×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
08 Marzo 2019 03:36:00
¡Adios Ople!
En próximos días, la bancada de Morena en el Congreso de la Unión, presentará a través de su diputado Sergio Carlos Gutiérrez, un proyecto de decreto por medio del cual se buscará reformar los artículos 40, 41, 99, 116, 122 Y 134 de la Constitución política de México, lo anterior a fin de dar continuidad a la tan proclamada política de austeridad, solo que ahora dirigida al rubro de lo
electoral.

En la parte de la exposición de motivos de dicha iniciativa, quienes la proponen afirman que es posible tener procedimientos e instituciones electorales menos costosas, y que a la vez puedan seguir siendo, efectivas y confiables.

Así pues y en la justificación de la proposición, o lo que es lo mismo, en la parte del porqué, el texto de la propuesta se limita a responder con un simple, “porque la tendencia se dirige hacia que el gasto público debe ser lo más sobrio posible”.

Con tal respuesta y en la búsqueda del cómo lograrlo, es decir, la manera en que pudiera disminuirse la inversión tan grande que se hace en las instituciones encargadas de garantizar procesos electorales, pero sin menguar la calidad de la democracia, en la iniciativa se encuentra que tal cuestionamiento se salva con la intención de suprimir o desaparecer a los Organismos Públicos Locales, también conocidos como Oples, lo que incluye por supuesto, a nuestro celebre IEC o también conocido como Instituto Electoral de Coahuila.

Así pues, con dicha reforma, se propone trasladar en su totalidad la función del organismo estatal al nacional, o sea que, lo que los organismos electorales locales hacían como lo era la organización de los comicios estatales y municipales, ahora lo deberá hacer el Instituto Nacional Electoral, a través de un consejo local conformado por personas escogidas desde el Congreso de la Unión; lo anterior con el fin de no trastocar el federalismo en la función electoral, según se allí se dice.

otra de las ventajas que esta propuesta ve, lo es que estos consejos locales desaparecerán y aparecerán según el calendario de elecciones, es decir, que solo cuando haya elecciones en el estado se conformaran estos consejos locales electorales, dado que según advierten, el actual consejo del Instituto Electoral de Coahuila, pasa por tiempos de descanso muy costosos para la nación.

Y es que los de Morena dicen que desde la reforma política electoral del año 2014, los Oples han erogado una cantidad mayor a lo que gastaban los institutos electorales locales, esto a pesar de haberse reducido considerablemente sus funciones.

Hasta aquí todo parece entendible y aceptable, sin embargo lo que “los del poder” olvidan, o bien, ya poco les interesa es que, ya existe en comisiones, otra iniciativa ingresada desde diciembre por el diputado Pablo Gómez, en la cual se propuso una reducción importante de personal y de presupuesto al Instituto Nacional Electoral, además de obligarle a fusionar direcciones y vocalías de organización y capacitación en absolutamente toda su
estructura.

En resumen, el riesgo es inminente, y es que de darse ambas reformas, la carga de trabajo que se le impondría a un solo Instituto haría de su operación una verdadera misión imposible, y desde luego, la afectación a su eficacia seria innegable. O lo que es lo mismo, la democracia cara aún se sigue necesitando en México. O ¿quién piensa distinto?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5