo que quiere, no sé si seguirla buscando o por cuánto tiempo más va a seguir este jueguito de besarnos y luego adiós. ¿Cómo puedo saber qué es lo que quiere realmente de mí?

Arturo


QUERIDO ARTURO: La forma más fácil de salir de dudas en esta situación es preguntándole directamente a esta chica qué es lo que quiere.

Su actitud ha demostrado que sí está interesada en ti, de otra forma no te habría buscado ni habría aceptado que la besaras.

Quizá ella quiere ir con cautela para no precipitarse y quiera conocer el terreno antes de intentar algo más formal contigo.

Te recomiendo que la invites un café en un lugar agradable y ahí platiques con ella. Si tú de verdad quieres una relación de noviazgo díselo, creo que es un buen momento para que le expreses lo que sientes, pues ella al parecer se siente cómoda con tu compañía.

Insisto, lo mejor es que se lo preguntes tú mismo para que salgas de dudas de una vez por todas.

Procura también ser detallista con ella, llévale flores, tómala de la mano cuando caminen por la calle, esas pequeñas “cositas” que nos gustan a las mujeres. Muéstrate interesado por su plática y por lo que le sucede, no monopolices la charla.

Hazla pasar un momento ameno para que ella se sienta más segura y te pueda decir con confianza si quiere algo más contigo y si sólo prefiere que queden como amigos.

Este es el momento, no dejes que se apague la emoción.
23 Marzo 2009 03:42:32
Desesperada por pareja desobligada
QUERIDA ANGELA: Tengo un bebé de 7 meses y hace 6 meses que vivo con mi novio.

Yo decidí juntarme con él por la razón de que quería que él tuviera la misma responsabilidad que yo, como padres. En ese entonces él nunca había tenido un trabajo fijo porque en su casa nunca se lo exigieron.

Cuando me fui a vivir a su casa todo marchaba bien porque él salía a buscar trabajo, hasta que lo encontró en una fábrica, pero no me duró mucho el gusto porque sólo duró dos meses, según él porque lo despidieron.

Esto pasó en diciembre. cuando yo hablé con él sobre cómo le pensábamos hacer, él sólo me decía que entrando el año buscaba trabajo (gracias a Dios yo siempre he trabajado).

El problema es que hasta la fecha él no ha trabajado, aunque cuida al bebé y se lo agradezco bastante, él no hace nada por buscar trabajo, pero ahora ya empezaron los problemas.

Él se enoja porque a veces me tardo en el trabajo yo he hablado con él y le he explicado que tengo que hacerlo, simplemente porque no puedo perder el trabajo en la situación que nos encontramos.

Cuando discutíamos yo sólo lo escuchaba y después hablaba con él, pero ahora ya no. Si, él me grita yo también le grito, y yo se que está mal, pero me desespero.

También me ha levantado la mano, según él porque yo no tengo derecho a gritarle.

En ocasiones también me ha corrido de su casa, pero cuando ya me ve decidida me pide perdón.
He tratado de olvidar todos los problemas y los insultos, pero no puedo. También quiero dejarlo, pero me pongo a pensar mucho en mi niño y me arrepiento.

Estoy harta de estar en esta situación, pero no lo quiero dejar por mi niño y porque lo amo, pero no lo puedo hacer entender que el trabajo no es por gusto, sino por necesidad.

Le he pedido apoyo a mi suegra para que hable con él, pero sólo me dice que él se enoja cuando ella le empieza a decir del trabajo.
Ayúdame, me siento desesperada por no saber qué decisión es la correcta y la mejor para mi bebé. Él tiene 26 años de edad, así pues que se supone que es una persona ya madura.

YESENIA



QUERIDA YESENIA: Desgraciadamente a veces la edad tiene muy poco qué ver con la madurez.

Ya ha pasado bastante tiempo, está a punto de iniciar el cuarto mes del año, por lo que no debes permitir que esa situación continúe o, cuando menos te lo esperes, y va a ser diciembre y tu pareja seguirá sin trabajo.

Todos sabemos que los problemas económicos actuales hacen más difícil para cualquier persona encontrar un buen empleo, pero la verdad es que hay muchas oportunidades, quizá no sean las ideales, pero son puestos que pueden ayudarlos mientras aparece algo mejor.

Debes insistirle para que salga y busque un trabajo, pues no es justo para ti que sólo tú te estés esforzando para mantener a tu bebé. Además, piensa que quizá esa situación no está creando el mejor ambiente para tu hijo.

Ahorita está pequeño, pero al rato que crezca se va a dar cuenta de muchas cosas, como que su papá es un flojo y escuchará las peleas e insultos, ¿eso es lo que quieres para él?

Es verdad que lo ideal es que creciera con sus dos padres juntos, pero si el hogar está lleno de pleitos y malas caras, lo mejor es que cada quien siga por su lado.

Tendrás que esforzarte más, pero mientras él no decida a cambiar de actitud y de hacerse responsable, vas a tener que mantenerlo, y quién sabe por cuánto tiempo se prolongue esa situación.

Está en tus manos decidir qué tipo de ambiente y qué ejemplos le quieres ofrecer a tu hijo. Sé que sabrás decidir lo correcto para tu bienestar.
22 Marzo 2009 03:00:53
Encaprichada con ex pareja
QUERIDA ÁNGELA: Tengo un coraje inmenso, y lo peor de todo es que la rabia es conmigo misma. Me da rabia porque no puedo retener lo que quiero y a quien quiero porque soy muy boba, me molesta, ¿por qué soy tan desconfiada? Sólo por ver las cosas que le pasan a los demás, y por tontos pasados.

No sabes lo estúpida que me siento por no aprovechar cuando finalmente consigo a quien quiero, y luego simplemente lo dejo ir por un orgullo, o por desconfianza, o por equis causa.

Este chavo siempre me encantó, me fascinó, sus besos me cautivaron de una manera, y si nos estábamos dando la oportunidad, ¿por qué lo arruiné todo?

¿Por qué dejé pasar todo, por nada? ¿Por qué, si él era y es con quien quiero estar, actúo como actúo y lo que hago es alejarlo cada vez más?

No tuve razón para dejarlo morir todo así, no existe razón lógica, él se portó siempre como un caballero, ¿por qué la regué tan feo?

Siento que todo es mi culpa, él no se alejó, yo lo alejé, y no lo culpo.
Ahora sí ya no hay oportunidades, ahora menos que nunca porque ya tiene una nueva novia y me hierve las venas pensar que es otra quien lo besa y lo acaricia; que hay otra que conquistó su encanto, y no fui yo.
Él es un chavo bello, yo le deseo lo mejor, se merece estar feliz.

No quiero decir que quiero verlo soltero toda la vida hasta que yo me decida a cambiar, para nada. Yo estoy clara (por momentos) de que lo nuestro llegó hasta un punto, y allí murió, pero no pensé que pudiera sentirme así al saber de otra.

De verdad siento que totalmente perdí la esperanza que tenía, por un buen rato.
Y lo peor de todo es que trato de llenar este vacío con otras personas.

Tengo a otros chavos detrás de mí, chavos que tienen mucho y verdadero interés, pero yo a quien quiero es a él, y no llega nadie que tenga esa chispa que me encanta, y que al verlo piense “me encanta todo de ti”, como con él.

Lo arruiné todo, desaproveché lo que él me ofreció, y soy una idiota.

Ya no hay nada, ni un poco, y ojalá y esto sirva para que se me pase este capricho de una vez por todas, y que ella lo disfrute como yo no lo hice.

ARREPENTIDA

QUERIDA ARREPENTIDA:
No eres muy específica en tu carta sobre cuál fue el problema que te llevó a terminar la relación con ese muchacho, aunque dejas bastante en claro que estás consciente de que fue por un error que tú cometiste.

Muchas personas suelen sabotearse a sí mismas cuando están en situaciones felices y las arruinan porque en el fondo sienten que no merecen esa felicidad. Que en el pasado hicieron algo tan terrible o su comportamiento no ha sido del todo bueno, que necesitan “autocastigarse” para compensar todo lo que han hecho que consideran equivocado.

Pienso que este podría ser tu caso, al ver la notable mala opinión que tienes de ti misma.

Calificarte con palabras como “tonta” o “estúpida” no ayuda a la situación. Debes empezar cuanto antes un proceso de autocuración, para que aprendas a perdonarte a ti misma por cualquier cosa que hayas hecho.

El autoperdón es asumir quien eres: ni mejor ni peor que nadie.

Esa sensación de falta de amor no es porque no se tenga el amor de las personas, sino porque no se tiene autoamor, pues, por alguna razón, queremos ser perfectos y no nos perdonamos por no serlo. Por eso, autoperdón tiene que ver con autoaceptación.Autoperdón es vivir de buenas con uno mismo. Sánate a ti misma, quiérete, así estarás lista para darles a los otros lo mejor de ti.

21 Marzo 2009 03:00:09
Noviazgo por interés
QUERIDA ÁNGELA: Hola, mi historia comienza así: soy una chica de 18 años (los acabo de cumplir), nunca me han faltado los pretendientes, ya que tengo un excelente cuerpo, tengo conversación, sentido del humor, soy divertida, alocada, alegre, en fin, pero no sé, tal vez de forma subliminal doy el mensaje que no quiero tener ninguna relación formal.

Un día me pidió que fuera su novia, lo cual me asombró ya que yo tenía en concepto de que los hombres: “Sólo te quieren de a ratitos”, y mi lema era: “No enamorarse, sólo se vale divertirse”, si los hombres pueden, ¿por qué nosotras no? Pero él era diferente, jamás había conocido un hombre que me tratara como él, sin pedir nada a cambio. De todos modos seguí con él, a lo mejor por mi necesidad de afecto verdadero, a lo mejor porque así lo quiso Dios, a lo mejor porque estaba tan vulnerable, a lo mejor porque tenía que vivir algo nuevo, diferente, una lección.

El caso es que nuestra relación siguió durante algún tiempo, pero yo le fui infiel varias veces, yo sé que fui una tonta, porque ni siquiera me escondía.

Algunos amigos mutuos se daban cuenta de lo que pasaba, pero no le decían nada, tal vez esperaban que yo iba a terminar pronto con él.

Conforme pasaban las semanas yo me fui clavando más y más con él, pero un día él llegó y me dijo que ya no quería seguir conmigo, no me quiso dar explicaciones, simplemente que para él ya se había acabado todo y que mejor cada quien le siguiera por su lado. Cuando sucedió esto yo sentí morirme, porque justo entonces me di cuenta de cuánto lo quería y que iba a ser terrible perderlo. Después de que terminó conmigo yo fui a buscarlo a su casa para tratar de arreglar las cosas y me recibió su mamá. Yo ya la había visto varias veces, pero nunca me había puesto a platicar con ella, y como ese día él no estaba en la casa me quedé a esperarlo mientras ella hacía sus cosas.

Me empezó a contar que él era el hijo consentido de la casa, por ella y por sus hermanos y que incluso su padre y ella ya estaban pensando poner una casa que tienen en otra colonia a su nombre para que se estabilizara.

Cuando me dijo esto juro que creí ver un guiño en sus ojos, como si me estuviera “tirando la pedrada” para que yo viera a su hijo como un buen partido.

En un momento hasta sentí que yo podría ser la nuera consentida también, jajaja, ya que a él lo quieren mucho, pues a mí me tendrían que querer también, ¿o no? Total que se hizo de noche y ya ni pude verlo, y desde entonces no he podido ni hablar con él, como que no me quiere dar la cara.

Fue necesario que pasara eso para que me diera cuenta de cuánto lo amo, pero no sé qué hacer.

MARIELA

QUERIDA MARIELA:
Yo creo que no es amor lo que sientes por este chico, más bien creo que le viste en la cara el signo de pesos en cuanto su madre te dijo que pondrían la casa a su nombre.

Supongo que eres una muchacha joven, por eso no te has puesto a analizar la inestabilidad de tus relaciones.

Ese muchacho buscaba algo serio contigo desde el principio, que tú no supiste valorar, así que es hora de que hagas un profundo examen de conciencia y te digas a ti misma qué es lo que quieres realmente con él, y antes que nada, debes aclarar con él las razones por las que terminó contigo. ¿No te has puesto a pensar que alguien le contó sobre tus infidelidades?

No construyas relaciones ficticias sin saber primero exactamente en qué suelo estás pisando. ¿Quieres ser la “nuera favorita” que engaña a su esposo?

¿Qué es lo que quieres? Cuando sepas responder a esta pregunta, estarás lista para una nueva relación.

20 Marzo 2009 03:49:08
Lastimada por marido infiel
QUERIDA ANGELA: Hola, me gusta mucho leer tu columna y me gustaría que me ayudaras con tus consejos.

Hace días leí una carta de una chica enamorada de un hombre casado y me gustan los consejos que das, pero no siempre hacemos caso a ellos.

Yo estuve casada 13 años, me casé por la Iglesia pensando que era para toda la vida. Tengo tres hijas, de 12, 7 y 3 años.

Me divorcié hace tres años, en ese tiempo seguimos en comunicación y nos veíamos algunas noches, él iba a mi casa, salíamos juntos y teníamos relaciones. Así fue este tiempo hasta que me di cuenta de que él seguía con la chica de su trabajo, pero él me decía que no era feliz porque necesitaba a su familia.

Obvio que por el motivo por el que nos divorciamos fue por los problemas que teníamos entre nosotros y a eso le agregamos el romance con una chica menor que él. Empezamos a tener muchos problemas y aun así lo intentamos, pero él no cambió.

Después siguió con una chica de su trabajo y fue cuando él se fue de la casa e iniciamos los trámites del divorcio.

Mis niñas se vieron muy afectadas con esto, el problema fue que lo quisimos intentar nuevamente y regresó a vivir con nosotros, pero me dice que no está del todo conforme y feliz, que nos ama mucho y le duele mucho dejarnos.

Pero también tiene mucho amor propio y no va ser infeliz toda su vida. No sé qué hacer, pues mis hijas están muy felices, la de 12 me preocupa porque está en una edad de rebeldía y no sé cómo actuar con ella.

Las otras dos están muy felices, pues relativamente convivieron menos con él, la de 7 años tenía 4 y la 3 era una bebé cuando nos divorciamos.

No sé cómo decirles que ya no vamos a estar juntos otra vez, cómo lo van a enfrentar, pues es algo difícil.

Pienso que la familia no es un juego y no sé cómo hay jóvenes que saben que los hombres casados tienen compromisos y aún siguen buscándolos, son compromisos de por vida, hay que tener un poco de temor de Dios.

También sé que no es cuestión sólo de ellas, sino también de ellos.

Azul

QUERIDA AZUL: Es verdad, no sería justo culpar sólo a aquellas mujeres que se involucran con hombres casados, pues finalmente son ellos los que tienen un compromiso y un matrimonio al que le deben respeto, respeto que muchas veces olvidan al emocionarse con una conquista más joven.

Son muchos los factores que influyen para que un hombre sea infiel, pero uno de los que más me llaman la atención es la necesidad que dicen tener de alguien que se preocupe por ellos y escapar de las presiones de la vida familiar.

Dicen que aman a sus hijos, pero no piensan en el daño que les causan el buscar una relación extramarital, olvidan que cuando uno se convierte en padre, las necesidades propias pasan a segundo plano, porque lo más importante es el bienestar de los hijos.

Entiendo lo difícil que es lidiar con los adolescentes, pero para eso no hay fórmulas mágicas, cada persona atraviesa esa etapa de diferentes maneras, lo importante es saber mantener la calma y tener mucha, pero mucha paciencia.

Debes mantenerte lo más cerca que puedas de tu hija mayor, y de las demás cuando llegue el momento, claro, quizá dejes de ser su mejor amiga, tendrá nuevos intereses e inquietudes, pero hazle saber que pase lo que pase, siempre podrá contar contigo.

El error que cometen muchos padres es que de repente se convierten en unos desconocidos para los hijos, no dejes que les pase esto, mantén la cercanía y el cariño vivos, preocúpate por sus cosas y procura permanecer siempre informada de sus actividades, aunque ella no te quiera contar todo lo que hace, debes buscar la manera de estar al tanto de sus movimientos.
19 Marzo 2009 03:00:40
Amistad incómoda
QUERIDA ÁNGELA: Resulta que tengo una amiga desde hace aproximadamente tres años, en mi grupo más cercano somos tres: yo, mi amiga y otro amigo más, el cual es muy inmaduro y prácticamente no se puede confiar en él.

Mientras mi amiga dice ser “madura” yo pienso que no lo es, la verdad creo que es manipuladora, oportunista y arribista, lo cual no va para nada conmigo. Y bueno, ahora te preguntarás por qué sigo siendo su amiga, el problema es que ambas decimos ser “muy amigas”, “best friends” y todo lo demás, pienso que ambas nos engañamos mutuamente.

Ella me cuenta todos sus problemas, hasta sus cosas más íntimas, yo soy una persona de confianza y nunca he revelado ninguno de sus secretos, sin embargo ella sí lo ha hecho conmigo, por lo cual ya no le cuento mis cosas.

Al comienzo de nuestra amistad lo pasábamos muy bien (y todavía en ocasiones), nos reímos mucho y disfrutamos, pero siento que nuestra amistad se basa sólo en eso, o por lo menos para mí, ya que creo entregar todas mis armas para que la amistad funcione (como por ejemplo la confianza), pero siento que ya no es recíproco.

Nuestra amistad es muy inestable, pasa por momentos muy buenos, lo que me hacen pensar que sí es real, pero al cabo de un rato todo se complica y me gustaría terminar con la relación y decir tantas cosas.

Ese es mi mayor problema, a veces no digo las cosas que pienso, y si las digo se les resta importancia o cambian de tema.

Otra cosa que también es importante mencionar es que a veces pienso que me tiene cierta envidia, no por tener más novios ni por ser más linda ni nada de eso, sino por que soy mucho mejor alumna que ella.

De hecho las dos queremos entrar a la universidad y gracias a mis calificaciones creo que yo tengo más oportunidades para lograrlo, porque ella ha andado un poco mal en las clases.

Me tiene ya muy mal la situación, quiero acabar de una vez con la amistad, para estar bien, se dice que “los amigos son la familia que se elige”, pero gracias a Dios mi familia biológica ha resultado ser mucho más valiosa que la que yo misma he elegido. Me siento cobarde al no poder acabar de una vez con esto, ya que me da miedo quedar sola, pues gracias a ella me he logrado integrar más al salón y dejar a un lado la timidez.

¿Qué debo hacer? ¿Termino de una vez la relación o intento arreglar los problemas por medio de una sincera conversación? Aunque ya lo he intentado, pero ella nunca me escucha.

GABRIELA

QUERIDA GABRIELA:
Un amigo es una persona con la que puedes estar a gusto, con quien puedas compartir los buenos y malos momentos, en quien puedas confiar y quien te apoye en los momentos en que más lo necesitas.

Al parecer esta muchacha no entra en el perfil de una “amiga ideal”, así que cuál es el caso de seguir con esa amistad que te incomoda y te hace sentir mal.

Tienes razón al decir que los amigos es la familia que uno elige, por eso mismo debemos ser más cuidadosos con las personas que escogemos para tener a nuestro alrededor.

Busca amistades con las que el sentimiento sea recíproco, una relación que llene tus expectativas y que tú llenes las de esa persona.

No es agradable cuando una amiga pone todo su empeño para que las cosas salga bien, mientras que la otra no se esfuerza en lo mismo.

