×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
01 Febrero 2020 04:02:00
Batear bien
Escuchar Nota
¿Quién es el mejor jugador de beisbol de todos los tiempos? Debatible, pero, respecto al bateo, Ted Williams sería una buena elección. El gran pelotero californiano tuvo un porcentaje de bateo de .344 en su carrera y fue el último en superar .400 en una temporada.

Tiene el mayor porcentaje de embasarse de la historia (.482, impresionante). Fue dos veces el jugador más valioso de la Liga Americana, líder en promedio de bateo seis veces y ganó la triple corona de bateo dos veces. Jugó 19 años con los Medias Rojas, interrumpiendo su carrera por cinco años por su servicio militar.
O sea, un tipo muuuy exitoso y hasta héroe.
Pero lo más interesante es que este genio del beisbol destiló su método en su libro El Arte de Batear, que tiene lecciones aplicables para la vida, los negocios... y la política.
Como a nuestro Presidente le encanta el beis, vale la pena repasar los aprendizajes de Williams según algunos resúmenes del libro.
Su primer paso llama mucho la atención. Analizó los datos (no sus creencias o sentimientos) de sus turnos al bat y creó un gráfico con 77 zonas del tamaño de una pelota de béisbol. Y en cada una anotó su porcentaje de bateo histórico (ve una foto en nuestros sitios).
Un análisis muy revelador: aun un gran bateador como Williams podía ser muy malo si elegía la pitcheada incorrecta. Ted tenía perfectamente delimitado su “sweet spot”. Utilizaba la paciencia como arma.
“Entendió que una de las claves para tomar buenas decisiones es la habilidad para distinguir el círculo de competencia del bateador”, explica Shane Parrish del estupendo blog Farnam Street.
Este es un aprendizaje central que hasta el legendario Warren Buffett utilizó para crear su impresionante portafolio de inversión.
“Al invertir puedo esperar sin presión a la pitcheada perfecta. Me pueden presentar miles de compañías, pero solo cuando veo algo que entiendo y que está a un precio adecuado es que voy a hacer un swing”, explica Buffett en un video que puedes ver en nuestro sitio.
Sabiduría pura aplicable en lo que sea. Esta es quizá una de las principales razones por las que se fracasa en los negocios, la política y la vida. Decidir sin conocimiento e información.
Actuar fuera de tu círculo de competencia, batear la bola equivocada.
Por cierto, un corolario importante a este círculo de competencia: el equipo. En un mundo disruptivo y veloz, la organización debe responder a cosas que desconoce. Ni el mejor bateador puede ganar solo el campeonato.
El que sí puede es un equipo que tenga un proceso adecuado para tomar decisiones. La organización heterogénea, que debate correctamente y que amplía en el camino su círculo de competencia. Y que, por ende, mejora su porcentaje de bateo.
Repasemos otras lecciones del libro de Williams:
- Mientras más aguantes por una pitcheada, menos probabilidad de que te engañen.

Se aprende a batear aprendiendo de las situaciones, conociendo a tu oponente y, sobre todo, conociéndote a ti mismo.
- Practicar, practicar y practicar: para aprender a batear hay que desarrollar callos en las manos.
- Controla tus emociones: 50% del bateo es del cuello para arriba.
- El que observa y aprende tiene ventaja.
- Hay muchos estilos para batear. Descubre tus ventajas y luego busca tu pitcheada ideal.
- Vas a fallar en lo que haces 7 de cada 10 veces.
- Un gran bateador no nace, se hace. Se hace con práctica, corrección y confianza.
- ¿Hiciste la tarea? ¿Cuál es la mejor pitcheada de tu oponente?
- Pregunta al que sabe. Valora la experiencia, es insustituible.

Yo no veía mejor la bola, tenía más disciplina.
- Ni el mejor bateador puede batear bien malas pitcheadas.
- A veces el ampáyer marcará mal. Olvida esa pitcheada y concéntrate en la que sigue... o en tu siguiente turno.
- Considera el ambiente cuando vas a batear.
Batear al ahí se va nunca será buena idea... y menos para un líder. Porque cuando un jefe se poncha mucho, toda la organización sufre.
Y no se diga un país entero...Posdata.

PIB 2019: -0.1%. Manufactura 100% 4T. Sin crecimiento no hay desarrollo; solo quedan ocurrencias tropicales. Releer: “Cerrar la brecha”.
En pocas palabras...
“Si no piensas bien, mejor no pienses mucho”.
Ted Williams, legendario pelotero de beisbol.




Imprimir
COMENTARIOS


    Just a moment...
    DDoS protection by Cloudflare
    Ray ID: 5fb4242f99b2c510