×
El Espectador
El Espectador
ver +
Columnista Político

" Comentar Imprimir
20 Marzo 2011 04:10:45
Calderón se ‘blinda’; Anaya diluye al PRD y polariza al PAN
Con índices de aceptación ciudadana cada vez peores, con un gobierno cuyo único rumbo es el incremento de la violencia y de las muertes provocadas por una guerra sin preparación que inició en el 2006, Felipe Calderón Hinojosa se alista para dejar la Presidencia en el 2012 y enfrentar la posibilidad de que su partido sea desbancado de Los Pinos.

Desde hace tiempo el Mandatario se asumió como el verdadero dirigente del Partido Acción Nacional. Es el principal promotor del panismo, y para conseguir sus objetivos partidistas ha utilizado como parapeto a dos de sus leales.

Primero llevó a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN a su ahijado político, César Nava Vázquez, y recién hizo lo propio con uno de los representantes de la derecha más reaccionaria, Gustavo Madero Muñoz.

Pero las cosas no han ido bien para Calderón y su gobierno, es ahora sinónimo de violencia y pobreza. En abono a su fracaso político el Presidente envió a Coahuila a su compadre Guillermo Anaya Llamas como tabla salvadora para la debacle electoral del albiazul. Pero lejos de elevar las expectativas el senador diluyó la de por sí pobre injerencia del Partido de la Revolución Democrática.

La alianza PAN-PRD en Coahuila desdibujó a un indeleble perredismo y polarizó a las principales tribus panistas que se enfrascaron en una dura carnicería para conseguir las mejores posiciones de la lista de diputados locales de minoría.

PRIMERA LLAMADA… PRIMERA… La guerra de Calderón ha dejado más de 40 mil muertos, muchos de ellos inocentes, niños, mujeres y adultos que no tenían vínculos ni con los criminales ni con quienes intentan combatirlos.

Si esto no fuera suficiente contribución al desánimo de los ciudadanos, los índices de pobreza están al alza. Basta echar un vistazo a los resultados del estudio sobre medición de la pobreza que en el 2010 elaboró el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo en México.

De ahí se desprenden datos reveladores sobre la espiral de la pobreza alimentaria, donde cada vez más mexicanos no tienen ingresos suficientes para garantizar su alimentación.

Calderón se encuentra en su quinto año de ejercicio gubernamental y está lejos de aparecer como un presidente fuerte, pues va en aumento su desaprobación ciudadana. Por ello se prepara con un “blindaje” legislativo que le permitiría una defensa transexenal a su desastre como gobernante.

SEGUNDA LLAMADA… SEGUNDA… El Presidente de México apuntala las bases en que se distribuirán las posiciones dentro del Senado en la siguiente Legislatura y está resuelto a conseguir que sus incondicionales encabecen el listado.

De entrada perfila a su esposa Margarita Zavala como virtual senadora, seguida por el actual secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, y Cecilia Romero Castillo, quien es secretaria general de la dirigencia nacional panista y víctima colateral de su guerra, pues el 14 de septiembre de 2010 fue destituida como titular del Instituto Nacional de Migración tras la matanza de 72 migrantes centroamericanos en Tamaulipas.

Por supuesto, en la lista que el Mandatario tiene sobre su escritorio aparece el nombre de su pupilo César Nava Vázquez; el del ex secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, y el de Gerardo Aranda Orozco, secretario de Formación del PAN y uno de los nuevos ideólogos de ese partido.

Calderón ha dejado ser al ex priísta Javier Lozano Alarcón en su intento por posicionarse como precandidato presidencial, pero sabe que las posibilidades del secretario de Trabajo son limitadas, por lo que también lo encauza al Senado.

Es el caso del Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, promotor de la misoginia al grado de que el viernes envió al Congreso de aquella entidad una iniciativa de ley para que las jaliscienses pidan permiso a sus esposos antes de someterse a la esterilización.

Como colofón en el inventario de los perfiles calderonistas aparece Gabriela Cuevas Barrón, una mujer de 31 años, que como jefa de la Delegación Miguel Hidalgo en el Distrito Federal fue acusada por su padre de despojo.

TERCERA LLAMADA… PRINCIPIAMOS… El interés de Guillermo Anaya Llamas por la lista de candidatos a diputados locales, tanto de mayoría relativa como de plurinominales, confrontó a los integrantes de su grupo político con los zermeñistas.

Estos últimos pretendían quedarse con la primera posición de las propuestas de minoría, donde finalmente fue designado el principal operador político del senador, el ex delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Fernando Gutiérrez.

Anaya sabe la importancia de esa posición y por ello la defendió hasta el último momento, aun cuando la postura lo distanció del embajador de México en España, Jorge Zermeño Infante, a quien se debe en la política.

El senador está consciente de que “Guti” sería su único alfil en la siguiente Legislatura estatal, pues si el tricolor repite la dosis de carro completo que aplicó en el 2008 sólo le quedará una curul de minoría, ya que las otras ocho serán para sus aliados el PRD y la UDC, además del PRI, el PVEM, Panal, Primero Coahuila, Socialdemócrata y el Partido del Trabajo.

INTERMEDIO… Este fin de semana Jesús Ortega dejó la presidencia nacional del PRD, pero pasará a la historia “como el hombre que diluyó y traicionó a la izquierda mexicana”, despidió así al perredista el dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira Valdés.

Acusó a Ortega de haber echado por la borda el discurso tradicional del PRD al haberse aliado con la derecha, con quien el perredismo tiene diferencias en temas como el aborto, el combate a la pobreza y la unión de parejas del mismo sexo.

Consideró que el ahora ex dirigente del PRD alquiló al PAN las siglas de su partido y le sugirió “aprender el ejemplo” de Andrés Manuel López Obrador, quien “a diferencia de Chucho ha tenido una posición congruente de izquierda”.

CONTINUAMOS… La disputa por la primera posición en la lista de plurinominales también le pegó a la relación estrecha que tenían el dirigente estatal del PAN, Carlos Orta Canales, y el regidor torreonense Rodolfo Walss. Orta hizo creer a su ahora ex aliado que iría a la cabeza de la lista, pero finalmente lo colgó del tendedero.

Lo hecho por Anaya no sólo polarizó al panismo, sino que prácticamente quitó del escenario político estatal al PRD, pues la mitad de sus consejeros y militantes avalan la alianza con el PAN y el resto la rechaza con el argumento de que no se pueden sumar al partido de quien en el 2006 les robó la Presidencia.

SE CIERRA EL TELÓN… Del lado del PRI las propuestas de la dirigencia nacional, que encabeza el coahuilense Humberto Moreira Valdés, llevan los nombres de varios ex gobernadores.

Es casi un hecho que Miguel Ángel Osorio Chong, quien el 31 de marzo dejará la Gubernatura de Hidalgo, pelee la presidencia del Senado junto al ahora diputado federal Luis Videgaray Caso. Ambos trabajan de la mano con Moreira, pero al mismo tiempo forman parte del círculo más cercano al virtual candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto.

Félix González Canto dejará el Gobierno de Quintana Roo el 5 de abril y es otro fuerte aspirante a una senaduría, junto al aún diputado federal Canek Vázquez Góngora, quien además preside el Frente Juvenil Revolucionario (FJR).

Por último, su cercanía con Peña Nieto al ser delegado del Comité Ejecutivo Nacional priísta en el Estado de México, y con Humberto Moreira, como ex gobernador de Coahuila, perfila también a Enrique Martínez a una curul en la Cámara Alta, con lo cual el ex mandatario estatal daría cumplimiento a una añeja aspiración.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5