Seguramente en tu salón hay otras chicas con las que te podrás sentir identificada, o puedes buscarlas fuera de la escuela, inscríbete en algún club o curso, en algún equipo deportivo, busca intereses comunes.

Quizá tu amiga hasta ahora te ha ayudado a ser más desenvuelta, pero eso no quiere decir que sólo a su lado puedes socializar, inténtalo por tu cuenta.

Pero no termines peleada con ella, habla, como dices “sinceramente”, dile que quieres conocer a otras personas, que es necesario dado el largo tiempo que llevas sólo con ella, es lo más sano para ustedes.

18 Marzo 2009 03:00:52
Queda mal en el trabajo
QUERIDA ÁNGELA: Te voy a contar una bronca que no tiene nada que ver con lo sentimental, pero como quiera es algo que me atormenta.

Bueno, lo voy a explicar desde el inicio, soy la mano derecha de mi supervisor en la oficina.

Hace unos meses me habló sobre unos planes para ascenderme y cuando todo estaba viento en popa, de pronto todo se cayó.

Han pasado varios meses, todo continuó como siempre, yo haciendo más trabajo que mis compañeros y ganando el mismo sueldo.

Mi novio vive en el extranjero y en diciembre me excedí e hice unas cuantas llamadas de larga distancia desde la oficina.

La verdad es que muchos de mis compañeros también lo hicieron, pero yo me sentía culpable, hablé con mi otra supervisora y acepté mi error y le ofrecí pagar las llamadas. Tuvieron que hacer una reunión para sacar todos los números a los que habían marcado. Al principio nadie quería hablar, y yo tuve que empezar la reunión pidiendo disculpas y di el número al que marqué.

Para esto, todavía no había hablado con mi otro supervisor, pero yo me sentía muy avergonzada, no había tenido tiempo. Cuando hubo una oportunidad hablé con él y le dije que sentía mucho lo que había hecho y le prometí que nunca volvería a suceder, pero él dijo que reconocía por qué había hecho lo que hice.

Me dijo que yo me había vuelto “loca” por mi novio, pero que al menos admití el error y traté de resarcirlo.

Hasta ahí todo iba bien, desde entonces traté de hacer mi trabajo lo mejor posible, sin meterme en broncas y cumpliendo todo puntualmente, pero cometí un error garrafal.

Mi supervisor me pidió que le enlazara una videoconferencia en su computadora, porque para esto yo tengo las claves de todo porque él me las dio. Cuando me acerqué a su computadora vi que tenía abierta la bandeja de entrada de su correo electrónico.

Yo ya tenía lista lo de la conferencia, pero él estaba ocupado en otro asunto, así que mientras él llegaba me puse a husmear en la computadora.

Vi un correo sobre un tema importante, simplemente no pude controlar el impulso y le di “clic” para ver de qué se trataba.

Para mi pésima suerte, en ese momento entró él a la oficina, los nervios se me agarrotaron y traté de inmediato de cerrar la ventana, pero ésta no se cerró y él se dio cuenta, porque llegó de inmediato a mandar un correo.

Cuando vio que cerré la ventana impulsivamente me preguntó por qué había hecho eso, si lo estaba leyendo, pero me quedé en blanco y no supe qué contestarle.

Entonces me dijo que quería saber qué era lo que realmente estaba buscando yo en su correo. La cara se me puso roja como camarón y me quedé sin habla.

Él ya no hizo ningún comentario, ni me regañó, pero estoy segura de que mi ascenso se fue a la basura. ¿Tú qué piensas? ¿Tendrá remedio esta situación?

MONITOR

QUERIDA MONITOR:
La mayoría de los jefes buscan tener a su alrededor gente en la que puedan confiar. Más allá de las capacidades o habilidades, para las personas que tienen empleados a su cargo, buscan en ellos la seguridad de que sus asuntos están a salvo por ser alguien en quien pueden confiar.

Aún así, puede que no todo esté perdido, sólo necesitas ser en extremo cuidadosa de ahora en adelante.

Cumple con tu trabajo al pie de la letra, procura no meterte en los “chismes” de la oficina.

Tal vez hayas dado una mala impresión con lo que pasó, pero si demuestras que eres responsable, es probable que tus superiores decidan darte la oportunidad que tanto anhelas. Te deseo mucha suerte.

17 Marzo 2009 03:00:33
Indecisa entre dos hombres
QUERIDA ÁNGELA: Hola, no sé qué debo hacer, tengo seis meses con mi novia, ella es amorosa, gentil, una excelente persona, muy trabajadora, muy linda conmigo.

En este tiempo juntos la relación creció al parecer mucho más de lo que cualquiera de los dos hubiera pensado, pues no hace poco ya pensábamos en vivir juntos, pues nos amamos.

De conocernos tenemos más de año y medio y ambos sabíamos lo que queríamos de una pareja antes de intentarlo entre los dos. Nunca hemos tenido problemas serios, hasta hoy.

Ya me había contado que tiene un amigo que fue su primer novio y que entre los dos se prometieron cosas en el pasado, y no me había preocupado eso, pues vivo el presente y estoy con ella.

Pero hace poco le dije que había estado rara la última semana, como más distante, me dijo que no era nada que tuviera que ver conmigo, que yo soy genial, y que le he dado mucho más de lo que esperaba de mí, pues mi pasado no es de lo mejor.

Le pregunté que si se debía a que este ex novio era como un fantasma para nosotros y por eso no podía estar bien, a lo que me contestó: “No quiero que pienses cosas que no son, ni que asumas cosas sin sentido, voy a serte completamente sincera porque te lo mereces, mi amor”.

Me dijo que en verdad me ama, pero que no me quiere lastimar, pero que también ama a este tipo, que en el pasado con él sólo terminó porque lo que seguía en sus vidas era casarse, pero que decidieron adquirir más experiencia, vivir, conocer a más personas, comparar, etcétera.

Dijo que en ese entonces los dos eran muy jóvenes, pero que si en algún momento alguno de los dos se enamoraba, se sentía pleno y feliz con alguien más, pues que entonces haría cada quien su vida aparte.

El punto es que ella dice amarme a mí y a él y que aún no puede decidirse, a lo que yo le dije que tenía que hacerlo pronto, porque yo no estoy dispuesto a estar en una relación así.

Sin embargo, ella se aferra a que todo depende de mí, que yo debo decidir si debemos seguir juntos o no, si deseo estar con ella a pesar de saber todo lo que dijo, porque ella aún no sabe si debe quedarse conmigo o regresar con él.

Yo la quiero muchísimo, pero no soporto la idea de que ella esté pensando en el otro, o con la sensación de que nuestra relación es sólo una “prueba”. No quiero seguir arriesgando mis sentimientos, pero tampoco quiero perderla. Te agradeceré mucho un consejo.

VALENTÍN

QUERIDO VALENTÍN:
Te doy toda la razón. No sería justo que mantuvieras una relación en esas condiciones.

Tu novia ha demostrado una actitud por demás inmadura sobre su futuro, pues, como tú mismo dices, son tus sentimientos los que están en juego.

No es nada sano para un noviazgo estar pensando todo el tiempo si eres lo suficiente bueno como para que tu pareja se quede contigo, con el temor de que en cualquier momento ella decida que prefiere estar con la otra persona.

Y como están las cosas ahorita ella no debería tomar ninguna decisión, por eso, lo mejor sería que se separaran.

Dile que cuando esté lista para estar contigo, completamente, entonces podrán sentarse a hablar sobre formalizar su relación.

Pero si ella siente la necesidad de seguir “probando y comparando”, pues tú no te vas a quedar a esperar hasta que se canse de conocer el mundo.

Pareces un muchacho centrado y con los pies en la tierra, y si ella te ha dicho que la decisión depende de ti, entonces hazlo, es lo que más le conviene a tu dignidad.


16 Marzo 2009 03:00:26
Chica en depresión
Querida Ángela: Hola soy Marisol, creo que estoy en una situación de depresión, por lo tanto he pensado en suicidarme porque en realidad ya no quiero más molestias para mis padres.

He tenido varios enfrentamientos con ellos y ya no quiero molestarlos más. Yo soy la mayor de la familia, tengo 22  años, estoy estudiando Trabajo Social.

Ya no sé qué hacer, a veces noto que mis padres ya se hartaron de mí.

Son discusiones fuertes, ese tipo de vida que llevo hoy no la llevaba hasta que mi hermana se fue con el novio y todo cambió.

Para mí fue peor, más de lo que me imaginaba, ya no los entiendo o no me entienden, ya ni sé qué pensar de ellos, pero ojalá que yo esté en un error de desaparecer en sus vidas.

Pienso que es lo mejor para su vida de mis padres, para que ya no se peleen entre ellos mismos, al cabo yo no tengo hijos, soy soltera y no tengo a nadie que me necesite.

Es mejor ya dar fin a mi vida de una vez. A veces me pregunto para qué, por qué, por quién vine al mundo. Siento que a mis padres ya no les importa lo que siento. Bye.
Marisol

Querida Marisol: Lamento mucho la situación por la que estás pasando, pero debes sacar de tu mente esas ideas negativas, que sólo traerán a tu familia más sufrimiento del que ahora están viviendo.

Lo que sucedió con tu hermana seguramente desequilibró a tus padres, deben sentirse decepcionados y confundidos, pero eso no quiere decir que no te quieran o no se preocupen por lo que te pasa. Alguien a quien ellos aman les dio la espalda y los hirió, no les hagas tú lo mismo, no les hagas algo de lo que jamás podrán recuperarse.

Todos tenemos días muy difíciles: unos están llenos de cansancio, otros de problemas, otros de tristezas. Pero así como esta realidad debe ser, aceptemos una cosa que tal vez sirva de consuelo: mañana será otro día.
Cuántas veces nuestro panorama se ve triste, desalentador y agobiante, y súbitamente algo pasa y encontramos solución a nuestros problemas y algo que parecía no tener solución, se resuelve fácilmente.

El tiempo cierra heridas y suaviza resentimientos.Dicen que uno de los secretos para ser feliz es darse y servir a los demás sin esperar que te lo agradezcan.

Mucha gente que ha atravesado por etapas de depresión dice que hacer trabajo humanitario es de gran ayuda. Quizá resolver el estado de ánimo de tus padres no esté en tus manos, pero puedes resolver el tuyo mismo y con eso mejorarán las relaciones en casa. Tú tienes el poder de encender una vela que dé un poco de luz en medio de la oscuridad.

Inscríbete en algún programa de ayuda a gente necesitada, eso te ayudará a descubrir las bendiciones de tu vida, y valorarás todo lo bueno que tienes, en vez de “clavarte” pensando en lo negativo que te está afectando.

La depresión es un pozo, se va haciendo cada vez más profundo, lo importante es que es posible salir de él, si pones el empeño necesario.

No dudes en pedir ayuda. Por la naturaleza de la carrera que estudias, estoy segura de que habrá a tu alrededor terapeutas que te puedan ayudar.

Hay que hablar, es la mejor manera de desahogarte y sacar todo lo que traes dentro y te oprime, no tienes que cargar tú sola con lo que te hace sentir mal.

Cuando te sientas agobiada por los problemas, el cansancio o el dolor, dí con firmeza: “¡Mañana será otro día!”. Y te aseguro que ese día será mejor.
Siempre hay una esperanza y un motivo para vivir, hay que recuperarlo.
15 Marzo 2009 03:00:06
Chica en depresión
QUERIDA ÁNGELA: Hola soy Marisol, creo que estoy en una situación de depresión, por lo tanto he pensado en suicidarme porque en realidad ya no quiero más molestias para mis padres.

He tenido varios enfrentamientos con ellos y ya no quiero molestarlos más. Yo soy la mayor de la familia, tengo 22  años, estoy estudiando Trabajo Social.

Ya no sé qué hacer, a veces noto que mis padres ya se hartaron de mí.

Son discusiones fuertes, ese tipo de vida que llevo hoy no la llevaba hasta que mi hermana se fue con el novio y todo cambió.

Para mí fue peor, más de lo que me imaginaba, ya no los entiendo o no me entienden, ya ni sé qué pensar de ellos, pero ojalá que yo esté en un error de desaparecer en sus vidas.

Pienso que es lo mejor para su vida de mis padres, para que ya no se peleen entre ellos mismos, al cabo yo no tengo hijos, soy soltera y no tengo a nadie que me necesite.

Es mejor ya dar fin a mi vida de una vez. A veces me pregunto para qué, por qué, por quién vine al mundo. Siento que a mis padres ya no les importa lo que siento. Bye.

MARISOL

QUERIDA MARISOL:
Lamento mucho la situación por la que estás pasando, pero debes sacar de tu mente esas ideas negativas, que sólo traerán a tu familia más sufrimiento del que ahora están viviendo.

Lo que sucedió con tu hermana seguramente desequilibró a tus padres, deben sentirse decepcionados y confundidos, pero eso no quiere decir que no te quieran o no se preocupen por lo que te pasa. Alguien a quien ellos aman les dio la espalda y los hirió, no les hagas tú lo mismo, no les hagas algo de lo que jamás podrán recuperarse.

Todos tenemos días muy difíciles: unos están llenos de cansancio, otros de problemas, otros de tristezas. Pero así como esta realidad debe ser, aceptemos una cosa que tal vez sirva de consuelo: mañana será otro día.
Cuántas veces nuestro panorama se ve triste, desalentador y agobiante, y súbitamente algo pasa y encontramos solución a nuestros problemas y algo que parecía no tener solución, se resuelve fácilmente.

El tiempo cierra heridas y suaviza resentimientos.Dicen que uno de los secretos para ser feliz es darse y servir a los demás sin esperar que te lo agradezcan.

Mucha gente que ha atravesado por etapas de depresión dice que hacer trabajo humanitario es de gran ayuda. Quizá resolver el estado de ánimo de tus padres no esté en tus manos, pero puedes resolver el tuyo mismo y con eso mejorarán las relaciones en casa. Tú tienes el poder de encender una vela que dé un poco de luz en medio de la oscuridad.

Inscríbete en algún programa de ayuda a gente necesitada, eso te ayudará a descubrir las bendiciones de tu vida, y valorarás todo lo bueno que tienes, en vez de “clavarte” pensando en lo negativo que te está afectando.

La depresión es un pozo, se va haciendo cada vez más profundo, lo importante es que es posible salir de él, si pones el empeño necesario.

No dudes en pedir ayuda. Por la naturaleza de la carrera que estudias, estoy segura de que habrá a tu alrededor terapeutas que te puedan ayudar.

Hay que hablar, es la mejor manera de desahogarte y sacar todo lo que traes dentro y te oprime, no tienes que cargar tú sola con lo que te hace sentir mal.

Cuando te sientas agobiada por los problemas, el cansancio o el dolor, dí con firmeza: “¡Mañana será otro día!”. Y te aseguro que ese día será mejor.

Siempre hay una esperanza y un motivo para vivir, hay que recuperarlo.

14 Marzo 2009 03:45:42
Amor a primera vista
Querida Ángela: Mi novia me ha contado de una persona que las pocas veces que ha hablado con ella le ha dicho cosas acerca de mí que no encajan con mi personalidad ni forma de ser, excepto por casualidad.

Le dijo cosas como: “¿Sigues con él?” “él se cree mucho, hasta en su forma de caminar y de hablar se nota”. Mi novia le dijo “pero no puedes hablar de él si ni siquiera lo conoces ni has hablado con él”.

Este hombre le dijo “yo me doy cuenta de cómo son las personas con sólo verlas. Así soy y por eso te lo digo. Además incluso si él fuera humilde igual no puede ser tu pareja, porque yo te conozco y sé que tú no encajas con este tipo de persona”.

Mi novia no quiere ya encontrarse con esta persona por este motivo, pero el problema es que si se encuentra con esta persona, ésta insiste en decirle estas cosas. Lo interesante está en que yo no sé ni quién es, nunca he hablado con él y por otro lado yo nunca le he deseado mal a nadie.

La actitud de esta persona me revela que si muy bien habla de altanería por mi parte, por su parte él me suena al “todopoderoso”, pues ni sabe a qué me dedico, cuáles son mis metas, el por qué soy así, por qué soy tajante y demás, pero esta persona ya me ha juzgado y tiene tanta influencia sobre mi novia debido a su “madurez”.

Yo también tengo algo de ese “talento” (si se puede llamar así) de ver a las personas, pero nunca he usado esto para destruir a la gente y si he encontrado algo malo en alguien antes de hablar mal de ella prefiero acercarme y conocer a dicha persona, aunque sea solamente por un momento. Me he dado cuenta que si muy bien mucha gente tiene actitudes altaneras, caras enojonas, ceño fruncido y demás, siempre es por una causa, es por algo que le hicieron y por esto dicha persona tomó esa actitud para hacer que la respeten o tomen en cuenta o lo que sea que no podía alcanzar. Tal vez se equivocaba, pero tenía una causa y en el fondo no era mala gente.

La verdad no quisiera encontrarme con esta persona ni conocerla por el momento. No lo voy a agarrar a golpes, al contrario, creo que me pondría a llorar enfrente de él y no quiero ni inspirar lástima en nadie, pero es que esto me hiere y mucho.

Por otro lado, no sé si estoy equivocado, pero se me hace que esta persona está buscando quitarme a mi novia. Lo sospecho por la parte en que dice “conocerla muy bien”, cuando para mi novia no es más que un conocido con el que se encuentra muuuuy de vez en cuando. No sé si me equivoco, pero si es cierto esto, entonces aunque tenga que llorar, no importa a ver si este tipo tiene los pantalones bien puestos y me da la cara, a ver si entre hombres arreglamos esto y deja de molestar a mi novia.

Igual que este tipo hay otras personas que le han dicho cosas similares y otras que le han propuesto salir. Con este tipo ya van tres veces que sucede, creo que ya pasó el límite, pero no sé cómo arreglar la situación, porque, como te digo, mi novia toma mucho en cuenta su opinión y cada vez que le habla de mí ella se porta distante, como si de verdad creyera lo que le dice.

Esto se ha convertido en una auténtica amenaza para mi relación. ¿Qué me sugieres, lo enfrento?

Adan JH

Querido Adan JH: Entiendo lo incómodo que es para ti lidiar con un “enemigo ausente”, pues este sujeto nunca te da la cara para hablar mal de ti.

No puedes saber con certeza si realmente quiere tener algo más con tu novia, así que no dejes que este pensamiento empiece a invadirte, pues creará más roces en tu relación.

Lo que debes hacer es poner tu mejor esfuerzo para que tu noviazgo funcione, si tu chica se da cuenta de que en realidad eres una buena persona, no le afectará lo que le digan personas ajenas.

A la gente nunca le vas a dar gusto, por eso lo importante es que te mantengas bien sólo con ella, que es lo que finalmente importa. No tenemos poder sobre lo que las otras personas piensan de nosotros, pero sí sobre lo que nosotros pensamos y hacemos de nosotros mismos. Usa ese poder.
13 Marzo 2009 03:00:00
Con miedo al amor
QUERIDA ÁNGELA: Hace poco que tengo novio, es muy bueno conmigo y pues sé que me quiere y yo también lo quiero, pero no puedo dejar de sentir miedo en esta relación.

Creo que es porque veo que mi madre en su matrimonio no es feliz del todo, porque siempre se queja y discute con mi padre y llora cuando pasa eso. Todo el tiempo siempre está dispuesta a divorciarse de él, habla mal de él, no lo quiere ver; pero todo se le olvida cuando él se disculpa (cosa rara en mi padre) y momentos de felicidad por aquí y por allá, hasta que vuelven a discutir y mamá cae en depresión y se repite el círculo.

