×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
24 Octubre 2010 04:08:15
A la conquista del PRI
Al profesor Humberto Moreira Valdés nada más le faltan dos gobernadores de convencer para cerrar el círculo y llegar a la contienda interna por la dirigencia nacional del PRI con el respaldo unánime de sus iguales.

Sin incluirlo, el Partido Revolucionario Institucional tiene 19 gobernadores en el país, 17 de los cuales han respaldado su aspiración para convertirse en el relevo de la tlaxcalteca Beatriz Paredes Rangel.

Moreira quiere dirigir el tricolor para tratar de llevarlo de nuevo a Los Pinos, luego de que hace 10 años el panismo de Vicente Fox lo sacó de la Residencia Oficial, pero el hecho de que el coahuilense llegue a la contienda interna con el respaldo de sus compañeros no sólo le significaría el triunfo, sino también daría signos claros de la unidad que al PRI le resulta indispensable para recuperar la Presidencia de México.

En la carrera por el liderazgo priísta, el coahuilense lleva la delantera. Hace unas semanas sorprendió a propios y extraños al anunciar su precandidatura, y sumó adeptos de inmediato al pronunciarse por que el próximo dirigente nacional del PRI no aproveche ese puesto para garantizar una curul en el Congreso de la Unión.

A poco más de un mes de que se conozcan las bases de la elección interna del PRI, el profesor va ganando terreno entre los consejeros nacionales y, como decíamos, tiene el espaldarazo mayoritario de sus compañeros, pero todavía le faltan dos, a quienes tratará de conquistar en las siguientes semanas.


PRIMERA LLAMADA… PRIMERA:

Huevos tirados, bombas de mantequilla y un lechero, fue el platillo que este sábado eligieron los gobernadores de Coahuila y Veracruz para desayunar en el tradicional “Gran Café de La Parroquia” en el citado puerto.

Tras una charla amena, Humberto Moreira Valdés y su anfitrión Fidel Herrera Beltrán se trasladaron en taxi del restaurante al lugar del evento, donde el coahuilense entregó a su homólogo los víveres recolectados en la entidad para apoyar a los veracruzanos que resultaron afectados por las últimas lluvias.

Después vino la reunión privada donde ambos mandatarios deliberaron sobre el futuro que le espera al PRI a la vuelta del siguiente año.

Humberto Moreira dijo en la semana que trabajaría por conquistar a los dos mandatarios estatales, que si bien no están en contra de la posibilidad de que se convierta en presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, tampoco le han manifestado apoyo.

Por lo pronto, este sábado ya se reunió con uno de ellos y, por lo visto, el coahuilense regresará de Veracruz con buenas noticias para su proyecto político, de tal forma que sólo le faltaría enfocar la estrategia de conquista hacia Chihuahua, donde gobierna César Duarte Jáquez.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA:

El Gobernador de Coahuila se está preparando para adaptarse a las condiciones que estarán vigentes en el desarrollo de la contienda para renovar la dirigencia priísta.

En el mejor de los casos para el tricolor, la convocatoria para los comicios podría establecer la necesidad de una candidatura de unidad, en la que el coahuilense lleva mano por ser el aspirante mejor posicionado al interior y al exterior del partido.

Pero la decisión de quién será el próximo líder priísta en el país la podría tomar el Consejo Político Nacional, con cuyos integrantes Moreira ha ido hablando en las últimas semanas, a fin de plantearles lo que sería su plataforma de trabajo y las expectativas que tiene para el futuro inmediato y mediato del tricolor.

La otra posibilidad es que la renovación de la dirigencia nacional tricolor sea por consulta abierta a los militantes, aunque ésta brinca como la alternativa menos conveniente para el PRI debido al desgaste interno implícito.

Pero en cualquiera de las tres alternativas, quien pretenda tomar el liderazgo del tricolor necesita la solidaridad manifiesta de los mandatarios estatales, quienes, como es lógico presumir, influyen en los consejeros nacionales y en la estructura territorial de ese partido.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS:

Los comicios internos del PRI se realizarán en febrero y el nuevo presidente nacional asumirá en el cargo el 4 de marzo, fecha en que el tricolor está de aniversario.

Por ello, el Gobernador de Coahuila tiene marcados los tiempos, pues en enero se estaría separando de su actual responsabilidad pública para de inmediato recorrer el país como parte de la campaña interna.

Moreira espera la convocatoria para aplicarse de lleno en la tarea promocional y anunciar en público los respaldos que tiene en el país, pero por lo pronto se pueden anticipar los nombres de los mandatarios que han dado visto bueno a su aspiración.

Es el caso de Fernando Ortega Bernés, de Campeche; Mario Anguiano Moreno, de Colima, Jorge Herrera Caldera, Durango; Miguel Ángel Osorio Chong, Hidalgo; Enrique Peña Nieto, Estado de México; Ney González Sánchez, Nayarit; Rodrigo Medina de la Cruz, Nuevo León y Ulises Ruiz Ortiz, de Oaxaca.

Mario Marín Torres, de Puebla; José Eduardo Calzada Ruvirosa, Querétaro; Félix González Canto, Quintana Roo; Fernando Toranzo Fernández, San Luis Potosí; Jesús Alberto Aguilar Padilla, Sinaloa; Andrés Granier Melo, Tabasco; Eugenio Hernández Flores, Tamaulipas; Ivonne Ortega Pacheco, Yucatán y Miguel Alonso Reyes, de Zacatecas.

SE CIERRA EL TELÓN:

En breve, el Congreso del Estado deberá modificar el Artículo 25 del Código Electoral de la entidad, donde se establece que para participar en las elecciones de Coahuila, los partidos políticos con registro nacional deben tener por lo menos 10 comités directivos municipales.

Lo anterior fue la única medida que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación avalaron tras las 10 impugnaciones que el bloque opositor integrado por los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y del Trabajo presentó en contra de la reforma electoral que el Legislativo hizo en junio pasado.

La máxima Corte en México consideró que el requisito para los partidos nacionales debe ser similar al que tienen los organismos estatales, que están obligados a mantener cinco comités.

Sin embargo, los ministros echaron abajo el resto de los aspectos promovidos en el juicio de inconstitucionalidad, como la reducción de 20 a 16 en el número de diputados locales de mayoría relativa y de 11 a 9 en el caso de los legisladores de representación proporcional.

Los ministros consideraron como irracional que el bloque opositor haya pretendido establecer un suplente para los presidentes municipales al momento de registrar una planilla, y también desestimaron las quejas por la creación de una Contraloría Interna dentro del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado.

El bloque PAN-PRD-PT tampoco tuvo éxito al pretender que la legislación estatal obligara al Instituto Electoral a financiar la capacitación de sus militantes y dirigentes y a conseguir financiamiento privado por un margen superior al ahora permitido, que es del 50% respecto al financiamiento público.

Los togados también desecharon la queja por la reducción de 4 a 3 días en el plazo que los partidos tienen para presentar impugnaciones sobre el cómputo electoral y por el lapso de casi dos meses, entre marzo y abril del 2011, que los candidatos electos deberán esperar antes de iniciar campaña, y validaron los artículos 192 y 194 del Código Electoral donde se indica que en una candidatura común los votos emitidos en una misma boleta para más de uno de los partidos participantes, se contabilizarán para el candidato.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5