×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
06 Enero 2019 04:02:00
Al empezar el 2019…

MIS QUERIDOS AMIGOS: quiero empezar agradeciendo a DIOS POR MI VIDA, por la de mis hijas,mis padres, hermanos, cuñados, sobrinos y amigos queridos que han estado en este año a mi lado.

Por quienes amé, y amo, y ya no están. Agradecer por ustedes mis queridos amigos lectores, que me han motivado y bendecido para queles comparta cada domingo esta columna SANANDO DESDE EL ALMA, que realmente disfruto mucho y que me ha dado muchas satisfacciones y buenos amigos, así como pacientes que me honran
con su confianza para acompañarlos en su proceso de sanación del alma. ¿Cómo no agradecer a Dios y a ustedes por este, para mí, bello regalo: COMPARTIR.?

Hay algo que jamás cambiará en el mundo: EL AMOR, ese motor que mueve al mundo, lo que se siente en el alma, que a veces hasta sentimos que nuestro pecho va a explotar cuando se ama tanto, hablo de ese amor divino que el Espíritu Santo nos regala, ese fuego que quema y alienta a darlo todo por nada a veces, sólo porque se ama y nada más, ese amor incondicional.

Cuando hablo de amor, me viene a la mente el tan necesario perdón que también todos en algún momento debiéramos otorgar, primero a sí mismos, y luego hacia los demás. Somos imperfectos y a la vez tan perfectos, pero el egoísmo, la soberbia y el orgullo, el ego, nos llevan por caminos escabrosos que nos alejan de lo más amado.

Esos malos entendidos, esa falta de comunicación asertiva que debemos tener todos, esa virtud de la paciencia, del respeto, de ser considerados y flexibles cuando las cosas no son como lo deseamos. Amigos todos, seamos más tolerantes por favor, así como hay personas a las que tal vez la vida no les ha sonreído, o tal vez muy poco, si a ti Dios y tu esfuerzo te ha premiado con bienes materiales, y espirituales, que es lo más bello, compartamos cada uno lo que tenemos, sí tienes una bella sonrisa, por favor regálala día con día, recuerda que es gratis y medicinal, regalemos abrazos con verdadero amor.

Te com parto lo que me vaya saliendo del alma, y si te hace sentido, puedes decírselo tú también a Dios: Dios mío, cual magnífico eres , que has pensado en todo al hacernos a tu semejanza, padre misericordioso y bueno, me llena de emoción poder tener la oportunidad de la vida, del vivir y de compartir con ustedes mi sentir de ese amor que Dios me prove ede una manera que me es difícil de explicarlo, compartir nuestros dones divinos que se nos ha dado por añadidura al momento de nuestro nacimiento y para los católicos hasta el Bautismo.

Para Dios no ha y religiones , todos son sus hijos, las religiones las hizo el hombre para sus intereses particulares o de gobiernos. Es mi sentir, la vida me ha enseñado a decir lo que pienso, y sin filtros, bueno o malo, empezaríamos con los asegunes, lo que me interesa dejar muy en claro, que no importa qué religión tengas, hay valores universales como el amor y el respeto, esto va de la mano, quisiera pedirles, que vean dentro de ustedes, sí, ahí en su pecho, cierren sus ojos, y mírense con esa mirada tierna, llena de amor, de compasión por los momentos de flaqueza, de falta de

fe, de desmotivación, de desgano, por eso que dejamos de hacer y que amábamos hacerlo, cuando dejamos de ayudar a alguien por soberbios, y falta de amor al prójimo, de toda esa comida que desperdiciamos

en la casa y que otros pudieron haber aprovechado, porque en el mundo se sigue muriendo de hambre, y tal vez he tenido en abundancia y he olvidado compartir, perdón Señor mío, hoy termina un año más de mi vida, y quiero pedir perdón, y perdonarme.

También aceptar el perdón de quienes me lo soliciten, y si no fuera así, de todos modos por mi salud, perdono desde mi alma, pues es de almas grandes reconocer cuando estamos equivocados, y solicitar el perdón. Eso no humilla a nadie, al contrario, lo enlátese ante nuestro padre Dios. Este año en lo personal he tenido logros que me llenan de satisfacción, y voy por más, soy única e irrepetible como cada uno de ustedes.

Dios te amo , me amo , y amo. Gracias infinitas por todo: por esos dolores que creí que mi vida se iba, y que tú con esa ternura de padre amoroso me haces sentir. Gracias por lo que no pudo ser, porque sé

que no era bueno para mí, tú mejor que nadie sabe mis necesidades del alma y del cuerpo, de la vida. Dame salud plena, no te alejes de mi alma, sígueme alentando para ser mejor persona de la que hoy soy, quiero seguir perfeccionándome, no para enaltecerme, sino para compartir y ayudar a quienes tú me has mandado Señor.

Desde mi cálido hogar , la casa de mis amados padres, con mi bebida, un clamato que me hizo tan rico mi sobrino querido Saúl, aquí frente a la chimenea que hace de posada al Nacimiento que cada año mi mamá decora con tanto amor para nosotros.

Les deseo una cena de fin de año llena de paz y armonía, que todos hagamos lo necesario para seguir con salud. Y una recomendación: por favor no dejemos calentadores, estufas, prendidas, que pongan en riesgo nuestras vidas y las de los nuestros. Pidan posada en algún otro hogar, abríguense bien, no se vayan a quedar dormidos para siempre en el sueño eterno. Aunque decía mi amada abuelita que pretextos quiere la muerte. Cada uno tiene su misión y su tiempo terrenal.

Aprovecho para agrade certantocariño y festejos por motivo de mi cumpleaños pasado, estuve muy feliz y bendecida. Y vamos por el tostón, primero Dios, pidan por mí que yo pido por ustedes.

Les dejo mi cariño, abrazo fraterno y buenos deseos de prosperidad y paz. Su amiga Verónica, hasta la próxima, Diosito por delante.




Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65