×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
24 Septiembre 2019 04:00:00
Apuntes sobre la democracia
Lo que actualmente vemos en nuestro país, geopolíticmente hablando, definitivamente representa un nuevo mapa político que vale la pena analizar para lo que considero de principio, resaltar como apuntes básicos sobre democracia.

Al día de hoy, democracia no es lo que literalmente dice. Más bien son una especie de poliarquías.

La palabra democracia siempre ha indicado una entidad política, una forma de Estado y de Gobierno; y esa sigue siendo la acepción primaria.

La democracia es un modo de vivir y convivir, por lo tanto una condición general de la sociedad. La democracia es prioritariamente un concepto político, es una igualdad de estima que se manifiesta en el valor igual en que las personas se reconocen mutuamente; la Democracia exige a los miembros de una sociedad verse y tratarse como iguales.

Frente a este concepto versan lo que se puede subdividir como democracia política, social y económica.

La Democracia política gira en torno a la igualdad jurídico-política y la democracia social es sobre todo, la igualdad de estatus, en esa secuencia democrática democracia económica significaría una igualdad también, una aproximación de los extremos de riqueza y pobreza, y por lo tanto redistribuciones que persiguen un bienestar generalizado.

Con lo anterior, la democracia es el poder del pueblo y que inclusive, nuestra Carta Magna lo describe al decir que el poder emana y radica esencial y originariamente en el pueblo.

Actualmente, y con cierta pesadumbre, el término democracia se ha reducido a un concepto electorero, pero elegir es una cosa, decidir otra. Por ello, el pueblo que decide en principio de mayoritario absoluto es, la mayoría de las veces, un cuerpo que representa al pueblo y legitimado por la mayoría que lo elige. Esto tiene un riesgo: el permiso de la mayoría, si así lo desea, de reducir a la minoría (o minorías) a la impotencia.

Sin terminar ahondando mucho, puedo decir que la cuestión aquí, es la de fundar realmente la democracia y en este caso, un fundamento de legitimidad no le da la calidad de verdad, le da la calidad de un derecho.

El pueblo no siempre tiene la razón en el sentido de que nunca se equivoca, sino en el sentido de que tiene el derecho a equivocarse, y que el derecho a equivocarse, compete a quien se equivoca por sí solo sin perjuicio de los demás.
Imprimir
COMENTARIOS


6

  • 8 9
  • 7
1
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65