×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
15 Marzo 2019 04:00:00
Abren la puerta para la fundación del nuevo Estado mexicano
Una mayoría conformada por Morena, PT, PES, PVEM y tres diputados del PRI, dieron ayer al régimen alimentado por el PRI y por el PAN durante más de dos tercios de siglo un garrotazo en el lomo y lo han dejado muy mal herido. Y han abierto la puerta para la fundación de un nuevo Estado mexicano cuyo sello será la democracia participativa o directa.

PAN, PRI y lo que queda del PRD respingaron con la desesperación que da el saber que en ello les va la vida. Y se han puesto a despotricar contra la revocación del Mandato y la Consulta Popular, dos nuevas figuras de participación política que terminarán con el reinado de esa figura de participación política falsa e hipócrita conocida como democracia representativa, que durante décadas sólo sirvió para atar de pies y manos a la población, haciéndole creer que eso es democracia y que así, a través de representantes en el Congreso, es suficiente para participar en las cosas públicas del país.

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó ayer una reforma histórica a los artículos 35, 36, 41, 73, 81, 99, 116 y 122 constitucionales en materia de consulta popular y revocación de mandato.

No fue para menos. PAN y PRI tomaron la tribuna y obligaban a un receso. Pero era imposible detener la marcha de la reforma, porque Morena, PT, PVEM, PES y los diputados del PRI Rubén Moreira Valdez, Martha Garay y Fernando de las Fuentes votaron en pro, sumando 328 votos, suficientes para conseguir los dos tercios de votación (del conjunto de diputados que habían pasado lista) colegiada requerida para una reforma constitucional.

La diputada del PT María del Carmen Bernal Martínez, justificó: “Con la aprobación del presente decreto sin lugar a dudas estamos estableciendo el acto de fundación del nuevo Estado mexicano al regresar a la ciudadanía algo que de origen es suyo. Recordemos que el artículo 39 constitucional establece en el pueblo la titularidad de la soberanía, y que no hay mayor poder en el ejercicio de la misma que elegir o quitar a sus gobernantes.

“(También) estamos ciertos que este acto significa un auténtico parteaguas en la vida política institucional del país. Nunca más un gobernante que traicione el interés de la gente, que viole la Constitución o su arbitrio y que utilicen el poder conferido por la ciudadanía para que sus cercanos medren al amparo del poder público”.

Y remachaba: “Si el presidente de la República o los gobernantes de los estados y de la Ciudad de México no cumplen, el ciudadano tiene todo el derecho de revocarles el mandato”.

Argumento central de quienes se opusieron consistió en afirmar que esta reforma da pie para la reelección de Andrés Manuel López Obrador, porque la revocación de mandato ha propuesto Morena y aliados que se celebre en la elección federal intermedia. Panistas y priístas proponen que sea el 1 de diciembre. Así se evitaría que AMLO aparezca en la boleta electoral de los comicios intermedios de marras.

Todavía más: el PRI propuso que esta reforma entre en vigor en 2024, el otro sexenio, y no en éste, porque permitiría que Amlo aparezca en la elección intermedia. Y no lo dicen los priístas y panistas pero así como está de agigantado el tabasqueño, temen que ahora sí se encaminen al ostracismo total.

El PRI dijo en voz de María Alemán Muñoz Castillo: “Usar esta herramienta de manera distinta, no es más que la clara intención de llevar al presidente a la boleta electoral en la elección de diputados federales, intermedia a su mandato, con el objetivo de que si su aprobación sigue siendo positiva, esto abone a ganar espacios en la Cámara que le permitan mantener su mayoría, y como hasta ahora, hacer y deshacer a su antojo.

“Siendo así, el siguiente paso es la reelección. Y no se advierte que el pueblo mexicano quiera parecerse a Bolivia, a Ecuador o a Venezuela, como intentan ya eliminarlo de la memoria y del imaginario colectivo borrando cualquier frase que haga referencia a la no reelección”.

Dijo el PAN en voz de Marcos Aguilar Vega: “Por lo que hace a la figura de revocación del mandato, debemos tener prendidas todas las alertas. ¿Y por qué lo decimos? Porque los ejemplos son evidentes, se propuso la revocación de mandato en Venezuela y eso abrió la puerta a la ambición de Hugo Chávez para perpetuarse en el poder. Lo mismo ocurrió con Evo Morales, en Bolivia o con Ortega, en Nicaragua.

“Hoy, desde esta tribuna el PAN advierte los riesgos de aprobar la figura de revocación de mandato, como se observa en el dictamen”.

Tatiana Clouthier Carrillo clavó la pica en los morros del PRI y PAN: “Hoy puedo decir con orgullo que estamos regresando a la ciudadanía a donde debe encontrarse la democracia, que es el centro. Mediante este dictamen que ponemos a su consideración estamos ampliando los derechos políticos de los mexicanos y no estamos hablando de reelección, como lo quiere hacer creer el PRI y el PAN.

“Revocación quiere decir, procedimiento electoral mediante el cual los ciudadanos o electores pueden votar para cesar a un funcionario electo de su cargo público.

“Les recuerdo, señores diputados, que, si esto lo hubiéramos tenido antes, el propio presidente Enrique Peña Nieto no hubiera llevado al país al despeñadero.

“La democracia sana requiere del involucramiento constante de la ciudadanía para vigilar, para exigir, para participar y para ser tomada en cuenta”.

Priístas y panistas estaban que se los cargaba… (Continuará)
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5