×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
30 Enero 2019 03:31:00
Ahora los medicamentos
Recordemos lo que dijo en campaña el ahora señor Presidente: “Váyanse acostumbrando”. Pero qué necesidad de estar molestando a la población y más todos los días al dar una rueda de prensa. ¡Todos los días, todos los días! Inclusive hay gente que ya ni lo escucha, pero ahora súmenle ustedes, mis queridos lectores, el desabasto de medicamentos, pese a que en algunas regiones del país persiste la escasez de gasolina.

La Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica empezó a hacer llamados de auxilio que nadie escucha porque no les conviene, sino que lo quieren utilizar para que exista desabasto de medicamentos para que después llegue su redentor o salvador, el Presidente de la República, ya que desde principios de año López Obrador “NO HA PERMITIDO LA IMPORTACIÓN DE MATERIAS PRIMAS PARA LA ELABORACIÓN DE DIVERSOS MEDICAMENTOS”.

Lleva dos meses en el Gobierno y generalmente cuando haces un pedido de estas materias primas no te las surten inmediatamente, sino que tardan aproximadamente 45 días en surtir, aparte de la elaboración y la distribución.

Estamos hablando de que si hoy miércoles 30 de enero me surtieran la materia prima, yo estaría entregando el producto el 4 o 5 de abril, si bien nos va y si hay gasolina, porque todos los laboratorios en su mayoría están en Guadalajara, Jalisco, y otros en Nuevo León.

Pero qué necesidad de llegar a esto, ya que los inventarios están a punto de agotarse y esto va a imposibilitar cubrir las entregas programadas de los primeros seis meses del año al Sector Salud. Se preguntarán ustedes: ¿cuál es la razón de esto? Bueno, ya lo mencionamos anteriormente: quiere ser el salvador al poner los medicamentos al alcance de todos. Existen varias sales que requieren autorización del Gobierno, es decir, de la Cofepris. Está bien, pero ¿para todas? ¡No se vale! Existen algunas que pueden usarse para producir drogas sintéticas y es por eso que pararon todo, pero dentro de Cofepris no hay quien firme dichas autorizaciones en proceso, por lo que tampoco sabemos qué pasará con esta dependencia: si se queda o desaparece. Así que aquellos que necesitan medicamentos por su enfermedad vayan abasteciéndose y aquellos lectores que nos leen, pues avísenle a los amigos que tienen algún padecimiento crónico.

¡Qué mal! Pero no solamente son los medicamentos, también en los libros gratuitos de texto que se reparten en primaria y secundaria hubo un recorte de casi 400 millones de pesos, por lo que no se van a poder imprimir todos los libros que se necesitarán en el próximo ciclo escolar 2020-2021.

Y sigue con las suyas: también al Instituto Nacional para la Educación de los Adultos le van a cancelar varios programas y el más importante: alfabetización de los adultos indígenas en el sureste del país.

La gente lo que quiere es algo de educación para que puedan seguir adelante -enséñales a pescar y no les des el pescado- y ahora les corta las esperanzas de poder aprender a leer y escribir y de conocer las sumas y las restas.

Les quiere poner un Tren Maya, los quiere poner a sembrar árboles maderables, les quiere poner una refinería y no les quiere enseñar a leer y ni a escribir. ¡Que alguien me explique! Es un retroceso para esas regiones que aportan el mayor porcentaje del analfabetismo en México.

También nuestro Presidente está cancelando por lo menos 14 encuestas nacionales o censos que son importantes para la toma de decisiones y saber qué está pasando en nuestro país, pues él dirá que tiene los números sin ningún sustento estadístico o de prueba de campo.

Total, parece como si fueran cinco años de Gobierno en tan sólo dos meses, lo más inverosímil del caso es que López Obrador quiera dar 8 mil pesos a todas las familias huachicoleras que viven cerca de los ductos, como una beca mensual para que no roben.

Le digo al señor Presidente que con sus 8 mil pesos mensuales van a seguir robando huachicol, todo lo quiere solucionar con entregar dinero de todos los que pagamos impuestos y no quiere aplicar la ley. ¿Cómo es posible esto? Ni con el dinero que le va a dar a los ninis, el de los huachicoleros, lo que les va a dar las familias y el de los que obstruyen el tren, ni con todo eso le va a alcanzar para comprar los medicamentos que no va a haber. ¿Ustedes qué piensan?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5