×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
28 Diciembre 2019 03:07:00
Cannabis como negocio para el Big Pharma
Escuchar Nota
Por: Guillermo Nieto

El cannabis está revolucionando sectores como el de la salud, la economía, comercio, finanzas y cuidado ambiental. Uno de ellos es la industria químico-farmacéutica, que ante las cada vez mayores evidencias de la ciencia médica sobre los beneficios que esta planta y sus derivados tienen en la salud y el bienestar, están pasando del escepticismo a la curiosidad y desde ahí a un mayor interés por participar en lo que ya se anticipa como un multimillonario negocio de alcance global.

Los grandes laboratorios multinacionales, que concentran el mercado de fármacos y patentes, denominado Big Pharma, están dando pasos para ir más allá del seguimiento y la observación del fenómeno y anuncian cada vez más planes de inversión para participar en este jugoso negocio.

El concepto Big Pharma engloba a las compañías farmacéuticas más grandes e influyentes, que desempeñan un papel preponderante en esta industria a nivel mundial. Para entender con claridad la dimensión y el tamaño de estos gigantes resulta de utilidad el siguiente dato publicado en el portal visualcapitalist.com: la capitalización de mercado de las 10 principales compañías de Big Pharma alcanza los $1.7 trillones de dólares americanos más grande que la economía de México que alcanza $1.2 trillones de dólares americanos.

Big Pharma ha mostrado cautela para entrar de lleno a la industria del cannabis, sobre todo ante las trabas y dificultades regulatorias que aún persisten en muchos países, las cuales consideran riesgosa para la inversión en este mercado.

La cannabis tiene una historia milenaria, pues su uso con fines medicinales se remonta a por lo menos 6 mil años. No obstante, en algunos círculos aún se debate sobre los usos curativos y medicinales, a pesar de las abundantes pruebas y protocolos de investigación que han demostrado sus beneficios.

Estudios sobre las propiedades terapéuticas del CBD confirman su utilidad para combatir enfermedades como epilepsia, esquizofrenia, esclerosis múltiple, migrañas, artritis y efectos secundarios del cáncer. Asimismo, el Departamento de Salud y Servicios Sociales de EU (FEED) obtuvo una patente para el uso del CBD en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas e inflamatorias, incluyendo el Alzheimer.

También, la revista británica especializada Farmacología Clínica determinó que el aceite de CBD y semillas de la planta son eficientes en el tratamiento de convulsiones, tumores, inflamaciones, cáncer y depresión.

Ante estas evidencias 33 estados y el Distrito de Columbia en la Unión Americana han legalizado el cannabis para uso médico. Toda esta investigación está detonando la incursión de Big Pharma en el negocio, lo que contribuirá a revolucionar otras industrias periféricas.

De acuerdo con visualcapitalist.com una mayor legalización y regulación del cannabis permitirá a Big Pharma ventas anuales aproximadas a los $6 mil millones de dólares en 2019 de cannabis medicinal en todas sus presentaciones, para un mercado estimado en 24 millones de pacientes.

El sitio informa además que siete de los 10 principales titulares de patentes de cannabis de Canadá y EU son grandes compañías farmacéuticas multinacionales. Muchos de estos gigantes farmacéuticos han conformado asociaciones con compañías de cannabis, como Novartis y Tilray, en una tendencia cada vez más clara para distribuir cannabis medicinal en todos los países del mundo donde se ha regulado el uso de estos fármacos, una tendencia claramente al alza dadas las favorables perspectivas del negocio, pero sobre todo las evidencias de su impacto favorable en la salud y el bienestar de la población.

Los productos que cuentan con protocolos y evidencias científicas de respaldo son hoy la punta de lanza para un inminente ingreso masivo de Big Pharma en este mercado. Ello, sin duda, ayudará a una mejor comprensión y confianza del público en el cannabis como opción cierta para combatir diversas dolencias y enfermedades, marcando un hito importante para la industria.

*Guillermo Nieto es presidente de la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis (ANICANN)


Imprimir
COMENTARIOS