×
Redacción
Redacción
ver +

" Comentar Imprimir
02 Enero 2017 03:50:00
Automatización y energías renovables
El año que recién terminó marcó el punto donde la producción de energía eléctrica mediante fuentes renovables dejó de ser incosteable, y finalmente ya es más barato producir electricidad usando la fuerza del viento que usando diésel, por ejemplo.

Un total de 195 naciones alcanzaron un acuerdo histórico para combatir el cambio climático e impulsar medidas e inversiones para un futuro bajo en emisiones de carbono, resiliente y sostenible. El Acuerdo de París reúne por primera vez a todas las naciones en una causa común con base en sus responsabilidades históricas, presentes y futuras.

Después de la creación de internet en los años 90, la automatización de los procesos y la transformación energética son los aspectos de mayor trascendencia en el sector industrial a nivel global, a tal grado que los afectados votaron a favor del Brexit y de Donald Trump. Sin embargo, y a pesar de las medidas que puedan tomar los gobernantes recién electos en Inglaterra y EU, no podrán hacer mucho para frenar la tendencia a la robotización y automatización, ni contra el avance vertiginoso hacia un mundo con energía de bajas emisiones de carbono, con todo lo que ello implica, que es mucho.

Finalmente, 2016 marcó el punto de inflexión para muchos países, cuya fuerza laboral está envejeciendo rápidamente y que ya llegó o llegará a su límite máximo en los próximos cinco años, entre los que destacan Japón, China, España, Italia y Polonia, entre otros. Ya no se trata sólo del caso aislado japonés, sino de muchos países desarrollados, cuyos gobiernos no pueden convencer a su población de tener una mayor cantidad de hijos y, por ende, deben recurrir a la robotización y automatización de procesos repetitivos para que sus ciudadanos puedan llevar a cabo labores más productivas y puedan tener mayores ingresos en el futuro, mientras que las máquinas llevan a cabo tareas de menor ingreso.

El objetivo principal del Acuerdo es mantener el aumento de la temperatura en este siglo muy por debajo de los 2 grados centígrados, e impulsar los esfuerzos para limitar el aumento de la temperatura incluso más, por debajo de 1.5 grados centígrados sobre los niveles preindustriales. Este límite es significativamente una línea de defensa más segura frente a los peores impactos del cambio climático. Un acuerdo con muchos detractores, entre los que se cuenta Donald Trump, cuya postura, a un mes de que tome posesión de su cargo como presidente de EU, sigue siendo un enigma, y muchos suponen que estará incluso en contra del mismo acuerdo, al haber elegido a un alto directivo de una empresa petrolera al frente de la Agencia del Medio Ambiente de EU.

Mientras tanto, los quinceaños de RUBÍ salieron excelentes. ¡Feliz Año Nuevo!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5