Yo no quiero que pase eso conmigo. Tanto así que decidí no casarme y tener relaciones abiertas sin un compromiso mayor en el futuro; pero la verdad que mi moral no me permite hacer eso, más bien, como no podría tener esa clase de relación me mantuve alejada de una por muchos años.

Se declaraban chicos, pero me hacía la que no escuchó nada y por ninguno me animé hasta que conocí a Erik, mi novio.

No es el chavo típico que me gustaba antes, es físicamente agradable pero no es guapo ni atlético. Sin embargo me enamoré de él sin querer.
Desde el inicio tuve miedo de que me lastimara física o emocionalmente. Se lo dije y se portó muy comprensivo, pero eso me asusta porque pienso que puede ser una táctica para “atraparme” y luego lastimarme.

Es muy cariñoso, tanto que no para de besarme, pero a veces me he sentido atacada cuando se despide. Él me coge del cuello y no me suelta, como si pensara que me alejaré sin darle un beso.

He llegado a pensar que ese gesto es señal de que sea un hombre violento o posesivo.

La otra vez por el teléfono, creyó que estaba molesta y yo pensaba que él estaba molesto por una broma que le hice y que no le gustó. Me dijo: “Te enojas en vez de que yo sea el enojado… me decepcionas”.

Cuando escuché eso me quedé helada y sentí que lo hacía para lastimarme.

¿Cómo le hago para poder confiar en él y dejar de pensar que va a hacerme daño?

Deseo entregarme al cien por ciento, pero no puedo.

DUBIDAI

QUERIDA DUBIDAI:
El hecho de que la relación de tus padres no sea el retrato del matrimonio “ideal”, no quiere decir que tu destino está marcado y que nunca podrás ser feliz, y sabes por qué, porque la suerte de tus relaciones depende de ti, y obviamente de tu pareja.

La felicidad de pareja no es algo que se “herede”, es algo que se trabaja día con día, así que lo mejor es que deseches todos esos temores y empieces a pensar que mereces ser feliz.

No sería mala idea que buscaras la ayuda de un terapeuta para resolver esos conflictos, pues no me parece muy normal que tengas ese tipo de paranoia con tu novio, al sentir todo el tiempo que él te va a hacer daño.

Eso te va a suceder con él y con cualquier otro chico con el que te involucres. Tus temores te harán ver “moros con tranchete” donde no los hay, y esos detalles no te permitirán nunca mantener una relación plena y satisfactoria.

Otro punto en el que debes de trabajar muy seriamente es en lo relacionado con la autoestima, que puede también ser un bloqueo que te impide sentir que mereces ser amada por alguien e, inconscientemente, estás convencida de que debes ser lastimada.

Tu caso amerita la ayuda de un profesional, que no te de vergüenza buscar ayuda, es lo mejor que puedes hacer en estos momentos, creo que estás a tiempo de solucionar esos conflictos, para que puedas tener un lindo noviazgo.

12 Marzo 2009 03:00:51
Confundida por compañero
QUERIDA ÁNGELA: Hola, quiero compartirte mi secreto para que me des un consejo al respecto.

Soy una mujer de 32 años, casada hace 10 con un hombre del que me casé muy enamorada, sentimiento que creo fue bajando a medida que el tiempo pasaba por su forma de ser conmigo, ya que él no es nada cariñoso, ni atento, más bien es seco y un poco machista.

Según él, su forma de demostrarme que me ama es con el sexo, además de que en los primeros años me llegó a ser infiel, cosa que ahora creo que ya no hace.

En los múltiples pleitos que teníamos me humillaba como mujer, diciéndome cosas que me herían mucho. Los dos trabajamos y a él no le gusta ayudarme con los quehaceres de la casa ni el cuidado de nuestras hijas (de 7 y 4 años).

El asunto es que en mi trabajo comencé a tratar más a un compañero, a mí me gustaba mucho su forma de ser, ya que es hombre muy atento y caballeroso.

Inconscientemente fui desarrollando un sentimiento hacia él, ya que él tenía pequeñas atenciones conmigo.

Esto fue creciendo poco a poco al grado de que en la actualidad nos amamos y hemos llegado a tener relaciones, pero él es también casado, dice que tiene muchos problemas en su matrimonio y sólo continúa con su mujer por sus hijos (también tiene dos).

Yo sinceramente quisiera terminar con todo esto, porque a pesar de todo lo que he vivido con mi esposo, lo sigo queriendo mucho. Me cuesta mucho trabajo dejar a esta persona, ya que también lo amo a él, en él encuentro lo que en mi matrimonio no, él me mima, me trata con ternura, con mucho amor, con él me siento protegida y con mi esposo yo debo ser la fuerte. ¿Cómo salgo de ésta?

NANCY

QUERIDA NANCY:
“Sólo estoy con ella por mis hijos” es un cuento tan viejo como la humanidad. Si un hombre sigue casado con una mujer es simplemente porque quiere. Por comodidad, por costumbre, por conveniencia, por lo que sea, la verdad es que si quisiera algo serio contigo ya habría solucionado su situación.

Es hora de que seas sensata y termines con él. Las nuevas emociones que te hizo sentir la relación extramarital no durarán por siempre. Lo mejor que puedes hacer es arreglar la situación con tu marido, a quien dices querer mucho a pesar de los problemas que han tenido. Intenta rescatar el romance con él, proponle la idea de reconquistarse mutuamente, como una nueva “aventura” en su matrimonio. Si aún lo quieres, haz lo que te sea dignamente posible para estabilizar su relación.

En caso de que esto no sea posible, no vuelvas a cometer el error de involucrarte con alguien estando casada, piensa en el daño que les harías a tus hijas si llegaran a enterarse.

Por supuesto que tienes derecho a buscar tu felicidad, sea con la persona que sea, pero debes de considerar que ya no eres una mujer sola, hay dos pequeñitas en quienes debes pensar.

Ya sea con tu actual marido o con alguien más, busca una relación que te haga sentir bien, alguien a quien no tengas que ver a escondidas, un amor que no se tenga que ocultar de nadie.

11 Marzo 2009 03:00:35
Confundido por novia mentirosa
QUERIDA ÁNGELA: Escribo en busca de ayuda casi desesperadamente, porque creo que esto es algo muy serio que puede marcar mi vida.

Llevo más de año y medio con mi pareja, y después de mucho tiempo, uno, como es lógico, por eso de la confianza al 100 por ciento, cree todo lo que le dice su pareja, nunca pensando que alguien mintiera en algo así.

La cuestión es que ella no me ha sido infiel, no me ha engañado para irse con otro ni nada de eso, porque está casi todo el día conmigo, cuando no es para dormir o poco más, a veces ni eso.

El problema es que un día la sorprendí diciendo una mentira piadosa y al día siguiente más y otra y otra, y me harté y empecé a preguntarle por cosas que yo creí que eran verdad, aunque mi familia dudara de ella, y resulta que son mentiras.

Ella reconoce tener un problema, y que no sabe muy bien por qué lo hace (las mentiras que me decía eran tipo que se le había ponchado la llanta, que tuvo un percance con el coche y la indemnizaron, que tenía no sé cuánto dinero en una cuenta del banco y no lo podía sacar hasta un límite de edad, etc.), en fin, mentiras que parecen de un niño.

Yo la escuchaba y le creía todo, hasta que empecé a ver que no todo era cierto, y claro, una mentira llevó a otra.

El dilema que tengo es que no puedo seguir manteniendo una relación con una persona que no sé si a ciencia cierta está mintiéndome, y no tengo tiempo para estar preguntándole a la gente de la que me habla si eso es verdad o no.

Ella acepta que está “enferma”, que desde que sus padres se separaron cuando tenía 11 años empezó a mentir y que tiene una especie de trauma infantil, unido a la falta de cariño de su madre, pues hace que diga mentiras.

Ahora yo no sé qué debo hacer. Ella ya está recibiendo ayuda de un psicólogo, pero no estoy seguro de si debo seguir con la relación.

La quiero muchísimo, pero como te digo, es muy desgastante estar todo el tiempo preguntándome qué tanto de lo que me dice es cierto. No es divertido tratar de adivinar cuándo está diciendo la verdad y cuándo está mintiendo.

No sé si vale la pena formalizar algo con una persona así. Mi familia y ella misma dicen que si la quiero de verdad debo apoyarla en las buenas y en las malas y ayudarla a superar esta enfermedad. ¿Estaré siendo egoísta y cobarde?

EZEQUIEL

QUERIDO EZEQUIEL:
Antes que nada, debes tratar de entender el problema que enfrenta tu novia. La mitomanía es un trastorno de conducta por el cual la persona necesita mentir en forma reiterada, continua y desdibujando la realidad, pues de eso se trata precisamente, de que el mitómano no acepta su realidad y con ésta mentira lo que busca es transformarla, hacerla más soportable para sí.

Quien miente de forma continua trata de ser más atractivo hacia los demás o de suplir carencias en distintas áreas de su vida, pero con el paso del tiempo sufrirá aislamiento por despertar desconfianza entre sus semejantes.

Tu novia tiene un gran reto delante de sí, y necesitará de tu ayuda para salir adelante.

Si es cierto que la quieres, debes darle la oportunidad para superar su problema, tu cariño será una herramienta básica, sobre todo por lo que dices de que fue precisamente la falta de amor en su infancia lo que ha provocado ese problema.

Acércate con su terapeuta y pídele ser parte de la solución, que él te indique la mejor manera de abordar el problema y cómo puedes ayudarla en esta situación. Si después de un tiempo razonable de terapia tu novia no mejora, tampoco estás obligado a permanecer a su lado, ella tendrá que lidiar sola.

Deseo de todo corazón que logren solucionarlo.

10 Marzo 2009 03:00:28
Confianza traicionada
QUERIDA ÁNGELA: Quiero contarte esto que me pasó y me ha dolido mucho y ahora no sé qué debo hacer.

Yo tenía una amiga a la que quería mucho, también tenía un novio al que quería con todo el corazón, pero lo que no sabía es que ellos dos también se querían.

Todo empezó un día que me salí a escondidas de mi casa (tengo 16 años), para irme con mi novio, porque a mí mamá nunca le gustó que anduviera con él. Como no teníamos nada qué hacer le dije que fuéramos a la casa de mi amiga, a él le pareció muy buena idea. Cuando llegamos ella tenía puesta una falda con la que se le veía todo, y cuando se lo presenté empezó a coquetearle. Hacía como que las cosas se le caían y se paraba enfrente de él para recogerlas.

El caso es que decidimos ir a una plaza comercial y cuando salimos a tomar la combi vi que mi mamá venía caminando y nos fuimos corriendo.

Entonces yo mejor les dije que ya me iba a regresar a la casa antes de que mi mamá se diera cuenta de que me había escapado, y entonces mi novio dijo que él mejor iba a acompañar a mi amiga de regreso a su casa, para que no se fuera sola, y yo acepté porque pues era mi amiga y no pensé nada malo.

Así quedaron las cosas y al otro día en la escuela, mi amiga se acercó conmigo y me preguntó qué pasaría si ella me quitara al novio, yo no le respondí nada y mejor le cambié el tema.

Después de 15 días nos volvimos a encontrar los tres en un parque y ella actuaba muy raro, le hablaba a mi novio en un tono muy mandón, como si fuera su novio.

Le decía “ve a traernos unas papitas”, “ahora te toca a ti recoger el balón”, cosas así, yo no decía nada y él la obedecía con mala cara, hasta que yo creo que lo hartó y él le gritó, le dijo que no le dijera lo que tenía que hacer.

Después de esto mi amiga empezó a aconsejarme que terminara con él, que porque estaba segura de que no me convenía.

También me llegaron al celular unos mensajes de otra supuesta novia de él, que luego me enteré que los había mandado mi amiga, pero de todos modos terminé con mi novio.

Un mes después él me volvió a buscar y le conté lo de los mensajes, él me confesó que había tenido una relación con mi amiga cuando él y yo todavía éramos novios, que ella era quien le había propuesto que se vieran a escondidas de mí, que hasta le intentaba dar besos y lo amenazaba con contarme que era él quien se le estaba lanzando a ella.

Me dolió muchísimo todo lo que me contó y le reclamé a ella si era verdad lo que había pasado, claro, ella lo negó todo y hasta la fecha sigue diciendo que nada pasó, que era él quien quería andar con las dos.

Yo estoy muy dolida con ellos porque ella era mi amiga y él mi novio, no puedo volver a confiar en ninguno. ¿Por qué ella hizo algo así? Es muy bonita y pudo conseguirse a cualquier otro chavo, pero no, tenía que ser precisamente el que yo quería, porque ella sí sabía que yo estaba enamorada de él.

Y él, ¿será verdad lo que dice que sólo ella quería que me fuera infiel? ¿Lo perdono? Tengo miedo de que me vaya a ser lo mismo otra vez. Me siento muy confundida.

BATGIRL

QUERIDA BATGIRL:
Ni tu “amiga” ni tu ex novio se portaron bien contigo. Cualquiera que haya sido la verdad sobre lo que pasó, ellos debieron haber sido sinceros contigo y contarte lo que estaba pasando.

Es muy incongruente eso de que mantuvieron una relación “bajo amenaza” de contarte lo que pasaba. Tanto ella como él sólo están interesados en jugar y lastimaron tus sentimientos.

Búscate una nueva amiga y termina definitivamente con ese chico, es obvio que no te conviene.

08 Marzo 2009 03:00:08
Mala relación con hermana
QUERIDA ÁNGELA: Deseo que te encuentres bien, porque la verdad yo estoy consternada y cansada.

Hace cinco años me vine a vivir a esta ciudad, un poco por estar cansada de la vida que llevaba en el lugar donde crecí y otro tanto por mi familia.

Mi madre falleció hace cerca de tres años. Somos tres hermanos, pero actualmente estamos algo distanciados.

Una de mis hermanas, que vive en otro país, se fue hace año y medio y se casó allá. Nos llevamos desastrosamente. Es una persona que no tolera que pienses diferente a ella, no tolera que no hagas las cosas como ella dice, y la verdad que estoy ya muy cansada de ella. De por sí siempre nos llevamos mal, pero cuando yo decidí venirme acá ella no me habló durante ocho meses, hablaba mal de mí a la familia, y amigos. Con mucho esfuerzo logramos una comunicación, siempre que yo no cruzara sus límites, pero la verdad que es desgastante tener que andar midiendo o pensando cada palabra que le vas a decir.

Ayer nos peleamos por que mi padre se vino a vivir conmigo y a mí me cuesta mucho adaptarme a él de nuevo. Siempre fui muy independiente y me manejo sola, me mantuve económicamente desde los 15 años, y siempre resolví mis problemas sola, dicho sea de paso soy madre soltera y durante dos años mantengo a mi hijo sola, resolviendo y sobreviviendo a los problemas solita.

Me cuesta mucho tener que volver a vivir con mi padre, que obviamente no sabe que ya no soy una niña a quien tiene que dirigirle la vida. Chocamos cuando empieza a decirme cómo debo hacer las cosas.

Mi hermana se llevaba también pésimo con él cuando vivían juntos, y cuando intenté contarle lo que me pasaba y cómo me sentía, nos peleamos, todo porque le dije a ella que jamás se llevó bien con él.

Pero ahora ella está lejos y hasta empieza a cambiar sus recuerdos, pues dice que se acuerda que se llevaban excelente, aunque yo sé que es mentira.

Dijo que ya no quería volver a buscarme (ya no le habla a mi hermano), le dije que si quería hacer eso que no me importaba, pues ya estoy cansada de su altanería y su falta de amabilidad con el mundo, y que ahí se acabara todo.

Pero a mí me duele. La verdad yo hice cambios en mi vida para poder vivir tranquila, vivo en una comunidad en donde me conocen y me respetan, por mi actuar y mi manera de ser. Ella siempre tuvo un serio problema de envidia conmigo, por que decía que yo conseguía todo lo que quería, pero obvio que siempre fue a base de romperme el lomo y trabajar para conseguir las cosas. Por eso mi fuerza y mi valor para enfrentar las cosas a ella siempre la dejaron en un plano diferente, yo creo que de ahí son sus problemas.

Yo no quiero que se pierda para siempre la comunicación, bien o mal es mi hermana, pero no sé cómo hacerle para soportarla o lidiar con su forma de ser, ¿qué necesito hacer para solucionar esto?

FRANCINE

QUERIDA FRANCINE:
Lamentablemente, la distancia física que hay actualmente entre tu hermana y tú no les permite tener un acercamiento más tangible. Todo lo que puedes hacer en estas circunstancias es tratar de mantener el contacto vía telefónica o por Internet.

Aún así se puede hacer algo para salvar su relación. No permitas que los resentimientos caven entre ustedes una zanja que después no podrán cruzar.

Cuando hables con ella, no discutas ni saques a mención aquellos temas que crean fricción, entre ustedes, como la relación con tu padre. Es natural que al hablar con ella quieras desahogarte por lo que te suceda, pero en este caso, mejor hazlo con alguna amiga que no se vaya a alterar por lo que le digas.

En las conversaciones con tu hermana, enfócate en ustedes, cuéntale cosas positivas de tu vida, pregúntale a ella cómo le va y si puedes ayudarla. Alégrate sinceramente por ella si algo le sale bien o sé solidaria si no marcha todo felizmente.

Ella no va a cambiar su forma de ser, si así se ha comportado siempre, es mejor que lo aceptes, después de todo, tú tampoco eres perfecta y seguramente ella también piensa que debes cambiar algunas actitudes. Enfócate en lo positivo de la relación y no permitas que se pierda.

06 Marzo 2009 04:00:23
Enamorada de hombre casado
QUERIDA ÁNGELA: Hola, soy una chica de 25 años de edad, no sé de dónde sacar fuerzas para asumir que terminé con mi novio.

Te cuento, él es casado y vive cerca de mi casa. Nuestra relación duró tres años y cuatro meses. Al principio era normal, más que amor fue atracción. Luego nos fuimos enamorando más y más.

Todo iba muy bien, pero hace como un año mi mamá nos descubrió. Yo decidí terminar esa relación por vergüenza con mi mamá, pero él no permitió eso. Habló con mi mamá y le dijo que él me amaba, que se iba a divorciar y volvimos.

Después de todo eso era felicidad plena, pero luego su esposa se dio cuenta de que yo existía y me armó un escándalo en mi casa.

Luego de eso él cambió mucho, para mí no ha sido fácil, luego le creí todo. Bueno, hoy decidí terminar con él porque él se ha dedicado a su familia y a su trabajo. Me duele mucho porque yo lo amo mucho y me hubiese encantado compartir mi vida con él, ya que en el fondo es un buen hombre.

No encuentro consuelo y no sé de dónde sacar fuerzas para aprender a estar sin él, no le deseo a nadie que pase por esta situación.

Saludos.

MD

QUERIDA MD:
Los rompimientos sentimentales son de las experiencias más dolorosas para las personas. Entiendo cómo debes sentirte en estos momentos, pero a la vez me da gusto percibir en ti un grado de madurez que muchas veces hace falta en las jóvenes de tu edad.

Y te digo que me da gusto, porque eso es precisamente lo que te va a ayudar a superar este trago amargo. Te enamoraste del hombre equivocado, aunque él sea una buena persona, la verdad es que no estaba libre para ti, y no quiso estarlo. De otro modo, no habría vuelto con su familia.

