×
Eduardo Brizio
Eduardo Brizio
ver +
El ex árbitro profesional conoce el comportamiento del futbolista dentro y fuera del campo de juego. Gusta de escribir de forma amena las innumerables anécdotas que su paso por el futbol profesional le ha dejado, claro, sin dejar a un lado la crítica y el comentario puntual cuando un tema polémico está en el aire. Siempre va en favor de la libertad de palabra y acción. Correo Electrónico: [email protected]

" Comentar Imprimir
03 Noviembre 2010 03:22:40
A ver comer helado
Ayer fue 2 de noviembre, día de asueto y los medios de comunicación especializados nos animaban a no perdernos el “partido del Chicharito”, cuando el Manchester United visitara, dentro de la Chamapions Ligue, al Bursaspor de Turquía. Y ahí nos tienen a los buenos aficionados, puntuales, encendiendo el televisor.

La tristeza cubrió el rostro de todos nosotros, cuando nos percatamos de que, en el 11 inicial, no aparecía el nombre del delantero mexicano. Las ilusiones se desvanecieron en el momento en que el escocés Fletcher puso arriba en el marcador a los Diablos Rojos; digo, porque si el juego seguía empatado, era probable que Alex Ferguson metiera a Javier Hernández para ver si podía, con esa buena estrella que siempre le ha acompañado, su rapidez mental y su olfato goleador, abrir el marcador; pero no ocurrió así, terminaron ganando el encuentro al son de 3 goles por 0 y nuestro paisano se limitó a calentar el ocote.

Si bien es cierto que “El Chicharito” ha conseguido ya seis tantos en los 12 partidos en que ha participado, incluyendo todas las competencias, no ha logrado convertirse en titular indiscutible.

Todos los mexicanos que queremos y amamos al futbol quisiéramos que ya en Inglaterra fuera considerado el astro que soñamos; pero, echando a volar la sinceridad, esto todavía no ha ocurrido, a pesar de que hay quienes afirman que el “trono” de Wayne Rooney, está siendo amenazado por el joven rompe redes tapatío.

Permítanme platicarles, estimados lectores de unos amigos, que cuando eran niños, tenían un tío que era muy pobre, algo así como el tío más pobre de Topo Gigio (Tojo giyo). Al no tener otra forma de divertirlos, el pariente para entretenerlos los invitaba a una nevería a “ver comer helado”. Sí, entendieron bien, desde una ventana limitarse a mirar cómo la gente, en una nevería pedía la nieve de su predilección y plácidamente la degustaba.

Esta situación siempre viene a mi mente cuando se habla de la “generación de oro”, de la gran cantidad de futbolistas mexicanos que han sido contratados en el viejo continente.

Efectivamente, no se habla de los mexicanos que están “jugando” en Europa, mucho menos de los que están “triunfando”; simplemente se dice: “los que han sido contratados por aquellos lares”.

Casi absolutamente todos, a excepción hecha por supuesto de Javier El Chicharito Hernández; por ahí, en una de esas de: Héctor Moreno, Carlos Salcido o Andrés Guardado, todos fueron a Europa… a “ver comer helado”.

Comentarios: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5