×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
02 Noviembre 2018 04:00:00
Cambiando vidas
Cambiando Vidas es un programa gratuito de cirugías que emprenderá el Gobierno del ingeniero Miguel Á. Riquelme en fecha próxima, con el fin de solucionar problemas de labio-paladar hendido y secuelas, sindactilia (dedos pegados), polidactilia (existencia de dedos de más) y quemaduras en manos.

Los gobiernos federal y de Coahuila, a través de la Secretaría de Salud y del Sistema DIF, realizarán en el mes de noviembre este programa.

Para un servidor, ser parte de la organización nuevamente de estos programas es de gran satisfacción, dado que uno participa desde el inicio en el cambio de una vida de aquellas personas que se convertirán en candidatos a someterse a una de estas cirugías.

Estas jornadas cuentan con el apoyo del voluntariado de Salud nacional y estatal, además de los sistema DIF municipales y estatales.

Los candidatos serán todos aquellos ciudadanos con estas afecciones, independientemente de la afiliación médica, ya que se busca apoyar a aquellos en condiciones de vulnerabilidad y además que nunca imaginaron poderse someter a estas cirugías.

Cambiando Vidas se efectúa con apoyo de médicos especialistas del Gobierno federal y de la Secretaría de Salud, pero también intervienen cientos de personas que aportan su grano de área a esta noble causa.

Las fechas de realización de estas cirugías serán los días 23, 24 y 25 de noviembre, previa autorización del equipo médico.

Los interesados deberán ser registrados en las jurisdicciones sanitarias, centros de Salud o bien en las instalaciones de la Secretaría de Salud y DIF Coahuila, pueden llamar al 911 o al teléfono 844 438 8330, extensión 4759.

Todavía es tiempo, si conocen a alguna persona que tenga algún problema de labio- paladar hendido y secuelas, sindactilia (dedos pegados), polidactilia (existencia de dedos de más) y quemaduras en manos, ya saben qué hacer; ayudemos juntos a cambiar la vida de alguien que lo necesite.

PUNTO Y APARTE

¿Se acabó la luna de miel entre Andrés Manuel López Obrador y los inversionistas en México? Esta es la pregunta que ronda el país a menos de un mes de que el exjefe de Gobierno de la Ciudad de México asuma la Presidencia y después de anunciar la cancelación del proyecto del aeropuerto en Texcoco.

Su decisión de descartar el proyecto aeroportuario de 13 mil millones de dólares cuando asuma el cargo el próximo 1 de diciembre hizo que los mercados cayeran en picada.

En su lugar, se construirán dos pistas en la Base Militar Santa Lucía, proceso que será acompañado por el reacondicionamiento del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y el de Toluca.

El peso se depreció 3.5% para llegar a 20 por dólar, el mercado de acciones perdió más de 17 mil millones de dólares en valor y JPMorgan recortó su proyección de crecimiento económico para 2019, señalando que es probable que ahora el Banco de México (Banxico) tenga que elevar las tasas de interés para reducir la fuga de capitales.

No es que a los inversionistas les encantara el proyecto del aeropuerto, estaba lejos de ser perfecto. Sin embargo, el problema es que exigir su finalización –solo un día después de que la consulta indicara que la mayoría de los mexicanos no estaba de acuerdo con el proyecto– envió un mensaje más amplio a los inversionistas: los contratos existentes pueden cancelarse en cualquier momento.

Hoy es la construcción del aeropuerto y mañana, quizás, los contratos de petróleo, y los de minería al día siguiente, o ver el asunto de las reservas federales que tiene el país. Para una comunidad de inversionistas que siempre fue recelosa de López Obrador, este es un mensaje desconcertante.

¿Qué sigue? No se sabe, ¿será cierto el mensaje de que esto tiene que ver con la señal de que la impunidad y la corrupción se les dará la batalla? O será una “artimaña” para encontrarnos con un tsunami de distintas sorpresas que se nos viene.

Veremos y diremos.

Buen fin de semana, feliz Día de Muertos y ¡ánimo!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5