Ya hemos dado en esta columna varios consejos para superar una ruptura sentimental, pero no está de más mencionar algunos otros, que seguramente te servirán para que puedas salir del “bache” pronto.

Para empezar, llama a tus amigos y familiares, haz planes con ellos. No es un buen momento para la soledad, que tiende a crear pensamientos deprimentes, en lugar de lograr algo positivo con ello.

Permítete un tiempo para sentir tristeza. Si no aceptas y superas tus sentimientos, te será más difícil en el futuro volver a sentir amor con libertad.
Convéncete de esto: la tristeza pasará. No hay que ahogarla, pero tampoco dejarse hundir por ella.

Haz cosas que te distraigan. Películas, deportes, clases o tu música favorita te ayudarán a sacar de tu mente a tu ex. No te quedes constantemente rondando una sola idea.

Cúmplete un capricho de vez en cuando. Intenta un masaje, un paseo con amigos, una ropa nueva, etcétera, cualquier cosa que te ayude a sentirte mejor.

Y finalmente, analiza el error que cometiste, que te sirva de experiencia para no volver a caer en una relación de ese tipo, que difícilmente tienen un final feliz.

05 Marzo 2009 04:00:22
Atormentada por pasado de esposo
QUERIDA ÁNGELA: Qué tal, espero que me puedas ayudar. Amo a mi marido, pero tengo sentimientos contradictorios que me han costado mucho controlar, para al menos no sufrir tanto como antes.

Resulta que él tiene 45 años y yo 28, una considerable diferencia de edades. Llevamos cuatro años de casados y desde el principio decidimos contarnos toda nuestra vida anterior.

Evidentemente, de haberlo sabido hubiera preferido que no me contara nada.

Desde siempre él ha sido un mujeriego. Ha tenido la “suerte” de conocer muchas mujeres, y sus relaciones eran muy escandalosas.

Andaba con toda mujer que se topara, fuera soltera, casada, gorda, flaca, fea, bonita.

Ya que trabaja en el ramo de la hotelería se le daba muy fácilmente eso de conocer a todo tipo de mujeres. Es atractivo, tiene labia y personalidad, y tuve oportunidad de comprobar que andaba incluso con varias al mismo tiempo.

Como producto de esas relaciones actualmente es padre de tres hijos con mujeres distintas, aunque él dice que no tuvo nada serio con ellas, que eran ligues de una noche.

He tenido la oportunidad de conocer a dos de esas mujeres y ellas mismas me han confirmado que efectivamente no hubo nada concreto con ellas, sólo un romance pasajero.

Cuando yo lo conocí era así, yo lo sabía perfectamente. Trabajábamos en un hotel que tiene bar y cada mujer que entraba ahí estaba relacionada con él o lo había estado, o quería algo con él.

Durante meses fue horrible, hasta que le di a elegir entre esa vida o yo. Por fortuna él decidió quedarse conmigo y prometió cambiar y empezar a ser hombre de una sola mujer.

Ahora no tengo ningún motivo para desconfiar, se porta maravilloso conmigo y jamás sale sin mí a ningún lado. No me da motivos de dudas, pero aún así no consigo no sentir celos o que me duela el recuerdo de todo lo que hizo antes.

Lo imagino con otras y sufro, no entiendo porqué me siento así, si sus “correrías” fueron mucho antes de que empezáramos una relación, quisiera saber cómo superarlo para que los celos ya no me carcoman, siento que algo me arde, ayúdame por favor.

MANZANILLA

QUERIDA MANZANILLA:
Hay un dicho muy acertado que dice “Lo que no fue en tu año, no fue en tu daño”. Deja ya de atormentarte por el pasado de tu esposo.

Es algo que no puedes cambiar, y es inútil que sigas luchando contra todos esos “recuerdos”, que ni siquiera son tuyos.

Estás construyendo un infierno con base en imaginaciones y cosas que ni siquiera te afectaron a ti, y eso no te va a llevar a nada bueno.

Date cuenta de la maravillosa relación que tienes actualmente. Es un hombre atractivo, interesante que está enamorado de ti, de otro modo no habría cambiado su comportamiento del modo en que lo hizo.

Decídete a borrar todo el pasado y las relaciones que pudo haber tenido, y mejor dedícate a construir a partir de ahora una vida hecha con buenos momentos.

Si sigues así caerás en una espiral de celos y desilusión de la que no podrás salir, además de que destruirás la felicidad y estabilidad que aparentemente tienes ahora.

Haz, de corazón, un borrón y cuenta nueva, saca de ti esos pensamientos negativos que no ayudan en nada y de una vez por todas, atrévete a ser feliz con tu esposo y a disfrutar de una relación sana, ¿o acaso crees que no la mereces?

04 Marzo 2009 04:00:17
Harta de hermano mantenido
QUERIDA ÁNGELA: Hola, recientemente empecé a leer tu columna y me parecen interesantes las cuestiones que te plantea la gente, así como los consejos que les das, bastante prácticos, por eso espero que me puedas ayudar con mi problema.

Resulta que este último tiempo he estado viviendo sola en un departamento por razones de trabajo, luego hice un viaje por unos meses y finalmente regresé a mi vida normal. A mí me encanta vivir sola, ya que dispongo del tiempo como quiero y lo más importante, es que tengo espacio para hacer todo a mis anchas, y puedo invitar a mis amigos cuando quiera (no tengo novio).

El problema es que mi hermano, que vivía en otra ciudad, hace poco perdió su trabajo y decidió venirse a vivir conmigo, porque dice que piensa que aquí tendrá más posibilidades de encontrar un nuevo empleo.

Sinceramente yo no tengo ningún problema en ayudar a la gente, y menos tratándose de un familiar, pero es que en serio que mi hermano es una persona totalmente insoportable.

Me hace la vida imposible a todas horas. Cuando llego del trabajo a veces quiero ponerme a leer o ver la televisión, pero él pone la música a todo volumen. Se la pasa fumando y deja las cenizas por todos lados.

Cuando por distracción dejo algo de dinero en alguna mesa, él lo toma como si fuera suyo o piensa que a mí ya no me sirve.

Agarra mis discos, mis películas, se acaba todo lo que hay en el refrigerador, lo único que le falta es ponerse mi ropa, nomás porque soy mujer, si no también la agarraría.

Ya me rompió casi toda la vajilla, porque es muy descuidado y también le ha dado por invitar gente al departamento cuando yo no estoy. Deja las luces prendidas, los hielos fuera del congelador, todo el día tiene la televisión prendida, hasta usa mi computadora y mi cuenta de Internet, es todo un abusón.

No digo que lo haga adrede para molestarme, al menos eso pienso hasta ahora, pero ya me tiene harta. Antes podía estudiar, hacer mis cosas, mantener las cosas limpias y en orden y lo más importante podía invitar a mis amigas sin problema, pero ahora ni pensarlo, porque de inmediato se entromete mi hermano y se pone a coquetear con ellas.

Me molesta porque él tiene casi 30 años, 4 más que yo, y se supone que ya debería ser más maduro y ordenado, pero no.

Desde que llegó no le he visto mucho interés de conseguirse un trabajo, y mientras más tiempo pase, esto se irá poniendo peor, yo lo sé.

Cuando hablo con mi mamá por teléfono (ella está en otra ciudad) le digo lo que pasa, pero ella me pide que sea comprensiva con él, y lo he intentado, pero las cosas ya están llegando a su límite.

No quiero portarme mal con mi propio hermano y a veces mejor trato de ignorar todo lo que hace, pero no sé cuánta paciencia me quede. ¿Lo corro de una vez por todas, o me aguanto hasta que él quiera irse?

MARINTIA

QUERIDA MARINTIA:
El que le hayas dado asilo a tu hermano cuando él lo necesitó fue un gesto muy noble de tu parte, pero él ya está abusando de tu buena disposición. Es cierto que hay que ser solidarios con la familia y los seres queridos, sin embargo, no por eso debes permitir que esta situación continúe.

Habla con tu hermano, dile que ya no estás a gusto con la situación y que necesitas recuperar tu espacio. A él también le hará bien ya poner los pies en la tierra y dejar la vida “comodina” que hasta ahora ha llevado. Ya está en edad de valerse por sí mismo y buscar su propio lugar para vivir.

Si crees que esto va a ocasionar un lío mayor en tu familia, dile que tienes pensado rentarle un cuarto a una amiga, porque necesitas el dinero, y que ella no acepta hombres en el departamento.

Como sea, no tienes porqué aguantar la inmadurez de tu hermano, que ya está bastante grandecito para comportarse como adolescente irresponsable.

03 Marzo 2009 04:00:36
Enamorada de chico con novia
QUERIDA ÁNGELA: Hola, soy una chica de 17 años que no aguanta más. Un día, por casualidad, surgió algo entre un chico del que sólo me sentía ligeramente atraída (como de otros muchos) y yo.

Fueron sólo besos... pero sucedió inesperadamente por parte de los dos.

Él tenía novia desde hace mucho tiempo pero por un momento la cabeza le falló; y yo, que nunca había sido partidaria de hacer nada con chicos con novia, también olvidé todo por un momento.

Al día siguiente no sentí nada extraño, pero los días fueron pasando y me dí cuenta de que esa noche me había marcado.

Él se mantuvo unos días en tensión con su novia, pero, después de que yo no le dejara nada claro, siguieron su relación como siempre... hasta hoy.

De aquel día hace ya ocho meses, ocho largos meses en los que yo no he conseguido sacármelo de la cabeza.

Al principio supe que de un modo u otro, él no lo había olvidado. Pero ahora para él soy completamente invisible, no he hecho nada por hablar esto con él, pero estoy segura de que lo que ocurrió se le pasó hace mucho.

Yo sigo obsesionada con él, y tengo que verlo cada día con ella, pero he llegado a pensar que realmente quizá sólo sienta interés por el hecho de ser imposible, o por saber qué hubiera pasado si en su día no lo hubiera dejado escapar.

El milagro de que yo decida dejar de pensar en él es improbable y en ese caso, el que volviera a ocurrir lo más mínimo conmigo, lo es más aún.

Por eso, a pesar de sentirme cobarde, pienso que lo mejor para los dos, o para los tres, es que yo lo saque de mi cabeza, tengo que borrarlo como sea.

Nadie me entiende... ni siguiera yo misma me entiendo.

Si pudieras darme un consejo, por pequeño que sea, te lo agradecería en el corazón.

FOINT3

QUERIDA FOINT3:
Estás en una relación donde la única involucrada eres tú. Ese chico ya continuó con su vida. Quizá en su momento sí fuiste alguien importante, pero el hecho de que siguiera con su novia deja en claro que tomó su decisión hace mucho tiempo.

Toma en cuenta estos consejos para “despabilarte” y de una vez entierres para siempre el recuerdo de ese chico:

1) Intenta un cambio de “look”. Necesitas renovarte tanto interna como exteriormente, así que si tienes posibilidades de cambiar tu clóset, desecha todo lo que no te pones y cómprate ropa actual, cómoda y elegante. Cuida tu imagen.

2) Pide ayuda a tus amigas. Haz planes con ellas, donde la diversión sea el principal ingrediente, quién sabe, tal vez en una de esas ellas mismas te presenten a alguien que despierte tu interés. No deseches el viejo dicho “Un clavo saca a otro clavo”. Busca entretenerte y conocer a otras personas.

3) Realiza actividades que te hagan pensar más en ti y sobre todo te ayuden a superar esta crisis. Lo más recomendable es entrar al gimnasio, un curso de idiomas o estudiar otra carrera, entre otras cosas. Tanto que hacer, sólo tienes que elegir.

4) Mímate. Es hora de ir al salón de belleza para cambiar el corte de cabello, maquillarte y ponerte lo más linda que puedas, eso te ayudará a sentirte mejor y elevar tu autoestima.

5) Procura no escuchar canciones o ver películas que te recuerden lo que pasó con ese chico. Graba un disco con canciones alegres y ponte a bailar. Cuando llenas de vida a tu corazón, éste no tendrá tiempo de ponerse triste ni estarás pensando en otras cosas.

Recuerda, la decisión de dejar todo atrás está en ti, da un paso adelante, y a lo que sigue.


02 Marzo 2009 04:00:24
Decidido a reconquistarla
Querida Ángela: Conocí a una chica en verano del 2008, allá por el mes de agosto, debido a unas fiestas populares de mi ciudad. Ella ahora tiene 21 años, mientras que yo tengo 24. Estuve con ella 5 días y todo muy bien como pareja que acababa de empezar: Muchas caricias, besos, abrazos y cariño, aunque nada de sexo; en parte porque sólo teníamos la casa de mis padres, lo cual no era muy cómodo, y en parte porque ella era bastante tímida.

Ella vivía en otra ciudad y se tuvo que marchar pasados esos 5 días, y le dije que podría irme a vivir a donde ella vivía, aunque no en tono serio puesto que no podía cumplirlo.

Mantuvimos algo de contacto los días siguientes por teléfono/e-mail, pero poca cosa y jamás volvimos a hablar del tema, debido a que me convertí en un bloque de hielo para intentar alejarla, por el tema de evitar una relación a distancia con ella a toda costa (ni siquiera la agregué al MSN), a pesar de que quería estar con ella (pero de verdad). Ella nunca supo nada de esto.

Durante esos días después ella estuvo muy receptiva al principio, luego cada vez menos como es obvio, hasta que finalmente perdimos el contacto.

Por su comportamiento, intuyo que sufrió bastante por todo esto y que es posible que al día de hoy aún me tenga rencor. Desde entonces hasta ahora he conocido a muchas mujeres, de las cuales he estado con algunas, pero nada serio debido a que no me llenaban “espiritualmente”, por decirlo de algún modo, cosa que sí hizo la chava de que te platico.

Debido al tiempo que ha pasado y lo que han cambiado las cosas, mi idea es la de plantear una reconquista partiendo de cero, por lo que decidí buscarla.

Ahora vivo en otra ciudad donde llevo unos meses y tengo intención de quedarme, totalmente diferente en todos los aspectos al lugar donde la conocí, y donde tengo total independencia y poder (un buen trabajo, nuevas amistades, aficiones, etcétera).

Sé que ya de por sí es bastante complicado, pero creo que merece la pena intentar la reconquista. Es posible que en todo este tiempo ella haya encontrado a otro, o incluso que haya cambiado de teléfono (y no tengo otra vía de contacto). De no ser así, mi intención es llamarla dentro de unas semanas y proponerle una nueva cita, aquí donde vivo ahora.

Si todo va bien y finalmente aceptara la proposición, dependiendo de si la “chispa” continúa o no y de si le gusta el lugar, una vez aquí con ella le propondría que se viniera a vivir conmigo. En caso contrario, punto y final.

Tampoco estoy dispuesto a ir yo a verla, pues no estoy dispuesto a cambiar toda mi vida aquí por otra peor por estar con ella.

Tengo la creencia firme de que también va a ser mejor para ella a nivel personal y profesional el venirse a vivir aquí.

Obviamente, dicha llamada será bastante difícil si pretendo tener éxito, por lo que te pido un consejo para saber si es buena idea o no.
Listener

Querido Listener: Ha pasado ya bastante tiempo desde que te alejaste de esa muchacha, y si ella tampoco intentó mantenerse en contacto contigo, no esperes que esté con los brazos abiertos.

Tendrás que conquistarla, como dices, desde cero. Quieres todo en bandeja de plata, con todas las comodidades para ti, eso no es buen indicio, y si ella es un poquito inteligente, se dará cuenta de esto.

Sin embargo, aunque ella aún sienta algo por ti, probablemente será difícil que acepte dejar todo para irse a vivir contigo. No esperes que otra persona te dé lo que tú no estás dispuesto a dar. Dices que merece la pena volver a buscarla, pero creo que es ella quien debe pensar si vale la pena irse contigo.

Me da la impresión de que en realidad no la quieres, sólo necesitas a alguien como ella para completar la vida perfecta que parece llevas ahora. Puedes intentarlo, pero mejor es que estés preparado para ponerle “punto final”.
01 Marzo 2009 04:00:05
Chico angustiado por depresión
QUERIDA ÁNGELA: Mi problema es... mi vida. Siempre me va mal en el amor, vivo todo el día encerrado en mi casa, no me gusta la colonia en que vivo, siempre estoy triste y mal. Lloro todos los días, me siento muy mal.

Hace poco empecé en la universidad, porque me di cuenta de que es la única forma de salir adelante, pero me siento solo. Llego a casa en la noche, me encierro en casa y me pongo a estudiar y no puedo soportar la tristeza que siento. Lo único que me anima es que si termino la carrera mi mamá se va a sentir muy feliz y orgullosa, pero ya no quiero seguir así, por favor, ayúdame.

Creo que no me merezco esto, nunca le hice mal a nadie y nunca lo haría.

Gracias

ADOLFO

QUERIDO ADOLFO:
La depresión es la epidemia del nuevo milenio. No es fácil salir de ella, pero a continuación de doy algunos tips diseñados por expertos, espero que te sean de utilidad.

* Desarrolla intereses. Tal vez una de las razones más comunes para la depresión es la falta de suficientes intereses y actividades (aparte de la escuela). Un pequeño número de ellas, tienden a convertirse en rutina y, a menudo, aburrido.

Los intereses y actividades son muy importantes en la salud mental, lo que contribuye a la autoestima y al desarrollo de la felicidad. Dan satisfacción, ayudar a que te sientas bien contigo mismo, y mantener la mente frente a los problemas y los pensamientos negativos y las emociones.

* Mantente positivo. Los hábitos de pensamientos negativos desempeñan un papel muy importante en la depresión. Investigaciones demuestran que personas deprimidas tienden a minimizar sus logros, talentos y cualidades. Experimentan fracaso, decepción, rechazo, emociones negativas, dolor y tristeza. Pero la gente feliz mantiene una actitud positiva y acepta la tristeza y el sufrimiento como partes normales de la vida, mientras que hacen lo que pueden para solucionar sus problemas. Esto también los hace más agradables a su alrededor y se mejora su vida social.

* Soluciona tus problemas personales. Confía en amigos, familiares y grupos de apoyo. No te dejes vencer por sus problemas. Muchas veces hay lluvia de ideas de soluciones al pedir a otras personas ayuda.

* Haz una vida social positiva. Interactúa socialmente de forma positiva. Muestre calor hacia otras personas, teniendo un interés en ellas, desarrolle y comparta intereses y actividades.

* Detenén el mal comportamiento. Al quejarse, llorar, hablar de sentimientos tristes, o discutir los problemas, sus amigos y seres queridos probablemente responderán con simpatía y atención esmerada. Lamentablemente, estas respuestas algunas veces ayudan a mantener el comportamiento depresivo, debido a que la persona depresiva le gusta oír estas respuestas. Algunos amigos o familiares incluso se hacen cargo de las tareas de la persona deprimida. Muchas personas deprimidas comen y gastan dinero en exceso, abusan de sustancias adictivas, o tienen sexo sin amor para sentirse mejor.

* Aprende a aceptar la situación, pero no llegues al extremo de ser conformista. Algunas situaciones, personas o molestias, simplemente no van a cambiar tan pronto.

* Cambie los malos hábitos que te deprimen. Sustituye pensamientos negativos con positivos todos los días. El humor también ayuda mucho a enfrentar los problemas de la vida.

