×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
21 Noviembre 2010 05:07:59
A la guerra sin fusil
El Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, está decidido a mantener su política de combate al crimen organizado con el Ejército Mexicano en las calles del país, pero frente a esto su propio gobierno rechazó una propuesta del Legislativo federal para elevar la asignación de recursos a dependencias como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El Gobierno federal está convencido de que con la ayuda de los militares los problemas de inseguridad se van a resolver en estados como Chihuahua y Tamaulipas, donde la violencia ha tomado niveles insospechados, en los que los muertos por la ola de violencia se contabilizan por miles.

Pero en la más absoluta incongruencia, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) consideró inconveniente elevar a 13 mil millones de pesos el presupuesto de gasto para la Sedena, con lo cual se podrían haber habilitado batallones completos del Ejército Mexicano para intensificar el combate a la violencia.


PRIMERA LLAMADA… PRIMERA…

El planteamiento para elevar la asignación presupuestal a la Sedena no salió de la propia dependencia, sino de la Comisión de la Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, encabezada por el priísta Ardelio Vargas Fosado, quien como militar en activo se desempeñó como director de Investigación del Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen) y comisionado de la Policía Federal.

Debido a que la propuesta fue diseñada en el Congreso era implícito el respaldo del Legislativo a la tan cuestionada política anticrimen de Calderón, en el Gobierno federal no midieron la ventaja y decidieron rechazar la iniciativa, por lo que los militares deberán seguir en guerra y sin los implementos indispensables para tener éxito en sus batallas.

Con más de 30 mil muertes violentas desde que el presidente Felipe Calderón Hinojosa inició su llamada guerra contra el narcotráfico, la administración federal defiende la estrategia policiaco-militar con el argumento de que es el único método de regresar la tranquilidad a los ciudadanos y que la confrontación con la delincuencia organizada era indispensable para terminar con años de impunidad.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA…

Cada día que transcurre son más los mexicanos que reprueban la estrategia de Calderón contra la delincuencia, pues lejos de aminorar o al menos estabilizarse, los secuestros, ejecuciones y extorsiones van en aumento.

También se incrementa el desgaste del tejido social, pues a la inseguridad debe sumarse el desempleo y la falta de oportunidades educativas, laborales y de desarrollo para miles de jóvenes, que al delinquir encuentran el refugio que les hace falta, por más efímero, pasajero y peligroso que éste sea.

Hay muchos jóvenes que prefieren malvivir el tiempo que la policía, el Ejército o los del grupo contrario les permitan antes de arrestarlos o ejecutarlos, a esperar a que el Gobierno federal les proporcione opciones de vida.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS…

Con los 13 mil millones de pesos para el presupuesto a la Sedena que la SHCP no quiso otorgar se iban a crear ocho batallones con 10 mil efectivos, que se sumarían al combate a la delincuencia que ya se realiza.

La Sedena necesitaba más dinero para estar en condiciones de contratar más personal, mejorar los ingresos de la tropa y oficiales, rehabilitar pistas, reponer los chalecos blindados cuya eficiencia caduca, adquirir armamento más eficaz para combatir tanto en la zona urbana como en la rural; comprar municiones, reparar armamento y vehículos y mejorar las condiciones de vida de los miles de militares que a diario se juegan la vida al estar inmersos en la guerra que Calderón inició hace cuatro años.

INTERMEDIO…

Es posible que sea hasta diciembre cuando Rubén Moreira Valdez se separe con licencia de la diputación federal que ocupa, pues una vez resuelto el tema de la asignación presupuestal para Coahuila, el legislador tiene el pendiente de terminar de estructurar y encaminar en el pleno del Congreso de la Unión una iniciativa de ley, que una vez consumada haga más eficiente el desempeño de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Como se ha dicho en otras funciones, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara de Diputados y líder estatal del Partido Revolucionario Institucional pretende separarse de su curul para dedicar su tiempo a la tarea partidista, toda vez que está en marcha el proceso de elecciones estatales.

