×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
27 Octubre 2019 02:21:00
Caminemos por EL(L)A
QUERIDOS AMIGOS: Dios en su inmensa misericordia los tenga en el hueco de su mano, llenándolos de abundantes bendiciones, como la salud, ya que cuando falta, hay que tener mucha fe en Dios, para que nos envíe al Espíritu Santo y nos otorgue el don de la fortaleza, y seguir adelante con lo que nosotros cocreamos con Él (es mi creencia).

Caminemos por ELA (ELLA) es un llamado de un alma a todas las demás almas, para que se sumen a esta noble caminata que se realizará el 3 de noviembre próximo a las 9:30 horas en la Ruta Recreativa. El punto de encuentro será en el bulevar Venustiano Carranza #1850, esquina con Chiapas, hasta Humberto Hinojosa y de regreso.

Se están mandando hacer playeras para que quienes sean empáticos con esta gran causa se comuniquen al teléfono 844 4323669 para solicitarla, así como quienes deseen hacer alguna aportación a la cuenta 0277311427 clabe interbancaria 072078002773114278, a nombre de Karla Leticia de la Fuente Rodríguez, para apoyar a las investigaciones de esta enfermedad que llegó inesperadamente a la vida de la bella y apreciada Karla de la Fuente, esposa de un gran amigo, Daniel Garza, un 18 de abril de 2018. Las siglas ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) es una enfermedad neurológica rara que ataca a las células nerviosas (neuronas) responsables de controlar el movimiento de los músculos voluntarios. La enfermedad es progresiva, los síntomas empeoran con el tiempo y su avance es distinto en cada paciente. No existe una cura, las medicinas pueden aliviar los síntomas, y algunas veces, prolongar la supervivencia… un poco más.

Sé de la nobleza de sus almas, mis queridos lectores, si no podemos asistir, podemos apoyar adquiriendo la playera, o donar, lo que dicte su corazón, Dios segura estoy que se los devolverá en abundantes bendiciones. Yo no estaré presente físicamente, iré a una Certificación Internacional de Sana Tu Vida, de Louis L. Hay, y estoy emocionada por poderla hacer, ya que me dará más herramientas para poderlas aplicar a mis pacientes que me dan el honor de su confianza. “Sanas tú, sano yo”.

Les comparto un poco de un mensaje que Daniel nos hizo llegar a los amigos, lo cual agradezco la distinción, y se me llenan los ojos de lágrimas y una opresión en el pecho.

“A nuestros amigos con cariño: la verdadera amistad no se trata de estar siempre juntos, sino de que cada vez que nos veamos, encontremos y recordemos, sea con el mismo cariño que cuando coincidimos por vez primera. Dios nos ha bendecido con muchos amigos y sumando otros tantos de compañeros y conocidos a lo largo de nuestras etapas de crecimiento y desarrollo. El corazón tiene un diseño único que no tiene límite para recibir gente positiva. Nos hemos distanciado físicamente de algunos, cierto, porque nuestras vidas han seguido caminos distintos, rutas, ciudades y países diferentes, pero solo la distancia es física, porque nuestro corazón está ahí y el vivo recuerdo de la amistad lo tenemos nosotros en lo más profundo de nuestro ser. Estoy feliz por tener un hogar sólido con mis hijos y mi esposo, Daniel”, comenta en su sentido mensaje Karla.

“La familia no son solamente aquellos que llevan tu misma sangre, sino también aquellos que deciden acompañarte en tu camino. A pesar de los altibajos, enriqueciéndonos con su amistad; estoy feliz de que les hemos enseñado a nuestros hijos en vida, el valor de la amistad, de tener amigos puestos y dispuestos, con múltiples y diversas manifestaciones positivas: una palabra, una tarjeta, un medicamento, o equipo que requiero, invitaciones, comida para la casa, las amigas del Rosario y

salidas a comer, hospedarme en sus casas, apoyándome con traslados terrestres y aéreos, compañía y apoyo de día o nocturnos, terapias y masajes, oración, consejos, visitas, invitaciones distintas a nuestros hijos ante la imposibilidad nuestra. Apoyo para llenados de formatos médicos y visitas a los doctores, estar conmigo al pendiente y en momentos de crisis, sacarme de viaje, o paseo (conscientes de todo lo que implica esa invitación, pues hoy poco puedo hacer por mí misma) no son ayudas y apoyos anónimos, todos tienen nombre y apellidos que atesoro en mi corazón. Soy y me ayudan a ser más feliz. Se los agradezco”… (Es sólo una parte del bello mensaje de Karla y Dany que les compartí queridos lectores y amigos todos).

Estimada familia de Daniel y Karla, mis oraciones con ustedes, esperando con gran FE el milagro de la sanación del alma y del cuerpo por añadidura, como Dios en su infinita misericordia me lo otorgó a mí, ya que todos saben que se lo pedí con mucha FE de que fui escuchada. Estamos con el alma pidiendo a Dios por ustedes queridos amigos.

De ante mano gracias a todos por sumarse a la caminata por EL(L)A. reciban un abrazo fraterno, hasta la próxima, su amiga Verónica.
Imprimir
COMENTARIOS


6

8
  • 0 1
  • 7
3 4
5 6 7 8 9 60 61 62 63 64 65