* El ejercicio y una nutrición adecuada ayudan mucho, no como una solución rápida, sino como una manera de hacer nuestro mañana un poco mejor, y como una ayuda para facilitar nuestros otros esfuerzos terapéuticos.

* Controla tu pensamiento. Elimina la palabra “depresión” de tu vocabulario.
28 Febrero 2009 03:59:59
Chica no soporta a hermanastro
QUERIDA ÁNGELA: Hola, me gusta mucho tu sección, es la primera que leo todos los días en el desayuno porque me gusta que tratas temas para todas las edades, como la mía, que tengo 16 años. Te explico mi situación: mi mamá se casó de nuevo hace poco con un hombre que tiene cuatro hijos, tres de ellos vienen a la casa el fin de semana y uno se queda toda la semana, que tiene 13 años.

Obvio que los odio con toda mi alma y la verdad no tengo ganas de convivir con ellos para nada.

Lo que pasa es hace unos días por la noche escuché ruidos en el comedor (él duerme en sofá cama) y bajé para ver qué estaba pasando, porque pensé que había metido a sus amigos. Pero cuando me asomé desde las escaleras lo vi que estaba hurgando en la vitrina del comedor. No le di importancia, pero al otro día recordé que mi mamá guarda su bolso ahí.

Así que en eso me puse a buscar entre los cojines del sofá cama y me encontré algo de dinero, cadenas y pulseras de mi mamá. Le fui a contar y qué crees, que me dice que le había tendido una trampa y que hice eso a propósito para inculparlo, ahora no sé qué hacer para que me crea. Recomiéndame algo, gracias.

DANIELITA

QUERIDA DANIELITA:
Muchas gracias por tus comentarios y leer la columna. Esa es la idea, tratar de ayudar a toda la gente posible a solucionar sus conflictos.

Sobre tu problema, te puedo decir que debes insistir con tu madre sobre tu versión de los hechos, pero debes hacerlo con calma, sin dejar que el “odio” que sientes por el hijo de su esposo te domine. Si ella se rehúsa a creerte, al menos pídele que tenga más cuidado con los objetos de valor y el dinero, y tú misma también guarda muy bien tus pertenencias valiosas.

Convivir con los hermanastros casi nunca es una experiencia sencilla, pero es algo que debes aprender a manejar, hazlo por tu madre, que seguramente lo único que buscaba al casarse de nuevo es crear un nuevo hogar armonioso para ella y para ti.

Mantente alerta con el comportamiento de ese jovencito, pero no actúes nunca de mala fe con él, mejor trata de llevar la fiesta en paz. En caso de que siga robando, él mismo se va a delatar, sin que tú tengas que mover un solo dedo, las cosas siempre caen por su propio peso. No seas tú la que genere los conflictos o polémicas, porque al final, por querer proteger a tu madre, vas a quedar como la villana.

CELOS OBSESIVOS

QUERIDA ÁNGELA:
Quiero explicarte algo que me atormenta, y se trata de mi mayor debilidad: soy extremadamente celoso, pero no de esos celos de los que perjudicas a las personas a tu alrededor, me perjudico yo solo.

Esto me pasa con todas mis amigas, no puedo verlas hablar con ningún otro chavo porque enseguida pienso que me van a querer cambiar por esa persona.

Tengo una amiga en especial que tiene otras preferencias sexuales (ya sabes a qué me refiero) y cuando veo que habla mucho con un compañero ya pienso que le va a tomar confianza y le va a contar todo lo que yo sé, jajaja,, y que me va a dejar de hablar a mí. A veces los celos engañan a mi corazón y hasta llego a pensar que me gusta ella sabiendo que es imposible. Cualquier consejo para cambiar esto será bienvenido.

ANTÓN

QUERIDO ANTÓN: Tienes mucha razón, los celos hacen sufrir a la persona que los siente más que a nadie. Lo bueno es que estás consciente de lo negativo que es este sentimiento para ti. Debes trabajar en tu autoestima y seguridad. Piensa que tus amigas están contigo porque te valoran y te quieren, saben que pueden contar contigo. Continúa siendo el buen amigo que eres hasta ahora, no empieces a hacerles escenas ni nada de eso. Fortalece tus puntos fuertes como amigo y nadie te podrá “desbancar del trono”. Gente va y viene en nuestras vidas, sólo la gente verdaderamente valiosa se queda siempre con nosotros, sé esa persona.
26 Febrero 2009 04:00:20
Hombre abandonado por su mujer
QUERIDA ÁNGELA: Soy casado desde hace 10 años y tengo dos hijos. Estoy en una situación con mi mujer desde hace un mes, que ella me planteó que siguiéramos juntos, pero que nada de nada, tú sabes, no volveríamos a tener sexo, que quería que yo siguiera como si no pasara nada.

Luego me dijo que mejor nos separáramos y que la dejara en paz porque ya no quería que la estuviera presionando y controlando.

Con el dolor de mi alma, dejé la casa, con la esperanza de que ella recapacitara y cambiara de opinión. Decidí darle su espacio, dejé de llamarla, sólo lo hago para ver a los niños.

Una amiga de ella le dijo que había empezado a ver a un psicólogo y eso no me gustó nada, porque no sé qué clase de profesional es esa persona ni qué le estará aconsejando, quizá él le metió las ideas en la cabeza para terminar nuestro matrimonio.

Yo quiero que sigamos juntos y salgamos adelante, así que le pedí que dejara de verlo, pero ella se niega y dice que no quiere volver a la vida que teníamos antes, que para ella ya se acabó. Yo no quiero que esto quede así, estoy dispuesto a hacer todo para convencerla de que vuelva conmigo.

DON JULIO

QUERIDO DON JULIO:
Cuando una mujer dice que es suficiente, debes respetar su decisión. Le faltan muchos detalles a tu carta para entender mejor la situación de tu matrimonio, pero por lo visto hubo problemas de abuso de tu parte.

Muchos hombres no se dan cuenta de que maltratan a sus esposas, pues les parece “normal” tener actitudes dominantes sobre ellas, luego de haber crecido en un ambiente donde el respeto hacia la esposa era nulo y las consideran poco menos que un cero a la izquierda.

Antes que intentar reconciliarte con ella, analiza cuáles han sido tus errores o qué hiciste para que ella ya no quisiera estar más contigo. Tal vez tú pienses que no hiciste nada malo, por eso es necesario un profundo examen de conciencia para llegar a entender por qué tu mujer era infeliz a tu lado y tomó la decisión de separarse. Sólo cuando encuentres esas respuestas podrás dar el siguiente paso, ya sea para modificar las conductas erróneas, o para permitirle rehacer su vida, sin ti.

CONFUNDIDA POR RUMORES

QUERIDA ÁNGELA:
Mi caso es el siguiente. Llegué a enterarme de que mi esposo se sigue viendo con una ex novia del pasado, de como hace unos años atrás. Nosotros nos casamos hace año y medio y tenemos un bebé. Cuando me lo dijeron, no pude controlarme, reventé y le grité todo lo mal que me sentía.

Él lo negó todo y hasta me dijo que la llevaría a la casa para que enfrente de mí dijera que no era cierto que tenían algo.

No sé qué pensar, me siento mal, por mi cabeza pasan muchas cosas contradictorias. A ratos pienso que lo mejor sería dejarlo, hasta le propuse divorciarnos, porque soy una mujer trabajadora, luchadora y buena madre, y siento que no merezco esto que me pasa.

Pienso en mi hija y se me hace un nudo en la garganta, porque no quiero tomar una decisión equivocada. Yo provengo de un hogar donde mi padre fue un mujeriego, y no quiero que mi niña también pase por eso, ¿qué hago?

KARINE

QUERIDA KARINE:
Entiendo tu reacción al querer proteger a tu hija de crecer en un hogar inestable, pero te has detenido a analizar si es cierto lo que te dijeron de tu esposo. ¿Provino de una fuente 100 por ciento confiable o fue sólo un rumor? ¿Tiene una relación con ella, o acaso sólo se ven porque tienen amistades en común? Cualquiera que sea la decisión que tomes, no lo hagas basada en un rumor o verdades a medias. Aclara totalmente esta situación y entonces tendrás los elementos necesarios para definir qué hacer con tu matrimonio.

25 Febrero 2009 04:00:02
Hombre sufre maltrato de su mujer
QUERIDA ÁNGELA: Soy un hombre de 34 años y mi problema principal es que no sé cómo combatir el maltrato psicológico al que estoy sometido por parte de mi esposa. He hablado con ella, pero no me ha dado resultado. Nos casamos hace dos años, ella es abogada y yo ingeniero, pero desde septiembre estoy desempleado.

En este tiempo me he dedicado a tomar cursos para actualizarme, pero ella piensa que lo hago sólo para no trabajar. Ella pasa mucho tiempo fuera de casa y al principio compartíamos las tareas del hogar, pero poco a poco se ha ido sumergiendo en su trabajo y ya casi todo lo hago yo. Yo voy a mis cursos por la mañana y por la tarde, y aún así trato de mantener la casa en buen estado, aunque estos trabajos nunca me gustaron, por eso no lo hago a la perfección. Cuando ella limpia queda todo reluciente, pero acaba agotada y es cuando vienen las discusiones.

Ella me insulta, me falta el respeto, cuando no le gusta la comida que preparo se enfurece. A veces mi hermano nos acompaña a comer y él dice que está bien la comida, y a mí también me parece, entonces creo que ella sólo exagera.

Luego de cenar, nos vamos al sillón a ver la televisión, pero ella se adueña del control remoto durante dos horas y no me deja ver nada.

En la cama no me deja ni que la acaricie y tenemos relaciones sólo cuando ella quiere.

El tema económico es otro problema, como yo no puedo gastar mucho, ella dice que soy un “codo”, pero no entiende que debo ser cuidadoso con el dinero, porque mis ahorros nos sirven para los gastos de la casa, pues gran parte del sueldo de ella lo destinamos a pagar la hipoteca y los carros.

No puedo llevar el ritmo de vida que ella quisiera, por eso ya tampoco casi no salimos, para que no me esté reclamando que ella tenga que pagar la comida o cena en algún restaurante.

No sé cómo afrontar esto, intento no enojarme y dejar pasar las cosas, pero a veces siento que ya no puedo más.

Hablé con un amigo y me dijo que ella no me quiere y que sólo está conmigo para evitar las habladurías.

También influyen sus padres, ya que los llama con cualquier excusa y ellos le hacen caso en todo. Los veo hasta en la sopa, se aparecen en la casa sin avisar y ahora dice que quiere irse de vacaciones juntos con ellos. A mí me gustaría irme sólo con ella, pero dice que si yo no voy, ella como quiera se va.

Yo la quiero, pero no estoy seguro de que ella a mí sí. En fin, creo que con estas líneas será suficiente para que me des un consejo.

ANTONIO G.V.

QUERIDO ANTONIO G.V.:
La crisis económica que atraviesa el mundo entero ha traído problemas financieros a miles de personas, pero también ha desatado un fenómeno cada vez más común en los hogares: la violencia.

El cúmulo de frustraciones que acarrea la falta de solvencia merma el espíritu de la mayoría de la gente, pues llega a hacerlas sentirse incapaces de tomar las riendas de sus vidas.

En casi todas las sociedades al igual que la nuestra, el jefe de familia tiene la responsabilidad primaria de proveer el sustento a todos los demás integrantes del grupo familiar. Por esto, cuando esta persona queda sin trabajo, se afecta más la estabilidad.

Afortunadamente tu esposa aún cuenta con su empleo, y por lo visto es bueno, si le permite pagar una hipoteca, dos automóviles y encima irse de vacaciones. Esto lo traigo a colación porque me parece que también podrían pagar una terapia de pareja que les ayude a solucionar sus conflictos.

Una vez más, la clave es abrir el diálogo entre ustedes, aunque ella no quiera, debes insistir, porque sin eso nunca podrán restablecer su conexión como pareja. Tanto tú como ella están abrumados por la situación, aunque me parece que hay más problemas de fondo que el hecho de que estés desempleado, y eso es algo que tienen que solucionar para que no terminen haciéndose más daño mutuamente.

“Un hombre nulo es algo horrible. Pero hay otra cosa peor: un hombre anulado”.

Honoré de Balzac

24 Febrero 2009 04:00:40
Mujer bajo la sombra de la ‘ex’
QUERIDA ÁNGELA: Espero que puedas darme alguna orientación sobre lo que me pasa, porque siento que yo misma ya no me reconozco.

En agosto del año pasado conocí a un chavo que a la semana de empezar a salir me dijo que tenía un hijo de 5 años y que se estaba divorciando.

Aunque en un principio me dio miedo, decidí embarcarme en la relación por ver lo buena persona que era. Nuestra relación ha ido muy bien, pero no he podido superar el hecho de que él haya estado casado y que tenga que seguir en contacto con su ex.

Él consiguió la custodia compartida, una semana tiene al niño con él y otra semana se queda ella con el pequeño.

La chava ésta no ha querido conocerme todavía, incluso una vez nos dejó plantados cuando habíamos quedado de vernos todos para formalizar la situación y que viera que soy una buena persona.

Hace poco el niño cumplió años y le advirtió a mi novio que no quería verme ahí, ni que me aparezca por su casa cuando lo va a recoger o a dejarlo.

Según ella, lo mejor es que sólo se sigan viendo sólo los tres, como una familia.

La cuestión es que por más que hago no consigo ganarme la confianza del pequeño (que ya tiene 5 años), que en cuanto me ve me desprecia, quizá inconscientemente, sin saber el dolor que semana tras semana me produce.
A esto se junta lo desplazada que me siento con el padre cuando está su hijo, es mi primera experiencia con una pareja con un hijo y está resultando muy duro, siento que él para mí lo es todo, pero que para él yo soy una mera acompañante.
También acabo de perder mi empleo y se desintegró un grupo de música en el que yo cantaba, que era como mi vía de escape. Fue algo terrible, porque teníamos miles de proyectos juntos.

En resumen, me siento una extraña, me la paso deprimida todo el tiempo y hasta ya volví a fumar, aunque me había costado mucho trabajo dejarlo.

Ayúdame, Ángela, ¿cómo puedo superar esto? ¿Tengo que aprender a vivir con la sombra de la ex siempre sobre mí? ¿Debo aceptar que no tengo un papel importante en la vida del niño? ¿Cómo me gano su confianza? ¿Cómo vuelvo a ser yo misma? Leo esto y me da risa, perdón, pero tenía que desahogarme. Gracias.

DIADEMA

QUERIDA DIADEMA:
Acerca de la situación que vives con el hijo de tu novio, debes entender la postura de su madre. Al menos en lo que respecta a la convivencia con el pequeño, seguramente ella piensa que lo mejor es que el niño no se involucre demasiado con las parejas de su padre.

Los niños a veces se encariñan demasiado con las personas y si tu relación con él no ha llegado a un punto donde exista un compromiso serio, tal vez ella piense que se trata sólo de una relación pasajera, por lo que, en caso de que llegara a terminar, el niño resultaría lastimado.

Ya tuvo que atravesar por el proceso de divorcio de sus padres, así que sería para él muy difícil ver a otra persona querida alejarse de su vida.

Más bien parece que en tu vida hay otros aspectos que solucionar antes de que busques ganarte la confianza del pequeño. La pérdida de tu trabajo y de tu grupo musical te mantienen hundida en ese estado de desánimo, al que le debes poner remedio cuanto antes.

Sé que ahorita no es tan sencillo encontrar trabajo, pero al menos puedes intentar buscar otra actividad productiva que sea tu “escape” para que no gastes tu tiempo en vano.

Reencuéntrate con tus amigos, no permitas que tu vida gire sólo alrededor de tu novio y de su hijo, pues esa circunstancia difícilmente se arreglará en el corto plazo, sobre todo si su ex continúa influyendo. Esa confianza y ese lugar que buscas se ganan sólo con el tiempo, así que mejor dedícate a ser una persona productiva, ya sea trabajando o con tus inquietudes musicales. No dejes que se apague ese espíritu.

23 Febrero 2009 04:00:23
Esposo distanciado de su familia
Querida Ángela: Hola, antes que todo y gracias de antemano por la ayuda que me puedas brindar.

Tengo tres años de casada, pero últimamente hemos tenido muchos problemas. Él y yo duramos casi cinco años de novios, y yo creía que era el hombre ideal, pues era completamente diferente a lo que es ahora. El noviazgo fue algo hermoso, teníamos tantos años y proyectos, pero ahora siento que nada de eso existe.

Nuestra hija nació hace diez meses, o sea, aun es muy pequeña para darse cuenta de lo que pasa, pero no sé hacia dónde va esto.

El problema es que últimamente, digamos de unos cinco meses para acá, cada vez es más seguido que salga muy tarde del trabajo.

Después de que nació la niña yo ya no volví a trabajar, por decisión mutua, al menos hasta que cumpla dos años; él se va desde las 7:00 de la mañana, y prácticamente no nos vemos, pues no desayuna en casa, luego regresa a veces cerca de las 11:00 de la noche, y nunca está de humor para platicar.

Recuerdo que antes, cuando yo tenía tiempo libre él ocupaba horas libres de su trabajo para estar conmigo, pero ahora como que ya no le interesa hacerlo.

Mis sospechas de que ya no quiere estar conmigo no son infundadas, ya que hemos tenido discusiones en las que incluso planteamos la posibilidad de separarnos durante algún tiempo, pero ya no volvimos a tocar el tema y volvimos a lo mismo de siempre.

Él no lo dice, pero por sus actitudes me da la impresión de que ya lo tengo harto o ya se aburrió de mí.

Obviamente, eso me hace dudar mucho, a veces creo que en realidad nunca me ha amado.

Para empeorar las cosas, yo tengo un problema de nervios, el cual me hace sentir mucha ansiedad cuando no estoy con él. Cada vez que tenemos una discusión me pongo muy mal, quisiera estar más estable emocionalmente, pero él no me lo permite.

Al final del día, cuando llega, no quiere platicar conmigo, por ejemplo, ayer llegó tarde de nuevo, nada más me saludó y llamó a casa de sus padres.

Estuvo un buen rato platicando con ellos, yo, por cortesía me salí de la habitación, cuando regresé ya había colgado, le pregunté qué había pasado, me dijo que nada y se durmió.

La verdad, ya no sé qué hacer, ya estoy harta de esta situación, pero me preocupa mi hija, no quiero que crezca sin su padre. Estoy desesperada.
Conni

Querida Conni: Tu problema, según lo que me planteas, se debe sobre todo a una defectuosa comunicación como pareja.

Las largas jornadas de trabajo en él, puedeque sean una excusa para salir de una relación rutinaria, así que debes trabajar para rescatar la “chispa” entre ustedes.

La crisis de comunicación es un conflicto generado por ambas partes. Quizá debas sentarte a analizar si de alguna manera has propiciado este alejamiento. En cualquier caso, se requiere de la buena voluntad de los dos para superar este problema.

Si él no te habla por iniciativa propia, busca tú iniciar el diálogo, pregúntale cómo le fue en el trabajo, cuéntale sobre lo que tú hiciste en el día, y no lo hagas sólo con monosílabos.

Cuando él te hable, no te limites a oír, deja de trabajar, o deja el periódico a un lado, míralo a los ojos.

Recuérdale con frecuencia los momentos felices compartidos que han disfrutado los dos, revive las fechas importantes.

No olvides despedirte de él cuando se vaya a trabajar, haz un esfuerzo para levantarte con él, aunque no le prepares el desayuno. Un beso todos los días es una práctica muy recomendable.

