×
Brozo el Payaso Tenebroso
Brozo el Payaso Tenebroso
ver +
Si tienen metro, arrieros somos.... Cualquier cosa relacionada con la columna. Ahi me encuentran regocijado en la "güev": [email protected]

" Comentar Imprimir
28 Enero 2014 04:00:29
¡Acciones son amores, no besos ni apachurrones!
¡Chamacos calenturientos, jijos de mi último descuido! Ustedes saben que yo siempre he sido un vil perro de la calle, y así, como los perros, ando detrás de cualquier hembra que esté disponible o ande en celo. Pero como dijo aquél gran filósofo; ‘Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa’. Todo este choro tan largo que les estoy introduciendo, no tiene que ver con las autodefensas en Michoacán, ni con el alza del Metro y el movimiento #posmesalto, ni con el cambio climático, ni con la legalización de la yerba santa, nel, tiene que ver con algo de lo que casi no se habla y que se está volviendo un problema choncho para el país, y estoy hablando de que se están quedando en Barcelona las chavas, o como mejor le dicen, el embarazo juvenil, y es que según pusieron en el informe ‘Maternidad en la Niñez del Fondo de Población de Naciones Unidas’, que salió hace poco, Mexicalpan de las Pitayas tiene el primer lugar entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, mejor conocida como la OCDE, en la cuestión de los embarazos en adolescentes y jóvenes de entre 15 y 19 años.

El informe explica que: “en países en desarrollo los embarazos en adolescentes son más probables entre niñas de hogares de ingresos más bajos, con niveles de educación más bajos y que viven en zonas rurales”, y pos clarín que visto desde ese lado no hay ni pa’ dónde darle porque por acántaros 3 de cada 4 escuincles de esas edades tiene alguna carencia social y son pobretones 21.4 millones de los 39.2 que viven en el terruño. Tambor se supo que “México tiene la tasa de natalidad más alta en adolescentes y jóvenes entre 15 y 19 años de edad: 64.2 por cada mil nacimientos; mientras que Suiza tiene la más baja, con 4.3” y clarín que hay muchos factores para andar en esos berenjenales; la pobreza generalizada, la aceptación del matrimonio infantil por parte de las comunidades y la familia, así como la falta de educación.

Y tan es así que: “Las niñas que permanecen en la escuela más tiempo son menos proclives a tener hijos, la educación prepara a las niñas para el trabajo y la subsistencia, mejora su autoestima y su posición en el hogar y en la comunidad, y les permite influir más en las decisiones que afectan su vida”. Agüelita mi café todo repercute en lo social hay muchos estudios de especialistas fregones que dicen que el embarazo en esa edad no sólo es una bronca de salud para ella y su chilpayate, sino que también hay consecuencias económicas para la madre, y que esa falta de billete implica menores oportunidades educativas o el abandono total de sus estudios, cosas que a su vez contribuyen a generar un entorno de exclusión y de desigualdad de género.

La Secretaría de Educación Pública echó a andar desde el 2004 el ‘Programa de Becas de Apoyo a la Educación Básica de Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas’, mejor conocido como ‘Promajoven’. En la ‘Encuesta Nacional de Salud y Nutrición’ de 2006 se reportó que la tasa de embarazo en niñas y adolescentes de entre 12 y 19 años fue de 79 por cada mil y por su parte, el censo de 2010 del INEGI estimó que uno de cada seis nacimientos acontece en jóvenes de 15 a 19 años (16.1%) siendo el Estado de México, Chiapas, Veracruz, Jalisco y Puebla, las entidades con mayor concentración de adolescentes en condiciones de maternidad; asimismo, los datos que el Banco Mundial dio a conocer en el 2009, señalan que para ese año, por cada mil mujeres adolescentes en el país, existían 69 embarazadas o que habían tenido un hijo. Así que datos no faltan, falta educación porque ¿Cuál es la diferencia entre una adolescente mexicana y una suiza? Me cai que tienen lo mismo y le ponen igual, la diferencia es el conocimiento y la prevención. ¡Óoooorale!

Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5