×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
05 Septiembre 2019 04:02:00
Adame, el panista que quiere Morena
La de anoche fue una muy larga noche en San Lázaro. Las diferencias internas entre los panistas impidieron que ayer mismo se votara y aprobara a Marco Antonio Adame como nuevo presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, luego de que la mayoría de Morena y sus aliados del PT, PES y PVEM le dieran el visto bueno a la propuesta del exgobernador de Morelos y actual vicepresidente de la Cámara, con cuyo nombre incluso transitaban el PRI y MC.

El problema es que en el CEN panista de Marko Cortés no querían ceder a las presiones de Morena, que rechazó ayer en dos ocasiones las propuestas enviadas por la dirigencia nacional, que por estatutos es la encargada de proponer los nombres de los diputados panistas que van a encabezar la Mesa Directiva el próximo año. La primera propuesta, con Laura Rojas como presidenta, fue rechazada porque los morenistas impugnaron al diputado panista Ricardo Villarreal, “El Chícharo”, para la vicepresidencia, a quien acusaron de estar vinculado al escándalo de los “moches” en la legislatura 58, cuando él y su hermano, Luis Alberto Villarreal, fueron acusados de pedir comisiones a alcaldes a cambio de asignarles recursos del presupuesto para obras. Luego, en un segundo intento, el PAN sacó a Villarreal y metió a Adolfo Torres, que también fue rechazado por Morena.

Fue entonces, ya por la tarde, cuando en la Junta de Coordinación Política, que preside el morenista Mario Delgado, se puso sobre la mesa el nombre de Marco Adame para la presidencia y Morena aceptó de inmediato, igual que lo hicieron PRI, MC, PT y PVEM. Pero el problema vino cuando el coordinador de la bancada blanquiazul, Juan Carlos Romero Hicks, pidió el aval del CEN del PAN para que Adame encabezara la propuesta y en la dirigencia nacional se trabara la propuesta. Aunque en la bancada había acuerdo, en la cúpula panista se oponían a que fuera desde Morena donde se “sugiriera” o se “impusiera” a quién debían proponer los panistas, además de que el nombre del exgobernador de Morelos y actual vicecoordinador de la Mesa Directiva no tenía el consenso de todos los miembros del CEN.

Hasta pasada la media noche los contactos, las llamadas y las reuniones seguían entre San Lázaro y la sede nacional del PAN en la colonia Del Valle para definir la composición de la nueva planilla que será presentada hoy jueves en la sesión de las 11 de la mañana. Además del nombre de Marco Adame, también se buscaba consensuar la otra propuesta del PAN para la vicepresidencia y varios nombres más de panistas, a lo largo de los cabildeos de anoche fueron rechazados por Morena.

“No es posible que Morena pretenda decirnos quién sí y quién no podemos proponer en el PAN. Eso es como meterse en la vida interna del panismo; la decisión de a quién proponemos para la Mesa es exclusiva de la dirigencia del PAN y de sus diputados, no de Morena ni de sus dirigentes o coordinadores”, decía anoche una fuente del CEN blanquiazul, que confirmaba que la negociación seguiría “a morir” durante toda la noche. Veremos si en el transcurso de la madrugada o esta mañana hay “humo blanco” y se evita una crisis constitucional en la Cámara de Diputados con la designación de la nueva mesa directiva que, todo indicaba anoche, sería encabezada por el panista Marco Adame.

NOTAS INDISCRETAS…No cabe duda de que, si se trata de pasar a la historia, Porfirio Muñoz Ledo lo está logrando. Primero con su gesto político con el que se desistió de ocupar la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, pero luego con su expresión de ayer que lo confirma como figura polémica de la política. “Revise el reloj, porque está marcando progresivamente. Cuando es una ley antigua, los transitorios son desmesurados y contradictorios, hasta los aparatos se sonrojan”, dijo Porfirio ante el micrófono llamando la atención de diputados. Luego, sin tomar en cuenta que el micrófono seguía abierto, se volteó hacia su compañera Dolores Padierna y soltó en voz baja, pero en un muy claro francés que registró no solo el micrófono sino el video que grababa la sesión: “Chinguen a su madre, qué manera de legislar”.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65