Reconstruye los puentes entre tu marido y tú antes de que la distancia sea imposible de salvar.
22 Febrero 2009 04:00:53
Hombre humillado por pareja
QUERIDA ÁNGELA: Conocí a mi esposa hace muchos años, actualmente llevamos 6 años de matrimonio y casi 13 de relación.

La situación actual es la siguiente:

Al graduarnos de universidad, ella consiguió un muy buen empleo, comenzando a ganar mucho dinero, pero quería estudiar un posgrado. Yo la apoyé, incluso hacía los quehaceres de la casa y me encargaba de casi todos los asuntos relacionados con el hogar para que ella no tuviese distracciones y se pudiese concentrar en su trabajo y en los estudios. Yo lo hacía como actividades adicionales a mi trabajo (no tan glamoroso ni tan bien pagado como el de ella).

La cuestión es que ella, al ganar mucho más dinero que yo, fue cambiando poco a poco, ante los demás hablaba en primera persona (yo pago, yo tengo que sostener, yo compré, etc.), y muchas veces me echaba en cara que ella aportaba más económicamente que yo y por lo tanto esto le debía generar más respeto, incluso desde su propia familia se me comenzó a ver injustamente como un mantenido. Muchas veces yo bajaba la cabeza y me deprimía el hecho de pensar que ella no me respetaba como hombre por el hecho de no ganar unos “cuantos” pesos más que ella, y que en muchas ocasiones indirectamente yo era comparado con la gente que ella conocía o sus compañeros de trabajo los cuales tenían “éxito” laboral.

Afortunadamente, pude poner un negocio aparte de mi trabajo, con el que tuve ingresos extras considerables, y hasta llegué a ganar más de lo que ella ganaba, porque hace poco la despidieron. Asumí todos los gastos en una forma generosa y sin recriminación alguna (como una verdadera pareja que da apoyo mutuo) y de manera muy distinta a su actitud mostrada cuando yo me quedé sin trabajo mucho tiempo atrás.

Yo siempre he pensado en trabajar independiente y en tener mi propia empresa, cosa que no es muy lejana, pero para ella esta idea de empresario no le llama la atención, y dice que es mejor ser empleado en una empresa (claro, siempre que sea casi vicepresidente).

Todo lo anterior me tiene muy desanimado, eso sin contar que ella ya no es juguetona, se ha vuelto soberbia y mandona, además tiende a no reconocer errores. En la parte sexual se ha vuelto un poco apática, en todo ve gérmenes y bacterias que le pueden afectar su salud.

Yo no me enamoré de ella por su físico (no era muy atractiva), me enamoré de ella por su ternura, compasión, sensibilidad, sencillez y simplicidad con que miraba el mundo, y el cómo me hacía sentir de orgulloso de tener una mujer con todas esas cualidades tan diferentes y no superficiales. Ella era mi princesa.

Me pregunto si el desear tener un hombre con mucho dinero y que sea el que más gane es una superficialidad, así como un hombre desea una mujer de 1.80 con un cuerpo espectacular, rubia, que cocine rico, sumisa, ardiente y apasionada. ¿Hay futuro en esta relación?

INGENIERO SAM

QUERIDO INGENIERO SAM:
El matrimonio es una empresa donde hay dos directores, los cuales deben de ponerse de acuerdo para que no vaya a la ruina.

Puedo percibir que de tu parte aún existe mucho amor por tu esposa, aunque estás desilusionado por la forma en que ella actúa respecto al dinero y a tus aspiraciones. ¿Qué si es superficial querer eso? Sí, creo que es algo superficial, pero quizá se lo debemos a nuestra cultura, donde nos han inculcado durante años que es el hombre el que debe de garantizar el sustento y mantener a la mujer.

Esa es una idea arcaica, que ya no es congruente con los tiempos actuales, lo que no quiere decir que debas ser un desobligado. Según lo que me cuentas, tienes mucha iniciativa para ganar más dinero y tener una vida cómoda, es un esfuerzo que debe valorar tu esposa. Te recomiendo que le propongas que vayan a terapia de pareja. Quizá con la ayuda de un profesional pueda ella desahogarse y decir realmente cómo se siente al respecto. Creo que en tu matrimonio aún hay cosas que salvar y que vale la pena luchar por ello, si ese es tu propósito no lo dejes pasar.
21 Febrero 2009 04:00:47
Chica quiere huir de casa
QUERIDA ÁNGELA: No soy muy aficionada a estas cosas, pero realmente necesito ayuda ya que desde mi familia no la puedo obtener.

Todo empieza desde que a mi madre le detectaron un cáncer de pulmón en septiembre pasado, estuvo un mes y medio encerrada sin salir, a raíz de ahí toda la familia empezó a presionarme (soy la mayor de 2 hermanas).

Me decían cosas como "Tu madre ahora necesita tu ayuda más que nunca", que tal y que cuál; el problema es que yo entre semana trabajo y estudio y los fines de semana los dedico a estar con mi novio, ya que por diferentes motivos (distancia, trabajo) no nos podemos ver durante la semana.

Empezaron, tanto mi mamá como mi papá, a echarme en cara que no estaba en casa para ayudar en nada. Ambos me decían que ella se moriría por mi culpa, porque no la quiero y otras cosas peores.

La cuestión es que ya terminó el tratamiento, y gracias a Dios parece que el cáncer se fue, pero ahora está peor que durante todo el proceso, porque ha perdido mucho peso y está muy débil. Ella se molesta porque se siente incapacitada para hacer nada.

Sé que a lo mejor resulta muy duro, pero conozco a mi madre y creo que a veces tiene una actitud muy pueril, como para llamar la atención y lo único que hace es reclamarme, que quiere que esté las 24 horas del día, los siete días de las semana encerrada en casa, limpiando y recogiendo.

La verdad, si no hiciera todo lo que hago (entre mi padre y yo) no sé cómo estaría todo. Me regaña constantemente, me intenta prohibir cosas. Creo que lo hace como vía de escape a toda esa rabia acumulada y la enfoca hacia mí.

Mi novio, desde su punto de vista, cree que se pasa, pero no quiero pensar eso porque al fin y al cabo es mi madre, y me cuesta pensar así, aunque a veces lo creo y me desahogo con mi novio, es la única persona que tengo a mi lado, porque no puedo decirle a nadie nada, porque la que no tiene razón soy yo (según toda la familia).

A veces le pregunto a él si de verdad soy tan mala persona como me intentan hacer ver, y él me dice que no es cierto, que he sido muy tolerante con ellos, pero aún así me hacen sentir mal.

Llevo más de un año con mi novio y si no fuera por él, la verdad que no sé qué sería de mí por esta situación.

Hay detalles de mi madre que son muy feos, como voy a la casa de mi novio me dice que me quede allí y no vuelva nunca, porque ella no me importa. Me dice que soy una inútil y otras cosas que no quiero nombrar.

Estoy muy mal porque esta situación me supera, me quiero ir de mi casa, pero no quiero que luego me lo estén reclamando. Quiero a mi madre muchísimo, aunque ella no lo crea y si le pasa algo, me muero.

Tengo 21 años y mi hermana 14, pero no puedo soportarlo más. Al menos necesitaría un consejo, otro punto de vista, ¿tengo yo la culpa de la situación? ¿No tengo razón en nada?

Sólo tengo ganas de desaparecer de casa e irme a vivir con mi novio porque la verdad que la convivencia es insoportable. Todos los días hay discusiones, insultos, malas caras, por favor, ayúdame.

SONIA

QUERIDA SONIA:
Lamento mucho la situación que está atravesando tu familia. Cuando una persona se enfrenta a la terrible enfermedad del cáncer, toda la gente a su alrededor resiente también el mal momento. Por fortuna tu madre salió bien librada, pero ese tipo de tratamientos afectan al paciente moral, emocional y físicamente.

Quizá tengas razón al pensar que la reacción de tu madre ha sido para ella un escape al pasar un trance tan duro, pero por lo mismo debes de ser más comprensiva con ella. Yo sé que es difícil estar escuchando todos los días agresiones y ver malas caras, pero desgraciadamente es un trago amargo que tienes que soportar, al menos hasta que ella esté completamente bien.

No busques confrontaciones con ella, trata de hacer lo que te piden de la mejor manera posible y con mucho amor. Cuando las cosas se estabilicen puedes reconsiderar la idea de irte con tu novio, ahora no sería buen momento. No lo hagas sólo para huir de esa situación, porque con eso no vas a arreglar nada, sólo conseguirás más reproches. Es tiempo de ser fuerte, de sacar lo mejor de ti, por el bien de tu mamá, piensa en eso solamente.
20 Febrero 2009 04:21:15
Chico confundido por novia egoísta
QUERIDA ANGELA: Deja te cuento mi historia. Tengo una novia desde hace un año, ella tiene 19 y yo 21. En un principio fue ella la que se cruzó en mi camino, dejándome claro que quería una relación seria conmigo.

Durante los primeros días me di cuenta de que era una chica tímida, por lo que decidí tomar yo la iniciativa en muchos aspectos para que poco a poco se fuera quitando esa timidez y tuviera confianza conmigo.

Pero hace poco me he dado cuenta de que soy yo el que lleva adelante esta relación. Por poner un ejemplo, si un día me digo a mí mismo “voy a dejar que sea ella la que tome la iniciativa para vernos hoy”, pues hasta que ella no ve que no he dado señales de vida y son las tantas de la noche, no se le ocurre antes decirme nada.

Tiene muy poca iniciativa, le pregunto si quiere ir a algún sitio y siempre responde con un “me da igual”. Le digo “haz tú los planes para hoy”, responde “es que yo no sé, no se me ocurre nada”, y así sucesivamente.

A la hora de buscar un beso siempre soy yo quien los busca, y cuando digo siempre, es siempre. Respecto al tema del sexo, más de lo mismo, nunca se ha negado, pero si no tomo yo la iniciativa, todavía no habría pasado.

Nunca he oído de su boca decir un “te quiero”. Bueno, sí, cuando se lo digo yo antes, pero le cuesta decirlo bastante.

Cuando me manda mensajes por celular es muy cariñosa, pero cuando hablamos por teléfono es totalmente fría.

Hace como dos meses decidí esperar a que ella tomara la iniciativa para ir a otra ciudad a la boda de unos amigos, y dos días antes me habla y me pregunta que dónde me había metido, que si andaba perdido, ¡pues claro que andaba perdido! Andaba perdido pensando en si vale la pena seguir con ella.

Decidí hablar con ella tranquilamente y explicarle que necesito que sea más efusiva conmigo para poder seguir juntos, porque si no, tarde o temprano esto se va a acabar.

Ella me dijo que es un poco orgullosa y que tiene miedo a molestarme, porque sabe que durante la semana estoy centrado en mi trabajo y en mis hobbies, cosa que veo normal.

Últimamente me siento un poco cohibido, porque no puedo desenvolverme como a mí me gustaría. Yo no quiero una mujer florero, quiero una mujer que tenga iniciativa, que me sorprenda, y no una muñeca manejable.

Tenía preparada una cena en plan romántico y quería darle un regalito junto con un DVD que había quemado con nuestras imágenes de este año. La llamé para ver cómo estaba y ponernos de acuerdo, y me dijo de mala gana que se sentía mal y que estaba enferma. Todo se arruinó. Luego ese día ni me habló para felicitarme por nuestro aniversario, y yo estaba tan molesto que ya tampoco le he hablado para decirle nada.

Estoy sin saber qué rumbo tomar. Debo ser yo, como siempre, el que la siga buscando, la verdad es que tengo pocas ganas de volver a lo mismo de siempre.

YO NO SE


QUERIDO YO NO SE: Entiendo lo frustrante que ha sido para ti estar de novio con una chica así. En el noviazgo el amor es algo que se deben alimentar recíprocamente, cuando solamente uno de los integrantes de la pareja es el que hace todo el esfuerzo, éste termina por cansarse, desilusionado.

Tú novia creo que rebasó el límite de la prudencia, su actitud pudo haber sido comprensible al principio del noviazgo, pero a estas alturas, incluso después de haber tenido relaciones sexuales, ya debió haber superado la timidez contigo, o el orgullo, como ella lo llama.

Ya hablaste con ella y le dijiste lo que sentías y ni eso la hizo reaccionar, y no creo que nada vaya a hacerlo. No es que algo esté mal en ella, simplemente es su forma de ser, pero evidentemente no es lo que quieres.

Si no estás dispuesto a soportar su actitud, mejor termina esa relación, porque sólo acabarás más desgastado emocionalmente.
19 Febrero 2009 04:00:51
Hombre desesperado por su libertad
QUERIDA ÁNGELA: Llevo como 10 años casado, la relación no iba ser en lo que se convirtió, pero un “penalti” cambió el curso de los acontecimientos.

Llevo años aguantando por mi hijo y había aprendido a vivir con ello hasta que en mi vida apareció otra persona.

Yo al principio no le hacía caso y claro, ella insistió e insistió hasta que me consiguió, aún en ese punto yo no las tenía todas conmigo, pero la verdad es que las cosas iban genial, tanto que cuando me paré a pensar me di cuenta que me estaba entusiasmando con una relación que sólo podía traernos dolor, especialmente a ella que se veía enamorada, así que un buen(mal) día le dije que me estaba replanteando lo nuestro y me distancié, no del todo, pero bastante.

Y aquí llega lo realmente complicado, cuando sentí que la perdía definitivamente afloraron en mí sentimientos que durante años yo había acostumbrado a enterrar para evitar el daño, pero ya era tarde para mí.

Me había enamorado de la persona que estaba apartando. Traté de reforzar los contactos con ella antes de perderla del todo, y para desesperación mía empezaron las excusas y el evitar verme u oírme.

Me decidí a hablarle claro, le confesé mis “nuevos” sentimientos y ella se sorprendió al verme tan cambiado, no obstante no obtuve la respuesta esperada.

He descubierto que ella ha empezado a salir con un tipo de su trabajo y, claro, eso para mí ha sido un golpe, pero lo entiendo, pero aún así me gustaría tener otra oportunidad. Lo primero que he hecho, aparte de arrastrarme a declarar mi amor, ha sido empezar a poner mi vida en orden.

Ya hablé con mi esposa y le dije que debemos separarnos, que me voy a ir; ella no quiere aceptarlo y esto me está costando mucho. Me he puesto a buscar un apartamento para mí solo, y le dije a la mujer que amo que ya estoy arreglando mi situación. Lo raro es que me desconcertó su reacción, pues dice que yo sólo la he hecho sufrir y que le digo eso para presionarla. Que hago mal en declararle lo que siento ahora después de lo que pasó, pues batalló mucho para “desenamorarse de mí”.

En fin que estoy hecho un desastre por todos lados y no sé qué hacer. Si le doy espacio, temo que el otro me “coma el mandado” con ella, pero si la empiezo a atosigar se va a hartar de mí. ¿Qué me recomiendas?

FER76

QUERIDO FER76:
Me llama la atención de tu carta que nunca mencionas a tu hijo más que como un “penalti” por el que te tuviste que casar. Espero que hayas arreglado con tu todavía esposa esa situación y que lo hayas tomado en cuenta a la hora de separarte, para que el niño resulte lo menos afectado posible.

Tal vez estás tan preocupado por recuperar a esta otra mujer que no te has detenido a pensar en lo que está sintiendo el pequeño, que a su edad, ya debe darse cuenta de lo que pasa y no debe estar pasándola muy bien al ver la separación de sus padres. Procura que no sienta que te pierde a ti de ninguna manera.

Ahora, analizando tu problema sentimental, esta nueva mujer te lo dijo claramente: ya no está enamorada de ti. La hiciste sufrir mucho, y a pesar de que dices que fue ella quien te buscó primero, tú alimentaste esperanzas en ella sin saber bien qué es lo que realmente querías.

Cuando uno le hace daño a alguien, a veces lo más recomendable, después de pedirle perdón, es alejarse. Hay heridas que sólo sanan con la distancia, y por lo que me dices esta mujer aún está muy dolida por lo que pasó entre ustedes.

Es una relación que desde el principio empezó mal, pues tú tenías otro compromiso y no estabas listo para establecerte con ella, y aunque es cierto eso de que todos merecemos una segunda oportunidad, parece que ella no quiere dártela, sobre todo al ver que ya empezó a salir con alguien más.

Lo más digno es que te retires y la dejes de buscar, aparentemente ella ya decidió sacarte de su vida, y debes respetarla. Mejor empieza a arreglar la tuya.
18 Febrero 2009 04:00:38
Engañada por Internet
QUERIDA ÁNGELA: Tengo 39 años, llevo saliendo un año con un hombre de 36 que vive en una ciudad cercana, pero no he podido confiar plenamente en él.

Cuando empezamos a salir, él me convenció de que borráramos todos los contactos que teníamos en el Messenger, excepto las amistades, yo lo acepté, pues me daba igual y hay gente con la que no hablo mucho, y se suponía que él haría lo mismo con su cuenta.

Pero mi sorpresa y decepción llegó cuando antes de Navidad descubrí en su ordenador que tenía dos cuentas más de msn que me tenía ocultas. Dichas cuentas, que me ocultó durante meses, estaban a tope de mujeres, de todo tipo, no tenía amigos ni nada, sólo ligues.

Por los registros me consta que él abría a diario esas cuentas, con un programa de esos que permiten abrir varias cuentas a la vez, pero no pude encontrar las conversaciones, yo creo que las borró desde antes.

Él insiste en que entraba por costumbre, pero que no chateaba ni tonteaba con ellas, pero ¿cómo voy a tragarme eso si entraba a diario?

Dice que lo hacía por “inercia”, que desde que empezamos a salir dejó de hablar con ellas, y sólo lo abría para ver el correo, y que era como una costumbre, una rutina, llegar a casa y abrir sus Messenger, pero aunque lo he intentado, no puedo confiar en él.

Por lo demás, sé que me quiere muchísimo, pues hasta dejó su ciudad para venir a vivir conmigo, pero cuando descubrí eso lo eché de la casa y se regresó a su ciudad.

Tras eso, pudimos superarlo e intentamos empezar de nuevo, pero hace unos días tuve una pesadilla y soñé que él seguía chateando y llamándolas por teléfono, y he llegado a la conclusión de que no puedo superar eso, que lo trato mal desde aquello y que he perdido la confianza, dado que es absurdo creer que abría a diario las cuentas, pero no tonteaba con ellas.

Ahorita me consta que cerró dichas cuentas, pero no le perdono la mentira, ni que me hubiera hecho borrar a mis contactos y él mientras en su casa él seguía hablando con esas mujeres.

Por favor, necesito que me digas si hago bien cortando con él, si podré algún día confiar en él de nuevo, o si me ha estado tomando el pelo estos meses y podría volverlo a hacer.

INDIGNADA

QUERIDA INDIGNADA:
Por increíble que parezca, las relaciones cibernéticas causan en el mundo que miles de noviazgos o incluso que matrimonios terminen. Algunos cónyuges usan las redes para contactarse con otros y “engañar virtualmente” a sus parejas bien sea con palabras, pensamientos, fantasías y hasta “relaciones sexuales” a distancia, oyéndose y viéndose a través de las pantallas del computador. La seducción comienza en la red y puede continuar en la realidad.

Cuando una pareja se ve afectada por la presencia de un tercero produce mucha pena y tristeza. Cuando se trata del engaño por Internet, quien lo practica cree que mientras no sea real no hay infidelidad y piensa que como no existe algo concreto no esta haciendo nada indebido con su pareja. Mientras que la persona objeto de la infidelidad se siente igual de traicionada sea o no real, aunque con la duda de si lo perdona o no porque “solo fue un engaño virtual”.

