×
Lorena Carrillo
Lorena Carrillo
ver +

" Comentar Imprimir
01 Marzo 2020 04:00:00
Alas sobre Piedras Negras
Escuchar Nota
El vuelo de Aeromar llegó a tiempo a Piedras Negras y con pocos pasajeros, los cuales fueron recibidos por familiares y amigos en la sala de espera.

Ahí hubo besos, abrazos, contacto físico y mucho amor, pero también hubo riesgo, porque el Coronavirus sigue avanzando y las medidas preventivas dejan mucho que desear o cuando menos así lo hacen ver los últimos acontecimientos y los dichos de los pasajeros que dan cuenta de que en la Ciudad de México no hay quien vigile si algún viajero presenta síntomas de enfermedad.

La enfermedad avanza, ya no solo se encuentra en México, sino que ha llegado a Coahuila y seguramente por el Aeropuerto Internacional, Piedras Negras llegará en algún momento alguna persona infectada por el virus o bien que estuvo en contacto con algún enfermo o con algo que haya tocado alguien con infección.

Lo que están haciendo en el aeropuerto parece un juego de niños no una medida preventiva. El jefe de la Jurisdicción Sanitaria implementó el módulo, pero no hay quien supervise el trabajo del personal que acude, cuando acude, a la terminal aérea a la hora de la operación del vuelo de Aeromar.

Los médicos no cuentan con termómetros digitales para revisar la temperatura de los pasajeros, es más ni siquiera se acercan a ellos, solo esperan en su mesa, que por cierto ayer estuvo vacía seguramente porque los virus no viajan en fin de semana y si algún viajero se acerca le piden sus datos y le dan un tríptico.

Por los aeropuertos han llegado las personas infectadas y ni en la Ciudad de México ni en Piedras Negras hay un verdadero filtro que permita detectar a alguna persona con síntomas similares o reales de coronavirus.


Trabajo

La auditora García llegó a Piedras Negras por parte de la empresa Price para hacer una auditoría en una empresa de la localidad.

A su llegada a la ciudad, la señorita García comentó que viene a la empresa cartonera para realizar la auditoría junto con algunos compañeros con los que forma el equipo que trabajará en los siguientes días.


Bienvenidos

Alas sobre Piedras Negras da la bienvenida a Guadalupe Espinoza y su esposo que a partir de ayer residen en esta ciudad por tiempo indefinido.

La señora Espinoza comentó que por cuestiones laborales de su esposo, se tuvo que hacer el cambio de residencia.

El empleo del jefe de la familia los ha hecho cambiar en varias ocasiones de residencia, ya que el matrimonio es de Guanajuato y estuvieron residiendo en Mexicali por tres años y ahora les toca vivir en esta frontera, donde seguramente encontrarán gente amable que les de la mano mientras se ambientan al modo de vida de esta ciudad.
Imprimir
COMENTARIOS