×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
28 Julio 2019 04:08:00
50 años del alunizaje
QUERIDOS AMIGOS: Esperando siempre se encuentren gozando de salud y llenos de bendiciones en compañía de sus seres más amados.

Me viene a la mente que el 50 alunizaje y yo tenemos casi la misma edad, bueno, me lleva de ventaja cinco meses, es más viejo que yo. Y este tema la verdad es increíble, el hecho de que el hombre haya llegado a la Luna es impactante sin duda, el conquistar algo da mucha satisfacción, cualquier cosa que sea.

Imaginemos cuando su ser amado los o las conquistó, hay todo un protocolo para ello, aunque algunos(as) tienen mucha suerte de que el protocolo fue sólo una mirada, o un roce casual, y con eso hubo para caer rendidos(as) a sus pies.

Sin embargo, imaginemos todo el proyecto de la NASA para llegar hasta la Luna, fue algo increíble, y la pregunta del millón sería: ¿cuál es la connotación de tal conquista para los astronautas y demás involucrados? Porque el primer hombre en pisar la Luna el 20 de julio de 1969, Neil Armstrong, y su compañero, Buzz Aldrin, y poco sonaba el tercer hombre que, si bien no era astronauta como los dos primeros en mención, fue el que se quedó dentro de la nave, ese era su lugar y su misión, y por lo que se sabe estuvo conforme con ello. Estando en la luna no la pisó como sus compañeros, y me refiero a Michael Collins. Para mí todos fueron esenciales e importantes para el éxito de tan enorme proyecto.

La verdad no es mi intención contar un hecho del cual sé muy poco y no es mi línea, sin duda. A lo que me enfocaré es más terrenal y para mí más importante, que es el conocimiento de sí mismo, conquistarse a uno mismo, antes de conquistar algo más, o a alguien más, ¿no creen ustedes, amigos lectores? Pero por las fechas sin duda es loable y de impacto dicho suceso, reconocerlo por supuesto. Mi admiración y respeto. Pero, ¿qué fue de estos astronautas y sus vidas después de…? Sería una de las preguntas más interesantes para mí, al parecer, Neil, al año de ir a la luna, renunció a la NASA, yo la verdad creí que nunca se podría renunciar a ella, pero tal parece que sí, al menos él sí, pero después tuvo el mayor dolor para unos padres que es el fallecimiento de su hija, lo cual lo tuvo en una gran tristeza y depresión.

Después, refugiándose en su trabajo como maestro de aula, se dice que ese fue el motivo de su divorcio, la verdad, y bueno a nadie nos incumbe por qué las parejas se divorcian, es un tema de dos solamente. Pero como fue figura pública, pues ya murió, hay curiosidad por saber de sus vidas después de… y más que todo es, preguntarse, si realmente fue tan importante después para él ese gran logro en su vida, si ello le dio la felicidad, o ¿se la quitó?

Pues no todos están preparados para la fama, y seguir en ella o perderla. Sin duda, sería mejor ir tras la felicidad verdadera que es la conquista de sí mismo, como les comentaba. Ya casi llego a los 50 años si Dios me presta vida, y vienen muchas preguntas a mi mente, ¿qué hecho en mi vida?, ¿tengo autoconocimiento de ella?, ¿en qué me he equivocado? Uff, sin duda en mucho y todo el tiempo. ¿Qué he hecho para perfeccionar mi alma? ¿A quienes he ayudado en sus vidas para que sea mejor? Mis hijas, han sido el mayor reto sin duda, han sido mi mayor proyecto de vida, y les puedo decir que ese sí me ha costado sudor y lágrimas, pero también muchas alegrías y satisfacción, porque son excelentes mujercitas que espero sigan en el autoconocimiento siempre, que se conquisten primero ellas, y luego a quien ellas decidan, o lo que ellas deseen en sus ámbitos profesionales y espirituales.

Los invito a que vayamos siempre tras esos sueños que hemos tal vez dejado a un lado por infinidad de motivos, busquemos más que la fama hacia afuera, la fama hacia dentro de nosotros mismos, difícil, sí lo es, pero creo que ese es la mayor conquista del ser humano, no tanto conquistar la Luna, Marte, el planeta rojo y Dios sabe cuántos más planetas querrá la NASA. Es imperante el autocontrol de todo, el preocuparnos más por el autocuidado, por cuidar el medio ambiente, nuestro mundo que se nos fue dado tan amorosamente por un ser divino, Dios. Prioricemos el cuidado de las almas de nuestros hijos hasta que sean capaces por sí mismos, y obvio la nuestra primeramente, siempre se puede comenzar. ¿Porque no empezamos hoy? Háganse las mismas preguntas que yo.

El alunizaje ha sido muy importante, pero al conocer un poco de las historias de vida de quienes participaron, me surge otra pregunta más… ¿Antes del proyecto lunar fueron más felices que después de ÉL? A veces uno tiene un proyecto y al lograrlo se da cuenta que no era realmente importante para nuestras vidas que, al contrario, lo que sí es la experiencia en el camino de la vida y el aprendizaje, y aplicarlo para beneficio de sí mismos y de los demás, ¿sería lo mejor, no creen? En fin, es sólo una reflexión que comparto con ustedes. Espero no haberlos hecho bolas. Un abrazo fraterno, su amiga Verónica, hasta la próxima, Diosito por delante.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5