Es un fenómeno cada día más frecuente en nuestra sociedad por los alcances de la tecnología.

En tu caso, una cuestión es perdonar y otra muy diferente recuperar la confianza, y mientras no la tengas, no podrás volver a ser feliz con esta persona. Si decides volver con él deberás reconstruir esa confianza, porque sino, las dudas te van a estar atormentando toda la vida, y así no vale la pena tener ninguna relación.
17 Febrero 2009 04:00:23
Sobreprotegido por su madre
QUERIDA ÁNGELA: Hola, me llamo Renato y tengo 12 años, soy hijo único.

Mis padres son buenos conmigo, me compran todo lo que quiero y tenemos un amor mutuo, pero hay un problema: mi mamá es demasiado sobreprotectora conmigo.

Te cuento, yo vivo en una zona bien segura, que hay policías en cada esquina y como el lugar es chico conozco a casi todos; a mí me gusta salir y además en mi casa me aburro porque soy hijo único. El problema comienza, por ejemplo, cuando quiero ir al internet para jugar unos juegos con mis amigos, pero ella no quiere (por cierto, mi papá es todo lo contrario a ella, sí me deja salir) y es lo que me da cólera siendo un lugar tan seguro, no me deja salir.
No es que no me deje salir nunca, por ejemplo, salgo a las siete y ella dice “Sólo una hora”, pero mientras que busco a mis amigos y mientras que voy al Internet se pierde media hora.

Ella nunca me puede dejar salir por dos horas o una hora y media, no es que yo quiera estar en la calle todo el tiempo, pero es como mi distracción.

Además, no es que yo esté solo cuando esté en la calle, estoy con mis amigos, por favor, ayúdame, no quiero seguir siendo sobreprotegido.

RENATO

QUERIDO RENATO:
Muchas gracias por escribir y tener la confianza en esta columna. Primero que nada, debes sentirte muy afortunado por tener unos padres que se preocupan por ti y que te han dado todo lo que necesitas y más para tener una buena vida.

A veces las reglas que nos ponen los padres nos llegan a parecer absurdas, pero lamentablemente en los últimos tiempos estar en la calle, por más segura que ésta sea, es un peligro no sólo para los menores de edad, como tú, sino para toda la gente. Debes comprender la preocupación de tu mamá al pensar que estás allá afuera, aunque sea con tus amigos, pues los peligros siempre están latentes.

Te recomiendo que por el momento obedezcas a tu madre, no empieces a tomarte más tiempo en la calle, sé puntual con la hora de llegada que ella te impone, así demostrarás que eres responsable.

Conforme vayas creciendo, tendrás que ganarte su confianza para que te vaya ampliando los horarios de llegada, nada ganarás en este momento con rebelarte, al contrario, puede que se pongan más “duras” las reglas para salir.

Un tip que podría servirte sería ofrecerte a hacer alguna labor de la casa, como arreglar el jardín, pintar alguna pared, barrer la cochera, y que lo negocies con ella por más tiempo con tus amigos. Puedes decirle: “Mamá, si me dejas estar fuera media hora más, te lavo el coche”, algo así, inténtalo.

Por el momento mejor hazle caso y no seas grosero con ella, como te digo, debes demostrarle que eres digno de confianza y así ella misma irá viendo que puede darte más libertades. Pareces un chico bueno, y te felicito por ello, recuerda que tus padres buscan lo mejor para ti y tu bienestar, no los defraudes.

¿psicóloga u orientadora?

QUERIDA ÁNGELA: Hola, he leído tu columna y me parece que es buena, sólo quisiera saber si eres psicóloga u orientadora. Agradecería tu repuesta a mi mail, gracias.

KROLLINE

QUERIDA KROLLINE:
Lamento muchísimo no poder responder a tu dirección electrónica, pues la política de la columna establece que todas las respuestas se darán a través de Querida Ángela, que aparece todos los días en la edición impresa de Zócalo Saltillo, en la sección Sociales, y en la página web del periódico, que es
http://www.zocalo.com.mx/

Muchas gracias por tu comentario, y si te refieres a si ofrezco terapia o asesoría en persona, no es así. Sólo recibo los casos que me envían y trato de ayudar a la gente a solucionar sus conflictos a través de la columna. Muchas gracias por leerla.

16 Febrero 2009 04:00:46
Mujer maltratada por esposo
Querida Ángela: Este mes voy a cumplir un año de casada, pero los últimos nueve meses han sido desastrosos.

Estuvimos 2 años de novios , pero nos separamos durante ocho meses porque él empezó a ser muy agresivo, no sólo verbalmente. De novios solamente convivíamos los fines de semana, pero no mostraba los rasgos que ahora tiene.

La con vivencia va cada vez peor, mi marido es una persona totalmente machista y dominante, vive quejándose de todo, para todo grita, más de una vez me ha levantado la mano. No existe el compañerismo, vive compitiendo en todo, ha dejado de cuidarse estéticamente, ha perdido la educación, la casa puede estar viniéndose abajo por cosas que él podría reparar, pero no se preocupa por nada.

Ya no existe cariño entre nosotros, no tiene amigos y no quiere que yo los tenga. El tema financiero es un problema porque al ganar yo un poco más que él, pretende que yo me haga cargo del 80% de los gastos. Es un desastre con el orden de sus cosas, ropa tirada por todos lados, deja sus herramientas en cualquier lado, su escritorio es un desastre.

Con todo esto el deseo de mi parte hacia él ha disminuido muchísimo y ahora pretende que tengamos un hijo. Yo lo último que deseo es tener un hijo con él.

La verdad es la primer a vez que cuento mi problema, de mi familia no lo sabe nadie. De la familia de él, sí lo saben los padres ya que al vivir cerca tuvieron que venir a casa un par de veces a calmarlo cuando se ponía muy agresivo. Se calma unos días, pero luego todo vuelve a ser igual. Una vez hablando con su madre, me comentó que el padre de él era igual de agresivo con ella y con sus hijos.

Me da mucha vergüenza hablar de esto con mi familia, aunque en realidad sólo tengo una tía, ya que mis padres fallecieron y mis hermanos viven muy lejos. Mi tía, que es como mi madre, vio cómo era él en realidad... y me recomendó no casarme, pero esto lo vio una semana antes del casamiento, para lo cual ya estaba todo contratado y las invitaciones enviadas.

No podía suspenderlo, y ahora siento vergüenza de darle la razón a mi tía, por esto ella no vino a mi boda y yo dejé de hablarle (sin pelearnos) desde hace un tiempo.

Estoy tan angustiada que de sólo escribirlo se me llenan los ojos de lágrimas. No sé por donde empezar, ya le comenté que tal vez lo mejor sea separarnos, y me dijo que ni lo sueñe. No sé que hacer, me siento muy sola.

¿Qué hago, voy a un psicólogo para ver si esto tiene solución o me separo directamente?

Soledad

Querida Soledad: Lamento mucho la forma en que tu matrimonio se ha ido abajo, pero como bien dice el sabio popular “Lo que mal empieza, mal acaba”. Si dices que ya no hay cariño, no hay respeto, no hay convivencia, no hay armonía, y si encima de todo esto han surgido episodios de violencia, lo mejor es que te alejes de esta persona.

En momentos como el que estás atravesando es cuando necesitas el apoyo de tu familia, así que no dudes en buscar nuevamente a tu tía y cuéntale lo que te pasa. Dices que ella ha sido como una madre para ti, y estoy segura de que te recibirá con los brazos abiertos y estará dispuesta a escucharte.

Sobre la situ ación con tu esposo, no debes permitir que continúe, es obvio que ninguno de los dos es feliz, por lo que creo que es momento de que cada quien siga su propio camino. Sería bueno que buscaras también a un terapeuta que de ayude en este trance, pues las rupturas con las personas violentas a veces no son muy fáciles.

Tu casamiento , si bien fue un error sólo por unas “invitaciones repartidas y una fiesta ya casi hecha” no quiere decir que tu deuda sea para siempre, no te conviertas en una estadística más de la violencia intrafamiliar, busca la ayuda que sea necesaria para salir de esa relación.
15 Febrero 2009 04:00:56
Chico destrozado por las drogas
QUERIDA ÁNGELA: Bueno, tengo 19 años y llevo ya un tiempo largo viviendo una especie de pesadilla. Hacía ya muchos años que no era feliz (por lo menos cuatro años), sólo conseguí ser feliz con una pareja con la que estuve tres meses y si en otras ocasiones estaba feliz era por algo material, por lo que la felicidad se me acababa muy pronto.

Mi padre falleció hace cuatro años y estuve muy mal viendo a un ser querido morir lentamente, nunca olvidaré esa época. Después de eso empecé a fumar mariguana y después también le entraba a la coca, pero ahora estoy pasando por una etapa en la que creo que mi cuerpo y mi mente ya no aguantan más.

En las últimas semanas se hizo algo obligatorio drogarme para olvidar mis problemas. Lo malo es que siempre me guardo lo que siento y no lo comparto con nadie, ya que son sólo cosas mías y prefiero no molestar a los demás. Cada vez el vaso se llena con un problema nuevo hasta que llega a la orilla y se desborda, y esa es mi situación actual.

Hace poco tuve un accidente, creo que eso también me afectó bastante, aunque no tuve lesiones graves.

Desde ese suceso todo ahora lo veo sin salida, gris. Estaba en un gimnasio y tenía muchas ganas de cambiar mi físico (estoy acomplejado por mi delgadez, mido 1.80 y peso 52), y dejé de ir. También dejé la escuela y ya ni siquiera salgo a fiestas los fines de semana.

Ahorita sólo las drogas me ayudan a sentirme bien, pero cuando no las tengo o cuando me las acabo todo se vuelve insufrible, siento que el mundo me aplasta.

Mi mamá me llevó con un psicólogo y he tenido algunos avances con él, pero a ella no le he dicho que me drogo, pues luego de lo que pasó con papá ella quedó muy desgastada, no quiero que vuelva a pasar por algo así.

Quiero cambiar mi vida radicalmente, pero lo veo como algo muy complicado, ya que ya se me han perdido las metas que tenía, y no tengo nada de objetivo.

Hasta me alegro de no tener novia, porque estoy seguro de que sólo le amargaría la vida.

TUPAC

QUERIDO TUPAC:
Veo en tu carta un grito desesperado por ayuda, lo cual me da gusto, no por la situación que estás atravesando, sino porque te has dado cuenta de los errores que has cometido y que el estilo de vida que tienes no te llevará nada bueno.

En estos momentos, el terapeuta con el que vas será la persona que mejor te pueda ayudar. Pídele que te oriente sobre la mejor manera para acercarte a tu madre y platicarle lo que te sucede. Ahora más que nunca necesitas el apoyo de tus seres queridos para poder superar tus adicciones.

Aprende a compartir tus sentimientos, alegrías, tristezas, esperanzas o temores. A veces la cruz que cargamos es tan pesada que necesitamos la ayuda de los demás y eso no tiene nada de malo.

Dos de los mitos más generalizados en adicciones son que “una persona puede dejar de usar drogas por sí sola” y que “la mayoría de los adictos puede abandonar las drogas permanentemente y de una sola vez”, lo que es totalmente falso. Rodéate de la gente que te apoya y se preocupa por ti, no te encierres en ti mismo.

Concéntrate en todo lo bueno que ganarás si dejas de consumir esas sustancias. La vida nos ofrece tantas opciones para ser felices, sobre todo en la edad que tienes. No te pierdas en un túnel sin final, sólo necesitas descubrir la belleza de las cosas pequeñas para que veas que no hace falta drogarte para sentirte bien.
14 Febrero 2009 04:00:46
Chico atormentado por el amor
QUERIDA ÁNGELA: Quiero platicar algo que me sucede y no sé si está bien que me sienta así y ya me estoy amargando.

Lo que pasa es que siento que cuando no tenía novia creo que era más feliz, no sé, era un tipo con buen humor, no tenía problemas serios, dependía todo de mí.
En cambio ahora, cuando me peleo con mi novia o pasan equis cosas me ponen de mal humor o peor, me tiran abajo y me deprimen. Sólo me siento bien hasta que ella me dice algo lindo nuevamente, o algo así.

De repente pienso que todo era más fácil cuando no estaba enamorado, porque la neta sí estoy bien clavado con esta chava y siento que la amo, pero ¿por qué me siento tan mal cuando discutimos?

Hasta mis amigos se sorprenden al ver que me deprimo muchísimo cuando no estoy bien con ella, cambio totalmente. Tal vez me estoy haciendo adicto a ella, porque sólo ella me hace sentir bien. Odio que me afecte tanto.

ERICKSSON

QUERIDO ERICKSSON:
Los amores tormentosos han sido fuente de inspiración para miles de poetas a través de los tiempos, pero actualmente, francamente creo que están “fuera de onda”.

Es cierto que debemos buscar estar con las personas que nos hagan sentir bien, pero no por eso vamos a aceptar 10 tragos amargos por uno de felicidad. Conozco a más de dos solteros que te dirían que darían lo que fuera por tener al menos a una persona con quien discutir, pero eso no es sano, sino que te desgasta y aplasta tu identidad.

El amor debe ser un sentimiento que saque lo mejor de nosotros mismos, no que nos hunda en la depresión. Si los conflictos con tu novia ya se han convertido en algo crónico es quizá porque ya se acabó el amor que probablemente sentían al principio, para volverse una relación codependendiente. Busca la luz, no te conformes con chispitas mientras estás hundido en la oscuridad. Recupérate a ti mismo.

LO TRAICIONAN CON UN AMIGO

QUERIDA ÁNGELA:
Te voy a contar lo que le pasó a un amigo para que me digas qué opinas. Tanto su novia como su mejor amigo se pusieron borrachos en una fiesta (como todo el mundo sabe, el alcohol no es una excusa totalmente válida, pero así fue) y pasó exactamente lo que se imaginan a un “leve” nivel: se besaron y se dieron un faje (no hubo sexo, sólo caricias).

Él se enojó por el hecho de que su novia le haya puesto los cuernos con su amigo, y lo peor es que era la segunda vez que le pasaba eso con un amigo (aunque fue con una novia anterior).

Él está muy mal y se siente muy traicionado, por obvias razones, no sabe si perdonar a su novia, porque ella le ruega mucho que regresen y le dice que fue un error grandísimo. Además se siente terrible por verse traicionado otra vez por un amigo, ¿es que hay gente que atrae a los traidores?

¿Qué le puedo decir para ayudarlo? ¿Qué le aconsejarías?

CAMILA

QUERIDA CAMILA:
Tienes razón, el alcohol no es ninguna excusa para el mal comportamiento, aunque muchas personas insisten en escudarse en él para cometer estupideces.

Tu amigo lo que debe hacer de ahora en adelante es escoger mejor a sus amistades y a su pareja. Quizá el ambiente en el que se desenvuelve sólo hay chicos a los que les interesa andar de “parranda” y pasarla bien, así que proponle un cambio de aires.

Puedes llevarlo a lugares donde conozca a gente más estable o con intereses más productivos. No digo que lo metas a un monasterio, pero hay muchas actividades para jóvenes donde conocer a gente sin vicios. Claro que las relaciones siempre son una moneda al aire y la gente mala se encuentra sea, pero quizá ese es el cambio que se dé cuenta de que existen personas que valen la pena.
13 Febrero 2009 04:00:53
Chica alterada por ex novio
QUERIDA ÁNGELA: Terminé la relación con mi antiguo novio porque creo que eso ya no daba para más. Teníamos muchas peleas y a cada rato estábamos discutiendo, así haya sido por la más mínima tontería.

Luego empecé a salir con otro chavo y me siento muy bien con él ahora, pero para mi mala suerte sigo muy en contacto con mi ex, ya que trabajamos en el mismo lugar.

Lo malo es que ahora cada vez que me lo topo no soy capaz de mirarlo a los ojos, no sé porqué pero me pongo muy, muy, muy nerviosa y hasta se me corta la respiración.

Me siento muy confundida, porque la verdad es que no volvería con él ni loca, eso ya quedó en el pasado, pero no entiendo por qué me siento así cada vez que lo veo, ¿qué me pasa? ¿Es algo normal?

MAYBE LOCA

QUERIDA MAYBE LOCA:
En la vida nos encontraremos con personas que, para bien o para mal, nos afectarán emocionalmente, sobre todo cuando nos involucramos en relaciones tan intensas como la que tuviste con esta persona.

Lo que pasa es que al estar trabajando en el mismo lugar, no se dieron su “espacio” después de la ruptura, algo que es necesario para poner tus sentimientos de nuevo en orden.

El hecho de estarlo viendo constantemente no te ha dejado cerrar por completo el ciclo con tu ex novio.

Si de por sí es muy difícil hacerlo cuando no lo ves todos los días, es doblemente más complicado hacerlo al tenerlo tan cerca.

Obviamente no por eso vas a pensar en renunciar o algo parecido, sino que tendrás que dejar que el tiempo haga su trabajo para que poco a poco dejes de sentir eso que ahora te altera tanto cada vez que te topas con él.

Continúa con tu relación actual, enfócate en tu nueva pareja, ya verás que un día te vas a sorprender cuando veas a tu ex y ya no sientas nada.

INSEGURA CON NOVIAZGO

QUERIDA ÁNGELA:
Hola, mi pareja y yo llevamos 7 meses de relación, yo creo que lo quiero, pero no sé si realmente estoy enamorada de él.

Él es muy atento conmigo, cariñoso, y yo me encuentro muy a gusto cuando estoy con él.

No puedo dejar de pensar en él, sus abrazos, besos, caricias, etcétera, pero no estoy segura de mis sentimientos, ya que él no me atrae físicamente. Como persona sí, por lo tanto no sé qué es lo qué siento por él, ¿me puedes ayudar?

KATIA

QUERIDA KATIA:
No puedes dejar de pensar en sus abrazos, sus caricias, sus besos, y así todavía dices que no te sientes atraída físicamente hacia él. ¿Entonces qué será eso? Yo creo que ni tú misma te has dado cuenta de cuánto te gusta tu pareja.

Lo que me llama la atención es que dices que llevan siete meses de relación y aún continúas con estas dudas, ¿es que él no se ha dado cuenta de que no te atrae?

Más bien me parece que no estás preparada para tener una relación formal con él, debe ser más bien algo de su forma de ser lo que no te convence al cien por ciento.

Plantéate estas preguntas: ¿Te imaginas con él dentro de algunos años? ¿Te sientes feliz cuando estás con él? ¿Lo admiras como persona? ¿Has considerado que podría ser el padre de tus hijos? ¿Buscas su compañía cuando te sientes bien y cuando necesitas consuelo? ¿Es una persona en la que confías plenamente?

Ya has pasado suficiente tiempo con él para poder responder estas preguntas. Si la mayoría son negativas, mejor termina con esa relación; si algunas son positivas, entonces quizá sólo te interesa como amigo, y si todas son positivas, querida Katia, sin duda estás enamorada.
12 Febrero 2009 04:00:46
Mujer deprimida por sobrepeso
QUERIDA ÁNGELA: Primero que nada déjeme felicitarla por su columna, me parece que la mayoría de las veces estamos de acuerdo. Hace mucho tiempo, cuando yo tenía 15 años, conocí a un chico muy caballeroso, lindo, guapo, atento, sincero, trabajador, responsable (él tenía 16 años). Me decía que quería andar conmigo, pero había un algo que no quería andar con él.

