0
×
1
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
28 Octubre 2019 04:05:00
#AsínoAMLO
La desaparición de poderes locales provocaría un efecto cascada. Ningún partido tiene autoridad para tirar la primera piedra, pues ¿cuál de los 32 estados se halla libre de violencia, corrupción, impunidad y malos gobiernos? Así se hizo patente en el Senado, órgano facultado para conocer sobre ese tema. Cuando Morena pidió suprimir poderes en Guanajuato y Tamaulipas, con el argumento de la violencia y la incapacidad de las instituciones para contenerla, el PAN solicitó aplicar la misma receta en Veracruz, Ciudad de México y Jalisco.

La demanda de la bancada de Morena tiene trasfondo. Si bien la escalada criminal pone en entredicho a su líder, quien prometió pacificar el país, Guanajuato es el único estado donde AMLO perdió; Ricardo Anaya obtuvo casi un cuarto de millón de votos más. La entidad del Bajío sirvió a Vicente Fox de plataforma para ganar la Presidencia en 2000. Juan Carlos Romero Hicks, sucesor de Fox en el Gobierno estatal y coordinador del grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, calificó la actitud de Morena de “irracional, antijurídica y vergonzosa”.

Tamaulipas, base de algunos de los cárteles más peligrosos y sanguinarios, era un infierno mucho antes de la alternancia conseguida apenas en 2016 por el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Los exgobernadores Tomás Yarrington y Eugenio Hernández (PRI) son investigados en Estados Unidos por narcotráfico, lavado de dinero y otros delitos.

El primero fue extraditado en abril pasado y el segundo lo será en los próximos meses. AMLO arrasó en la elección presidencial en ese estado del Golfo, pero en los comicios de este año el PAN derrotó a Morena en 21 de los 22 distritos.

La petición de los senadores morenistas de desaparecer poderes provocó un alud de mensajes en redes sociales y en otros medios de comunicación: “Nuestro voto, nuestro gobernador”. “#AsínoAMLO. El futuro de Tamaulipas lo decidimos los tamaulipecos”. “No a las imposiciones”. La frase “Con Tamaulipas no se juega” se repite en todos los casos y en algunos se alterna con la de: “#YoEstoyconMiGobernador”. García Cabeza de Vaca le plantó cara al Presidente y a su partido, y momentáneamente campeó el temporal.

Frente a la reacción de tirios y troyanos, López Obrador apacentó a sus ovejas. “Yo padecí del desafuero, me desaforaron por cuestiones políticas y no puedo yo aceptar que nadie sea víctima por cuestiones políticas de un procedimiento establecido en la ley, pero promovido, impulsado, por venganza o para descalificar a adversarios” (Reforma, 26.09.19).

Mucho ojo, AMLO advierte que la desaparición de poderes es un proceso previsto en la Constitución, del cual no echará mano para librarse de adversarios políticos, pero tampoco lo descarta como opción para imponer orden en los estados donde las autoridades generan conflictos en vez de resolverlos. El Presidente tiene la sartén por el mango: Morena es mayoría en el Senado.

La Fiscalía General de la República también servirá para vigilar y poner raya a los gobernadores; la PGR de Peña Nieto se dedicó a proteger sus latrocinios. Una nueva espada pende sobre ellos: la revocación de mandato aprobada ya por la Cámara de Senadores. La consultas se realizarán a partir de 2022, dos años antes de terminar el mandato de López Obrador. El tema no debe preocupar a Miguel Riquelme, pues su gobierno concluirá en 2023.
Imprimir
COMENTARIOS


9

  • 1 2
  • 0
4 2
6 7
8 9 0 1 2 90 91 92 93 94 95