×
Aracely Rodríguez Guardiola
Aracely Rodríguez Guardiola
ver +

" Comentar Imprimir
30 Noviembre 2020 08:11:00
Aquí, no nos quedamos con los brazos cruzados
Escuchar Nota
Hace un año, justo después de terminar su Segundo Informe ante el Congreso, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís recibió el reporte del ataque a la Presidencia Municipal de Villa Unión, un comando armado se introdujo a este municipio del norte del estado, en la región de los cinco manantiales, y durante poco más de cinco horas aterrorizó a su población.

La respuesta del gobernador fue contundente, inmediatamente se trasladó al lugar de los hechos y personalmente dirigió los esfuerzos para contener y capturar a los responsables del atentado. El mensaje fue claro, en Coahuila se responderá con fuerza e inteligencia este tipo de actos criminales.

Pocos meses después, la administración del gobernador Riquelme enfrentó, al igual que el resto del mundo, el reto de lidiar con la mayor crisis en materia de salud y en materia económica vivida desde la época de la Revolución, derivado de la pandemia por el virus COVID-19.

Quise esperar a escuchar el mensaje del gobernado para escribir mi columna, y hoy justamente escuchamos, en un mensaje de poco más de una hora, al mandatario dando a conocer como su administración está trabajando principalmente en estos tres ejes, seguridad, salud y reactivación económica.

La seguridad ha sido el principal eje de atención desde el inicio de esta administración, hoy se cuenta con el 100% del cuerpo policiaco con pruebas de control de confianza aprobadas, con la cuarta policía mejor pagada del país y con la recién creada policía cibernética. Se creó también la unidad de análisis y se modernizaron y equiparon los centros de inteligencia en las principales ciudades del estado. Se han entregado más de 300 patrullas y vehículos tácticos, así como el Cuartel Militar de Jiménez; se inició la construcción del Cuartel para el Regimiento de Caballería Motorizado en Acuña y del Cuartel Militar en el Ejido Santa Mónica, en los límites de Guerrero y Villa Unión. Con lo anterior, y de acuerdo al INEGI, Coahuila es el cuarto estado más seguro de México.

En materia de salud, desde los primeros días de la crisis se buscó dotar de equipamiento y medicinas al personal de salud y a los hospitales de la entidad, se generaron una serie de decretos que ayudaron a controlar y contener la movilización ciudadana, a través de la regulación de la apertura de negocios, centros de trabajo, escuelas, espacios recreativos y en general cualquier espacio que concentrara una cantidad importante de gente; todo lo anterior a través de subcomités regionales que trabajan de la mano con los alcaldes, personal educativo, empresarios y por supuesto autoridades sanitarias entre otros. Se instalaron tres hospitales móviles y se reconvirtieron seis más para atención especializada a la pandemia, se instalaron también seis laboratorios de biología molecular. A la fecha, se han realizado mas de 280 mil pruebas PCR, colocando a Coahuila como el primer lugar en exámenes realizados en proporción a su número de habitantes. Todo lo anterior, se ha transparentado a través de la creación de un micrositioweb donde se reportan los gastos diarios generados por el combate al coronavirus.

La parálisis social vivida a raíz de la pandemia, generó que estemos viviendo la mayor crisis económica desde la Gran Depresión. Por lo anterior, el gobierno del estado ha generado una serie de estrategias para incentivar y reactivar la actividad económica de la entidad, como por ejemplo; un acuerdo con los sectores productivos a fin de establecer protocolos sanitarios que protejan la salud de los trabajadores y lograr que las empresas permanecieran en labores de manera responsable, se diseñaron y acordaron lineamientos para la reactivación ordenada de todas las empresas, particularmente de las micro, pequeñas y medianas, para evitar que tuvieran que verse obligadas a cerrar o reubicarse y generar con ello la pérdida de un mayor número de empleos. A este mismo sector empresarial se le ha otorgado la segunda mayor cantidad de créditos en el país, para apoyar los retos que actualmente están viviendo.
A la fecha, se han logrado recuperar más de 23 mil empleos, más de la mitad de los perdidos desde el inicio de la pandemia.

El gobernador informó además lo realizado en materia de educación, desarrollo social, infraestructura y el resto de los rubros que corresponde atender a la administración estatal, pero el énfasis se centró en los rubros aquí comentados.

Es una realidad que Coahuila ha vivido uno de los años más complicados de su historia moderna, es una realidad también que hemos tenido autoridades que han estado a la altura de estos retos. La aprobación que los coahuilenses otorgan al gobernador Miguel Riquelme ha crecido desde su actuación en Villa Unión y posteriormente con el manejo de la crisis sanitaria y económica, lo que refleja que los ciudadanos reconocen que se ha venido realizando un buen trabajo a pesar de las circunstancias adversas que vivimos.

Yo no sé usted estimado lector o lectora, pero yo coincido con la mayoría de los coahuilenses, creo que tenemos una administración que ha trabajado fuerte y con decisión, que ha defendido lo que corresponde a Coahuila y que de manera prudente pero firme, ha llevado los destinos de su gente de la mejor manera posible.

No tengo más que desearle a este gobierno que siga trabajando de esa manera, que siga buscando el bien común y que nos siga defendiendo de todo aquello que amenace el progreso de nuestra gente. Bien por Coahuila y bien por nuestro gobernador.
Imprimir
COMENTARIOS