Después pasó el tiempo y me fui a vivir por dos años a otra ciudad, siempre me acordé de él, ya que en ese tiempo a mí me dio depresión y mi autoestima estaba por los suelos. Cuando regresé a Saltillo obviamente ya no era la misma, de hecho subí muchísimos kilos (pero los he ido bajando).

En el 2006 mi propósito de año nuevo fue buscarlo, ya que siempre me hacía sentir bien. Yo estaba deprimida por una relación tormentosa que había terminado, lo encontré y continuamos con nuestra amistad, pero él ya no quería andar conmigo, yo pienso que fue porque ya no era tan delgada como cuando le gustaba.

Empezamos a tener relaciones, me sentía soñada, obviamente no éramos nada, pero había veces que me decía que cuando estuviera seguro sería mi novio. Por un tiempo me dejaba de hablar, creo que salía con otras chicas y conmigo regresaba cuando no le daban el ancho. Siempre estoy como perro fiel a su amo. Después de un tiempo me aclaró que nada más seríamos amigos con derechos y acepté, pero las cosas se pusieron demasiado intensas. Había veces que me buscaba muy seguido y de repente no, entonces eso me daba mucho coraje y decía “no, ya no, otra vez ya no caigo”, pero mi fuerza de voluntad se doblega cuando me habla para vernos. A principios de este año me dije “hasta aquí”, porque pues no quiere nada en serio conmigo y se siente muy feo estar esperando todas las noches la llamada para que él venga a verme.

Entonces le mandé un mail diciéndole que le ofrecía mi amistad sincera y que todo estuvo bien, pero nada más, él me lo respondió diciéndome que por qué le dije todo eso, que después hablábamos.

El otro día lo vi en casa de una amiga y me porté muy cortante, o cuando lo saludo por MSN me porto indiferente.

En estos días he querido llorar, pero me aguanto, he tenido ganas de hablarle y también me aguanto. La última vez que tuvimos relaciones me dijo que quería un bebé y yo le pregunté que si le gustaría conmigo y él me dijo que sí, entonces a veces pienso que tengo una esperanza de que se den las cosas en serio, pero también pienso en que ya se hubiera dado, además yo quiero salir “bien” de mi casa y no con una panza de por medio.

Mis amigas me dicen que ya me busque otro, pero me digo, si soy bonita, simpática, responsable, trabajadora, con carrera, por qué él no me voltea a ver a mí. Yo creo que es porque tengo 10 kilos de más, pero no sé, él no me lo ha dicho que es por eso, a veces pienso que sí me quiere poquito, pero no lo quiere aceptar. ¿Le digo lo que siento por él o mejor busco otro?

MAPA

(EDITADA POR RAZONES DE ESPACIO)

QUERIDA MAPA:
Tanto tú como ese muchacho han demostrado ser muy inestables emocionalmente. Ninguno de los dos se ha decidido a encarar su situación porque quizá les parece más fácil estar así, sin complicaciones.

Deja de pensar que tu problema de sobrepeso ha sido la razón por la que él no busca algo más serio contigo, creo que más bien es porque tú te has entregado a él sin condiciones, sin pedirle ningún tipo de compromiso.

Eso puede funcionar un tiempo, pero si a ti no te satisface, será mejor que te olvides de él, ya que no ha demostrado querer nada más contigo. El error que cometiste fue estar demasiado “disponible”, pero ya es hora de que te des tu lugar. Me da gusto que te describas a ti misma de una forma tan positiva, no dejes que unos kilos de más arruinen esa imagen de ti, pero si eso te sigue molestando, inscríbete en un gimnasio o empieza una dieta que te ayude a estar físicamente contenta contigo misma. Cuando uno se gusta a sí mismo, es inevitable gustarle a los demás, por ahí debes empezar. Deja atrás lo que no te hace feliz y busca aquellas cosas que te hagan sentir plena. Muchas gracias por tus comentarios.
11 Febrero 2009 04:20:13
Amo a una mujer que ya no veo
Querida Ángela: Yo realmente amo a una ex compañera de la universidad, no la veo casi nunca, no comparto nada con ella, pero no me la puedo sacar de la cabeza.

Realmente lo he intentado, pero vuelven a resurgir los sentimientos de amor por ella.

Sé que a ella le gustan los hombres más grandes y yo soy menor que ella. Salió hace un tiempo de una relación malísima y sé que hasta el día de hoy no tiene novio.

A mí me encantaría serlo, pero seguramente que me va a rebotar.
Ya he visto pasar de largo a un par de ex compañeros míos, que más o menos reunían los requisitos de ella, lo sé porque una vez me lo comentó lo de los posibles requisitos, digo.

Tengo ganas de decirle hace mucho que la amo, lo que pasa es que ella nunca me dio ningún indicio de que yo pudiera gustarle ni mucho menos, ni cerca.

Ese es el miedo que tengo, que si lo hago me voy a “quemar” y me va a decir el típico “Yo solo quiero que seamos amigos”.

Realmente tengo miedo de “quemarme” y no me va a gustar para nada, pero no sé cómo sacármela de la cabeza.

LordSith




QUERIDO LORDSITH: Las declaraciones de amor si bien un riesgo enorme para el enamorado, son también experiencias liberadoras. Aunque no siempre obtengamos el resultado que deseábamos, siempre es mejor conocer la respuesta, sea la que sea, que vivir toda la vida con la incertidumbre de lo que pudo haber ocurrido si nos hubiéramos atrevido a dar ese gran paso.

Sólo analiza esto: ¿Prefieres escuchar el típico “quiero que seamos sólo amigos”, o quieres escuchar en tu cabeza esa latosa vocecita que nos dice “Qué hubiera pasado si…”?

El amor es una aventura deliciosa cuando la experimentamos desde todos sus ángulos, unos no tan agradables, pero siempre nos deja una enseñanza. No ocultes tu amor en un rincón, no dejes que muera sin que la mujer que amas lo conozca.




Las chicas de hoy no quieren a los chicos buenos

QUERIDA ANGELA: Es una inquietud que siempre circula por mi cabeza y lo he vivido en carne propia. No logro entender por qué razón las chicas de hoy en día no se involucran emocionalmente con los chavos buenos.

Es como si para ellas ese tipo de hombre fuera tonto, aburrido, predecible o sexualmente inactivo. Yo me considero un hombre bueno, comprensivo y sensible y las mujeres siempre te eligen como amigo, o te rebotan, o te ignoran.

Lo que más decepción me da es que terminan enamorándose de tipos totalmente opuestos: infieles, abusones, mentirosos, borrachos, malas personas, etcétera… y así terminan sus relaciones también. Nunca duran más de unos meses. Les aseguro que los hombres buenos tenemos capacidad para sorprender a una mujer en cualquier aspecto. ¿Es el famoso miedo al compromiso, o son prejuicios que la sociedad crea? ¿Es posible que la mujer tenga menos inteligencia y no pueda elegir lo correcto? ¿La mujer es incapaz de valorar las cosas que valen la pena?

Harto de todo



QUERIDO HARTO DE TODO: Creo que no debes juzgar a todas las mujeres porque te haya ido mal con algunas. Tampoco es válido que creas que por enamorarse de un hombre “malo” no son inteligentes. Muchas veces las mujeres confiamos tanto en el poder de nuestro amor que estamos convencidas de que vamos a borrar los defectos de la pareja, tal vez por eso ves tanto ese tipo de relaciones.

Hay muchas, muchísimas mujeres capaces de valorar a un hombre bueno, de hecho son la mayoría, quizá es que no has tenido la suerte de encontrarte con ella. Si te consideras un hombre con esas cualidades, pues demuéstralas, tal vez tus experiencias te han inhibido, pero te aseguro que hay más de una a tu alrededor que anda buscando a alguien como tú. Sólo déjate descubrir.
10 Febrero 2009 04:00:25
Chica juega con pretendiente
QUERIDA ÁNGELA: Hace cinco años conozco a un chavo que considero mi mejor amigo, quien ha estado conmigo siempre que lo he necesitado. Es de esas personas que te demuestran y te hacen sentir importante y te hacen acordar que la vida vale cuando uno cree que es una porquería.

El caso es que lamentablemente él se enamoró de mí. Yo no estoy enamorada y aunque me hubiese encantado enamorarme de alguien como él, nunca pude.

Equivocadamente le mandé un correo creyendo que podía llegar a sentir algo por él, ya que él seguía imponiendo sus sentimientos (aun cuando le hablé negando tal sentimiento de mi parte), y él siempre demostró esperanza.

Luego de ese maldito correo que hizo que me confundiera yo misma, una amiga me aconsejó que cortara la relación de amistad con él, para que no sufriera y siga esperanzado. Eso estaba tratando.

Él viajó a otra ciudad hace tres meses y una vez por semana abre su correo electrónico y desde que se fue siempre escribíamos para contarnos cosas, para seguir siendo amigos más allá de sus sentimientos.

Él siempre me dice que me quiere, que me extraña y cosas por el estilo, y yo también le decía lo mismo, hasta que comencé a ser mas fría (me costó mucho).

Una vez no le escribí nada y muy preocupado mi amigo me escribió: “Me llama la atención no encontrar ningún correo tuyo en mi bandeja de entrada, me tienes preocupado”. Él no puede hablar por teléfono, sólo nos comunicamos por correo electrónico.

Luego de recibir eso, yo le escribí más fría que nunca: “Hola, no te escribí porque realmente no tenía nada para contarte”, y realmente no quería ser tan dura con él (después de ser buena onda y dulce con mi amigo).

Hasta le dije que no espere alguna carta mía por ahora, porque estoy ocupada y que prefería el correo electrónico (porque en cada mensaje que recibo de él, me pide que le escriba por carta a mano), y bueno, a la semana siguiente no recibí nada de parte de él, y me parece que se sintió mal.

Él siempre quiere ayudarme y me dice que confíe en él y me aconseja siempre. Al no recibir nada de él me puse mal, pero por otro lado bien. Mi amiga me dijo que lo mejor era cortar con él, pero siento que voy a perder a alguien muy importante en mi vida, porque amigos como él no tengo, él es diferente a todos mis amigos, y realmente me da pena terminar con todo esto.

¿Cómo puedo hacer para no sentir que él está mal por mi trato indiferente (porque como lo conozco, sé que él está sufriendo por mi frialdad)?

UN ERROR

QUERIDA UN ERROR:
Es un juego cruel el que mantienes con tu amigo. Sabes que él está enamorado de ti y tú continúas dándole alas, porque eso de que fuiste muy fría, la verdad no me convence mucho.

Si después de haberle mandado ese correo “maldito” no aclaraste las cosas con él, debes hacerlo cuanto antes.

Pídele perdón, dile que en ese momento estabas confundida sobre tus verdaderos sentimientos hacia él, y de una vez por todas aclárale que sólo te interesa su amistad.

Es muy probable que las cosas entre ustedes nunca vuelvan a ser como antes, pues cuando uno de los amigos se enamora y el otro no, es inevitable que aquél sufra. Desgraciadamente así son las relaciones, a veces unos ganan y otros pierden.

Me parece que estás siendo egoísta con él, pues te importa más mantener su amistad incondicional que lo que él está sintiendo, y por eso no te has armado de valor para aclarar las cosas y decirle frente a frente que solamente lo quieres como amigo.

Si de verdad lo quieres, debes hablarle con la verdad, aunque eso signifique la posibilidad de perderlo. No le sigas dando esperanzas, tampoco sigas con esas indirectas “frías”, él se merece que seas sincera. Va a sufrir, pero mejor que sufra por saber la verdad que después lo haga al descubrir que tú lo engañaste.
09 Febrero 2009 04:00:40
Chica insegura de noviazgo
Querida Ángela: Hola tengo 21 años. Siempre me considere una mujer normal. Tengo año y medio de andar con mi novio, quien antes de estar conmigo era bastante mujeriego, le encantan las mujeres, siempre quiso andar con una que fuera casi una modelo, y hace como cuatro meses me enteré sin querer que mi novio veía pornografía.

No estoy segura si esto es algo muy normal y yo estoy medio loca o qué, pero me sentí muy ofendida, decepcionada y hasta en cierta forma he pensado que es un tipo de infidelidad, pues yo hace mucho le había dicho que no me gustan esas actitudes de parte de los hombres y él lo hacía a escondidas.

Él dice que es normal que los hombres vean porno y que eso no me debería de importar porque él igual me quiere mucho.

Yo sé que no soy una top model como para tenerlo sexualmente tan satisfecho, y que le hace falta ver algo más, y mucho mejor, pero quisiera saber si en realidad necesito madurar antes de echar a perder mi relación con él, pues me atormento mucho pensando si piensa en las chicas de los videos y las fotos cuando esta conmigo.

Necesito saber si estoy cometiendo un error.
No porn

Querida No porn: La sexualidad humana es un campo de diversas posibilidades que en tiempos anteriores eran vistas por la sociedad como un tabú.

Tanto hombres como mujeres necesitan de estímulos que a veces provienen de las más increíbles fuentes, algunas son consideradas como “normales” y otras no tanto.

Considero que la pornografía no es algo precisamente malo, obviamente, siempre que estén involucrados en ella menores de edad, por ejemplo, porque si este es el caso, además de alejarte de esta persona, debes denunciarlo ante las autoridades.

El punto aquí, como en casi todos los placeres, es no caer en el abuso.

El que tu novio tenga gusto por ese tipo de expresiones no debería ser algo que te mortifique, a menos que él prefiera eso a estar contigo, o incluso si es algo que esté modificando sus patrones de conducta.

Algunos hombres se vuelven adictos a la pornografía, descuidan su familia, su trabajo, a sus amigos, o incluso llegan a endeudarse con la tarjeta de crédito en la compra de este tipo de material.

Puede llegar a ser un vicio tan fuerte como el alcoholismo o las drogas, pero, como te digo, hay que ver qué tan “clavado” está en esa práctica.

Si crees que ya está en el límite de lo tolerable, deberías aconsejarle que busque la ayuda de un terapeuta. Se debe tratar como cualquier adicción.

Trata de identificar si esta práctica le está afectando a él, pero si no es así, no deberías de hacer una tormenta en un vaso de agua.

Por otro lado, dices que él antes de andar contigo era un mujeriego y que quería tener una novia “súper modelo”.

Tal vez es una inseguridad tuya lo que hace que te preocupes por el hecho de que él vea pornografía.

Si es algo que te sigue molestando, la recomendación sería que ambos visitaran un sexólogo que pueda orientarlos a mejorar su relación de pareja.

Parece que tú no estás muy convencida de que lo satisfaces plenamente y esto a largo plazo traerá problemas más serios a su relación.

Aunque muchos hombres fantasean con mujeres muy guapas y de cuerpos perfectos, la realidad es que, según la opinión de la mayoría, prefieren estar con una mujer que está feliz consigo misma.

Esa es la cualidad que nos hace irresistibles ante los hombres. Descubre tus puntos fuertes y saca provecho de ellos. No es necesario ser una modelo para hacer feliz a tu pareja.

08 Febrero 2009 04:00:34
Chica aterrada por boda de prima
QUERIDA ÁNGELA: Una prima que quiero mucho se va a casar dentro de poco y me pidió que fuera su dama de honor. Sentí muy bonito que me pidiera eso porque siempre hemos sido muy unidas y nos hemos compartido todo.

La estoy ayudando con todo lo de la organización, con la fiesta, el vestido, ya sabes todos los preparativos y hasta siento que estoy más emocionada que ella (ja, ja, ja, difícil de creer).

Lo único malo es que me pidió que durante el brindis diga unas palabras para ella y su novio, lo que me mata de miedo, pues soy muy tímida y siempre he tenido lo que le dicen “pánico escénico”.

Es raro, desde la escuela me daba miedo dar clase frente a mis compañeros de salón y me muero de la vergüenza cuando tengo que hablar con desconocidos. Ella sabe cómo soy, pero dice que sería un detalle muy bonito de mi parte que dijera unas palabras porque su noviazgo fue algo complicado y batallaron mucho para poder cristalizar su sueño de casarse.

Yo la comprendo, y aunque en el fondo me siento halagada con su invitación, sólo de acordarme de que voy a tener que pararme enfrente de todo el mundo ese día me pongo a temblar, se me revuelve el estómago y quiero salir corriendo.

Sé que la voy a regar y se me van a trabar las palabras cuando llegue el momento. He hecho algunos ensayos sobre lo que voy a decir y sinceramente sí he armado un discurso hermoso, breve, pero muy conmovedor. Hasta a mi novio casi se le salieron las lágrimas cuando practiqué con él, pero es mi gran trauma el tener que tomar el micrófono y decirlo delante de todos los invitados.

¿Hay alguna forma de superar ese trauma? En serio, me flaquean las piernas y es algo que me atormenta, ¿cómo le hago para hablar en público?

ELIZABETY

QUERIDA ELIZABETY: Es curioso ver cómo mientras algunas personas se pasan la vida tratando de llamar la atención de los demás, otros se encuentran más felices si pasan siempre inadvertidos.

De acuerdo con el psicoterapeuta Norberto Levy, por pánico escénico se entiende “la experiencia de sufrir una inhibición psicológica que perturba la posibilidad de desempeñarme en el rol que estoy ejecutando. En sus formas más intensas, se da en situaciones con muchos testigos u observadores, pero también ocurre en la charla con un amigo al que le quiero comentar algo y no lo puedo hacer por temor a qué dirá”.

La vergüenza, bochorno o como quieran llamarla es una sensación tan desagradable que a muchas personas le produce temor experimentarla.

No es que haya un secreto exacto para eliminar el miedo a “salir a escena”. Hasta diría que es algo natural y que aumenta conforme se acerca el acontecimiento que nos pone los nervios de punta. Pero pensándolo bien, puede resultar beneficioso si sabemos controlarlo y dirigir nuestra energía acumulada a dar lo mejor de nosotros.

Pero lo que va a ser nuestro mejor aliado para convertir el pánico en gusto escénico, es la preparación. Estar preparado es esencial para alcanzar nuestro objetivo. Estar preparada te hará invencible.

Nadie mejor que tú en esa fiesta sabrá expresar lo que sientes por la pareja. Además, piensa que se trata sólo de una fiesta familiar, donde la gente va a divertirse. No darás un discurso para evitar una guerra entre dos países ni nadie va a morir si cambias una palabra por la otra.

La clave está en tu mente, relájate, vas a hablar de dos personas a las que quieres mucho y lo que le importará a la gente será el contenido de tu discurso, no se fijarán si eres una experta oradora, porque dime, ¿quién lo es?

Un tip que podría ayudarte es, cuando llegue el momento de tomar el micrófono, imaginar que no hay nadie más en la sala más que tú y la nueva pareja de esposos, dirígete sólo a ellos. Cuando todo termine, vas a ver lo fácil que fue. No conviertas un momento tan bonito en una tortura, no tiene que ser así, sólo necesitas relajarte y divertirte.



" Comentar Imprimir
columnistas

A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: include(/storage/av03882/www/public_html/_cron/data-accordion-new.php): failed to open stream: No such file or directory

Filename: libraries/Functions.php(688) : eval()'d code

Line Number: 300

A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: include(): Failed opening '/storage/av03882/www/public_html/_cron/data-accordion-new.php' for inclusion (include_path='.:/usr/share/php')

Filename: libraries/Functions.php(688) : eval()'d code

Line Number: 300