×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
27 Mayo 2020 04:01:00
Barril de pólvora
Escuchar Nota
La reelección de Donald Trump se daba por descontada debido a la fortaleza de la economía y al crecimiento del empleo, entre otros factores. Sin embargo, la Covid-19 lo tiene hoy contra las cuerdas. El Partido Demócrata podría regresar a la Casa Blanca en enero próximo con John Biden, tándem de Barack Obama, el primer presidente afroamericano de Estados Unidos y uno de los líderes más populares del mundo. La respuesta tardía, errática e irresponsable de Trump frente al coronavirus lo desplomó en las encuestas para los comicios del 3 de noviembre próximo.

En México, las redes sociales y un buen número de analistas, intelectuales y medios de comunicación auguraban para López Obrador la misma suerte. Esta vez sí -decían- el pueblo le dará la espalda por haberle mentido sobre la letalidad del virus y actuar con negligencia y a destiempo. Se volvieron a equivocar. Acaso surtió efecto la oración al Sagrado Corazón de Jesús («Detente, enemigo…») utilizada por el Presidente como primer escudo contra el patógeno, que ya superó los 5.5 millones de contagios y los 348 mil decesos en el mundo. La invocación provocó mofas y fue piedra de escándalo.

Una encuesta telefónica nacional de Buendía y Laredo, levantada entre el 17 y el 21 de abril, arroja los siguientes resultados: el 73% califica de «muy bien, bien» el desempeño del Gobierno federal frente a la epidemia; el 17% lo ve «mal, muy mal». La aprobación del 70% a los gobernadores también es un mentís a la especie según la cual la Federación y los estados actúan por su cuenta en la emergencia sanitaria. El ascenso por las decisiones de AMLO para mitigar los contagios, apoyar la economía de las familias afectadas y reactivar la economía es del 68, 57 y 62%, respectivamente. Falta ver la pesquisa de mayo.

El Presidente pasa la prueba del coronavirus, pero reprueba en otros temas. En las cuatro próximas semanas, según la indagación de Buendía y Laredo, el 70% de la muestra «espera una disminución en su ingreso familiar»; el 62% «considera probable que haya desabasto de alimentos en algunas partes del país» y el 33% «piensa que es probable que algún miembro de su hogar se contagie de coronavirus». En otros temas, el 71% pide apoyar a las pymes en vez de canalizar mayores recursos a la refinería de Dos Bocas. Un 65% más propone aplazar el pago de impuestos a empresas y ciudadanos.

La publicación de la encuesta (27 de abril) coincidió con la declaración presidencial en el sentido de que la pandemia estaba bajo control. El 53% de los consultados coincide, pero el 42% ve al Gobierno rebasado. Así, mientras el 49% opina que las decisiones del Gobierno «se basan en criterios científicos», el 43% piensa que el sustento es político. La mayoría (72%) apoya la extensión de la cuarentena hasta el 30 mayo e igual de rotundo es el rechazo al endeudamiento del Gobierno para afrontar la crisis sanitaria.

El presidente López Obrador ha salido hasta hoy mejor librado que su homólogo estadunidense, de acuerdo con la encuesta de Buendía, pero continúa sentado sobre un barril de pólvora. La emergencia por la Covid-19 no ha pasado y sus efectos se sienten cada día con mayor rigor en el empleo, la producción, la seguridad y los servicios. El país está a prueba una vez más, pero los políticos y los agentes económicos y mediáticos siguen sin entender la gravedad del momento, prefieren la confrontación, cuando el espacio para generar los cambios en el poder son las urnas.

Imprimir
COMENTARIOS