×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
17 Agosto 2019 04:00:00
Atletas mexicanos mostraron la casta
A pesar de las limitaciones a que suelen enfrentarse quienes eligen el deporte como una opción para desarrollarse, la voluntad, el esfuerzo, el ver hacia adelante sin detenerse a pensar en lo económico, ellos se prepararon con mucho tiempo para llegar a la meta.

Y lo lograron. Un mérito enorme ya que las expectativas de la titular de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) eran muy pobres o limitadas.

Lamentablemente -estamos conscientes de ello- cultura, educación, arte, deporte, son disciplinas que infinidad de ocasiones se ven presionadas por carecer de recursos o bien porque se disminuyen los presupuestos.

Quienes han elegido alguna de las diferentes disciplinas, ponen todo su esfuerzo y dedicación para lograr un objetivo: Destacar.

En el aprendizaje, sin duda que tienen enorme mérito sus maestros, sus entrenadores que obviamente observan el desempeño de cada alumno y ven en ellos a un triunfador.

En ellos, en los maestros recae la responsabilidad de conducir a sus alumnos y dependerá de cada uno, fortalecer el aprendizaje para desarrollar las habilidades.

Los atletas mexicanos que participaron en los recientes Juegos Panamericanos de Lima 2019, mostraron la casta de que están hechos. Nos ofrecieron con su participación la reflexión del “si se puede” de “querer es poder”. Que todo se puede lograr con entusiasmo, dedicación, con gran amor a la camiseta, con enorme disciplina.

Ellos, los atletas que fueron a competir y triunfaron son un gran ejemplo para la juventud de un país tan urgido de verdaderos ejemplos.

Han mostrado que el esfuerzo y dedicación de varios años de entrenamiento y prácticas, rindieron frutos. Su participación en Lima es un triunfo para el país que celebra con orgullo la destacada participación de los jóvenes que pusieron el nombre de México muy en alto.

También, hay que decirlo, es el ejemplo que están dando a los niños y jóvenes de nuestro México, tan necesitado y urgido de buenas noticias. Dicen que se practica con el ejemplo y qué mejor hacerlo con la imagen de nuestros atletas que indiscutiblemente demostraron que fueron a competir para ganar.

Con su actuación queda muy bien la frase “no vengo a ver si puedo, sino porque puedo vengo”.

Habrá becas para ellos, para los atletas, y también para sus entrenadores, quienes obviamente son merecedores de reconocimiento a su gran labor de enseñanza y formación de sus alumnos.

Sin duda que para tener una destacada actuación no se da de la noche a la mañana, se requiere de perseverancia, de constancia, del esfuerzo que se realiza día a día de la pasión que se imprima en lo que se hace y las expectativas que cada uno tenga. Son años de dedicación.

Por eso, pese al triunfalismo ridículo de Ana Gabriela Guevara al afirmar que “Fue una labor titánica en estos ocho meses mover al elefante reumático” en un intento fallido de acreditarse un triunfo que por supuesto no esperaba. El pronóstico de Guevara era de 19 medallas, si acaso.

¡Oh, sorpresa! Pese a todo lo esperado, los jóvenes atletas dan a México más de cien medallas.

No hay que olvidar que el estímulo cuenta y hay que impulsar a la juventud en las diferentes actividades que se puedan ofrecer, ya sea en cultura, deporte, en todo lo que sea benéfico para su cuerpo y mente.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5