×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
04 Septiembre 2019 04:06:00
Alianzas futuristas
Los partidos de oposición siguen choqueados tras haber pasado sobre ellos la aplanadora de Morena. Más de un año después de las elecciones, la apuesta del PRI, el PAN y el PRD parece ser por el desgaste de Andrés Manuel López Obrador, el cual, hasta el noveno mes de su gestión, no se ha producido, de acuerdo con las encuestas previas al primer informe. Metafóricamente, las oposiciones observan desde las gradas un partido amistoso de tenis en pista de arcilla cuyos jugadores son el Presidente y el Congreso; y el juez de silla, también el Presidente.

La inmovilidad puede pasarles factura en las elecciones intermedias cuando se renovará la Cámara de Diputados en la que Morena, sin aliados, ocupa 259 asientos (51.8%), el PAN 78 (15.6%), el PRI 47 (9.4%), Movimiento Ciudadano 28 (5.6%) y el PRD 11 (2.2%). Cuando AMLO perdía una elección -para gobernador o para presidente- al día siguiente ya estaba en campaña. Los bloqueos en Tabasco y en Ciudad de México por los fraudes -reales o supuestos- se utilizaron para colgarle la etiqueta de ser «un peligro para México», pero al final dieron resultados.

El PRD, que en dos elecciones presidenciales consecutivas se situó como la segunda fuerza electoral, en ambas con AMLO como candidato, ha dado hasta hoy el paso más audaz para salir del marasmo. Tras la fuga masiva de militantes, cifrada en 4 millones, el partido del sol azteca no tenía otra opción que afrontar la realidad o morir de inanición en las urnas. En esa lógica, Plataforma Futuro 21, una especie de PRD reciclado, puede darle un respiro; incluso ese podría ser su nuevo nombre.

Las cabezas visibles de Futuro 21 son perredistas (Jesús Ortega, Rafael Acosta, Jesús Zambrano, Miguel Ángel Mancera y Carlos Navarrete), pero también figuran expriistas (José Narro y Beatriz Pagés) y el excandidato presidencial de Nueva Alianza Gabriel Quadri. La plataforma incorporó también a un puñado de organizaciones civiles para atraer el voto de ciudadanos sin partido. El país necesita una opción de izquierda para plantar cara a Morena. «Una nueva formación política debe ser progresista y tener en el centro de su interés a los más necesitados. (…) libertad, democracia y desarrollo van juntas o no funcionan», declaró Narro.

Movimiento Ciudadano (MC), desde el centro, trata de ocupar vacíos de la izquierda. En las presidenciales de 2006 y 2012, apoyó a AMLO, y en las del año pasado giró a la derecha con Ricardo Anaya. MC es la cuarta fuerza en la Cámara baja, después del PRI, y gobierna uno de los estados más fuertes del país (Jalisco) al cual podría sumarse Nuevo León tras el fiasco de Jaime Rodríguez, “El Bronco”, primer gobernador independiente de México y acaso el último. En el partido fundado por el expriista Dante Delgado milita Luis Donaldo Colosio Riojas, hijo del candidato presidencial asesinado en 1994. Su último refuerzo es Juan Cepeda, candidato del PRD en los comicios para gobernador del Estado de México de 2017.

El proyecto de AMLO y el futuro de Morena dependerán en gran medida de la composición del próximo Congreso federal. En esa tesitura, se verán coaliciones hasta hace poco tiempo inimaginables entre PRI y el PAN, las que harán retorcerse en sus tumbas a Plutarco Elías Calles y a Manuel Gómez Morín. Lo mismo puede ocurrir en Coahuila para las elecciones de gobernador de 2023. Los primeros pasos ya se han dado.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65