×
Brozo el Payaso Tenebroso
Brozo el Payaso Tenebroso
ver +
Si tienen metro, arrieros somos.... Cualquier cosa relacionada con la columna. Ahi me encuentran regocijado en la "güev": [email protected]

" Comentar Imprimir
10 Abril 2014 04:06:51
¡A falta de gallina, bueno es caldo de habas!
¡Chamacos avezados, jijos de mi único orgullo! Pos tardado pero seguro, en diciembre del añejo pasado la mismísima Organización de las Naciones Unidas (o séase la ONU) le dio el ‘Premio de Derechos Humanos 2013’ a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (o séase la Tremenda Corte) y como diciendo ¡salud por ese motivo! antier la Universidad Nacional Autónoma de México (o séase la UNAM) le hizo un reconocimiento donde el rector le echó porras a la chamba que hace la Tremenda Corte en la defensa de las garantías individuales y por ser un estímulo para las instituciones del país.

El pergamino del reconocimiento lo recibió Juan Silva Meza, el mero presiso de la Tremenda Corte, que dijo que ahí: “estamos convencidos de que no puede haber desarrollo sin respeto a los derechos humanos; no puede haber respeto a los derechos humanos sin seguridad, y no puede haber paz sin respeto al Estado de Derecho. “Para honrar los compromisos internacionales del estado mexicano, la Suprema Corte de Justicia apuesta por la paz, por la prosperidad, por el respeto al estado democrático de derecho, y se inscribe en beneficio de los mexicanos como miembro del pleno derecho en la corriente civilizatoria que el mundo ha querido construir para alejar de todos los terrores de la guerra, del hambre y la desigualdad.”

Pos chido pa’ la Tremenda Corte y chido para los mexinacos, que tenemos que sostener esos principios aunque a veces ténganos que tragar sapos porque sus resoluciones no nos gustan. Y miren, en esta misma onda de los Derechos Humanos, me llamó mucho la atención que allá en los Yunaites andan muy escandalizados porque un asilo de cabecitas blancas de por aquellos rumbos contrató a un chavo stripper para que le entraran al taco de ojo las cebollinas que viven en la residencia, la nota que manda la agencia EFE, viene de Nueva York y dice que:

“…el hijo de Bernice Youngblood, residente del centro de 85 años de edad y con deterioro cognitivo como resultado del Alzheimer, se dio cuenta de que la clínica había contratado a un ‘stripper’ para los ancianos cuando el pasado mes de enero descubrió una fotografía de su madre. En la imagen aparecía un musculoso joven ‘casi desnudo’ con unos ‘pequeños’ calzoncillos que entrelazaba sus piernas con las de su madre mientras esta introduce unos billetes en la ropa interior del joven. Además, en la fotografía aparecen otros residentes de la clínica, como una mujer que se tapa la cara y otra que sonríe mientras mira el espectáculo. ‘Todos los agentes y empleados tenían la obligación de proteger y cuidar a los pacientes encargándose de su salud física, mental y emocional y del bienestar de los pacientes bajo su supervisión’, consta en la denuncia de la familia Youngblood.

En la instantánea, la anciana, que firma y ratifica la veracidad de lo que se dice en la denuncia, tiene billetes en su mano cuando no está permitido que los residentes de la clínica puedan disponer de efectivo. La denuncia afirma que el contrato del ‘stripper’ se hizo bajo el ‘perverso placer y disfrute de los empleados’ a sabiendas de que ‘los pacientes no tenían la capacidad física y mental para consentir actos viles’. El hijo de Youngblood intentó hablar con el personal de la clínica para aclarar la situación, sin embargo, muchos de los empleados no respondieron a sus preguntas sobre la fotografía y una enfermera le explicó que era un evento de ‘entretenimiento’ hecho con ‘buena fe’, tal y como se reconoce en la denuncia. No se conoce con exactitud el momento en el que se tomó la fotografía ni quién fue el encargado de hacerla”.

Hasta aquí llega la nota, pero creo que se están pasando de lanza, porque si las viejitas lo estaban disfrutando, pos chido, el fin de la vida no tiene que ser a fuerzas amargoso, igual entrega uno el equipo con cara de traer uno atravesado, que muriéndose de la risa ¡Óoooorale!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5