Aunado a ello, sin responsabilidad pública de por medio, el también presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, quedaría en condiciones legales de participar como precandidato del PRI a la Gubernatura del estado, pues el Código Electoral de la entidad indica que los interesados en ese cargo deberán estar fuera de cualquier cargo administrativo o de elección popular a más tardar el 4 de enero.

Pero ésta no sería la única salida del grupo de diputados federales coahuilenses del PRI, pues el secretario de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, Miguel Ángel Riquelme Solís, podría ser llamado por el gobernador Humberto Moreira Valdés para hacerse cargo de la Secretaría de Desarrollo Regional de La Laguna.

Riquelme llegaría al cargo en sustitución de Antonio Juan-Marcos Villarreal, quien buscará convertirse en candidato a una diputación local y ocupar la curul que ya tuvo entre 2006 y 2008.

Además, con ese movimiento, el actual legislador federal se convertiría en motor fundamental para poner en marcha políticas públicas características del moreirismo, que hasta ahora el Ayuntamiento de Torreón, a cargo de Eduardo Olmos Castro, no ha encontrado la manera de articular.

Ayer mismo, el Gobernador confirmó lo que se había mencionado en este escenario respecto a la salida del tesorero general Víctor Zamora Rodríguez, y del titular de la Secretaría de Fomento Agropecuario, Román Alberto Cepeda González, quienes buscarán una nominación del PRI para convertirse en legisladores locales.

El Mandatario estatal también enteró sobre la renuncia de Samuel Rodríguez Martínez a la Secretaría de Educación y Cultura, pues lo acompañará en su trayecto al Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional.

CONTINUAMOS…

La SHCP consideró que la creación de ocho batallones del Ejército Mexicano no son necesarios, y optó por dejar el presupuesto de la Sedena en 50 mil 59 millones de pesos para el año siguiente, que con respecto a 2010 representa un aumento de 6 mil millones de pesos.

SE CIERRA EL TELÓN…

Finalmente los diputados de oposición en el Congreso estatal respaldaron la inquietud del grupo parlamentario del PRI para que el secretario de la Función Pública, Ismael Ramos Flores, no fuera incluido en la agenda de comparecencias para el desarrollo de la glosa del Quinto Informe de actividades del gobernador Moreira.

La razón por la cual “Lito” Ramos no acudirá al Congreso tiene que ver con la poca información que estaría en condiciones de proporcionar a los legisladores, dado que la naturaleza de su cargo le impide hablar o anticipar juicios en torno a investigaciones administrativas que estarían en curso.

El acuerdo para excluir de las comparecencias a dicho funcionario se tomó en la Junta de Gobierno, que está integrada por Fernando de las Fuentes Hernández, del PRI; Carlos Ulises Orta, del PAN; Janeth Babún, del PRD, y Jesús Contreras Pacheco, de Primero Coahuila.

Con base en esto, la agenda para las comparecencias quedó como sigue: el miércoles 24 de noviembre a las 11:00 horas acudirá al Congreso el titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Jorge Torres López, y a las 17:00 harán lo propio los responsables de las secretarías de Salud, Desarrollo Regional de La Laguna y Medio Ambiente, respectivamente, Raymundo Verduzco Rosán, Antonio Juan-Marcos Villarreal y Juan Francisco Martínez Ávalos.

El jueves 25 a las 11:00 horas estarán en el Poder Legislativo los secretarios de Fomento Económico, Turismo y Fomento Agropecuario, Jorge Alanís Canales, José Luis Moreno Aguirre y Román Alberto Cepeda González, y a las 17:00, David Aguillón Rosales, como titular de la Secretaría de Gobierno.

El viernes 26 por la mañana comparecerá el fiscal general del Estado, Jesús Torres Charles, y a las 17:00 horas el Congreso del Estado sesionará para conocer la propuesta de presupuesto de gasto que el Gobierno del Estado hará para el siguiente año.

El planteamiento lo harán el titular del Sistema de Administración Tributaria del Estado de Coahuila (SATEC) y el de la Tesorería General, Víctor Zamora, y terminando la sesión se realizará la comparecencia de ambos, además de la del secretario de Obras Públicas, Jesús Ochoa Galindo.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5