×
Querida Ángela
Querida Ángela
ver +
La vida cotidiana nos presenta día a día infinidad de situaciones y en algunos casos necesitamos del consejo experto. Querida Angela es una columna que busca responder a todas sus preguntas. Escribe a: [email protected]

" Comentar Imprimir
14 Marzo 2009 03:45:42
Amor a primera vista
Querida Ángela: Mi novia me ha contado de una persona que las pocas veces que ha hablado con ella le ha dicho cosas acerca de mí que no encajan con mi personalidad ni forma de ser, excepto por casualidad.

Le dijo cosas como: “¿Sigues con él?” “él se cree mucho, hasta en su forma de caminar y de hablar se nota”. Mi novia le dijo “pero no puedes hablar de él si ni siquiera lo conoces ni has hablado con él”.

Este hombre le dijo “yo me doy cuenta de cómo son las personas con sólo verlas. Así soy y por eso te lo digo. Además incluso si él fuera humilde igual no puede ser tu pareja, porque yo te conozco y sé que tú no encajas con este tipo de persona”.

Mi novia no quiere ya encontrarse con esta persona por este motivo, pero el problema es que si se encuentra con esta persona, ésta insiste en decirle estas cosas. Lo interesante está en que yo no sé ni quién es, nunca he hablado con él y por otro lado yo nunca le he deseado mal a nadie.

La actitud de esta persona me revela que si muy bien habla de altanería por mi parte, por su parte él me suena al “todopoderoso”, pues ni sabe a qué me dedico, cuáles son mis metas, el por qué soy así, por qué soy tajante y demás, pero esta persona ya me ha juzgado y tiene tanta influencia sobre mi novia debido a su “madurez”.

Yo también tengo algo de ese “talento” (si se puede llamar así) de ver a las personas, pero nunca he usado esto para destruir a la gente y si he encontrado algo malo en alguien antes de hablar mal de ella prefiero acercarme y conocer a dicha persona, aunque sea solamente por un momento. Me he dado cuenta que si muy bien mucha gente tiene actitudes altaneras, caras enojonas, ceño fruncido y demás, siempre es por una causa, es por algo que le hicieron y por esto dicha persona tomó esa actitud para hacer que la respeten o tomen en cuenta o lo que sea que no podía alcanzar. Tal vez se equivocaba, pero tenía una causa y en el fondo no era mala gente.

La verdad no quisiera encontrarme con esta persona ni conocerla por el momento. No lo voy a agarrar a golpes, al contrario, creo que me pondría a llorar enfrente de él y no quiero ni inspirar lástima en nadie, pero es que esto me hiere y mucho.

Por otro lado, no sé si estoy equivocado, pero se me hace que esta persona está buscando quitarme a mi novia. Lo sospecho por la parte en que dice “conocerla muy bien”, cuando para mi novia no es más que un conocido con el que se encuentra muuuuy de vez en cuando. No sé si me equivoco, pero si es cierto esto, entonces aunque tenga que llorar, no importa a ver si este tipo tiene los pantalones bien puestos y me da la cara, a ver si entre hombres arreglamos esto y deja de molestar a mi novia.

Igual que este tipo hay otras personas que le han dicho cosas similares y otras que le han propuesto salir. Con este tipo ya van tres veces que sucede, creo que ya pasó el límite, pero no sé cómo arreglar la situación, porque, como te digo, mi novia toma mucho en cuenta su opinión y cada vez que le habla de mí ella se porta distante, como si de verdad creyera lo que le dice.

Esto se ha convertido en una auténtica amenaza para mi relación. ¿Qué me sugieres, lo enfrento?

Adan JH

Querido Adan JH: Entiendo lo incómodo que es para ti lidiar con un “enemigo ausente”, pues este sujeto nunca te da la cara para hablar mal de ti.

No puedes saber con certeza si realmente quiere tener algo más con tu novia, así que no dejes que este pensamiento empiece a invadirte, pues creará más roces en tu relación.

Lo que debes hacer es poner tu mejor esfuerzo para que tu noviazgo funcione, si tu chica se da cuenta de que en realidad eres una buena persona, no le afectará lo que le digan personas ajenas.

A la gente nunca le vas a dar gusto, por eso lo importante es que te mantengas bien sólo con ella, que es lo que finalmente importa. No tenemos poder sobre lo que las otras personas piensan de nosotros, pero sí sobre lo que nosotros pensamos y hacemos de nosotros mismos. Usa ese poder.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5