×
Agente Sóstenes
Agente Sóstenes
ver +

" Comentar Imprimir
27 Noviembre 2009 04:00:28
Focos rojos en el Cereso de Torreón
ME PERMITO EXPONERLE MI SUPERIOR, que reportes periciales de la Fiscalía General del Estado deducen que el reo Humberto Martínez Medina, quien presuntamente se suicidó en el interior del Penal de Torreón, antes fue torturado cruelmente; porque sus dos pies tienen huellas de recibir golpes contundentes con un objeto similar de un martillo y las uñas de una de sus manos se las desgarraron.

CELADORES DE ESTE RECLUSORIO, AL igual que peritos con jurisdicción en la delegación regional de la Fiscalía en esa localidad, revelaron las lesiones graves que traía Martínez Medina en estas partes de su cuerpo, luego de que se le hizo la necropsia de ley respectiva.

El DELEGADO REGIONAL EN ESA ciudad, Fernando Adrián Olivas Jurado, está obligado a girarle instrucciones a sus subordinados del Grupo de Homicidios para que se abra una investigación en torno a estos hechos, porque todo hace presumir que no se trata de un suicidio, sino de un homicidio. Pero eso se definirá luego de las pesquisas que efectúen los integrantes del grupo de investigación de Delitos contra la Vida e Integridad Física.

TAMBIÉN EL CORONEL JULIO CRUZ Román está obligado a rendirle un informe detallado al general brigadier José Luis García Dorantes, actual subsecretario de Adaptación y Readaptación en el Estado, sobre el comportamiento que tuvo Humberto Martínez durante los días que fue recluido en el área de indiciados del reclusorio, y sobre todo con los internos que convivió durante este lapso de tiempo.

EL AHORA OCCISO, QUE CONTABA con 34 años, ingresó a ese Penal el viernes 20 de noviembre pasado, al ser detenido por la Policía del Estado por portar un arma de fuego de uso exclusivo del Ejército Mexicano. Un agente del Ministerio Público Federal lo consignó a un juez de distrito con jurisdicción en esa región, quien iba a resolver la situación jurídica de Martínez Medina, pero fue encontrado muerto el lunes.

ALGO QUE SE NO PUEDE ocultar es que las cosas al interior de centro penitenciario no andan bien desde hace tiempo, y lo saben a la perfección Julio Cruz, así como García Dorantes, desde que este último se hizo cargo del puesto al relevar a Rafael Catarino Marines Daniel. Es de esperarse que el fiscal general Jesús Torres Charles esté enterado a fondo de la problemática real que tiene el reclusorio torreonense.

INFORMES FEDERALES REVELAN QUE ESE penal enfrenta una lucha interna entre grupos de reclusos que presumiblemente tienen vinculación con el crimen organizado y que tienen un solo objetivo, apoderarse del control interno al igual que del tráfico de estupefacientes.

ASIMISMO, QUIERO EXPONERLE QUE ESTE 2009 el reclusorio de la ciudad de Torreón quedó marcado por los actos violentos que ocurrieron y sobre todo por los cinco reos que murieron asesinados. Y si a esto le agregamos la venta desmedida de mariguana, cocaína, pastillas psicotrópicas y alcohol, colocarían en una situación muy incómoda para las autoridades penitenciarias que no han podido frenar las acciones delictivas al interior de ese penal.

LOS EJEMPLOS DE CORRUPCIÓN SON muy notables, el ex director de este centro, César Sánchez, se encuentra prófugo de la justicia por existir una orden de aprehensión que giró un juez federal en su contra, al haber cometido un alto número de irregularidades en el interior del reclusorio. Además ocupó tal cargo a pesar de no ser abogado.

OTRO CASO ES DEL CAPITÁN retirado Jorge Aburto Muharraz, quien a pesar de tener un negro antecedente cuando laboró en la desaparecida Procuraduría General de Justicia, ahora convertida en Fiscalía General del Estado, se desempeñó como jefe de la vigilancia de ese reclusorio por varios meses, pero fue detenido con un cargamento de droga y dinero en efectivo durante un operativo federal. Después, cuando ingresó al Cereso de Gómez Palacio, Durango, fue asesinado y colgado. ¿Y la CDHE que hace al respecto?












Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5